GDK – Capítulo 290

21

Capítulo 290: Primera función del bastón de hueso


El nombre de Han Shuo se extendió por toda la Ciudad Ossen en solo unos pocos días. Gracias a su identidad como un archimago nigromante y su actuación al matar a Leah Cain, eso había demostrado su fuerza por completo. Uhtred usó el hecho de que Han Shuo recuperó el plano como una justificación para otorgarle el título de conde.

Uhtred también le otorgó una hermosa mansión en la parte norte de la ciudad, que incluía guardias, doncellas, sirvientes y todo lo que uno podría desear. La mansión tenía más de cien habitaciones de varios tamaños.

Aunque Han Shuo aún no había recibido oficialmente el título de conde, eso no impido que otros lo admiraran y quisieran hacer amistad con él. La hermosa mansión ya le pertenecía desde el momento en que salió de la Casa Jardín.

Durante los siguientes días, dignatarios de varias casas nobles fueron a presentarle sus respetos. Desafortunadamente, el mayordomo no dejaba de decir que el dueño todavía tenía que mudarse, Aquellos que habían llegado a visitarlo solo podían dejar sus regalos atrás.

Aunque actualmente era el centro de atención, el propio Han Shuo no sabía de la situación que estaba sucediendo afuera. Después de dejar la Casa Jardín, voló solo a la montaña detrás de la Academia de Magia y Fuerza Babylon. Allí, abrió la matriz de transportación y regresó al Cementerio de la Muerte.

Han Shuo había cosechado muchos beneficios de su batalla con Leah Cain. Digirió lentamente la experiencia de esa batalla mientras recuperaba gradualmente su yuan mágico y su fuerza mental. El cuerpo de Han Shuo alcanzó su condición máxima para cuando llegó la noche. Se sumergió en el reino de la sed de sangre, sus profundas pupilas rojas circulaban furiosamente con yuan mágico.

Después de unos días como ese, los ojos rojos profundos de Han Shuo gradualmente volvieron a la normalidad. Lanzó un suave suspiro, “Solo un paso más. Es una lástima que este paso parezca un cuello de botella irrompible. Realmente no sé lo que está pasando».

Han Shuo podía sentir débilmente que pronto rompería el reino de la sed de sangre. Sin embargo, no podía cerrar la brecha sin importar cuánto esfuerzo gastara. Los rompimientos en el cultivo mágico requerían oportunidades y comprensión. Quizás el día en que Han Shuo se iluminara espontáneamente, él podría romper directamente en el próximo reino. Él podría tener éxito instantáneamente una vez que hubiera agarrado firmemente ese pasó.

La práctica ciega y obstinada no era una buena idea. Cuando Han Shuo sintió que ya no podía avanzar confiando en un arduo entrenamiento, inmediatamente dejó de practicar magia demoníaca. Sacó el bastón de hueso tricolor después de pensarlo un poco.

En ese punto, Han Shuo estaba seguro de que ese bastón de hueso era el resultado de la transformación del Ojo de la Oscuridad, ya que la parte superior del bastón y el Ojo de la Oscuridad emitían la misma sensación. Cuando Han Shuo centró su fuerza mental en el bastón de hueso, podría usarlo para abrir con éxito el Cementerio de la Muerte.

Ese bastón de hueso era mucho más intrincado y antiguo en comparación con el bastón de hueso que había tomado de la Iglesia de la Calamidad. Los tres diferentes cráneos parecían contener tres tipos diferentes de poder. Han Shuo sutilmente podía sentir eso cada vez que sujetaba el bastón de hueso.

El bastón de hueso era sin lugar a dudas, un tesoro que pertenecía al Cementerio de la Muerte. Sacudiendo el bastón un poco, Han Shuo murmuró, “Vamos a probar este bastón de hueso”.

“¡Almas de los soldados caídos, escuchen el llamado del heraldo oscuro y revelen su existencia!” Han Shuo agitó el bastón de hueso y cantó un encantamiento básico de invocación de esqueletos. Los cráneos tricolores en el bastón de hueso de repente brillaron intensamente al ser infundidos con su fuerza mental. Una fila de dieciséis esqueletos guerreros apareció de la nada después.

Han Shuo estaba momentáneamente aturdido, incluso sorprendido, mientras miraba a los dieciséis esqueletos guerreros. La fuerza mental a nivel de gran magus solo daría como resultado que se invocaran ocho esqueletos guerreros cuando se usaba el bastón de hueso blanco. Pero cuando lanzó el hechizo con ese bastón de hueso, inesperadamente había alcanzado el nivel más alto del hechizo de invocación de esqueletos: nivel cinco. El número de criaturas oscuras invocadas se duplicó.

“¡Esto es demasiado increíble!” Han Shuo exclamó involuntariamente. Comenzó a cantar el encantamiento para invocar caballeros malvados. Cuando terminó de cantar, dos caballeros malvados aparecieron en el suelo.

“¡El doble de resultados!” Han Shuo estaba completamente encantado. Después intentó invocar guerreros de odio y zombis y logró los mismos resultados. El número de criaturas invocadas se duplicaba cuando utilizaba ese bastón de hueso mientras cantaba los encantamientos.

Después de un experimento exitoso, Han Shuo no pudo evitar continuar e intentar encantamientos para Capa de Necromancia y Pantano Ácido. Descubrió que el área de efecto para ambos hechizos ahora era el doble de ancha.

“¡Buen material! ¡Esto realmente es algo bueno!” Han Shuo acarició el bastón de hueso, sin querer dejarlo ir. No había esperado que ese bastón de hueso fuera tan mágico. Duplicó el potencial de los hechizos y aumentó su poder en otro nivel.

