GDK – Capítulo 278

4

Capítulo 278: Una loca propuesta


“Entonces, ¿puede confirmar mis calificaciones ahora?” Han Shuo entendió muy bien que su cultivo mágico había jugado un papel muy importante en su logro de hoy. Por supuesto, su gran suerte fue otro factor muy importante.

“No hay problema. ¡Por favor espera un momento y completaré el resto por ti!” Ares respondió fácilmente y se volvió para asentir con la cabeza hacia el archimago que tenía al lado. El archimago de túnicas holgadas llevó los documentos de Han Shuo al tercer piso.

“Señor Ares, esa persona ha venido otra vez». La joven que había estado esperando abajo, había subido las escaleras para informar a Ares.

Ares estaba aturdido. Agitó su mano y dijo: «¡Déjalo que suba!”

No mucho después, apareció Cándido con una expresión casi desinteresada. Al ver a Han Shuo parado allí, se sorprendió de inmediato.

Han Shuo también quedó atónito, ya que no esperaba encontrarse con Cándido en un lugar como ese. Un destello brilló en sus ojos, que rápidamente volvió a la normalidad. Se quedó quieto mientras mantenía una sonrisa fácil.

“Tú vieja cosa. ¿Solo ahora has tenido tiempo de sobra para venir a visitarme?” Ares se rio de buena gana. Parecía haber conocido a Cándido durante mucho tiempo.

“No me molestaría en venir si no tuviera algo que preguntar. ¿Qué, en que estas tan ocupado ahora?” Cándido recorrió con la mirada a Ares, y luego se dirigió hacia Han Shuo. Frunció el ceño mientras simulaba no conocer a Han Shuo en absoluto.

“¡Jeje, nada! La Academia de Magia y Fuerza Babylon acaba de producir un genio de la magia. Le tomó menos de dos años pasar de ser aprendiz de mago a archimago. ¡Esto es realmente una gran cosa! Sus registros se convertirán en una nota importante en la Asociación Mágica». Ares estaba fuera de sí con entusiasmo, señalando hábilmente a Han Shuo como una introducción hacia Cándido.

Cándido, también estaba claramente sorprendido. Realmente no había esperado que Han Shuo hubiera alcanzado el rango de archimago nigromante. Sus ojos brillaron mientras miraba a Han Shuo unas cuantas veces antes de abrir la boca para hablar, “Ares, si no te importa, me gustaría tener una conversación privada con este joven genio de la magia».

“No me importa, ¡pero no sé si a él importa o no!” Ares miró a Han Shuo, dejándolo en manos de él.

Ares obviamente no sabía de la relación entre Han Shuo y Cándido. Han Shuo entendió lo que estaba diciendo Cándido, por lo que se volvió para asentir con la cabeza hacia Ares, “De todos modos, tengo que esperar por mis documentos. Dado que no tengo nada que hacer, ¡no me importa conversar con él un momento!”

“Muy bien, entonces me iré primero. El resto de ustedes puede ir abajo. ¡No permitiré que venga nadie más!” Ares ordenó a la gente en el segundo piso a continuación, antes de volverse hacia Cándido con una sonrisa, “Su certificado de archimago se completará cuando ustedes dos terminen de platicar. Solo ven y déjame saberlo entonces».

“No hay necesidad de molestar, ¡ya sé que hacer!” Era probable que Cándido tuviera una relación muy estrecha con Ares, ya que instó con impaciencia a este último a que se adelantara.

Esperando a que Ares y su grupo se fueran, Cándido miró a Han Shuo de una manera extraña y dijo, “Acabo de recibir noticias del Valle del Sol que dicen mataste a Ferguson de la Iglesia de la Luz. Iba a encontrarte para comprender mejor la situación. No esperaba que estuvieras aquí, con la identidad de un archimago nigromante para arrancar. ¡Realmente me has dado una sorpresa!”

Han Shuo no pudo reprimir el deseo de su corazón durante el caos en el Valle del Sol. Había actuado enloquecido, asesinando al gran magus Ferguson de la Iglesia de la Luz y herido gravemente al jefe Adam de la Casa de Menlo. Esta noticia se había extendido por todo el Valle del Sol. Como uno de los tres pesos pesados del Manto Oscuro, Cándido no tenía motivos para permanecer en la oscuridad con respecto a ese asunto.

Han Shuo miró silenciosamente a Cándido, sabiendo que no necesitaba decir nada sobre ese asunto. Estaba claro que Cándido ya lo sabía. Por otro lado, sabía que Cándido lo mencionaría, así que había preparado algo para decir.

Al ver a Han Shuo sumirse en el silencio y no decir nada, Cándido lo miró embelesado y dijo en voz baja, «No sé cómo lograste matar a Ferguson. Probablemente no podría matarlo yo mismo. Ferguson está muerto ahora, pero con la abrumadora influencia de la Iglesia de la Luz, te encontraras un sinfín de problemas”.

