Capítulo 266: Cautivos


Mientras Janet y su pandilla de bandidos se colaba en la Casa de Menlo con la intención de agregar un insulto a la herida, no se dio cuenta de que ella misma se había convertido en la presa de otra persona.

Adam Menlo resultó herido, y el roc se había transformado en un hombre rubio, de mediana edad, con heridas de espada en toda su piel. Ambos estaban bajo la protección de las élites de la familia mientras se retiraban lentamente en dirección a su cuartel general.

Al pasar junto a un arbusto espeso rodeado de varios árboles elevados, la gente de Janet inmediatamente saltó gritando. El viejo al lado de Janet lanzó varios hechizos de viento de apoyo “Aceleración”, permitiendo a su gente cerrar rápidamente la distancia entre ellos y la Casa de Menlo y comenzar su emboscada.

Han Shuo había pensado que Janet estaba acechando por la oportunidad de pillar y saquear. Sin embargo contrariamente a sus expectativas, Janet había transmitido la orden de matar tan pronto como vio a la familia Menlo. Evidentemente, no había querido robarles.

“Desafortunado viejo pedo Adam. ¡Te serviremos bien! Incluso te atreviste a planear en mi contra. ¡Tú realmente debes estar cansado de vivir!” Janet no se movió, solo gritaba con gran entusiasmo. Sus delicadas mejillas estaban pintadas de alegría.

“La Casa de Menlo está terminada si matamos a estas personas. ¡Mira si aún se atreven a crear problemas para nosotros!” Los bandidos gritaron y aullaron, agitando furiosamente sus armas y atacando ferozmente. Estaban calientes sobre los talones de los expertos de Menlo, gravemente heridos, que ahora se escabullían en todas direcciones.

Las fuerzas principales parecían haber llegado a un entendimiento tácito antes de esa noche, ya que no habían enviado demasiadas personas en ese viaje al valle. La Casa de Menlo había traído en total aproximadamente dos docenas de expertos. Después de que el enloquecido Laureton había matado a algunos y más habían caído en los cadáveres resucitados de Han Shuo, solo les quedaba una docena de miembros.

Ahora que se enfrentaban al grupo de bandidos de Janet, que eran tres veces su número, perder era solo cuestión de tiempo.

“Protejan bien a mi padre. ¡Nuestra gente está cerca! ¡Mientras regresemos a la sede, estos malditos bandidos no podrán salir con vida!” Un mago delgado, aparentemente débil, con cabello castaño agitó su bastón y gritó en voz alta.

Muchos picos afilados de repente se dispararon en el camino que Janet y sus bandidos estaban usando. Gracias al hechizo de apoyo “Aceleración”, sus movimientos eran rápidos y feroces, pero simplemente no prestaron atención a los cambios bajo sus pies. Cuando aterrizaron uno por uno, sus pies descalzos fueron inmediatamente atravesados por los picos.

“¡Maldición! ¡Disparen hasta matarlos!” Janet rugió, ordenando a los varios arqueros detrás de ella.

Whoosh whoosh whoosh.

El sonido de las flechas que atravesaban el aire resonó cuando una serie de brillantes flechas plateadas zumbaron hacia la Casa de Menlo, arrojándolos bruscamente a la confusión. Incluso el mago de tierra, que había lanzado “Picos de Tierra” antes, se vio afectado por la lluvia de flechas. Se vio obligado a liberar una pared de tierra en defensa.

Han Shuo vio claramente los acontecimientos de la lucha entre Janet y la Casa de Menlo a través de los tres demonios yin. Actualmente, su grupo se escondía en la oscuridad a docenas de metros de distancia, prestando una atención absorta a la intensa lucha, a la espera de las órdenes de Han Shuo.

“Dejen que se hagan daño el uno al otro. ¡Haré que el zombi élite de tierra los ataque a escondidas en un momento y se apodere de nuestra persona!” Han Shuo dijo sin prisa, ni un poco ansioso.

