Capítulo 253: Pavimentando el camino


Esa era una sugerencia muy tentadora, así que Han Shuo estuvo inmediatamente interesado. Sin embargo, tampoco estuvo de acuerdo al instante. En su lugar, dijo, “Como sabes, soy miembro del Manto Oscuro. Además, tengo muchas cosas que yo mismo necesito hacer, así que no tengo mucho tiempo para gastar en el ejército”.

“No creo que eso sea un problema. Tú eres un mago, por lo que naturalmente debes tener un montón de tiempo para ti. Mientras obtengas el título de duque y tu propia tierra, entonces eres libre de hacer con tu tiempo lo que mejor te parezca, siempre y cuando no haya problemas dentro del territorio que gobiernes”. Lawrence respondió inmediatamente como si tuviera preparada esa respuesta.

“Entonces, ¿qué quieres que haga?” Han Shuo estuvo momentáneamente confundido.

“Primero, te ayudaré a ganar un lugar en el ejército. Siempre y cuando hayas hecho suficientes contribuciones, puedo usar mis conexiones para ayudarte a que ganes tu identidad como un noble. Una vez que recibas el título de un duque, entonces te ayudaré a poner tus manos en algún territorio. Después de eso, todo se resolverá mientras tu territorio se desarrolle bien”. Lawrence parecía estar muy familiarizado con ese tipo de cosas, mientras empezaba a explicar todo a Han Shuo con una sonrisa.

Cuando se había retirado de la Ciudad Valen, Han Shuo sabía que su fortuna estaría vinculada a Lawrence, tarde o temprano. Sin embargo, con su fuerza actual y la existencia del Cementerio de la Muerte, Han Shuo creía que sería capaz de salir ileso incluso si Lawrence perdía la lucha por el poder.

Si quería subir más alto, tendría que depender de una persona que pudiera ayudarlo. Lawrence era definitivamente un candidato adecuado. Era alguien que había ganado el afecto del rey y también tenía algún poder. Adicionalmente, con la ayuda de Cándido, Han Shuo creyó que no sería demasiado largo antes de que ganara poder.

“Parece que realmente vamos a estar atados juntos”, Han Shuo sonrió y dijo.

Lawrence se rio alegremente, después dijo con orgullo, “Estuvimos del mismo lado desde hace una eternidad. Desde que regresé al Imperio, empecé a ayudarte a pavimentar tu camino. Ahora que te has graduado del departamento de necromancia, y con tanta rapidez, las cosas se han vuelto aún más convenientes para mí”.

Han Shuo no pudo evitar sentirse sorprendido después de oírlo decir eso. No había pensado que aparte de Cándido, incluso Lawrence recibiría noticias tan rápidamente de que se había graduado. Parecía que los dos realmente le prestaban mucha atención.

“Muy bien, te hablaré de algunos de los detalles, después repasaremos todo el plan. Con tu fuerza e inteligencia, creo que alcanzar nuevas alturas en el Imperio no será una cosa difícil, siempre y cuando cooperemos el uno con el otro”, Lawrence estaba claramente muy feliz, y le dijo emocionadamente a Han Shuo.

Después de eso, Han Shuo y Lawrence discutieron los planes dentro del carruaje durante mucho tiempo, formando un sendero brillante para los dos entre sus esquemas.

El carruaje se detuvo después de un largo rato. El conductor del carruaje dijo con voz baja, “¡Joven Maestro Lawrence, hemos llegado al Jardín Rosa en los talleres del norte!”

“Muy bien, necesito darte la bienvenida por tu regreso ocasional. ¡Vamos, vamos a divertirnos!” Lawrence le dijo a Han Shuo después de levantar las cortinas y saltar del carruaje.

Han Shuo levantó la cabeza y miró a su alrededor. Vio un gran edificio frente a él con rosas grabadas en las paredes de mármol blanco. Al mismo tiempo, también vio numerosos carruajes hermosos estacionados alrededor.

Mientras tanto, los expertos, que habían estado siguiendo a Lawrence, caminaban desde una esquina de las calles y se paraban detrás de él como guardias.

“Ustedes se quedan aquí. No habrá problemas dentro del Jardín Rosa, no se preocupen”. Lawrence volvió la cabeza para mirar a la gente y ordenó en voz baja.

“Lo siento, joven maestro Lawrence, estamos siguiendo órdenes. Tenemos que protegerlo a donde quiera que vaya”, un caballero bastante fiel, con una armadura pesada, respondió con una voz apagada.

Han Shuo fue capaz de sentir un aura de intento asesino que emanaba de ese caballero. El símbolo en su peto demostró que él era un jinete tierra. De los callos en sus grandes manos, estaba claro que él era alguien con quien no debía enredarse.

“Jino, solo vamos a relajarnos. Nada sucede generalmente en el Jardín Rosa de todos modos. ¿Cómo podemos ir juntos desde que todos usan armadura? ¿Por qué no te quedas afuera?” Lawrence continuó sonriendo sin enfadarse con el jinete tierra por estar determinado.

“No, ordenes son órdenes. ¡No podemos desafiar nuestras órdenes!” El jinete tierra llamado Jino era una persona obstinada, y una vez más rechazó a Lawrence con un rostro severo.

“Jeje, entonces bien. ¡No tengo ningún problema con eso si ustedes realmente pueden entrar!” Lawrence rio entre dientes, después arrastro a Han Shuo dentro. Cuando llegó a la entrada, echó un vistazo al guardia con sus ojos, después se apresuró a entrar mientras tironeaba a Han Shuo.

