GDK – Capítulo 346

1

Capítulo 346: Recolectando el botín de guerra


Han Shuo no tenía prisa por irse. Cuando Emily vio a Cecilia y los miembros del Manto Oscuro se abrían paso lentamente, sintió que tenía que ser un tanto cautelosa, manteniéndose a una distancia apropiada de Han Shuo para evitar despertar sospechas.

Después de todo, Emily era la hija en ley de la familia Betteridge. Sin importar lo que sintiera por Han Shuo en privado, ellos no podían dejar que los extraños lo supieran. Ya fuera Emily o Han Shuo, esa información en particular solo les traería problemas innecesarios en el futuro previsible.

Después de que vio el bastón esquelético en la mano de Han Shuo, la actitud del Antiguo Rey Lagarto Dagassi hacia ese último había mejorado considerablemente. Sus largos años de vida aparentemente también habían forjado un increíble nivel de paciencia. Su expresión permanecía sin cambios mientras él miraba a Cecilia y los otros avanzar lentamente.

“Puedo ocuparme de esas personas si piensas que están en tu camino, no me tomará demasiado tiempo». Dagassi comentó casualmente. Una traviesa sonrisa cruzó su rostro cuando vio su tímido acercamiento.

La actitud de Dagassi hacia Cecilia y los otros solo podría describirse como un desprecio extremo. Él no tenía miedo de dejarlos escuchar su conversación con Han Shuo. Para una existencia semidiós como él, el grupo de Cecilia no era diferente a hormigas, una monstruosidad que solo necesitaba una sacudida de su extremidad para erradicarlos.

Cecilia y su equipo solo se habían acercado al grupo debido a que vieron a Han Shuo y Emily llevarse bien con el Antiguo Rey Lagarto. El rostro de Cecilia palideció cuando escuchó la oferta de Dagassi. No pudo evitar dar unos pasos atrás y mirar nerviosamente hacia Han Shuo.

“No hay necesidad, ellos son mis colegas”. La respuesta de Han Shuo le permitió a Cecilia dar un suspiro de alivio. Pero solo cuando ella vio al Antiguo Rey Lagarto asentir hacia Han Shuo ella lentamente caminó hacia su lado. Primero asintió hacia Emily y luego le habló a Dagassi, «Poderoso ser, soy del Imperio Lancelot y estoy a cargo de lidiar con el enemigo de esta ocasión, yo…»

“No tengo interés en tus palabras”. Dagassi interrumpió antes de que Cecilia pudiera avanzar más, sin permitirle terminar, “Insignificante chiquilla humana, aquellos que se atrevieron a invadir yacen muertos. Pase lo que pase en esta área está bajo mi control, y el mundo subterráneo no es un lugar en el que los humanos puedan intervenir. No los mataré ya que son sus colegas, pero si valoran esta amnistía temporal, espero que se vayan de este mundo tan rápido como sea posible”.

“Yo…“ Cecilia estaba a punto de decir algo más, pero fue detenida rápidamente por Emily. “Muy bien, hermana pequeña Cecilia, por lo que puedo ver, nosotros hemos completado con éxito nuestra misión. Incluso si no se debió exactamente a nuestras acciones, el nombre de los Caballeros Redbud ya no se hablará en este continente. Nosotros definitivamente deberíamos irnos. Hemos logrado una gran acción aquí”.

Emily desesperadamente guiñó un ojo para señalar a Cecilia mientras decía eso. Cecilia no era tonta, ella captó la señal de Emily y asintió. Luego se giró hacia Han Shuo y dijo con amargura, «Sé que has gastado mucho esfuerzo en esto, y voy informarlo en detalle a los superiores. Sin embargo, nuestro resentimiento privado no ha terminado”.

Encogiéndose de hombros, Han Shuo sonrió levemente, «¡Lo que tú quieras!»

A Han Shuo no le importaba, pero el Rey Lagarto inmediatamente rodó sus ojos al escuchar que tenían un rencor privado. Una masa de energía tan pesada como una montaña emanó de su cuerpo, extendiéndose rápidamente. El Antiguo Rey Lagarto ni siquiera necesitaba transformarse en su apariencia masiva para presionar a Cecilia y su grupo.

“Creo que todavía te ayudaré a asesinarlos. Ella y tú parecen tener algunos rencores. Si ellos nunca abandonan el mundo subterráneo, tus palabras simplemente se convertirán en verdad. Entonces, todos tus problemas estarán resueltos, ¿qué tal eso?” El Rey Lagarto se rio a carcajadas y miró a Han Shuo mientras le ofrecía su ayuda nuevamente. Su poderosa presencia por sí sola hizo que Cecilia sintiera una gran incomodidad.

