Capítulo 217: Una explosión sangrienta


“¡Caballeros de la Luz, mátenlo inmediatamente! ¡No se le puede permitir a esta persona y a esa criatura oscura que permanezcan en este mundo!” La expresión de Ferguson era sombría mientras gritaba.

El grupo de caballeros que acababan de rodear a Han Shuo y estaban a punto de llevarlo vivo estaba bastante sorprendido por ese repentino cambio de corazón. Sin embargo, sólo se detuvieron por un segundo, todavía con la intención de ejecutar las órdenes de Ferguson.

En lo alto del acantilado, Edwin no perdió tiempo vacilando, y se lanzó hacia Han Shuo con Belinda. Planeaba salvar a Han Shuo, independientemente del costo, y llegar al fondo de por qué esa criatura oscura no tenía miedo de la magia de la luz.

Al mismo tiempo, Han Shuo de repente abrió los ojos y barrió con una mirada fría alrededor de su entorno, revelando una extraña sonrisa.

Canto una simple magia de necromancia, y el pequeño esqueleto que se había quedado a su lado durante todo ese tiempo, desapareció sin dejar rastros mientras un haz de luz negra atravesaba los cielos.

“¡Adiós, a todo el mundo!” Han Shuo sonrió después de que el pequeño esqueleto había desaparecido.

La luz rojo sangre que había estado dando vueltas alrededor de Han Shuo de repente se disparó a los cielos después de sus palabras, y una explosión enorme resonó.

Las explosiones incrementaron cada vez más, con la ubicación de Han Shuo como el epicentro y comenzaron a sacudir la tierra y el cielo. El valle entero tembló, y los caballeros más cercanos al centro fueron despedazados en trozos, con sangre y carne volando como metralla.

Edwin y Belinda habían descendido rápidamente cuando vieron la súbita explosión desde abajo, acompañadas por las explosiones atormentadoras para los oídos. Las olas de mal, la luz roja y sanguinolenta voló hacia su ubicación en el cielo, sorprendiendo a ambos.

Edwin golpeó los frenos, derrapando mientras usaba el hechizo de levitación para sujetar a Belinda. Se revolcaron en el cielo con el fin de evadir la luz, y después lanzaron miradas urgentes al enorme cambio de abajo. Aturdidos en estupefacción llenaron sus rostros mientras miraban hacia abajo con incredulidad.

Cuando el polvo se había asentado, un enorme agujero de seis metros de profundidad y diez metros de ancho había aparecido donde Han Shuo se había sentado con las piernas cruzadas. Un grueso sentido de sangre flotó lentamente hacia afuera, junto con nubes de aire rojo oscuro. Las únicas cosas que quedaban eran una superficie marcada y los cuerpos destrozados de algunos caballeros en el agujero.

Han Shuo había desaparecido sin dejar rastro, y no importaba cuán severamente lo seguían buscando, no pudieron descubrir un solo rastro de él.

Tomando una respiración profunda, Ferguson refrenó su ira y dijo, “Dejan de buscar. Aunque no sé cómo lo hizo, esa persona ya se fue.

“Entonces ¿qué debemos hacer ahora?” El mago de trueno Asa preguntó respetuosamente cuando se enfrentó a Ferguson.

“Necesito saber todo sobre esa persona tan pronto como sea posible. ¡Lo más detalladamente posible!” El rastro de una rara ansiedad coloreó el tono de Ferguson mientras miraba a Asa.

“¡Entendido! ¡Lo haremos inmediatamente!” Asa respondió.

La arquera Maxine comprendió porque Ferguson había perdido su compostura en ese momento. Que alguien que pudiera dar la vuelta a la situación así apareciera en el continente significaba que eso podría traer efectos de pesadilla a la Iglesia de la Luz.

Por lo tanto, como una persona importante en la Iglesia de la Luz, Ferguson estaría seguro de usar todos los recursos disponibles para matar esa posibilidad antes de que se formara.

“¡Buen chico, tiene algunos buenos movimientos para poder escapar tan milagrosamente!” Era algo bueno que Edwin hubiera detenido su descenso. De lo contrario, también podría haber estado envuelto. Estaba encantado de ver la milagrosa huida de Han Shuo y no pudo evitar felicitarlo.

“Maestro Edwin, esa persona es enemiga de nuestra Iglesia de la Calamidad. ¡Clarendon murió en sus manos, e incluso mató a Johnny!” Belinda no pudo evitar hablar cuando vio que la actitud de Edwin se había transformado 180 grados.

“¡Qué importan esos rencores mientras él esté dispuesto a trabajar con nosotros! Todos los seres humanos tienen debilidades, y podemos darle todo lo que necesite. Sin mencionar que Ferguson descubrió sus peculiaridades hoy, la Iglesia de la Luz tratará de matarlo a toda costa. ¡El propio Ferguson nos ayudará a hacer que esa persona trabaje para nosotros!” Edwin rio con entusiasmo y llevó a Belinda más arriba en el cielo, dejando lentamente la montaña.

