Capítulo 339: En efecto fui yo


Han Shuo se enteró por Chrissie que los Caballeros Redbud habían viajado al mundo subterráneo, y que Celt ya había lanzado un ataque en contra de los hombres lagarto. Los hombres lagarto naturalmente no podían hacer frente a los ataques de los Caballeros Redbud, pero había una presencia extraordinaria viviendo en la mina de cristal mágico que los hombres lagarto custodiaban.

Al parecer, una batalla espantosamente feroz tuvo lugar cuando Celt y los Caballeros Redbud entraron en la mina. Una extraña entidad que vivía dentro de la mina se había vuelto repentinamente feroz, e incluso una de las diez mejores tropas de caballería en el Continente no había salido victoriosa en el intercambio.

Los Caballeros de Redbud decidieron enrollar sus pancartas y cubrir sus tambores después de fallar tres veces. Ahora se estaban escondiendo en una caverna, y ni siquiera el Manto Oscuro sabía dónde estaban escondiéndose. Ellos habían concentrado su atención en el área en la que vivían los hombres lagarto y observaban cada movimiento que ocurría allí.

“Bryan, ¿por qué has venido al mundo subterráneo? ¿Tú también eres parte de esta misión?” Chrissie le preguntó a Han Shuo con entusiasmo después de describirle la situación actual.

Han Shuo sacudió su cabeza con una sonrisa, “estaba pasando por el Bosque Oscuro y casualmente tuve una pelea con el Celt de los Caballeros Redbud. He venido por él”.

Incluso el dragón verde de Celt había sido asesinado, así que debía odiar a Han Shuo hasta los huesos, sin mencionar que ese último le había cortado una oreja a Celt. Ese era el tipo de resentimiento que exigía la retribución sin importar qué. Para Han Shuo, Celt era una gran amenaza que controlaba a los Caballeros Redbud. No solo su fuerza era poco común, sino que también era una figura nacional importante. No habría problemas una vez que Celt supiera de la identidad de Han Shuo.

Por lo tanto, esa vez Han Shuo había ido al Bosque Oscuro desde la Ciudad Brettel para ver si había una manera de obtener más núcleos de cristal mágico, y también para ver si podía desarraigar por completo el problema que era Celt para evitar futuros problemas para él, después de que saliera del Bosque Oscuro.

“Qué, ¿has luchado contra el comandante Celt de los Caballeros Redbud?” Chrissie gritó de repente y miró incrédula a Han Shuo. Ella inmediatamente siguió con, “¡Escuché que alguien mató al dragón verde de Celt, e incluso le cortó una oreja! ¿Eras tú?”

La luz de intensa curiosidad brilló en los ojos de Chrissie mientras fijaba su mirada en Han Shuo. Ella parecía haber adivinado algo. Era más bien Han Shuo quien no había previsto que las noticias se difundirían tan rápido. Él estaba bastante sorprendido por Chrissie. Ambos se escondían detrás de algunas plantas rojas con enormes hojas en forma de plátano. Ese era probablemente el lugar de reunión temporal del Manto Oscuro para esa misión.

Un pequeño grito viajó antes de que Han Shuo tuviera tiempo de responder, “¿Quién es?”

Chrissie salió de su curiosidad cuando escuchó esa voz y también llamó en voz baja. “Es la tres estrellas oscuras Chrissie. ¿Eres Wallace?”

“¡Así que eres Chrissie! Mm, ven acá”. La voz no estaba tan nerviosa como antes. En cambio, se rio suavemente y un rostro joven apareció detrás de unas pocas hojas rojas. Cuando el muchacho levantó la cabeza y vio a Han Shuo, se sintió un poco descontento de inmediato. “¿Por qué estás tú? ¿Qué estás haciendo aquí?”

La última vez que Cecilia había intentado utilizar a los trols del bosque para bloquear la persecución de Celt y los Caballeros Redbud, Han Shuo le había impedido forzosamente que lo hiciera. Los otros miembros del Manto Oscuro con Cecilia habían expresado su furiosa insatisfacción. El que se llamaba Wallace probablemente era una de las figuras encapuchadas de entonces, por lo que inmediatamente se sintió infeliz al ver a Han Shuo.

Cuando Chrissie vio que la expresión de Wallace había empeorado, pensó que Wallace no sabía quién era Han Shuo y se apresuró a explicar, “¿Qué estás haciendo, Wallace? ¡Bryan es uno de nosotros! ¿No has oído hablar de su nombre antes?”

“¡Hmph! Rompió nuestros planes en un momento crítico, ¡no creo que sea uno de los nuestros!” Wallace era bastante leal a Cecilia mientras resoplaba burlonamente.

“Chrissie, llévame con Emily”. Han Shuo no estaba demasiado preocupado por un Wallace enojado y lo ignoró en favor de Chrissie a su lado.

“¡Disculpas, no damos la bienvenida a personas como tú aquí!” El joven llamado Wallace repentinamente se sacó una vara directamente de abajo de la hoja roja con forma de plátano y bloqueó el camino de Han Shuo con un rostro frio.

