Capítulo 215: Una matanza frenética.


Los cultivadores fácilmente se volvían violentos y se enojaban en el reino de la sed de sangre. Uno sólo podía comprender las maravillas de este en medio de una batalla salvaje, y sólo a través de semejante carnicería un cultivador podría entenderse mejor a sí mismo. La matanza continua era el atajo más rápido para romper ese reino.

Sin embargo, era extremadamente fácil para uno virar en una desviación de cultivo durante la carnicería. Era increíblemente difícil para un cultivador recuperar su razón una vez que accidentalmente la perdía. Después de eso, se convertirían en un monstruo enloquecido que sólo sabía cómo causar asesinatos en masa. Por lo tanto, en ese reino era bastante difícil ejercer el autocontrol. La masacre era la forma más rápida de ascender a través de él, pero también era un camino estrecho.

Mientras Han Shuo volaba desde el acantilado, su odio hacia Florida fue ampliado infinitamente, alimentándose de su ira hacia la arquera Maxine que casi había causado un golpe fatal en Emily. Su corazón originalmente calmado comenzó a golpear a un ritmo mucho más rápido que de costumbre, y el yuan mágico llenó al demonio infante con una vigorosa fuerza vital.

Cuando el demonio infante absorbió el poder puro del alma mantenido dentro del ojo Purpura del Demonio, ayudo a Han Shuo a romper su estancamiento en el reino del demonio verdadero. Y cuando alcanzo el reino de la sed de sangre, aunque de vez en cuando pensaba en destruir todo lo que estaba a la vista, su fuerza había dado pasos agigantados.

Un sombra negro tinta se movía a través del cielo, irradiando un intento asesino imposible de ignorar. Cuando los mercenarios de la Hoz Arco Iris en pánico, en medio de reunir a sus hombres y caballos para responder a la amenaza de Edwin y Belinda, descubrieron las anomalías en el cielo, lanzaron flechas, lanzas y jabalinas que aullaban con rayos en el cielo.

Sin embargo, ninguna de esas docenas de ataques podría acercarse a la sombra oscura. La figura descendente recitó rápidamente un encantamiento mágico de necromancia y una luz negra brilló a través de los cielos. Una tropa de gárgolas apareció de la nada. Empuñando lanzas de hueso, se reunieron en formación delante de la sombra oscura, bloqueando todas las flechas, lanzas y jabalinas.

De repente, una capa oscura enorme se expandió desde la figura negra. Cubrió la brillante luz de la luna y encerró un tercio del valle en la capa.

Una espesa presencia de muerte se extendió abruptamente. Todos los que se movían alrededor de la vecindad sintieron como si se movieran dentro de un lodazal. La sombra oscura aterrizó en el valle bajo la cubierta de la capa y las criaturas oscuras comenzaron a aparecer en la existencia poco después.

La luz de la luna estaba bloqueada por las nubes negras, desorientando la sensación de tiempo en todos.

La Capa de Necromancia era un hechizo que había estado perdido hace mucho tiempo, y afectaba la fuerza de batalla de todos los enemigos capturados dentro de esta. Todas las criaturas oscuras se fortalecerían en el rango de esa capa, y su fuerza y velocidad se incrementarían aún más después de absorber la espesa presencia de muerte alrededor de ellas.

Esa era una magia maligna que rechazaba la fuerza del oponente y aumentaba la fuerza de sus propias criaturas oscuras. Había sido olvidada por los humanos en el continente desde que el cementerio de la muerte había desaparecido.

Cuando la magia de Han Shuo se materializó, todas las criaturas oscuras empezaron a atacar emocionadamente sus alrededores. No sólo la Hoz Arco Iris sintió la elasticidad de su cuerpo afectarse, sus ojos también se sentían anormalmente secos y su visión también se vio afectada.

“Belinda, aparte de Clarendon, ¿ha llegado otro nigromante en esta ocasión?” Edwin había liberado la magia oscura cuando vio que la luz de la luna se oscureció por las nubes negras. Le hizo una pregunta alegre a Belinda, que estaba manipulando a sus golems en el costado, cuando vio a las criaturas oscuras atacar con entusiasmo a los mercenarios.

Sacudiendo su cabeza, la expresión de Belinda quedó perpleja mientras ella respondía, “Clarendon ya ha sido asesinado. ¡No deberían haber otros nigromantes aparte de él!”

Edwin se sobresaltó cuando escucho esas palabras y sonrió débilmente, “Pues quizá nuestros superiores enviaron más gente. Incluso yo nunca he visto semejante magia de necromancia tan misteriosa. ¡No creo que haya otros nigromantes aparte de nuestra Iglesia de la Calamidad que hayan captado tal magia!”

“Desde luego, solo nuestra Iglesia de la Calamidad tendría una magia tan misteriosa. Debe ser uno de los nuestros”. Belinda tenía plena fe en las palabras de Edwin. Parecía que tenían una confianza inquebrantable en la fuerza de la Iglesia de la Calamidad.