“Esta noche está destinada a ser una noche de insomnio. El Valle del Sol se volverá aún más caótico a partir de mañana, y nuestra banda mercenaria Destructor del Alma ¡tomara esta oportunidad para alzarse!” La ambición de Trunks se disparó mientras hablaba con entusiasmo.

“Deberías tener cuidado por el momento. Después de mis brutales actos esta noche, creo que la banda de mercenarios Hoz Arco Iris y la Casa de Menlo pueden dejar de lado todo para tratar con nosotros primero. La fuerza actual de nuestra banda de mercenarios no es suficiente para competir con ellos todavía. Nuestra base absolutamente no debe verse comprometida”. Al ver la ardiente ambición en el rostro de Trunks no pudo evitar hablar como recordatorio.

“Heh heh, eso también está bien. Con tu locura esta noche, nuestra banda mercenaria Destructor del Alma definitivamente va a ser reconocida. Mientras tengamos la fama, no tendremos que preocuparnos por obtener nuevos reclutas. Mientras tengamos tanto dinero como mano de obra, creceremos rápidamente. Cuando nosotros seamos lo suficientemente fuertes, ¡será entonces cuando el traidor Florida muera!” Trunks dijo fríamente, su rostro era solemne.

Asintiendo con entendimiento, Han Shuo dijo, “¡De hecho, el momento de la banda mercenaria Destructor del Alma ha llegado!”

“¿Oh?” Han Shuo gritó suavemente y dijo, “No pensé que los expertos de la Casa de Menlo realmente esperaban afuera para ayudar a los suyos. ¡Parece que los esfuerzos de Janet se van por el desagüe!”

Palmeando al zombi élite de tierra, Han Shuo ordenó que se escurriera rápidamente en el suelo. Después se giro para mirar a Trunks y dijo, “De repente, recuerdo que como lo tengo, no necesitaré tu ayuda. Regresen primero a la base. Llevare a Janet y te alcanzaré más tarde”.

“¿Realmente no necesitas respaldo? Dado que Janet pudo convertirse en la líder de un grupo tan grande de bandidos, su fuerza debe ser alta. Además, sus hombres la rodean. ¿Estás seguro de que puedes triunfar?” Trunks preguntó sorprendido.

“Descansa tranquilo. ¡Esto definitivamente no será un problema!” Han Shuo sonrió con confianza y se volvió hacia Gilbert y al pequeño esqueleto, ordenándolas a ambos que volvieran. Luego se dirigió hacia Janet con el zombi élite de tierra y silenciosamente esperó para tenderles una emboscada.

Esa noche iba a ser caótica, así que cuando las élites de las cuatro grandes potencias del Valle del Sol habían avanzado hacia el valle de la montaña, la mayoría de sus tropas esperaban afuera, dispuestas a ofrecer apoyo.

Los pequeños poderes en el valle anterior, profundamente resentidos de ser intensamente suprimidos por las cuatro grandes potencias, no se habían atrevido a actuar temerariamente. Ahora que las cuatro grandes potencias habían resultado gravemente heridas en la lucha, además de la mortal tentación de la mina de mithril, nadie pestañeaba si tomaban alguna acción loca.

A pesar de que Trunks y su grupo estaban familiarizados con el terreno del Valle del Sol, Han Shuo estaba preocupado de que se encontrarían con peligros en el camino. Envió a Gilbert y al pequeño esqueleto junto a ellos. Al menos podrían ayudarse unos a otros en el camino.

El cerebro de Han Shuo giró furioso mientras planeaba cómo exactamente capturaría a Janet. Confiando en las observaciones detalladas de cada movimiento de Janet por los tres demonios yin, rápidamente pensó y consideró el método más apropiado.

“Date prisa y persíganlos. ¡Mátalos! ¡No habrá otra oportunidad si perdemos esta!” Janet agarró el enorme garrote con pinchos, su delicado cuerpo avanzando a toda velocidad mientras perseguía a los miembros que escapaban de la Casa de Menlo. Varios bandidos estaban originalmente a su lado, pero gradualmente se alejaron de ella mientras perseguían a los expertos de Menlo.

