Capítulo 214: Los cuatro grandes poderes


Aparte de la fuerte banda mercenaria Cairo en el Valle del Sol, había otras dos facciones ligeramente más débiles, la Casa de Menlo y la tribu orca Katar.

La Casa de Menlo había sido originalmente una familia noble menor en un pequeño reino. Tenían su propio ejército privado y habían intentado un golpe, pero fracasaron cuando sus planes fueron revelados.

Habían peleado con el ejército real del pequeño reino y huyeron, descartando su armadura por el camino. Ellos finalmente llegaron al Valle del Sol, muy debilitados.

Entonces sólo poseían trescientos soldados, pero la Casa de Menlo había salido con una gran suma de riquezas del pequeño reino durante el caos de la guerra civil. Utilizaron esa fortuna cuando llegaron al valle para atraer a mil expertos de diversas profesiones, y ahora sus fuerzas eran segundas solo ante la Hoz Arco Iris.

La Casa de Menlo era ahora el poder más rico dentro del valle. La cabeza de la casa, Sawyer Menlo, siempre soñó con convertirse en la fuerza más poderosa dentro del valle, reclutando más soldados y eventualmente volviendo a casa para redimir su derrota con una gloriosa victoria.

La tribu orca Katar era una tribu pequeña que había vivido originalmente en la desolación escarchada. Habían superado innumerables dificultades para inmigrar al Valle del Sol y tomar residencia dentro de una de sus sierras. Ellos solo eran cinco o seiscientos orcos dentro de esa tribu, pero todos eran guerreros muy capaces y duros.

La tribu orca Katar funcionaba principalmente para proteger a los comerciantes y poner sus ganancias en el cuidado de sus familias y ancianos.

Esa facción no era débil, pero el jefe de la tribu también estaba constantemente pensando en controlar el valle con el fin de obtener más beneficios y oro.

La banda mercenaria Cairo, la banda mercenaria Hoz Arco Iris, la Casa de Menlo y la tribu orca Katar eran las cuatro fuerzas más fuertes en el Valle del Sol en ese momento.

Esa información no era difícil de obtener. Han Shuo había aprendido rápidamente todo eso de Emily en cuanto llegó al valle. Todo el mundo era consciente de que los cuatro poderes tenían relaciones incómodas y que cada uno de ellos quería apoderarse del Valle del Sol para aprovechar sus recursos y aumentar rápidamente su propia fuerza.

Para empezar la banda mercenaria Cairo sólo tenía mil personas. Después de haber tomado el control del Valle del Sol, su número se había duplicado en pocos años. Eso fue todo porque habían obtenido una enorme cantidad de oro después de controlar el Valle del Sol y eso atrajo a más expertos para unirse a sus filas.

Para la banda mercenaria de Cairo, era un comercio maravilloso si podían debilitar a la Hoz Arco Iris sin dañar su propia fuerza. Una mera tienda en comparación con el valle entero, era un comercio que valía la pena no importa cómo se le mirara.

Era debido a que Han Shuo entendió la situación dentro del valle que estaba lleno de ambición y comenzó a pensar, tratando de trazar un camino rentable para la banda mercenaria que acababa de formar.

“Trunks, llévate a tus antiguos camaradas y pasea por la casa de Menlo esta noche. Oculten sus rostros y causen algunos problemas. ¡Mata a algunas personas y enciende algo de fuego!” Han Shuo miró a Trunks y sonrió débilmente.

“¿Quieres decir que la Casa de Menlo piense que otra facción lo hizo?” La expresión de Trunks cambió cuando él preguntó.

“De todos modos ellos no sospechan de nosotros, debido a que no tenemos la fuerza y no tenemos ninguna razón para ser enemigos de ellos. Al final, sospecharan de las otras tres facciones”. Han Shuo explico.

Trunks asintió y una sonrisa siniestra apareció en su rostro. “Creo que puedo hacerlo bien. ¡Estaba acostumbrado a las luchas encubiertas y abiertas entre las facciones cuando todavía estaba en la Hoz Arco Iris!”

“Entonces bien, ten cuidado y no te expongas. ¡Causa tanta destrucción como puedas!”

Trunks hizo uso de la noche y no dijo nada más, saliendo apresuradamente. Parecía que estaba planeando hacer algunos movimientos esa noche.

Después de que Trunks se marchó, Han Shuo dijo sombríamente a Emily y a los otros dos. “Ya que la Hoz Arco Iris ya ha hecho un movimiento contra nosotros, no podemos tomar eso a la ligera, ¿verdad? ¡Vamos, vamos a dar un paseo nosotros mismos y ver si podemos matar a algunas personas de la Hoz Arco Iris!”

El grupo de Han Shuo ahora disfrutaba de excelentes relaciones con la banda mercenaria Cairo. Era muy conveniente para ellos entrar y salir del valle. Sin embargo, no salieron por la entrada principal esta vez, sino que hicieron uso de la capacidad de vuelo de Gilbert para volar desde un rincón tranquilo en el valle.