Han Shuo lanzó una mirada a Wallace y avanzó, sin preocuparse por la obstrucción de Wallace. Cuando llegó a la posición de ese último y vio que no tenía intención de moverse, Han Shuo extendió lentamente una mano para enviar una oleada de fuerza al cuerpo de Wallace.

La fuerza detrás de la mano casual causó que Wallace se tambaleara. Retrocedió un par de veces, con el rostro convulsionado en un intento de detener su movimiento hacia atrás antes de finalmente caer sobre su trasero en el suelo. Había algunos rastros de humillación mezclados con la ira en su rostro cuando gritó, “¿Qué quieres hacer?”

“Si puedo o no entrar eso no lo decides tú. Solo eres un pequeño enviado de la Estrella Oscura y no tienes ni el derecho o la fuerza para detenerme. ¡Simplemente no lo intentes!” Han Shuo expresó el tipo de desprecio más directo y miró a Chrissie, que venía a tratar de suavizar las cosas, Él sonrió, “vamos a ver a Emily”.

Chrissie quedó atónita ante la demostración de fuerza de Han Shuo y luego volvió la cabeza con una exclamación de sorpresa, “¡debes ser tú! ¡La misteriosa persona que mató al dragón verde de Celt y le cortó la oreja debes ser tú!”

Wallace había estado a punto de ponerse de pie y desafiar a Han Shuo nuevamente, cuando su rostro de repente se volvió tan blanca como el papel. Sus rodillas se debilitaron, su miedo se apoderó de él cuando cayó en una posición sentada.

Han Shuo se burló ligeramente y movió sus ojos desdeñosamente hacia Wallace, incitando a Chrissie hacia adelante, “no hables más de eso, necesito ver a Emily con urgencia”.

La falta de negación de Han Shuo fue una sutil admisión. La mirada de Chrissie hacia Han Shuo estaba llena de adoración mientras ella corría emocionada hacia Han Shuo. Cuando pasó junto a Wallace en el suelo, dijo un poco en tono de disculpa, “Lo siento Wallace, no tienes mucho que hacer en este momento, así que me iré ahora”.

Chrissie ya no miro al Wallace con el rostro cenizo después de hablar, saltando al lado de Han Shuo y diciendo con entusiasmo, “vamos, te llevaré con Madame Emily. Oh Bryan, ¿cómo cortaste la oreja de Celt? ¡Eso fue muy sorprendente!”

Han Shuo pronto descubrió que el Manto Oscuro había elegido su escondite con cuidado. La frondosa flora crecía en todas partes y había muchos afloramientos rocosos al azar para esconderse detrás. Ese lugar era perfecto para los miembros del Manto Oscuro que eran expertos en ocultarse a sí mismos.

Toda clase de mecanismos de alarma se establecieron, comenzando desde donde Wallace había estado estacionado. Estos fueron hechos a mano y empleaban algunos elementos mágicos en ellos también. Parecían muy adorables y prácticos. Han Shuo se enteró de que todo eso había sido hecho por Cecilia.

Aunque la curiosa Chrissie seguía preguntando por la oreja destruida de Celt, Han Shuo no dijo mucho más sobre ese asunto. Él tomó la actitud de no confirmar ni negar cosas. Cuando vio a Emily, esta última reprimió la agitación en su corazón con gran esfuerzo y habló con la dignidad acorde a la situación, “gracias, Chrissie. Me gustaría discutir los asuntos de esta misión a solas con Bryan”.

“Bien entonces, Madame Emily”. Chrissie respondió con desilusión, lanzando una mirada de anhelo a Han Shuo antes de retirarse. “Recuerda decirme los detalles la próxima vez, ¡realmente quiero saber qué sucedió!”

“No hay problema, te lo diré la próxima vez. ¡Gracias, Chrissie!” Han Shuo respondió con una sonrisa amistosa y luego caminó con Emily hacia una cueva.

Además del exuberante crecimiento de las plantas de hojas rojas con forma de plátano alrededor de esa área, también había algunas pequeñas cuevas. Parecía que Emily estaba temporalmente residiendo en una de esas cuevas. Tal vez no quería que otras personas los vieran, ya que evitaba algunas de las cuevas con sonidos que salían de ellas y caminaba hacia un rincón remoto.

“Tú pequeño bastardo, has comenzado a tentar a otras chicas otra vez. Nos tienes a Phoebe y a mí, ¿no es suficiente para ti?” Emily inmediatamente pellizcó a Han Shuo cuando vio que no había otras voces, maldiciéndolo en voz baja.

Han Shuo se sintió bastante ofendido mientras reía irónicamente. Cuando vio a Emily dejarlo ir por miedo a lastimarlo, explicó, “¡No es lo que piensas! ¡Solo la encontré en el camino y ella me trajo a buscarte!”

“¡Hmph!” Emily miro a Han Shuo penosamente. “Entonces, ¿de qué estaba hablando, que detalles y qué explicación?”

“Eh… ¿Ella quiere saber cómo maté al dragón verde de Celt y como le corté la oreja?” Han Shuo respondió con honestidad.

“¡Qué! ¡¿Tú hiciste eso?!” Emily se sobresaltó al mirar incrédula a Han Shuo.

Han Shuo no tenía ningún secreto frente a Emily, y asintió con la cabeza, “En efecto fui yo”.