Han Shuo no tenía buena voluntad hacia Cecilia, sin embargo no era iba al punto de querer tomar su vida. Además la relación entre Emily y Cecilia era muy buena, por lo que Han Shuo no podía matarla frente a Emily.

Por lo tanto, nuevamente volvió a sacudir la cabeza. «Ellos son mis colegas. Aunque hay algunos malos entendidos, nosotros no somos enemigos. Solo deja que se vayan”.

Cuando Dagassi retrajo su aura, la sudorosa Cecilia y su equipo fueron capaces de reanudar su respiración regular. Esa vez, Cecilia no esperó el guiño de Emily antes de darse la vuelta sin decir una palabra más. Mientras se iba, miró a Han Shuo y le susurró una frase, «¡Gracias!»

Cecilia entendió en su corazón que si Han Shuo no lo hubiera detenido, Dagassi, que había asesinado suficientes Caballeros Redbud y elfos oscuros para formar un río de sangre, definitivamente los habría exterminado a todos con un solo gesto. A pesar de que ella todavía tenía algunas opiniones negativas sobre Han Shuo, él definitivamente había salvado su vida en esa ocasión. Incluso si no quisiera agradecerle en lo más profundo de su corazón, todavía tenía que hacerlo.

Inconscientemente, el resentimiento de Cecilia por Han Shuo se había disuelto un poco. Su corazón estaba lleno de dudas, ella no entendía cómo Han Shuo podía forjar una relación con una criatura tan poderosa, o cómo él podía hacer que el Antiguo Rey Lagarto escuchara sus palabras tan fácilmente.

Su mente destello cuando de repente recordó algo más. Cuando se fue con Emily, Cecilia tiro del brazo de Emily cuando no había nadie junto a ellas y preguntó con una voz baja y suspicaz, «¿Estás con ese Bryan?»

El corazón de Emily palpito, sus mejillas incontrolablemente se quemaron de rojo. Ella fingió decirle con calma a Cecilia, «¿de qué tonterías estás hablando? Solo trabajé con él un par de ocasiones y desarrollé una amistad».

“¿Eso es así?” Cecilia miró a Emily, confusa, “se siente más raro mientras más pienso sobre ello. La relación de Bryan conmigo es egoísta y antipática. Él no debería habernos ayudado la última vez que Kassel nos persiguió, solo descubrí después que fue por ti, hermana mayor”.

“Es lo mismo en esta ocasión. Él entro al mundo subterráneo, pasando por Chrissie solo para buscarte. Te protegió solo a ti en la batalla de antes, incluso ese gran lagarto no te atacó con su intento asesino. Sé que Bryan no es un santo. Sigo preguntándome qué clase de relación tienen ustedes para que estuviera tan preocupado por ti. Yo creo que solo lo hizo porque te ama, ¿no es así, hermana mayor Emily?”

“Por supuesto que no. ¿Qué estás adivinando tan locamente? Es solo que antes él no era tan poderoso y salvé su vida una vez. Es por eso que me está ayudando ahora. Ahora puedes dejar de lanzar tonterías al azar”. Emily negó todo con todas sus fuerzas. Sabía que tenía que negar las cosas sin importar qué, o el resultado no sería bueno ni para Han Shuo ni para ella.

“Hermana mayor, Emily, mírate, ¿por qué aún no admites las cosas?” Cecilia miró a Emily con sorpresa. Su mano se levantó, sosteniendo un pequeño espejo frente al rostro de esa última.

En el espejo, el rostro de Emily estaba avergonzado y enrojecido por una delicia secreta, una respuesta inconsciente a cuando Cecilia dijo que Han Shuo solo lo hizo porque la amaba. Emily no pudo evitar que los sentimientos en su corazón se mostraran en su rostro. Al ver esa apariencia tímida y enrojecida, nadie le creería si dijera que no tenía nada que ver con Han Shuo.

Al ver que el rostro de Cecilia mostraba una confianza absoluta en su teoría de la relación íntima de Emily y Han Shuo, Emily suspiró suavemente y dijo, «Hermana pequeña Cecilia, tengo algo de buena voluntad hacia él. Sin embargo, tú conoces mi situación. Soy la viuda de la familia Betteridge, y mi edad es mayor que la suya. Incluso si albergo afecto por él, él no se molestaría conmigo. Mi identidad me condena a ser evitada para siempre por los hombres, ¡aiii!”

