GDK – Capítulo 229

3

Capítulo 229: El favorecido hijo de la tierra


Con la tutela de Han Shuo, Gilbert finalmente había comprendido el método maligno de cosechar yin para reponer su yang después de medio día.

Gilbert había sido muy escéptico al principio, pero poco a poco empezó a creer que era cierto cuando su cuerpo comenzó a cambiar. Todavía no estaba plenamente convencido de los efectos mágicos hasta que realmente confirmó algunas cosas.

“Recuerda, solo puedes robar un poco de energía yin cada vez. Matarás a alguien si tomas demasiada”. Han Shuo le recordó gravemente después de que Gilbert entendiera completamente esa nueva técnica.

Si el siniestro método de recolección de yin para reponer el yang se utilizaban adecuadamente y sólo en una mujer a la vez, no le causaría mucho daño a la mujer, pero si esa técnica se usaba con demasiada frecuencia o se absorbía en exceso la energía yin, podría lastimar a la mujer. En casos severos, su vida se podría perder.

Gilbert pareció comprender después de los repetidos recordatorios de Han Shuo, murmurando, “Entiendo. ¿Quién sabe si esto es incluso útil? ¡Te lo haré saber después de haberlo probado!”

Han Shuo y Gilbert viajaron juntos al valle de los enanos. Gilbert se quedó afuera mientras Han Shuo entraba solo para charlar con Calvin. Entregó la lista de armas y todos los materiales necesarios para Calvin, y dejó el valle después de concluir sus discusiones.

Con Gilbert presente, Han Shuo ahorró mucho esfuerzo y cabalgó en la espalda de Gilbert. Los dos volaron hacia el suelo sagrado de los trols del bosque en las profundidades del Bosque Oscuro.

Después de volar por medio día, Han Shuo y Gilbert llegaron al lugar donde adoraban a Datara.

Los trols del bosque que hacían guardia el lugar reconocieron a Han Shuo y no lo detuvieron, dejándolo entrar libremente y asumieron el deber de protegerlo.

Incluso aunque era un invierno mortal, el lugar extremo de madera generaba un aire próspero de la primavera en el terreno sagrado de los trols del bosque. Exuberantes matorrales, árboles altísimos y arbustos altos crecían excepcionalmente bien. Las flores florecieron en tonos encantadores de rojo y púrpura, llenando el aire del valle con la fragancia fresca de la vegetación.

Sólo un vibrante color verde, se podía ver hasta donde alcanzaba el ojo. Todas las plantas crecían tan perfectamente e increíblemente fuertes. Un grueso qi tierra impregnaba los alrededores. Los enormes arboles cubrían los cielos y las viejas raíces de los árboles se enredaban con la mayor fuerza. Por eso los trols del bosque habían construido su tierra sagrada encima de esos árboles.

Cuando llegó, Han Shuo le dijo a todos los trols del bosque que salieran de esa área. Entonces tomó los cielos y observó la disposición de la tierra y de los elementos. Identificó algunos hitos cruciales según los recuerdos de Chu Cang Lan antes de aterrizar en las raíces de un árbol antiguo.

Ese árbol era el más antiguo y más grande de todos en ese lugar extremo de madera. Tenía varias docenas de metros de altura. Sus ramas ricamente entrelazadas se llenaban de luz verde, la vida florecía ricamente de sus ramas. Parecía bastante viejo.

Han Shuo miró fijamente a ese árbol por un largo tiempo y finalmente dijo disculpándose, «Lo siento, has ocupado el mejor lugar. Debes entregar el qi tierra que has estado absorbiendo. ¡Sólo puedo sacrificarte!”

Envió un rayo de luz de su cuerpo, concentrándolo en su mano y actuó sin vacilación, empezando a cavar en las raíces del árbol antiguo.

“Honorable maestro, ¿necesitas mi ayuda?“ Gilbert pregunto con entusiasmo al ver que Han Shuo comenzaba a cavar en las raíces de los viejos árboles.

Han Shuo pensó por un momento y asintió, deteniendo los movimientos de sus manos. “No hay necesidad, pero gracias por recordarme. ¡Con el zombi élite de tierra, no necesito hacer nada de esto yo mismo!”

Cantó un encantamiento tan pronto como terminó de hablar, invocando al pequeño esqueleto y a otras dos criaturas oscuras.