Jino y los demás lo siguieron, pero fueron forzados a detenerse cuando llegaron a la entrada. Los guardias se negaron a dejarlos entrar por más que intentaran explicar.

Han Shuo sabía a través de los demonios yin que los protectores en el exterior habían sido dejados fuera por Lawrence. Sin embargo, los guardias ocultos liderados por Lucky se esforzaban lo mejor posible por colarse en el Jardín Rosa a través de otros métodos.

Sin embargo, las defensas de ese Jardín Rosa eran asombrosamente buenas. Estaba protegido por expertos expuestos y encubiertos. Estos incluían poderosos espadachines y magos especializados en diferentes elementos. Esas personas eran bastante poderosas, y protegían el entorno con gran responsabilidad. Aparte del viejo asesino, Lucky, que había logrado entrar a escondidas, todos los demás expertos habían sido detenidos afuera.

A través de sus demonios yin, Han Shuo notó que ese Jardín Rosa ocupaba una gran cantidad de terreno. Había numerosas montañas artificiales, aguas fluidas y fuentes termales con pabellones dentro, y cada habitación individual estaba decorada de una manera extremadamente opulenta. Había una hermosa mujer en ropa reveladora que estaba desnudándose mientras retorcía las caderas y bailaba una danza hipnotizante dentro de uno de los grandes pasillos.

Los gemidos suprimidos resonaban desde varias salas ligeramente más pequeñas, mientras muchos señores nobles y jóvenes amos gastaban enormes sumas de dinero para disfrutar de todo tipo de servicios.

Lawrence parecía estar muy familiarizado con ese tipo de lugar mientras caminaba directamente con familiaridad. Todos los guardias ocultos y reconocidos reconocieron a Lawrence. No sólo nadie lo detuvo, sino que a menudo lo saludaron.

“¡Ugh, ahora sé lo que este lugar!” Desde que los tres demonios yin habían rodeado rápidamente el Jardín Rosa extremadamente grande, Han Shuo no pudo evitar dejar salir una frase después de que entendió qué tipo de lugar era.

“Jaja, todos los hombres deben saber qué clase de lugar es este. Hoy todos los gastos aquí son por mi parte, así que trátalo como si te diera la bienvenida”. Lawrence rio con franqueza mientras entraba directamente y llegaba a un amplio vestíbulo. Había mujeres jóvenes y hermosas bailando en el centro del vestíbulo, con algunas personas que eran ricas o nobles viendo desde los lados. Cuando vieron entrar a Lawrence, también lo saludaron con sonrisas.

Había muchas sillas suaves de piel animal alrededor del pasillo junto a platos de verduras frescas, aperitivos exquisitos y vasos de alcohol caro al precio de una moneda de oro cada uno. Un candelabro circular de cinco metros de diámetro, brillaba sobre la escena con una suave luz, haciendo que las mujeres bailaran a la luz de la música de corazón por debajo de el para parecer extremadamente sexys.

“Hey, Lawrence, no has venido desde hace mucho tiempo”, un chico, que era claramente un dandi de una familia rica, saludó a Lawrence mientras el primero llevaba una mujer ligeramente cubierta que exudaba sensualidad.

“Bruno, ¿por qué te veo cada vez que vengo aquí?” Lawrence recogió casualmente una copa de vino llena de un vino ámbar de una mesa cargada de numerosas bebidas. Respondió a ese débil dandi después de tomar un sorbo.

“La vida es tan aburrida. Sólo hay algunos lugares en los talleres del norte que despiertan mi interés. Por eso vengo aquí. ¿No es lo mismo para ti?” Bruno guiñó un ojo hacia Lawrence y dijo con un sentido oculto.

“Muy bien, vine aquí puramente para entretener a mi amigo. No hablaré mucho contigo esta vez, así que tengamos una buena discusión la próxima vez”, Lawrence se disculpó, luego arrastró a Han Shuo al otro lado del salón, a otro lugar tranquilo.

Lawrence había traído a Han Shuo a través de un pasillo, alrededor de algunas esquinas, a otro salón tranquilo después de algunos momentos. No había nadie en esa sala, pero había una barrera mágica alrededor de ella.

Lawrence sacó un pergamino mágico y cantó un hechizo. El pergamino mágico emitió una luz azul tenue y las paredes circundantes se abrieron bajo la luz. Lawrence se dio la vuelta y le indicó a Han Shuo que entrara con él.

Han Shuo estaba sorprendió mientras miraba el pasadizo bajo la luz. Preguntó, ya que estaba claramente confundido, “Es muy normal que un lugar como este tenga un pasadizo secreto, pero ¿por qué sabes sobre el?”

“Por supuesto que lo sé, porque soy el verdadero dueño del Jardín Rosa. ¡Bryan, ya que estamos siendo honestos el uno con el otro, no voy a esconder este secreto de ti!“ Lawrence rio, después llevo a Han Shuo dentro. Había bastantes focos mágicos a lo largo del pasillo que se extendían hacia el fondo.

Había muchas cosas que sorprendieron a Han Shuo por ese pasaje oculto. Sin embargo, lo que más sorprendió a Han Shuo fue que el verdadero dueño de esa mina de oro era Lawrence. No era de extrañar que Cándido hubiera dicho que Lawrence no era alguien tan sencillo durante su primera reunión. Parecía que sabía muchas cosas sobre Lawrence.

“Vamos, te llevaré a conocer al maestro de Phoebe y mío. ¡Creo que estará muy interesado en ti!” Lawrence estaba muy satisfecho con la sorpresa de Han Shuo mientras se reía y arrastraba a Han Shuo dentro.