Capítulo 328: ¡Seré tu perro de caza!


La figura extremadamente alta fue revelada gradualmente bajo la iluminación de las antorchas mientras sonaba la risa burlona. Era un hombre apuesto y joven con una extraña y malvada sonrisa. El joven tenía alrededor de un metro noventa y algo centímetros de alto. Cuando se paró allí, era como una espada desenvainada, dando a la gente un impacto visual intenso.

Un uniforme de guerrero azul acentuaba su físico refinado. Su boca mostraba una leve sonrisa que despedía un aura de alegría, como un águila planeando juguetear con un conejo que huía frenéticamente en el suelo. Parecía confiado y a gusto.

Los asustados bandidos miraron a su alrededor apresuradamente cuando el joven se reveló a sí mismo, como si pensaran que había más personas detrás del joven, lo que provocó que su nerviosismo y cautela alcanzaran su punto máximo.

“Dejen de mirar alrededor. ¡Solo estoy yo!” Han Shuo explico con una leve sonrisa, luego dejó de mirar al líder de los bandidos que claramente dejó escapar un suspiro de alivio. Simplemente miró a Dorcas, que estaba rígido entre la multitud y le preguntó, “¿Crees que estos bandidos, que solo saben divertirse y no pueden lograr nada, podrán ayudarte a vengarte?”

Dorcas reveló una expresión indiferente. Luego, después de un momento de silencio, miró a Han Shuo, “Eso no es asunto tuyo. Viniste por las cincuenta mil monedas de oro, ¿verdad?”

Han Shuo sacudió su cabeza con una sonrisa, y luego continuó mirando fijamente a Dorcas, mientras decía con expresión altanera, “No, cincuenta mil monedas de oro pueden ser una gran cantidad de dinero a los ojos de estos bandidos, pero no a los míos. ¡La razón por la que los seguí a ustedes no fue por las cincuenta mil monedas de oro, sino por ti, Dorcas!”

Dorcas tuvo un repentino cambio de expresión y miró con odio a Han Shuo, como si quisiera recordar firmemente la aparición de Han Shuo. Después sonrió tristemente, “No pensé que las dos familias todavía tendrían el deseo de venir a buscarme después de que había pasado tanto tiempo. Nunca hubiera pensado que valdría tanto. ¡Ja!”

“Deja la mierda. Eres solo un hombre y te atreves a bloquear nuestro camino. ¡Estás buscando la muerte!” Laxie, el líder de los bandidos, quería apresurarse para llegar al Jardín Primavera Total. Él de repente rugió ruidosamente después de confirmar que Han Shuo estaba realmente solo, incapaz de reprimir la urgencia en su corazón.

Los otros bandidos líderes estuvieron de acuerdo después de escuchar el rugido de Laxie. Parecía que su lujuria les había hecho ser incapaces de soportar la situación por más tiempo. Bajo las órdenes de los líderes de los bandidos, sus subordinados, igualmente urgentes, rodearon rápidamente a Han Shuo mientras empuñaban armas sin valor.

Han Shuo tenía una sonrisa en su rostro desde el principio. Él era completamente indiferente a las acciones de esos bandidos, que solo tenían sed por la piel lisa de las mujeres. Continuó mirando a Dorcas y sacudió la cabeza ligeramente. Finalmente decidió explicar al ver la expresión confusa de Dorcas, “Podrías ser ambos un inútil y una papa caliente para otros, pero vales mucho más que cincuenta mil monedas de oro para mí. Te explicaré en detalle más adelante, después de que limpie a estos bandidos. Después, me tomaré mi tiempo para analizar contigo tu verdadero valor”.

“¡Tipo compasivo, estás pidiendo la muerte!” Laxie miró a Han Shuo con rabia. Agitó las manos y gritó, “¡Mátalo! Él definitivamente es ese malvado nigromante. Acérquense a él y no le den la oportunidad de cantar ningún hechizo”.

“¡Aja, él es el nuevo señor de la ciudad de Ciudad Brettel! Solo mira ese anillo espacial en su mano. ¡Definitivamente es un objetivo gordo! Hermanos, tomen el anillo espacial para mí, ¡ya puedo imaginar la riqueza dentro del anillo espacial!” El Líder bandido Tuca graznaba extrañamente excitado. Levantó la amplia hacha doble en sus manos y miró con avidez el anillo espacial en el dedo de Han Shuo.

“Dong… Dong Dong…”

Justo cuando los bandidos subordinados estaban a punto de destrozar a Han Shuo, de repente se escucharon pasos sordos.

“¡¿Qué es eso?!” Las desordenadas cejas de Laxie se tensaron, convirtiéndose en dos triángulos irregulares cuando miró a su alrededor y preguntó en voz alta.

