Capítulo 249: Píldora del Renacimiento


Han Shuo y Fanny se abrazaron afectuosamente. Sin embargo, Han Shuo no estaba ansioso por tomarla. Sólo continuó usando palabras tiernas para declarar los sentimientos que sentía profundamente en su corazón.

Cuando Han Shuo se dio cuenta de que Fanny había bajado la guardia completamente, sacó una píldora de su anillo espacial y sonrió, “¡Come!”

“¿Qué es esto?” Fanny sonrió alegremente, con los ojos brillantes. Ella miró curiosa hacia Han Shuo y preguntó.

La píldora del renacimiento era redonda y cristalina, como una hermosa joya verde brillante, y emitía una fragancia refrescante. Han Shuo la había refinado en el cementerio de la muerte. Tenía el efecto de transformar completamente el cuerpo de una persona ordinaria. Un lote sólo tenía siete píldoras. Han Shuo ya había comido una. Había confirmado sus efectos y tenía la intención de usar la píldora del renacimiento para reformar su cuerpo, dándole una sorpresa.

“¡Una gran píldora!” Han Shuo dijo sonriendo.

“¡Siendo totalmente misterioso de nuevo, tú cosa malvada!” Fanny rodó sus ojos hacia Han Shuo, mientras recogía casualmente la píldora del renacimiento. Ella la metió en su boca sin decir nada más.

Al verla tragársela tan rápidamente, Han Shuo estaba sorprendió por un momento antes de instar apresuradamente, “Rápido, siéntate y no pienses en otra cosa”.

Han Shuo no pudo explicar a tiempo, así que utilizó sus manos para empujarla de nuevo en su asiento. Luego colocó ambas manos en el centro de su espalda y comenzó a transmitir el yuan mágico en su cuerpo.

“Mm, ¿qué demonios me diste a comer? ¡Se siente como si un fuego ardiera en mi estómago!” Fanny sintió como si un fuego se hubiera encendido en su cuerpo después de tragar la píldora del renacimiento. La temperatura de su cuerpo subió rápidamente, haciéndola gritar con una voz de pánico.

Ella entonces parecía no entender mientras ella no podía evitar luchar y rugir con furia, “¡Maldito mocoso! ¿¡Tú me diste ese tipo de medicina cierto!? ¿Cómo puedes ser tan despreciable?”

Fanny había entendido mal y su corazón estaba en un lío. Ella estaba decepcionada y furiosa con Han Shuo, deseando escapar de su agarre mientras su cuerpo luchaba con locura.

Han Shuo entró en pánico, su rostro palideció. Inmediatamente usó su mano izquierda para apretar firmemente el hombro de Fanny y gritó apresuradamente, “Esto no es un afrodisíaco. Lo juro. ¿Confías en mí tan poco?”

Fanny se volvió un poco más calmada al oír sus palabras. Podía sentir que, aunque había un incendio en su cuerpo, no era una llama lujuriosa. Por lo tanto, dejó de luchar y dijo rápidamente, “Eh, siempre estás a la altura de no hacer nada bueno, así que simplemente malinterpreté tus intenciones. ¡No me moveré más ahora!”

Han Shuo no sabía si reír o llorar cuando escucho sus palabras. Cuando pensó en ello, su relación con Fanny era, de hecho, un poco fuera de orden. Era comprensible para ella asumir que sus intenciones eran malas.

“De acuerdo, no hables. ¡Sólo calma tu alma y vacía tu mente, como si estuvieras meditando!” Han Shuo soltó el hombro de Fanny y movió su mano hacia la mitad de su espalda. Rápidamente vertió yuan mágico en su cuerpo y la ayudó a difundir la energía medicinal.

Una densa niebla se envolvió alrededor de los dos mientras chispas eléctricas negras salían de la mano de Han Shuo hacia el cuerpo de Fanny. Fanny permaneció inmóvil, con todo su cuerpo relajado mientras le permitía a Han Shuo actuar como él deseaba, confiando completamente en él.