Los huesos del pequeño esqueleto eran translúcidos, como si estuvieran hechos de jade. Una tenue luz de alma circulaba a través de su ojo púrpura. Mientras él permanecía allí con su daga de hueso en la mano, una sensación natural de peligro emanaba de él. Las siete púas de hueso en su espalda les dieron a otros una sensación extremadamente malvada, como si fueran siete armas esperando para cosechar sus vidas.

Los ojos del zombi élite de tierra brillaban con la misma luz amarillenta que emitía su cuerpo. La luz cubría la armadura de su cuerpo como una gruesa capa de tierra. Estaba parpadeando sus ojos en ese momento y parecía estar mirando a Han Shuo con confusión. Parecía decir, «¿Por qué me invocaste?»

Desde la aparición del pequeño esqueleto y el zombi élite de tierra, Han Shuo descubrió que los dos parecían estar evolucionando continuamente, particularmente el pequeño esqueleto. Le dio a Han Shuo una extraña sensación. Desde que el pequeño esqueleto había ganado su propia sensibilidad, había empezado a actuar con más y más propósito, formando una extraña especie de comportamiento con sus modales.

“Tengo una misión para ti. ¡Crea 49 agujeros del mismo tamaño en la zona y luego conéctalos con fosos!” Han Shuo pensó por un momento y luego le hablo al zombi élite de tierra que parpadeaba.

El honesto zombi asintió tímidamente y antes de continuar parpadeando hacia Han Shuo, sin hacer ningún movimiento. Parecía estar esperando más instrucciones.

Haciendo una pausa, Han Shuo inmediatamente reaccionó. Se sentó con las piernas cruzadas y comenzó a hurgar en sus recuerdos. Su cerebro parecía ser una maravillosa máquina, mientras la disposición de todo el lugar extremo de madera apareció inmediatamente en su mente, señaló la ubicación de los 49 hoyos de acuerdo a las memorias de Chu Cang Lan, y los superpuso en la escena frente a él.

Cuando Han Shuo había completado ese proceso, había un esquema completo en su mente. El zombi élite de tierra se zambulló en la tierra después de recibir la siguiente orden de Han Shuo.

Todo el lugar extremo de madera de repente comenzó a batirse violentamente, como un dragón de tierra sinuoso que estaba viajando bajo tierra. La tierra se sacudió y las montañas temblaron mientras se formaban las colinas. El zombi élite de tierra era como un pequeño dragón jugando tranquilamente entre las ondulantes olas de un enorme mar. Un agujero grande o pequeño aparecería cada vez que se revelara en el suelo.

El zombi élite de tierra era el trabajador de la construcción más eficiente y maravilloso mientras laboraba, acompañado por sonidos retumbantes. Recreo perfectamente la escena en la mente de Han Shuo usando su propia fuerza y sus comandos naturales sobre la tierra.

Enormes cambios habían ocurrido en todo el lugar extremo de madera en un tiempo muy corto. 49 agujeros aparecieron, y cientos, miles de surcos conectaban la red de agujeros.

¡Era una réplica exacta de la escena en la mente de Han Shuo! Para haber hecho eso tan perfectamente en tan poco tiempo, y con su propio poder, el zombi élite de tierra era probablemente el único personaje que podía hacerlo.

“Increíble, demasiado increíble. ¡Ese tipo es demasiado maravilloso!” Gilbert miró al zombi élite de la tierra en completo shock. ¡Ese tipo había causado un cambio tan profundo en tan poco tiempo!

“Ahora ya conoces su fuerza, ¿hmm? El zombi élite de tierra es el hijo favorecido del cielo. Puede esconderse bajo la tierra como un asesino, y puede retirarse inmediatamente por el suelo si su ataque falla. Incluso si alguien evade sus ataques, no podrán capturarlo». Han Shuo rio de corazón con orgullo y miró de reojo a Gilbert.

Habiendo hecho todo eso, el zombi élite de tierra emergió del agujero más grande. Los gruesos terrones de tierra eran como el aire puro para él, incapaz de formar la más mínima obstrucción para él. Parecía estar saliendo del agua, dándole a otros un impacto visual extremo.

Han Shuo sacó una gran cantidad de material de su anillo espacial y llenó la tierra vacía delante de él. Eran tantos objetos que eventualmente formaron una pequeña montaña. Después usó sus conexiones mentales con el pequeño esqueleto y el zombi élite de tierra para colocar los numerosos materiales en los agujeros, siguiendo un orden particular.

Después de hacer todo, Han Shuo suspiró cómodamente, “Todos los ingredientes han sido colocados dentro, solo falta una cosa».