Los subordinados habían estado a punto de hacer un movimiento, pero miraron confundidos los alrededores cuando oyeron el grito de Laxie.

“Dong… Dong dong… Dong dong dong…”

A medida que se acercaban los pasos tristes, varias ramas con hojas ralas comenzaron a temblar, notificando a esos bandidos de tercera clase que incluso el suelo se sacudía ligeramente. Sin embargo, incluso si tuvieran una antorcha, la distancia que la antorcha podría iluminar era aún muy limitada en esa noche oscura. Esa era la razón por la cual los bandidos solo podían escuchar pasos cada vez más fuertes acercándose a ellos, pero no podían ver lo que era, sin importar lo duro que miraran a su alrededor.

“Eso, amigos míos, es el sonido que hacen los cascos metálicos de los corceles de los caballeros malvados. ¡Todo el mundo, sin necesidad de mirar a su alrededor, ustedes están condenados!” Han Shuo de repente explicó con una sonrisa en medio de estar rodeado por los bandidos.

“¡Maldición, ya ha invocado a sus criaturas no muertas! ¡Mátenlo de inmediato! ¡Mientras muera, las criaturas no muertas no serán mucho sin sus órdenes!” El mago adepto de luz, que había sido contratado por los bandidos con un montón de oro, rápidamente exclamó mientras perdía la calma.

Los líderes bandidos estaban asustados e inseguros de qué hacer, todos gritaron en voz alta a sus subordinado cuando oyeron gritar al mago adepto de luz, “¡Idiotas, mátenlo rápido!”

Los subordinados volvieron a la acción cuando escucharon que sus líderes les daban la misma orden de matar. Blandieron las armas en sus manos y cargaron en contra de Han Shuo, tratando de matarlo antes de que llegaran las criaturas no muertas.

¡Whoosh whoosh whoosh!

Bajo la luz roja parpadeante de las antorchas, largas y delgadas lanzas de hueso negro se dispararon desde Han Shuo. Esas lanzas de hueso volaron con extrema velocidad y fueron como rayos de luz negra que cosechaban vidas. Las interminables lanzas de hueso en realidad parecían estar conectadas entre sí, haciendo que Han Shuo se viera como un extraño pavo real negro con la cola completamente abierta.

“Ah… Ahhhh…”

Los bandidos, que habían cargado, soltaron una densa serie de terribles aullidos, que parecían petardos. Cuando Han Shuo abrió su “cola”, las lanzas de hueso atravesaron fácilmente su armadura, que solo valía varias monedas de plata, o penetraron profundamente en los espacios entre sus huesos o tripas, enviando sangre a volar a todas partes.

Las lanzas de hueso no disminuyeron en poder mientras perforaban los cuerpos de los bandidos. Estas tuvieron suficiente impulso para incluso encadenar al bandido detrás del primero, haciendo que este tipo de tremendo impacto fuera verdaderamente aterrador.

En un abrir y cerrar de ojos, los aproximadamente treinta bandidos que habían atacado habían sido fatalmente atravesados por las lanzas de hueso en medio de sus terribles llantos. La sangre que cubría el suelo se volvió extrañamente hermosa bajo la iluminación de las antorchas que habían caído al suelo. El denso olor a sangre se extendió instantáneamente a la nariz y la boca de los líderes de los bandidos.

“¡No, no es bueno!” La lujuria de Laxie se extinguió gradualmente por el frío que penetraba los huesos cuando vio a Han Shuo levantarse lentamente de los montículos de cadáveres y sangre. Una intensa llama de miedo incineró todo en su mente.

“Dong dong…”

Las pisadas sordas golpeaban los corazones de cada bandido como si fueran tambores. Las “cosas” que solo habían escuchado pero no podían ver, ahora parecían estar detrás de cada uno de ellos. Esas “cosas” no tenían ojos. En cambio, sus cuencas estaban llenas de llamas parpadeantes. Bajo la iluminación de sus ojos ardientes, enormes figuras aparecieron gradualmente desde la oscuridad.

Los labios de Tuca de repente se volvieron extrañamente secos. Ni siquiera podía hablar sin problemas mientras murmuraba en voz baja, “todos. E, esos son los Caballeros Malvados, ¡Corran!”

Las manos de los dos magos de luz temblaban mientras sostenían sus bastones. Habían sido contratados con mucho oro. Sin embargo, la magia de luz purificadora en su nivel actual de fuerza era realmente limitada. Lo que era más, en realidad había más de diez caballeros malvados frente a ellos. Gracias a la luz borrosa, su aguda vista podía ver muchas más sombras detrás de los caballeros malvados.