Han Shuo soltó su mano con una sonrisa aproximadamente una hora después, dejando escapar un largo suspiro antes de inclinarse y preguntar, “¿Cómo te sientes?”

“Eh, ¡tengo que ir al baño!” Fanny estaba de cierta manera avergonzada. Ella susurró con un rostro enrojecido.

Han Shuo se soltó con una ruidosa risa y dijo, “Eso suena bien. Tú querrás ir al baño durante los próximos tres días. El desperdicio y la suciedad en tu cuerpo serán excretados durante este tiempo, después de lo cual tu cuerpo será reformado en formas más allá de tu imaginación. Volveré a verte de nuevo entonces.”

Una serie de sonidos de gruñidos salió del cuerpo de Fanny. Fanny no podía aguantar más. Se levantó con el rostro enrojecido, resoplando y gritando, “¿Cómo es esto diferente de un laxante? ¡Eres un mocoso odioso!”

Fanny saltó para abrir la puerta y salir corriendo antes de que Han Shuo pudiera responder, sin atreverse a quedarse otro momento. Ella obviamente no podía retenerlo más.

Han Shuo dio una larga, tortuosa y extraña risa después de que Fanny se marchara, saliendo rápidamente también. Siguió un camino estrecho y tortuoso hacia la montaña de atrás para evitar chocar con los otros estudiantes de necromancia y salir de la Academia de Magia y Fuerza Babylon.

Las acciones de Han Shuo definitivamente habrían causado sensación a su regreso. Dejaría de estar asociado con la Academia después de que los procedimientos se terminaran en tres días. Por ello, era más apropiado salir por la puerta de atrás para evitar la charla de Lisa y los otros estudiantes.

Han Shuo no fue inmediatamente a reportarse al Manto Oscuro después de salir de la Academia de Magia y Fuerza Babylon. No había vuelto por mucho tiempo, así que no importaba si él visitaba uno o dos días más tarde.

En la actualidad, parecía bastante animado frente al Gremio de Comerciantes Boozt con muchos carruajes allí. Han Shuo entró directamente después de llegar.

“Eh, si ¿ese no es el Señor Bryan? ¿Qué te trae por aquí?” Los dos guardias de la puerta reconocieron a Han Shuo. Le saludaron con sorpresa ya que no había ido a visitarlos en mucho tiempo.

“Mhm, en efecto ha pasado mucho desde que llegué por última vez. ¿Ha regresado la señora de la casa?” Han Shuo asintió con una sonrisa y les preguntó de manera amistosa.

“La señora volvió hace mucho tiempo. Si el Señor Bryan ha venido a hablar de negocios con la señora en esta ocasión, ¿por qué no regresa un poco más tarde?” Ese guardia tenía una expresión difícil, vaciló momentáneamente antes de abrir la boca para hablar.

“Oh, ¿por qué es eso?  ¿Puede ser que tu señora no esté en casa?” Han Shuo preguntó con confusión, después se rio ligeramente, “No hay problema, puedo reunirme con Fabián. ¡Si Fabián está ausente, todavía puedo hablar con Jack!”

De repente, el grito de furia de Phoebe resonó desde dentro. Han Shuo estaba atónito antes de que su rostro se volviera grave. Le preguntó con curiosidad, “¿Qué está pasando aquí?”

El guardia sonrió irónicamente mientras miraba a Han Shuo, diciendo con toda honestidad, “Hay un caos en el interior. Un gran hombre de negocios llamado Cameron parece querer que la Señorita Phoebe acepte algo, pero no lo hizo. Las cosas no se ven muy bien”.

“Muchas gracias por el recordatorio. Parece que no sabes mucho de mi relación con tu gremio de comerciantes”. Han Shuo respondió antes de correr para ver qué estaba pasando.

Ese Cameron había querido que Phoebe se uniera a su alianza la última vez en la residencia de Lawrence, pero ella lo había rechazado. Aparentemente todavía no había renunciado a la idea después de tanto tiempo. A juzgar por el furioso grito de Phoebe, la escena en el interior probablemente no era muy amable.