“Además, ¿he oído que lanzaste el hechizo perdido Resurrección de Cadáveres? Creo que la Iglesia de la Calamidad intentará reclutarte. Esas dos iglesias tienen una gran cantidad de creyentes en todo el Continente Profundo. Tienen docenas de métodos para tratar contigo, así que ¿cómo vas a lidiar con eso?”

“Diferentes situaciones requieren diferentes medidas. ¡Si se atreven a actuar en mi contra, los mataré a todos sin dejar a nadie atrás!» El rostro de Han Shuo era despiadado. Su cuerpo emitió naturalmente un intento asesino mientras su voz se volvía tan fría como la helada tundra.

Han Shuo no necesitó ocultar nada ya que Cándido ya sabía sobre ese asunto. Cuando lanzó el aura asesina de su cuerpo, una figura al nivel de Cándido fue capaz de reaccionar instantáneamente.

Asintiendo, Cándido respondió con una expresión grave, «Creo que tu poder no es en absoluto débil. Sin embargo, la Iglesia de la Luz no solo tiene a Ferguson. Ni siquiera necesitan tratar contigo directamente. Solo necesitan presionar al rey. Creo que Su Majestad no correrá el riesgo de ofender a la Iglesia por un personaje menor como tú».

El silencio de Han Shuo se hizo más profundo al escuchar esas palabras. Con su inteligencia actual y el recordatorio de Cándido, Han Shuo pudo entender naturalmente lo que estaba tratando de decir.

Tras tomar una bocanada de aire, Cándido dijo, «Eres alguien que traje yo mismo al Manto Oscuro. Estoy muy feliz de que tengas una gran cantidad de poder. ¡Ahora que tienes la identidad de un archimago, puedo darte una idea!”

Los pensamientos de Han Shuo corrieron, preguntó con sorpresa, “¿Una idea?»

Han Shuo ya había estado mentalmente preparado sobre cómo iba a vivir su vida después, antes de matar a Ferguson, por lo que no estaba demasiado preocupado. Si el Imperio Lancelot lo vendía bajo la presión de la Iglesia de la Luz, Han Shuo confiaba en que podría usar el Cementerio de la Muerte para escapar. Sin embargo, sería más difícil moverse desde entonces.

Ahora que Cándido tenía una idea, Han Shuo naturalmente quería saber si había una manera de lidiar con ese ataque de dos filos contra él.

“Sea la Iglesia de la Luz o la Iglesia de la Calamidad, ambas son instituciones religiosas. Su poder no puede dictar el movimiento del Imperio Lancelot, a pesar de sus influencias generalizadas. La Iglesia de la Luz es un poco más difícil de tratar ya que actúan en la luz. Sin embargo, si de alguna manera puedes demostrar que tu fuerza es lo suficientemente poderosa para hacer que Su Majestad te valore más que la a Iglesia de la Luz, dado mi entendimiento de él, a el Rey no le importará en absoluto la presión de la iglesia”.

“Mientras su Majestad esté dispuesto a protegerte, incluso la Iglesia de la Luz no se atreverá a hacerte nada dentro del Imperio Lancelot. Después de todo, no son lo suficientemente poderosos como para destruir el Imperio Lancelot». Cándido miró a Han Shuo y expresó su consejo con sinceridad.

Han Shuo fue iluminado por las palabras de Cándido. Lo que más necesitaba un país era gente con talento. Aquellos con potencial eran especialmente importantes para el futuro del país. El Imperio Lancelot había sido capaz de mantener su sólida posición durante tantos años debido a los esfuerzos de la deidad Ayermike Cotton.

Un magus sagrado podría liberar una magia terriblemente fuerte que podría destruir directamente una ciudad. Una deidad a nivel de semidiós era aún más poderosa y podía crear una destrucción inimaginable. Era precisamente debido a la existencia y asistencia de Ayermike Cotton que el Imperio Lancelot se había vuelto tan próspero.

Después de muchos años, una figura sobrenaturalmente poderosa seguía siendo el recurso más importante para un país, en particular las existencias sagradas, como los maestros de la espada sagrados, magus sagrados y caballeros sagrados. El número de figuras poderosas era la mejor base sobre la cual determinar la fuerza de un país. Si Han Shuo pudiera demostrarle al rey que podía alcanzar tal nivel, el rey no estaría preocupado por las amenazas de la Iglesia de la Luz e incluso garantizaría de todo corazón su seguridad.

“Cándido, ¿quiere decir…?» Han Shuo entendió su consejo, pero no había pensado en una forma específica de hacerlo. Después de todo, las palabras por sí solas no eran suficientes para demostrar a los demás que uno era muy poderoso, ¿o sí?

“La manera más simple es desafiar a los demás y demostrar tu fortaleza a través de retos a personas poderosas. He oído que has estado saliendo con Lawrence en la Guardia del Norte de la ciudad. ¿Qué puede Lawrence esconderme? De hecho, sería más rápido para ti obtener un título noble desafiando a otros. Cuando tu fuerza despierte el interés de Su Majestad, podrás convertirte en un noble sin ningún logro a tu nombre. ¿Por qué molestarse tratando de lograr hazañas militares?” Cándido se burló, aparentemente desdeñoso de los planes de Han Shuo y Lawrence.