Esos bandidos habían oído hablar de los rumores de que Han Shuo había arrasado con el bandido Troda y los otros al pie del Monte Tali. Sin embargo, pensaron que había sido hecho por los muchos soldados de la Ciudad Brettel, así como por la gente de montaña de Fulkin.

Ellos no tenían manera de que hubieran considerado la aparición de un archimago nigromante con una fuerza mental a la par de un gran magus, así como un bastón de hueso que duplicaba el número de criaturas no muertas invocadas. Solo ¿Cuantos podría invocar Han Shuo?

“Lo siento, ¡nosotros ya no queremos el salario!” El mago adepto de luz se dio la vuelta y miró hacia Dorcas, después le dijo al otro mago oficial, “¡Devuélveles las monedas de oro!”

Los dos magos de luz sacaron aproximadamente mil monedas de oro de sus bolsas de dinero. El mago adepto mago se inclinó ligeramente hacia Han Shuo a la distancia y dijo en tono temeroso pero respetuoso, “Esto no tiene mucho que ver con nosotros. Por favor permítanos irnos”.

“¡Ustedes dos, magos despreciables! ¡Cómo se atreven a huir primero! ¡Los mataré yo mismo!” El líder bandido de Dorcas rugió y luego atacó a los dos magos de luz que querían retirarse.

“No sé por qué, pero estoy empezando a odiar a los magos de luz más y más. Además, realmente odio sus acciones de desertar en el último minuto, creo que es mejor si se quedan”, Han Shuo miró fríamente a los dos magos, que solo sabían cómo salvar su propia piel muy bien, y respondió claramente.

Debido a la ola de densas lanzas de hueso, ninguno de los bandidos se atrevió a acercarse a Han Shuo. Todos ellos permanecieron lo más lejos posible de él. Sin embargo, todavía había una gran cantidad de criaturas no muertas detrás de ellos, por lo que todavía estaban muertos sin importar cómo lo miraran.

“¡Atravesar!”

Un bandido justo al lado de un caballero malvado fue atravesado por la enorme lanza de hueso del caballero malvado y lo alzo en alto. La matanza comenzó en el momento en que el cadáver de ese bandido golpeó el piso. Los diez caballeros malvados lentamente ahogaron a los bandidos con una muerte interminable junto con las aproximadamente mil diferentes criaturas no muertas.

La noche era oscura como la tinta. Las antorchas comenzaron a extinguirse mientras los bandidos fueron asesinados uno por uno, y la oscuridad de la noche gradualmente afectó la visión de los bandidos. Sin embargo, las criaturas no muertas eran como peces en el agua durante la noche. Silenciosamente masacraron todo lo que tenían delante, sin saber qué era la piedad.

Dorcas también había revelado una expresión aterrorizada cuando comenzaron a sonar todo tipo de aullidos terribles, destacándose por sus peculiaridades mientras sostenía la antorcha entre la multitud. Los caballeros malvados y zombis pasaron junto a él, como si no supieran que había un delicioso cuerpo humano de pie junto a ellos. Él no parecía existir para ellos ya que solo masacraron a los que vivían a su alrededor.

Cuando Dorcas se dio cuenta de que ninguna de las criaturas no muertas lo atacó, el temor en su corazón gradualmente residió. Debido a la traición de los líderes de los bandidos anteriormente, a pesar de que Dorcas había sido originalmente su camarada, sintió una pizca de alegría al verlos morir.

“Buen viaje, buen viaje, esa basura debería haber sido tratada hace siglos”. Dorcas murmuró para sí mismo mientras miraba la sangrienta masacre con indiferencia.

Los dos magos de luz fueron los primeros en recibir la peor parte del ataque de los bandidos después del rechazo despiadado de Han Shuo. Los dos magos de luz, que originalmente habían sido capaces de amenazar un poco a las criaturas no muertas, casi se ahogaron en los furiosos ataques de los bandidos. Después de que los bandidos acabaron con los magos de luz, fueron consumidos por una ola de criaturas no muertas. Mientras pasaba el tiempo en la oscura noche, los terribles e interminables gritos se detenían gradualmente.

Después de un rato, solo quedó Dorcas, sosteniendo una antorcha con una expresión indiferente. También había un terreno cubierto de cadáveres aparte de él, así como algunos necrófagos que comían los cadáveres.

“Eso fue un poco sangriento, pero espero que no te importe”. Han Shuo floto hacia Dorcas con una sonrisa. No parecía amable en absoluto mientras sonreía en medio de un terreno lleno de cadáveres. En cambio, había otro tipo de terror y atmósfera siniestra sobre él. El hecho de que los necrófagos que se alimentaban en el suelo abandonaron el costado de Dorcas cuando se acercó Han Shuo, solo enfatizó que todo ese horror había resultado de ese joven con una extraña y malvada sonrisa.