No importaba cómo lo mirara, Phoebe ya podría ser considerada la mujer de Han Shuo. Naturalmente, no soportaría si alguien la intimidaba. Por lo tanto, se lanzó hacia adelante tan rápido como un destello y apareció en la fuente de los gritos de furia de Phoebe en el lapso de tan sólo unas pocas respiraciones.

Un grupo de diez rodeó a Phoebe en el pabellón en la grieta de la montaña artificial en la que Han Shuo y Phoebe alguna vez se habían escondido. El lugar familiar ahora estaba lleno de tensión, con unos extraños rostros preparando sus armas para una pelea.

Aparte de Cameron, con quien Han Shuo se había reunido en la residencia del Ministro de Finanzas Eevee, con todos los demás no estaba familiarizado. Esas personas eran comerciantes vestidos elegantemente, o magos altamente calificados o espadachines. La pandilla miró al grupo de Phoebe y Fabián con feos rostros, como si sólo la palabra más indeseada les hiciera entrar en acción.

Varios guardias del Gremio de Comerciantes Boozt se encontraban en los alrededores con rabia ardiendo en sus vientres, sus armas ya estaban desenfundadas como si sólo necesitaran una sola orden de Phoebe para que ellos participaran en una batalla campal.

“Bryan, ¿cuándo regresaste?” Sus lindos ojos se iluminaron de repente con deleite ante la repentina aparición de Han Shuo. Phoebe estaba extasiada mientras su voz sonaba sorprendida.

“¡Humph! Sólo un chiquillo de juguete, ¿qué puede hacer?” Un hombre robusto, cuyo logotipo en su pecho lo indicaba claramente como un espadachín mayor, lanzó una mirada desdeñosa hacia Han Shuo. Parecía conocer la relación de Han Shuo y Phoebe.

“Oh, ¿entonces es así?” Han Shuo dio una risa extraña antes de burlarse, “Entonces trata de tomar un golpe de este pequeño juguete, ¿lo harás?”

Cuando sus palabras cayeron, el ya molesto Han Shuo lanzo un puñetazo. No había ningún impulso de energía ni un impulso poderoso en el, incluso la velocidad no era ni rápida ni lenta. El golpe parecía suave y sin fuerza.

En consecuencia, el espadachín mayor todavía conservó su expresión burlona y dijo fríamente, “Sólo un niño de juguete, en efecto, incluso su puñetazo es débil sin ninguna mordida”.

El espadachín levantó entonces su mano. Sonriendo viciosamente, apuntó un golpe justo en el puñetazo entrante de Han Shuo. Obviamente, pretendía herir gravemente a Han Shuo con ese golpe e intimidar a los guardias del Gremio de Comerciantes Boozt.

Los comerciantes con Cameron tenían sonrisas tranquilas en el rostro. Miraron a Han Shuo como si fuera un tonto, seguros de que sería gravemente herido.

Por otro lado, Fabián, que estaba justo al lado de Phoebe, mostraba una expresión emocionada. Habiendo visto a Han Shuo en acción, creyó que el golpe era algo más de lo que los ojos captaban. En cuanto a Phoebe, su rostro estaba frío como el hielo y sus labios se curvaron con un toque de crueldad.

Un sonido de agrietamiento resonó en el aire. Sin embargo el espadachín que sonreía salvajemente, repentinamente emitió un grito agudo y loco como el aullido de los lobos dolidos y el llanto de los fantasmas después de que su golpe colisionara con el de Han Shuo.

El robusto cuerpo fue disparado hacia atrás por una fuerza asombrosa, haciendo fuertes sonidos rebotando mientras rodaba por el patio. Cuando su trasero finalmente tocó la tierra, el espadachín incontrolablemente roció una bocanada de sangre tras otra. Incluso sus gritos estridentes fueron amortiguados por la sangre. Miró a Han Shuo, horrorizado, mientras que su boca no dejaba de lloriquear trágicamente.