Han Shuo calmadamente determinó la ruta de Janet a través de los demonios yin. Se movió subrepticiamente para ocultarse detrás de un enorme árbol, ajustando lentamente su respiración y latidos cardíacos. Un rato después, todo su ser pareció derretirse en el árbol. Nadie lo pudo detectar en las sombras.

El zombi élite de tierra viajó rápidamente por el suelo y siguió a Janet de acuerdo con las órdenes de Han Shuo. Solo necesitaba un comando de su maestro para coordinar inmediatamente con Han Shuo desde la clandestinidad.

Los expertos de Menlo montaron varias criaturas mágicas diferentes y huyeron a través del enorme tronco de un árbol donde se escondía Han Shuo. Varios bandidos en el costado de Janet agitaron sus armas, gritando ruidosamente mientras los perseguían. Todos pasaron junto a Han Shuo.

La jadeante Janet se acercó gradualmente a la trayectoria que Han Shuo había predicho previamente. Ella manejó el enorme garrote con pinchos mientras gritaba en voz alta y maldecía vulgaridades sin parar. Ella no tenía la más mínima reserva y sutileza que una joven debería tener.

De repente, el acechante Han Shuo saltó como un fantasma y apareció al instante frente a Janet como una sombra oscura.

Janet había estado jurando continuamente cuando de repente vio una sombra salir de la oscuridad. Sobresaltada, levantó el garrote con pinchos y se precipitó hacia adelante. El garrote se movió a gran velocidad, emitiendo un extraño silbido. El impulso parecía bastante sorprendente.

¡Clang Clang!

Un sonido metálico resonó cuando una fuerza enorme se transmitió a través del garrote con pinchos en el cuerpo de Janet. La fuerza era como un aterrador brote de volcán, haciendo que Janet retrocediera.

“¡Eres tú!” Janet se dio cuenta de que el recién llegado era mucho más fuerte que ella después de un solo golpe. Cuando se reveló la figura de Han Shuo, su rostro palideció inmediatamente en estado de shock mientras gritaba.

Cuando vio que su amboscador era Han Shuo, sabía que su fuerza no estaba a la altura de la tarea. Rápidamente se retiró sin pensarlo y gritó, “¡Hombres, Captúrenlo!”

Mientras Janet retrocedía ferozmente, no estaba completamente consciente de que el zombi élite de tierra estaba acechando. Un par de brazos emergieron del suelo y le sujetaron con precisión los tobillos, deteniendo su huida.

Janet estaba asustada por ese repentino giro de los acontecimientos. Ella chilló gritando de miedo, “¡Ayuda! ¡Algo me ha atrapado!”

“¡Demasiado tarde!” Un ligero grito se escuchó. Han Shuo ya estaba cara a cara con Janet. Sintió que todo su cuerpo se tensó como si ya no fuera el suyo, y perdió fuerzas lentamente en sus extremidades.

“¡Déjala ir, o soportarás los costos de nuestra represalia sin importar el precio!” El archimago de viento lisiado Billy voló rápidamente mientras miraba furiosamente a Han Shuo, gritando en voz alta.

“Necesito preguntarle sobre algunos asuntos. No tomaré su vida, ¡así que descansa tranquilo!” Han Shuo dijo, llevando a la desmayada Janet mientras le respondía a Billy, que se acercaba rápidamente.

“¿Prometes no herirla?” Por otro lado, Billy tenía miedo de que Han Shuo hiciera un movimiento vicioso. Retuvo a los furiosos bandidos a su alrededor y se apresuró mientras miraba con urgencia a Han Shuo.

“Desde luego, no tomare su vida. ¡De lo contrario ya estaría muerta!” Han Shuo asintió y respondió, luego tomo a Janet y se fue volando, dejando unas palabras, “Como máximo tres días. ¡Ella definitivamente regresará sana y salva, eso es seguro!”

Habiendo terminado de hablar, Han Shuo le ordenó al zombi élite de tierra que se retirara. Juntos, el hombre y el zombi se retiraron el cielo y el suelo. Rápidamente se desviaron en dirección a Trunks y su grupo.