Dorcas respiró hondo y se forzó a sí mismo para no vomitar. Coloco su atención en Han Shuo en un intento de suavizar la horrible escena pintada a su alrededor. “¿Qué es lo que quieres?”

“Jeje, sé algunas cosas sobre ti, y también puedo entender la ira sin fin en tu corazón. Quiero darte una oportunidad. Una oportunidad de liberar tu venganza”, Han Shuo ofreció esa sugerencia extremadamente atractiva con una sonrisa.

¡Eso no era algo que nadie pudiera otorgarle!

Antes de que Han Shuo mostrara el salvajismo de asesinar a todos los bandidos, Dorcas no habría pensado que el señor de la Ciudad Brettel, a quien encontraba difícil que pudiera mantenerse a salvo, pudiera darle cualquier tipo de oportunidad.

Sin embargo, Dorcas ahora tenía razones para creer que, mientras Han Shuo estuviera dispuesto, la venganza que parecía imposible de tomarse no era nada difícil frente a ese hombre tan salvaje como un demonio.

Debido a eso, Dorcas solo vaciló por un momento antes de asentir, “mientras puedas tomar venganza por mí, puedo hacer cualquier cosa por ti”.

Han Shuo sacudió su cabeza y dijo lentamente con una sonrisa, “¡No es que vaya a tomar venganza por ti, eres tú quien se vengará por sí mismo!”

Cuando Dorcas frunció el ceño, Han Shuo explico con una sonrisa, “Te daré la oportunidad de vengarte con tus propias manos. Con tu talento, las dos familias estarán bailando en la palma de tu mano tarde o temprano. Jeje, ¿no es torturarlos hasta la muerte poco a poco con tus propias manos mucho mejor que dejar que alguien más los mate?”

La chica que se había enamorado de Dorcas se había convertido en el juguete de su enemigo. Debido a la relación de la chica con Dorcas, su novio la trató brutalmente. La lastimera chica estaba completamente indefensa mientras se lavaba el rostro con lágrimas todos los días.

Aunque la familia de la chica no estaba contenta con eso, no había nada que pudieran hacer al respecto ya que su hija ya estaba casada. Lo que era más, la familia de su esposo tenía una posición más alta, por lo que su padre solo podía culpar a Dorcas por todo. Él no se contuvo en su búsqueda de Dorcas. Solo se podía decir que Dorcas poseía una gran suerte para poder sobrevivir a la persecución durante tanto tiempo.

El Manto Oscuro sabía de todo eso, pero en el mundo donde gobernaban los nobles, a pesar de que el plebeyo Dorcas era increíblemente talentoso en asuntos militaristas, no era suficiente cambiar esas reglas no escritas que habían existido durante miles de años.

El Manto Oscuro solo mataría a los nobles que habían traicionado al Imperio. Sin embargo, que los nobles ocasionalmente acosaran a unos pocos campesinos no era un gran problema. Era aún más insignificante si el campesino acosado no tenía ningún respaldo. El Manto Oscuro tenía innumerables otras cosas que hacer, naturalmente no perderían su esfuerzo en asuntos tan pequeños como esos. El hecho de que tenían una nota de eso en sus registros ya se debía al talento estratégico de Dorcas. De lo contrario, probablemente ni siquiera habría un registro de su nombre.

“¡Soy un fugitivo, cómo podría usar mi poder para matar a mis propios enemigos!” Dorcas se sintió claramente conmovido por la sugerencia de Han Shuo. Sin embargo, dado que Dorcas había resplandecido con brillantez en la Academia Imperial, naturalmente no era tonto. Miró a Han Shuo y preguntó después de reflexionar un tiempo.

“Ya sea que seas un fugitivo en Ciudad Brettel o no, lo decido yo, ¡el señor de la ciudad!” Sé sobre tu identidad y odio. El hecho de que me atreva a aceptarte significa que no le temo a tu identidad de fugitivo”, después de decir eso con una leve sonrisa, Han Shuo levantó un dedo y señaló en dirección a los siete ducados, luego dijo tentadoramente, “Además del odio intenso, también puedo ver una ambición arrogante que no se puede esconder en tus ojos. Ciudad Brettel es un terreno de caza para los siete ducados. Sin embargo, también son un terreno de caza para mí. ¿Estás dispuesto a convertirte en un cazador como yo?”

Dorcas miró profundamente a Han Shuo. Después de un tiempo, se postró hacia Han Shuo sin tener en cuenta la sangre en el suelo y dijo solemnemente, “¡Señor Conde, no soy un cazador, pero seré su perro de caza!”