“Desafiar, desafiar a las personas poderosas. Buena Idea…“ Han Shuo murmuró para sí mismo. Luego respiró hondo y le agradeció sinceramente a Cándido, “Muchas gracias, Lord Cándido. ¡Sé lo que debo hacer ahora!”

Asintiendo con la cabeza, Cándido dijo casualmente, “Si no fuera por el hecho de que estás bajo mi cargo, y que trajiste el cuaderno de Ayermike Cotton, no llegaría tan lejos para ti. Ya se me había ocurrido este plan para ayudarte una vez que escuché que mataste a Ferguson. Desafía a las personas enumeradas en este rollo, una por una. Puedes asesinarlos a todos, ya que han cometido crímenes dignos de muerte, pero han logrado escapar del castigo de las leyes del Imperio. Incluso el Manto Oscuro no puede encontrar ninguna evidencia para atraparlos, por lo que queremos tomar prestada tu capacidad para ejecutarlos».

“Ya que tienes el poder para matar a Ferguson, no será difícil ejecutar a esas personas abierta y justamente. Ayudaré a registrar tu crédito. Puedes ganar fama rápidamente matando a esas personas. En cuanto al rey, seré responsable de comunicarme con él y obtener el título de vizconde si todo va bien. No solo Su Majestad no ejercerá presión sobre ti debido a la Iglesia de la Luz, sino que incluso puede advertirles en tu favor. A medida que tu posición y fama se elevan, ese niño Lawrence estará muy emocionado. ¡Esto realmente está matando a muchos pájaros de un tiro!”

Cándido se rio astutamente con un rostro siniestro después de terminar su discurso. Parecía que había considerado eso durante mucho tiempo, y estaba muy satisfecho con esa creación suya.

“Maestro Cándido, ¡¿por qué siento que estoy siendo usado?!» Han Shuo se quedó pasmado. Entendió que ese método era bueno. Sin embargo, al ver a Cándido reír tan siniestramente, todavía sentía que el anciano que lo estaba ayudando era solo un aspecto de un plan más grande, y el objetivo principal era usarlo para erradicar a los elementos opuestos.

Rodando sus ojos hacia Han Shuo, Cándido dijo, “Considera esto como una misión. Registraré el crédito a tu nombre. ¿Esos malditos perros pensaron que podrían escapar de mi palma? Heh heh, esta vez, ¡todos morirán juntos!”

“¡Entendido!” Han Shuo asintió en entendimiento. Sabía por la insidiosa burla de Cándido que el viejo ya tenía algún tipo de plan.

“Bien. Todavía tengo algunos conocimientos mágicos para consultarle a Ares. El cuaderno de Ayermike es realmente demasiado profundo, ¡incluso yo no pude entender completamente y me veo obligado a preguntarle a este viejo!” Cándido comenzó a quejarse cuando comenzó a subir las escaleras. En la puerta, Han Shuo lo vio liberar algo de magia para disipar el encantamiento anterior formado antes de que comenzara la conversación. Entonces Cándido gritó, “¡Ven, rápidamente dale a este mocoso su certificado! ¡Es muy impaciente!”

“¡Ya voy!” Ares respondió mientras bajaba con una leve sonrisa. Camino hacia Han Shuo y le entregó el certificado antes de decir con una sonrisa, «Felicidades Bryan, con esta prueba certificada de la Asociación Mágica, ahora eres oficialmente un archimago».

“Gracias”. Han Shuo respondió con una sonrisa. Miro a Cándido, quien lo miraba con un rostro siniestro, secretamente maldijo en su corazón antes de bajar las escaleras.

“¡Felicitaciones, en verdad eres algo! ¡Ya eres un archimago nigromante a una edad tan joven!” Cuando Han Shuo llegó al primer piso, la recepcionista le ofreció sus sinceras felicitaciones con admiración.

Han Shuo asintió y le dedicó una sonrisa brillante y radiante a la chica, antes de tomar un camino directo lejos de la Asociación Mágica.

La chica se sonrojó ante su brillante sonrisa, su corazón latía mucho más rápido de lo normal. Ella secretamente pensó, ¡él era tan alto, joven y guapo!

Han Shuo medía un metro noventa y tenía un temperamento malvado natural debido a su práctica de magia demoníaca. Él atrayendo la atención del sexo opuesto era simplemente una cuestión de rutina.

“Primer objetivo – Colbert, un maestro de la espada que había violado y asesinado a siete niñas. Actualmente reside en las afueras de la Ciudad Bimson del Imperio, alcalde de Billow, título de barón» Han Shuo recorrió con la mirada la lista que Cándido le había dado después de abandonar la Asociación Mágica. Sonrió fríamente mientras caminaba hacia la matriz de transportación del Imperio.