Había un lago con una gruesa capa de hielo a unos diez li de distancia del valle de la montaña de la Hoz Arco Iris. En ese helado día de invierno, el lago había sido congelado en cubos de hielo, y la suave superficie del espejo brillaba bajo la luz de la luna.

Sin embargo, un rayo de luz roja salió a través del cielo y descendió como una estrella que choco en el suelo, golpeando violentamente el hielo.

El lago explotó hacia afuera mientras un enorme cráter apareció en la superficie lisa del espejo del lago. Las aguas del lago comenzaron a brotar a través de las grietas mientras el hielo comenzó a desmenuzarse bajo el impacto.

Una figura esbelta salió del cráter en el siguiente aliento. Han Shuo estaba empapado cuando aterrizó en un pedazo de hielo que no se había roto. Inmediatamente se sentó y comenzó a ajustar su respiración.

Han Shuo abrió los ojos después de unos quince minutos y resopló ligeramente. Un aire de color rojo oscuro y turbio flotaba de sus poros como una cadena, y desapareció con las ráfagas del frío viento de invierno.

Han Shuo se levantó de su posición de piernas cruzadas y se puso una camisa seca. Una vez más, volvió al aire y recobró su rumbo, para volar rápidamente hacia el Valle del Sol.

Después de comprender completamente todas las memorias de Chu Yang Lan y haber llegado al reino de la sed de sangre, Han Shuo ahora podía utilizar hábilmente algunas artes secretas.

El “Escudo de Explosión de Sangre” fue un arte que ayudaba a uno a escapar. Por lo general se desencadenaba con la esencia de sangre para formar una serie de explosiones, lo que permitía al cultivador el mover su cuerpo y escapar del lugar de peligro en el sonido y caos resultante.

Sin embargo, la mayoría de los cultivadores no usarían ese método que consumía mucha esencia de sangre si no tuvieran que hacerlo. Eso se debía a que una vez que se lanzaba, el cultivador agotaría una gran cantidad de energía debido a consumir la esencia de sangre y se encontraría en una situación desventajosa.

Sin embargo, ese no había sido el caso de su lanzamiento en esa ocasión. Habiendo alcanzado el reino de la sed de sangre, el cuerpo de Han Shuo había producido naturalmente un aura de matanza violenta después de participar en la masacre del valle de la montaña. El aura había atraído naturalmente el miedo y el resentimiento de los mercenarios que él había matado y lo había concentrado en su cuerpo.

Cuanto más fuerte se convertía ese poder, más difícil se volvía el controlarlo. Esa inminente falta de control fue lo que había hecho que Han Shuo diera inmediatamente prioridad a la recuperación de su mente, incluso en medio del campo de batalla. Después de despertar repentinamente en medio de su recuperación, inmediatamente comprendió que estaba rodeado por un grupo de expertos.

En ese momento, el aura violenta que le rodeaba seguía siendo desordenada y difícil de controlar. De pronto recordó el “Escudo de Explosión de Sangre” en este momento de peligro y un pensamiento lo sacudió. Transformó esa aura en energía y utilizó la energía que había absorbido como fundamento para lanzar ese arte.

De esa manera, no sólo había creado una conmoción que había sacudido los cielos y la tierra, asesinando brutalmente a algunos caballeros que no habían tenido tiempo de reaccionar, Han Shuo también había escapado ileso del cerco de los varios caballeros. Al mismo tiempo, había sido capaz de liberar un poder fuera de su control, y no se había dañado a sí mismo en absoluto.

Cuando volvió al Valle del Sol, Han Shuo sintió que su cuerpo había sido milagrosamente templado en la matanza de los mercenarios de la Hoz Arco Iris. Quizás fue porque había lanzado el “Escudo de Explosión de Sangre” y que consumió el poder desordenado y al azar, pero había un poco de poder puro que quedo al final y que había sido milagrosamente absorbido por el yuan mágico.

“¡Parece que la aventura es necesaria para poder elevar el ritmo del mejoramiento!” Han Shuo no pudo evitar murmurar para sí mismo cuando sintió los cambios en su cuerpo gracias a la lucha contra los caballeros de antes.

El sonido metálico de la batalla hizo que Han Shuo prestara mucha atención a su entorno. Al detenerse en el aire, comenzó a investigar cuidadosamente la situación de su entorno.

Habiendo desarrollado plenamente su cerebro debido al cultivo mágico, Han Shuo estaba bastante familiarizado con el diseño del terreno cercano, ya que había confiado todo el mapa a su memoria. Cuando escuchó con atención, rápidamente se dio cuenta de dónde venían los sonidos, y de dónde estaba actualmente.

Los choques venían de la Casa de Menlo. Ese asunto podría tener algo que ver con Trunks y los otros.

“Debería echar un vistazo a la fuerza de mis desconocidas tropas”. Han Shuo murmuró para sí mismo y cambió su trayectoria de vuelo, dirigiéndose al territorio de la Casa de Menlo.