“Soy Edwin, ¿qué amigo ha llegado?” Cuando Edwin vio que las criaturas oscuras les estaban ayudando después de que Han Shuo apareciera, no pudo evitar llamar con amabilidad mientras las criaturas empezaban a atraer a algunos de los mercenarios.

Su fuerza mental prodigiosa había sido en su mayoría agotada después de liberar la capa de necromancia, así como al convocar cincuenta o sesenta criaturas oscuras de diferentes niveles. Cuando las criaturas oscuras comenzaron a atacar con un abandono salvaje bajo la cubierta de la capa, Han Shuo se convirtió en una sombra cruel encerrada en las profundidades de la sed de sangre y comenzó a desahogar su violencia en todos los sentidos.

Un anhelo de sangre fresca caía en cascada como las aguas de un río interminable, empujando a Han Shuo hacia una frontera ilimitada de matanza. Dondequiera que pasaba la oscura sombra, los mercenarios con fuerza insuficiente eran todos cortados por el afilado Filo Cazador de Demonios, y la sangre fresca salpicaba por todas partes.

Sus ojos estaban teñidos de un color carmesí, la sed de sangre incontrolable de Han Shuo pavimentó un camino de una matanza incontrolada. Como una máquina, cosechó todas las vidas en su vecindad mientras los mercenarios fueron objeto de ataques cada vez más horribles.

Su cuerpo se detuvo un poco después de escuchar las palabras de Edwin, pero él las ignoró. Cuando volvió a mirar a su alrededor, descubrió que, aparte del pequeño esqueleto siguiendo sus talones, no había nadie más.

Ahora en el reino de la sed de sangre, la durabilidad del cuerpo de Han Shuo había alcanzado su pico. Podía intuir instintivamente el peligro a su alrededor mientras luchaba, e incluso podía percibir claramente el miedo y lo temblores de aquellos en la lejanía. Cada vez que mataba a alguien, el miedo y el resentimiento de su víctima a su muerte formaba una nube apenas visible, que luego era absorbida por la densa aura del intento asesino alrededor de Han Shuo.

A medida que más y más mercenarios fueron sacrificados, el aura asesina alrededor de Han Shuo se volvió cada vez más espesa. Una fuerte esencia de sangre empezó a emanar de sus poros. La carnicería refinó el cuerpo de Han Shuo y el yuan mágico, y él podía sentir su fuerza aumentando poco a poco en ese proceso.

En contraste, cuanto más su cuerpo y el yuan mágico mejoraban, más retorcida se volvía la mente de Han Shuo. Cuando el miedo y el resentimiento causados por asesinar a otros eran atraídos de la vecindad, esa enorme cantidad de información parecía afectar la mente de Han Shuo, haciendo que los vasos sanguíneos en su cerebro pulsaran dándole la sensación de que estaba entrando en una desviación de cultivo.

Se dio cuenta de que eso era malo y escaneó las memorias de Chu Cang Lan. Inmediatamente se dio cuenta de que, en el reino de la sed de sangre, ese estado retorcido, combinado con el deseo de aniquilar todo a la vista, era el signo de una desviación de cultivo.

Su entrenada y probada voluntad demostró ser útil en ese momento. Han Shuo volvió a llamar al Filo Cazador de Demonios de vuelta a su anillo de almacenamiento y trató de calmar su desenfrenado corazón mientras aún tenía alguna apariencia de razón. Ignoró el caos que le rodeaba y se sentó con las piernas cruzadas.

El pequeño esqueleto estaba todavía al lado de Han Shuo y lo ayudaba a cosechar vidas cuando de repente vio a su amo sentarse. Su ojo púrpura destelló mientras el esqueleto pequeño agitó una mano a algunas de las criaturas oscuras en la cercanía.

El ojo púrpura se encendía y apagaba con una luz malvada como una bombilla rota. Parecía haber un misterioso poder que obligaba a las criaturas oscuras. Varios zombis y guerreros de odio caminaron temerosamente mientras el pequeño esqueleto les hacía señas, dándole al pequeño esqueleto el respeto que los subordinados darían a sus superiores.

Frente a Han Shuo, sus movimientos eran rígidos y totalmente guiados por sus instintos desde que fueron invocados por un hechizo. Pero delante del pequeño esqueleto, su actitud era de miedo y respeto mientras tomaban posiciones alrededor de Han Shuo. Parecían profundamente temerosos de que el pequeño esqueleto quedara insatisfecho y se enfadara con ellos, comportándose como los más humildes siervos y esclavos.

Esa clase de actuación parecía indicar que hacía tiempo que conocían al pequeño esqueleto y o habían oído hablar de los logros maravillosos y dominantes de este. De lo contrario, en la vasta e infinita otra dimensión, ¿cómo podría un esqueleto guerrero ordinario evocar tanto temor y respeto de ellos?

¡Quizás, en la otra dimensión, el pequeño esqueleto con siete púas de hueso, empuñando una daga de hueso y presumiendo un ojo púrpura, había crecido por sí mismo y se había convertido en un personaje famoso e ilustre!