Capítulo 287: De pie orgullosamente en el cielo


Incluso aunque Leah Cain era completamente desdeñoso, inmediatamente se centró cuando Han Shuo comenzó a moverse. Levantó el espadón en su mano con un resoplido frío. Una luz plateada de espada se extendió repentinamente frente a él.

Leah Cain hacía tiempo que había entrado en el reino del gran maestro de la espada, hacía muchos años. Se había entregado a este reino durante mucho tiempo, desafiando y derrotando a muchos expertos cuando había estado en la Alianza Mercantil Brut, lo que le valió el título del Loco Gran Maestro de la Espada. Si no hubiera ofendido el magus sagrado de trueno Reynold Dila, nunca habría tenido que huir al Imperio Lancelot.

La espada plateada de luz instantáneamente envolvió el área frente a él. Han Shuo podía sentir una enorme aura espada escondida dentro de la luz mientras volaba hacia Leah Cain. Inmediatamente infundió al Filo Cazador de Demonios con yuan mágico. Esa arma indestructible de repente estalló con luz negra y apuñaló directamente hacia la espada de luz plateada.

El Filo Cazador de Demonios se lanzó hacia adelante explosivamente con una luz negra y un intenso intento asesino. Abruptamente bombardeó la espada de luz de Leah Cain. La espada de luz plateada se entrelazó con la luz negra mientras sonaban varios estallidos metálicos. Puntos de luz explotaron como pequeñas estrellas antes de desvanecerse en el aire.

“Nngnn”. Leah Cain dejó escapar un ligero llanto y rápidamente retrocedió un paso atrás. Miró a Han Shuo con una expresión de sorpresa, “No está mal, pequeño chico. Tu arma es bastante extraña. ¡Realmente no usas el aura de pelea!”

La luz negra del Filo Cazador de Demonios, apagó la espada de luz plateada en el aire. Sin embargo, cuando la espada de luz plateada había colisionado con el Filo Cazador de Demonios, una gran fuerza inundó el brazo de Han Shuo, haciendo que su brazo se entumeciera un poco.

Han Shuo no se apresuró a hacer el siguiente movimiento. Su rostro estaba frio mientras miraba fijamente a Leah Cain, enfocando su mente al máximo. Después de un intercambio único, sabía que Leah Cain era de hecho mucho más poderoso que el gran maestro de la espada que había matado la última vez. Ambos eran maestros de la espada, pero Leah Cain había llevado ese rango por muchos años. Su fuerza era realmente extraordinaria.

“¡Ese Bryan tiene cierto poder!” Amyes miró sorprendido a Cándido y exclamó suavemente sobre la plataforma justo frente a la Casa Jardín.

Los ojos de Cándido brillaban intensamente. Su rostro estaba lleno de interés mientras respondía mirando a Han Shuo, “Esta es la primera vez que lo veo pelear también. Aunque no tiene aura de pelea, inesperadamente rompió la espada de luz que Leah Cain reunió con su aura de pelea. ¡Parece que su cuerpo está ocultando muchos secretos!”

Los nobles alrededor exclamaron incrédulamente sin parar al ver a Han Shuo romper la espada de Leah Cain con su golpe. Entre ellos, Lawrence y Phoebe estaban visiblemente felices.

“Ese chico realmente no está mal. Él nos salvó una vez en la casa de Eevee. Se puede considerar que le debemos un favor. ¡Espero que Leah Cain no lo lastime!” El viejo señor Hahn se rio y le dijo a Emily junto a él mientras miraba a Han Shuo.

“¡Parece que Bryan puede ganar!” Emily respondió con una sonrisa. Ella sabía en su corazón que la fuerza de Han Shuo no era tan simple. Basada en el hecho de que podía volar por el aire, solo eso era una gran ventaja, ya que no era algo que Leah Cain pudiera hacer.

“Jaja, ¡eso espero!” El viejo Hahn se rio de buena gana.

Mientras todos discutían ruidosamente, Leah Cain resopló fríamente, “¡Tienes algo de fuerza, pero es una pena que hayas decidido desafiarme!”

Leah Cain levantó su espadón al decir estas palabras y se dirigió hacia Han Shuo. Su velocidad no era rápida y cada paso era pesado. Las dos cicatrices en su cuello parecían feroces cuando se cruzaban. Sus pupilas estaban llenas de un loco deseo de luchar.

El impulso de Leah Cain se hizo más fuerte con cada paso, su espadón emitía un deslumbrante halo plateado bajo la luz del sol. El aura de pelea plateada finalmente convergió con el espadón en un arco brillante y hermoso que se disparó hacia Han Shuo desde una docena de metros de distancia.

La velocidad de ese arco iris plateado era rapidísima. Galopaba directamente al rostro de Han Shuo como si hubiera saltado la distancia de una docena de metros. Ese ataque contenía una fuerza tan enorme que varios de los nobles espectadores cercanos también pudieron sentirla claramente.

Han Shuo solo se quedó allí, como aturdido por la extrema velocidad del arco plateado. Parecía no haber reaccionado todavía. Todo el mundo miro tontamente mientras el arco plateado atravesaba su cuerpo. Parecía que no sabía cómo esquivar.

“¡Rápido, corre!” Muchos espectadores estaban preocupados por Han Shuo. Todos gritaron para advertirlo. Desafortunadamente, la velocidad de su voz no podía igualar la velocidad del arco plateado del aura espada de Leah Cain.

Un sonido aterrador resonó desde el lugar donde Han Shuo estaba parado tontamente en silencio justo después de las advertencias de los espectadores. Un barranco de quince metros de largo apareció instantáneamente en ese lugar. El profundo barranco parecía como si alguien acabara de rebanar un pedazo de tofu.