El bastón de hueso fue diseñado de una manera extraña y parecía bastante antiguo. Además de duplicar el poder de la magia de la necromancia, Han Shuo tuvo la sospecha de que ese equipo escondía otros muchos secretos dentro de él. Era una lástima que no tuviera otros métodos para probarlo además de usarlo para liberar la magia de la necromancia.

Una luz blanca brilló en la matriz de transportación en el Cementerio de la Muerte. La figura de Emily apareció dentro de la luz. Abrió la boca para hablar tan pronto como vio a Han Shuo, “¡Sabía que estarías aquí!”

La matriz de transportación que conducía a ese lugar estaba estacionada en una esquina del cementerio. Han Shuo estaba acostumbrado a llegar al Cementerio de la Muerte al usar la ubicación oculta en las montañas detrás de la Academia de Magia y Fuerza Babylon. Solo Emily conocía ese hábito suyo. Cuando ella fue allí y vio los palos mágicos en la esquina de la tumba, inmediatamente supo que Han Shuo debió dirigirse al Cementerio de la Muerte.

“Oh, ¿qué te trae por aquí?» Han Shuo sonrió al ver a Emily aparecer y la atrajo hacia su abrazo.

“Date prisa y regresa a la Ciudad Ossen. Su Majestad el Rey se ha preparado para otorgarte el título de conde. Todo está listo y esperando a que tú regreses a la Ciudad Ossen. ¿Quién sabría que desaparecerías por unos días? Incluso el Manto Oscuro no pudo encontrar ni un rastro tuyo. El Maestro Cándido está muy ansioso, así que me pidió que lo ayudara a encontrar la manera de contactarte. Supuse que estabas en el Cementerio de la Muerte, ¡y parece que no estaba equivocada!” Emily rodó sus ojos hacia Han Shuo en explicación.

“¡Así que ese es el caso!” Han Shuo respondió, entonces preguntó con una extraña risa, «¿Así que Su Majestad pretende otorgarme el título de conde?»

“Si. Además del título, también te está dejando una mansión en la parte norte de la ciudad y diez mil monedas de oro. Parece que Cándido ya lo preparó todo para ti, ¡y solo te espera para que lo tomes!” Dijo Emily.

“Fantástico. No pensé que darle una paliza a Leah Cain podría traer grandes beneficios. ¡Heh heh, parece que los títulos nobles realmente no son tan difíciles de obtener!». Han Shuo dijo con una sonrisa antes de activar la matriz de transportación y regresar a la Ciudad Ossen con Emily.

Monte Ordas, la sede central del Manto Oscuro.

“Mocoso apestoso, ¿por qué desapareciste más de diez días?” Cándido regañó con un rostro oscurecido al ver aparecer a Han Shuo.

“Me lastimaron levemente después de mi pelea con Leah Cain, así que no tuve más remedio que recuperarme primero, así que volví un poco más tarde». Han Shuo mintió y le sonrió a Cándido  felicitando a su mentor. “Felicidades, Maestro Cándido, escuché que Su Majestad el Rey le otorgó la Medalla de Valentía hace dos días. ¡Felicitaciones, felicitaciones!”

El rostro oscuro de Cándido finalmente reveló una leve sonrisa cuando Han Shuo lo mencionó, pero rápidamente se recuperó y dijo con una expresión severa, “Muy bien, muy bien, no hablemos más de eso. Dame tu insignia. Su Majestad me ha ordenado promocionarte a un enviado del Sol Oscuro de rango uno. ¡Pequeño mocoso, tu suerte es realmente muy buena!”

“Vamos, ven conmigo a conocer a Su Majestad. ¡Su Majestad te otorgará un título noble y te otorgará un territorio!” Cándido dijo antes de guiar a Han Shuo a través de la matriz secreta de transporte en la sede del Manto Oscuro que conducía directamente al Palacio Imperial.

No mucho después, el Rey Uhtred convocó a los diversos nobles de la ciudad Ossen para que se reunieran en el medio del espacioso Palacio Imperial de Lancelot. Le concedió a Han Shuo una audiencia y leyó la proclamación para comenzar la ceremonia. “Bryan ayudó al Imperio Lancelot muchas veces en la defensa contra enemigos extranjeros… Te otorgó el título de conde, una mansión en el norte de la ciudad y diez mil monedas de oro. ¡Espero que continúes haciendo grandes contribuciones al Imperio!”

“¡Mi agradecimiento a Su Majestad!” Cándido le había recordado a Han Shuo qué hacer y decir anteriormente, por lo que Han Shuo expresó su gratitud sinceramente.

“Mhm, tu territorio será la Ciudad Brettel en el extremo este. La Ciudad Brettel es vasta pero extremadamente caótica. ¡Espero que pronto se restablezca el orden bajo tu liderazgo!” Uhtred levantó la voz para hablar en voz alta.

Varios nobles revelaron expresiones de sorpresa cuando escucharon que el territorio otorgado sería la Ciudad Brettel. Parecía que esa ciudad era muy famosa.

“Gracias, Su majestad. ¡Definitivamente cuidaré bien de la Ciudad Brettel y ayudare a restaurar el orden que debería tener en el Imperio!” Han Shuo respondió respetuosamente.

“Bien. Esto será todo por hoy. ¡Todos pueden retirarse!” Uhtred miró a Han Shuo varias veces antes de agitar su brazo para indicar el final de la reunión, Todos salieron uno por uno.