Emily suspiró y jadeo lastimosamente. Al escuchar su explicación, Cecilia se quedó atónita y se llegó a un súbito descubrimiento. ¡Pensar que el amor de su hermana mayor, Emily por Bryan era unilateral! Sus pensamientos giraron hacia un final, y al ver la expresión desolada de Emily, ella habló apresuradamente, «Hermana mayor Emily, estoy segura de que ese Bryan está lejos de ser normal. Con su fuerza, tarde o temprano él tendrá un inmenso poder. Tú sabes que mientras tenga suficiente poder, nada será imposible para él en el Imperio Lancelot, puedes estar segura. Para entonces también tendremos a mi abuelo, ¡él también puede ayudarte!”

Emily se sintió genuinamente tocada al escuchar las palabras de Cecilia, y la última oración en particular hizo que su corazón se regocijara. El abuelo de Cecilia tenía una identidad distinguida en el Imperio Lancelot. Si ella y Han Shuo estuvieran decididos a estar juntos en el futuro, las cosas irían mucho mejor con la ayuda de ese anciano.

“¿En serio? Si Bryan y yo podemos estar juntos, ¿le pedirás a tu abuelo que me ayude?” Preguntó Emily, sintiendo alegría en su corazón.

“Por supuesto, el abuelo me adora al extremo. Si estoy dispuesta a ayudarte, él también ayudará”. Cecilia respondió con orgullo.

“¡Entonces tendré que agradecértelo de antemano!” Emily estaba encantada.

“Jeje, nosotras las hermanas no debemos ser tan educadas. Bien, cuéntame sobre cómo salvaste anteriormente a ese mocoso engreído. ¡Ahora estoy muy interesada en sus asuntos!” Cecilia rio disimuladamente.

Mientras las dos mujeres guiaban a los miembros del Manto Oscuro, Han Shuo también atiborró todas las armas, armaduras y bolsas de dinero que los guerreros esqueletos habían arreglado en su anillo espacial. Su anillo espacial solo podía contener una parte de estas, el resto fue metido en el anillo espacial de Celt.

Al final Han Shuo recordó el anillo espacial de la gran magus de fuego Marceau. Convenientemente le pidió al viejo Rey Lagarto Dagassi que rompiera su encantamiento de marca mágica y cosechó aproximadamente trescientas mil monedas de oro de el. También había algunos valiosos equipos mágicos, el más precioso de ellos era una extraña tienda.

La tienda parecía tener capacidad para acomodar dos o tres personas, sin embargo, cuando Han Shuo entró, descubrió que el espacio era mucho más grande de lo que había imaginado. Estaba dividida en tres niveles, con cien habitaciones de varios tamaños. Cada habitación estaba limpia y brillantemente decorada, con lujosas alfombras cubriendo el piso.

Había varios laboratorios de magia que contenían equipo mágico en el nivel superior, junto a una librería sobre magia de fuego. Había incluso dos salas de almacenamiento con varios objetos mágicos de atributo fuego. Ese debía ser el lugar donde Marceau normalmente lleva a cabo experimentos mágicos.

La tienda sin lujo había resultado ser un valioso tesoro espacial, el área no era más pequeña que la mansión de Han Shuo en Ciudad Brettel. Esa tienda mágica fue definitivamente creada por el esfuerzo combinado de un magus sagrado espacial y un gran alquimista.

El alojamiento de esa tienda era incluso mucho más grande que el de un anillo espacial. Más importante, cuando se usaba para viajar en el desierto, cientos de aventureros podían quedarse allí cuando se armaba esa tienda. Para los comerciantes que a menudo salían en misiones, ese tipo de tesoro espacial era de un valor que era comparable a un artefacto divino.

“Esta cosa no es un artefacto, pero su valor práctico es incluso mayor que uno. Si quieres, se puede vender por al menos trescientas mil monedas de oro”. El Antiguo Rey Lagarto le dijo a Han Shuo después de comprender la maravillosa habilidad de la tienda.

“Tal tesoro mágico comparable a un artefacto divino, no lo venderé. Es mejor guardarlo para mi propio uso». Han Shuo le respondió al Antiguo Rey Lagarto.

Después de despojar a todos los caballeros y elfos oscuros muertos de sus objetos de valor, Han Shuo y el Antiguo Rey Lagarto Dagassi regresaron a las ruinas de la montaña en forma de calabaza. Gracias al zombi de élite de tierra, se había cavado un túnel que salía del subsuelo, y todos los hombres lagarto salieron a través de el.

“¿Dónde está nuestro gran ‘Dios verdadero’?” El líder con la cola más larga preguntó ansiosamente tan pronto como Han Shuo y el viejo Rey Lagarto Dagassi llegaron.