El aura de pelea plateada que rodeaba el barranco no se había dispersado todavía. La enorme cantidad de fuerza destructiva de ese ataque asaltó las dos paredes del profundo barranco, creando fuertes ruidos retumbantes. Cuando los terribles sonidos finalmente cesaron, el ya enorme barranco era ahora aún más grande. Todas las hierbas dentro del área de efecto del aura de pelea habían sido convertidas en un polvo verde.

“Qué ataque tan terrorífico. ¡El pobre retador debe estar acabado!”

“Aii, todavía era demasiado joven después de todo. ¡Es inevitable que sea vulnerable en contra del ataque de un experto que ha sido famoso durante tanto tiempo!”

“Vamos. Ese joven debe haber muerto y debe haber caído en esa grieta. ¡La diversión ha terminado!”

“Mm, un hombre tan guapo en realidad murió por ese feo monstruo. ¡Ese maldito extranjero!”

Todo tipo de comentarios pesimistas sobre Han Shuo resonaron en la audiencia. Habían observado en silencio como Han Shuo no se había movido para evadir el ataque con espada de Leah Cain. Todos estaban seguros de que Han Shuo había muerto y había perdido la vida en ese barranco.

De pronto, un fuerte grito resonó en el aire, “¡Dios mío, mira hacia arriba!”

Echando la cabeza hacia atrás para mirar el cielo, todos vieron a Han Shuo parado orgullosamente en el cielo con el Filo Cazador de Demonios en su mano. Miraba remotamente hacia abajo a Leah Cain. Él no estaba herido en lo más mínimo.

“¡¿Cómo puede ser esto?!” Incluso Leah Cain no pudo evitar exclamar en estado de shock. Levantó la vista, incapaz de creer lo que veía.

Si un espadachín quería flotar en el aire, tenía que alcanzar el rango legendario de maestro de la espada divino para poder volar usando su aura de pelea. Mientras que los magos podían volar usando hechizos de levitación al alcanzar el rango de archimago, la velocidad de lanzamiento del hechizo de levitación no era tan rápida o tan suave como las habilidades de Han Shuo.

Aunque Han Shuo era un archimago nigromante, no debería haber sido capaz de esquivar ese rápido ataque usando esa lenta habilidad de levitación. Esa fue la razón por la cual incluso Leah Cain quedó asombrado al ver a Han Shuo parado en el cielo.

“Amyes, ¿puedes sentir algún elemento mágico en su cuerpo? ¿Por qué no puedo sentir nada en absoluto?” En la plataforma alta, Cándido exclamo con sorpresa mientras miraba directamente a Han Shuo, que estaba de pie orgullosamente en el cielo.

Incluso el Amyes generalmente relajado y calmado se sobresaltó. Sacudió su cabeza y dijo, “Extraño, demasiado extraño. Él no usa ninguna aura mágica o de pelea, ¿pero realmente puede pararse en el cielo tan milagrosamente? ¿Qué está ocurriendo?”

“Parece que esto tiene algo que ver con su arte único de cultivo. Amyes, ese arte que practica es muy maravilloso. ¡Si el Imperio Lancelot también sabe cómo volar tan rápido, entonces el poder de nuestro ejército se multiplicará!” Cándido exclamó con entusiasmo mientras pensaba en eso.

“Presta mucha atención. Tenemos que detener a Leah Cain si intenta asestar un golpe mortal, incluso si violamos las reglas. Ese Bryan es realmente mágico. Él es demasiado útil para nuestro Imperio Lancelot. ¡Absolutamente no podemos permitirle que muera!” Amyes dijo con determinación, resuelto a dejar todo a un lado para garantizar la seguridad de Han Shuo.

“Hagámoslo así entonces. Después de esto, ¡creo que Su Majestad también sabrá qué hacer desde ahora!” Cándido estuvo de acuerdo de inmediato. Sus ojos sombríos se centraron en Leah Cain. Los elementos oscuros en su cuerpo de repente se volvieron densos mientras se preparaba para moverse en cualquier momento sin importar su identidad.

Una persona estaba mirando a Han Shuo desde un exuberante y viejo árbol. Él era a quien Han Shuo y Lawrence habían conocido en el Jardín Rosa, el súper asesino Bollands. Estaba agachado dentro del follaje, con los ojos abiertos mientras observaba a Han Shuo y murmuraba: “Verdaderamente increíble. Él realmente puede usar una habilidad para pararse en el cielo. Parece que este Bryan está ocultando otros secretos además de su logro extraordinario con el aura asesina. ¡Maestro estuvo en lo cierto al enviarme aquí esta vez!”

“Pequeño chico, no pienses que eres formidable solo porque eres un archimago que puede volar en el cielo. ¡Baja aquí si eres tan bueno!” Leah Cain gritó furiosamente desde abajo mientras miraba a Han Shuo en el cielo.

A pesar de que era un gran maestro de la espada, no podía volar. No tenía más remedio que mirar aturdido, impotente, mientras miraba a Han Shuo en el cielo.

“¡Cómo desees!” Han Shuo dejó escapar una larga risa en el cielo antes de zambullirse como un meteoro. El Filo Cazador de Demonios emitió un hechizo de fuego rojo y púrpura de dos metros de largo. Una gruesa aura asesina emanaba en todas direcciones con Han Shuo como el epicentro. Los espectadores de los alrededores sintieron una ola de palpitaciones e involuntariamente se alejaron un poco más, sorprendidos cuando lo miraron descender desde el cielo.