“¿Por qué ese agujero está vacío y no hay nada en el?” Gilbert miró todo lo que ocurría a su alrededor con interés. Echó una mirada alrededor después de que Han Shuo terminó de hablar y notó que había un agujero, del tamaño de un ser humano, justo al lado de Han Shuo. Pasó a estar al lado de la raíz del árbol más antigua y más grande.

“¡Duh, ese agujero es el centro de la formación y sólo el maestro puede entrar en él!” Han Shuo rodó los ojos hacia Gilbert y le explicó sin detalles.

Comenzó a cantar tan pronto como termino de hablar, invocando a unos cuando zombis y decidió usar el mismo método de ponerlos a pelear entre sí para seleccionar un candidato adecuado.

Justo cuando Han Shuo estaba a punto de hacerlo, el zombi élite de tierra sacudió apresuradamente su mano y caminó delante de Han Shuo, parpadeando frenéticamente mientras trataba de transmitirle algo a Han Shuo.

También agito una mano hacia el pequeño esqueleto mientras lo hacía, imitando y haciendo gestos mientras conversaba con el pequeño esqueleto, aparentemente deseando que el pequeño esqueleto persuadiera también a Han Shuo.

Han Shuo se sorprendió y contuvo su aliento en concentración, mirando cuidadosamente al zombi élite de tierra y al pequeño esqueleto, tratando lentamente de entender el mensaje que los dos estaban enviando.

El zombi élite de tierra parecía entender lo que Han Shuo estaba a punto de hacer y se mantuvo agitando sus manos alrededor. Después de comunicarse con el pequeño esqueleto, este también reaccionó y se unió al zombi élite en su explicación. Las cortas y confusas ráfagas de mensajes seguían siendo entregadas en la mente de Han Shuo.

Después de un rato, Han Shuo miró a los dos con sorpresa. “Quieren decir, ¿qué ustedes chicos tienen un candidato adecuado?”

El zombi de élite de tierra y el pequeño esqueleto asintieron con fuerza al escuchar esas palabras. El pequeño esqueleto incluso caminó junto a los zombis guerreros que Han Shuo había convocado y los golpeó un poco, noqueándolos a todos en el suelo.

El pequeño esqueleto entonces se levantó orgulloso delante de ellos y gesticuló noblemente con un pecho hinchado. Parecía estar diciendo que esos tipos eran basura. No eran dignos de recibir un tratamiento tan asombroso.

Han Shuo finalmente entendió después de mirar por un tiempo. Asintió y sonrió, “Está bien, los enviaré de vuelta y les daré tiempo para que capturen al guerrero zombi de su elección. ¡Tratare de invocar a los tres después!”

El pequeño esqueleto y el zombi élite de tierra asintieron con firmeza después de que Han Shuo hubiese hablado. Podía sentir la alegría y la emoción en sus corazones.

Sonriendo, Han Shuo les dio algunos recordatorios y cantó de nuevo, enviando a los dos a su viejo hogar. Su corazón estaba lleno de sorpresa. No había pensado que el pequeño esqueleto y el zombi élite de tierra se comportarían tan interesantemente.

“¿Esas criaturas oscuras de bajo nivel ahora tienen su propia inteligencia?” Gilbert estaba desconcertado mientras suspiraba con asombro ante Han Shuo.

“No pronuncies esas palabras delante de ellos, definitivamente se enojaran. Incluso podrían darte una golpiza. Ahora están fuera del rango de las criaturas oscuras. ¡Creo que incluso las criaturas oscuras de alto nivel no tienen los increíbles poderes que ellos tienen!” Han Shuo le echó una ojeada a Gilbert para advertirle de no expresar palabras necias al alrededor de ellos.

Han Shuo sintió la invocación del esqueleto pequeño desde el otro plano después de poco tiempo, y cantó el encantamiento de nuevo para volver a invocar a esos dos.

Una luz parpadeó mientras el pequeño esqueleto y el zombi élite de tierra cargaban a un zombi delgado, frágil pero excesivamente alto en sus brazos.  Era tan delgado como un brote de bambú y tenía un semblante verde en el rostro. No había luz en sus pupilas. Era obvio que sólo podía obedecer órdenes.

El pequeño esqueleto y el zombi élite de tierra llevaban en hombros al delgado guerrero zombi, a pesar de las discrepancias en sus alturas. Uno era alto y los otros bajos, presentando una visión cómica.

El pequeño esqueleto señaló al nuevo guerrero zombi en medio de la sorpresa de Han Shuo y señaló, mientras parecía decir, “¡Él es uno de los nuestros!”