Señalando hacia Dagassi en forma humana, su larga cola se meneaba en el aire, Han Shuo sonrió y explicó, «¿que no es él?»

Escuchando las palabras de Han Shuo, los hombres lagarto parecieron algo horrorizados mientras miraban al Antiguo Rey Lagarto. Solo cuando ellos sintieron una presencia familiar desde él sintieron alivio y se sometieron. Bajo las órdenes de su líder, los hombres lagarto se postraron ante Dagassi, sus bocas hablaban rápidamente en lengua de los hombres lagarto.

El Antiguo Rey Lagarto ya no estaba limitado por la antigua formación mágica en su forma humana. Él también se lanzó a la charla, conversando con los hombres lagarto como gratificación. Han Shuo no entendió ni una cosa, pero se refreno de hablar. Él solo se quedó allí con una mirada seca.

El zombi élite de tierra se quedó allí por un tiempo después de dirigir a los hombres lagarto observando el grupo mientras se tocaba crudamente la cabeza. Incluso estaba algo asustado del Antiguo Rey Lagarto. Sintiendo la poderosa presencia de ese último, silenciosamente se fue al lado de Han Shuo, tirando de la esquina de su ropa mientras enviaba un mensaje, “¿Hay alguna cosa más ah? ¡Si no déjame regresar!”

Han Shuo quedó estupefacto mientras miraba al zombi élite de tierra que le acababa de enviar un mensaje. Él aún tenía que abrir la boca para hablar cuando al otro lado, la atención del Antiguo Rey Lagarto fue atrapada por el zombi élite de tierra. Estaba estupefacto, y preguntó con incredulidad, «¡¿Acaso ese guerrero zombi acaba de comunicarse contigo?!»

“Ehh… eso creo». Han Shuo respondió. También estaba un poco sorprendido en su interior. El zombi élite de tierra originalmente podía comunicarse con él, pero solo en la forma de escuchar y obedecer órdenes. Los mensajes también habían sido simples reportes de las peleas, a diferencia de ese momento cuando expreso su propia opinión.

Parecía que, inconscientemente, el zombi élite de tierra estaba desarrollando gradualmente una autonomía como el pequeño esqueleto. Eso también mostró que se estaba volviendo más y más fuerte, de lo contrario no podría haber desarrollado sus propias ideas tan rápidamente.

“Si no escuche mal, él quería tomar la iniciativa para regresar a la dimensión de necromancia. Él es tu criatura invocada, ¿pero también tiene su propia conciencia?” El Antiguo Rey Lagarto no pudo reprimir su asombro. También pudo sentir el mensaje enviado por el zombi élite de tierra hacia Han Shuo.

“Él es diferente de las otras criaturas no muertas ordinarias. Tú también lo has visto, puede utilizar el poder de la tierra para moverse libremente bajo tierra y crear túneles. Jeje, eso tiene que ver con mi cultivo mágico. Puedo usar ese arte para alterar a los no muertos invocados. No solo les da un intelecto mayor, sino que también más poder e incluso la habilidad de evolucionar”. Por alguna razón desconocida, Han Shuo tenía una impresión favorable hacia el Rey Lagarto. Podía sentir la pasión y confianza de ese último hacia él y entendió en su corazón que no dañaría a Han Shuo. Por lo tanto, Han Shuo respondió sin ocultarle nada.

“Increíble. Increíble en efecto. Incluso mi maestro no podía obtener criaturas no muertas con inteligencia y la habilidad de evolucionar. Parece que tus técnicas son incluso más increíbles de lo que había imaginado». Exclamó Dagassi.

“Jeje, también creo que este arte es increíble. Creo que una vez que rompa nuevamente, puedo poseer un poder a la par del tuyo». Han Shuo dijo confiado. Él recordó que Chu Cang Lan antes podía viajar la luna en el reino de los «nueve cambios». También entendió que el reino «carnal» definitivamente aumentaría su poder en diez veces, o incluso en cien veces más.

“Muy bien. Espero con ansias nuestro próximo encuentro. Si todavía estoy vivo entonces, definitivamente tendremos la oportunidad reunirnos. Tal vez realmente puedas ayudarme en ese momento”. Dagassi dijo contento. Se giró hacia los hombres lagarto y reanudó su rápida charla.

Después de que el líder de los hombres lagarto escuchó las palabras de Dagassi, se giró hacia Han Shuo y dijo respetuosamente, “A partir de ahora, nosotros los hombres lagarto del mundo subterráneo seguiremos tus instrucciones”.