También había reglas en el valle. Bajo condiciones ordinarias, incluso los archimagos que podían volar no podían levitar de dentro hacia afuera del valle. Si fueran descubiertos por la banda mercenaria Cairo, serían inmediatamente detenidos para ser interrogados.

La luz de la luna brillaba como el agua mientras caía como una cascada sobre el suelo blanco. La nieve acumulada todavía no se había derretido, y las montañas cubiertas de nieve y los árboles enormes parecían asombrosamente hermosos bajo los rayos de la luna.

La Hoz Arco Iris estaba situada dentro de un pequeño valle de la montaña al norte del Valle del Sol. Cuando el grupo de Han Shuo llegó y husmeo en el valle de la montaña, pudieron ver hileras de casas hechas de azulejos rojos. Había un ramillete de aguas termales en el valle, y una niebla caliente provenía de las aguas, envolviendo el valle de la montaña con niebla blanca.

Había muchas flores frescas y hierbas plantadas alrededor de las aguas termales, y debido al calor de los manantiales, las flores y la hierba en los alrededores no tenían miedo de la mordida del invierno. Muchas flores vibrantes estaban floreciendo por toda la zona.

Mercenarios de aspecto fuerte estaban estacionados en puestos de avanzada por todo el valle de la montaña. Miraban alrededor en alerta, siempre en guardia contra la intrusión enemiga.

Han Shuo hizo que Gilbert se detuviera en un acantilado sobre el valle y mirara hacia abajo. Han Shuo sonrió fríamente, “¡Alguien puede estar haciendo un movimiento en antes que nosotros en esta ocasión!”

Phoebe y Emily revelaron expresiones confusas después de sus palabras. Miraron confundidas a Han Shuo, con Phoebe preguntando, “¿qué te hace decir eso?”

“Cuando estábamos en la tienda antes, el gran magus oscuro Edwin y la alquimista Belinda de la Iglesia de la Calamidad estaban observando desde una distancia segura. Sentí su posición antes de entrar, y los dos siguieron a Andy cuando se fue”.

“Edwin y Belinda fueron los primeros en romper en la persecución, y después fue Gabriel y la arquera Maxine quienes se fueron. Edwin y Belinda deben estar en el valle de la montaña de abajo en este momento. ¡Si están aquí para matar a Florida, eso será una gran ayuda para nosotros!” Han Shuo dijo lentamente mientras miraba abajo del valle de la montaña.

“Entonces ¿qué debemos hacer?” Desde hace algún tiempo, Emily ya se había acostumbrado a que Han Shuo decidiera todo cuando estuviera presente.

Alzando la cabeza para mirar el cielo, Han Shuo dijo, “Sólo la mitad de esta larga noche ha pasado. Todavía tenemos mucho tiempo, ¡vamos a esperar un rato!”

El tiempo pasó rápidamente y aproximadamente media hora después, violentos pulsos mágicos emanaron repentinamente de uno de los edificios de teja roja más magníficos. Un golem metálico en forma de un dios demonio de tres ojos apareció abruptamente por el aire bajo la fresca luz de la luna.

El golem comenzó a golpear el magnífico edificio tan pronto como apareció. Su gruesa cola metálica barrió la escena y envió azulejos rojos volando por todas partes, haciendo temblar los edificios circundantes.

Al mismo tiempo, fuertes pulsos mágicos acompañaron los sonidos de los movimientos de la sacudida de la tierra y las montañas. Tres manos de la muerte aparecieron por el aire y flotaron al magnifico edificio a través de las ventanas, destruyendo sus entrañas con abandono.

“Edwin y los otros han hecho su movimiento; ¡no podemos quedarnos inmóviles!” Han Shuo rio fríamente mientras el aire de sed de sangre se reunía a su alrededor nuevamente. La expresión despiadada de antes una vez más contorsionó su rostro en una máscara malvada.

“¿Qué debemos hacer, honorable maestro?” La profunda voz de dragón de Gilbert empezó a resonar con excitación.

“Llévalas sobre tu espalda y vuela sobre el valle de la montaña. Destruye todos los edificios de este valle con lo mejor de tus habilidades y rocíalos con tus llamas venenosas. Si te encuentras con algún ataque que pueda herirte, retírate inmediatamente y no me esperes. ¡Nadie será capaz de detenerme si quiero retirarme!” Han Shuo se rio en voz alta mientras su rostro se asentaba en una expresión fría y severa. Se precipitó hacia abajo como un halcón en vuelo, una luz rojo sangre emergió de su cuerpo mientras sus ojos se convirtieron en un profundo rojo sangre.

“¿Va a estar bien?” Phoebe ya había descubierto las peculiaridades de Han Shuo antes de volar, y no pudo evitar expresar sus preocupaciones a Emily.

“¡Haz lo que dice!” Emily respondió y pateó a Gilbert en sus laterales. “¡Dragón oscuro, muévete!”

Una delgada figura siguió a Han Shuo, flotando en el aire hacia abajo.

El pequeño esqueleto apareció salvajemente mientras se desplomaba hacia abajo como una cometa con una cuerda rota. Cuando llegó a mitad de camino, las siete púas de hueso en su espalda se sacudieron consecutivamente y su cuerpo recuperó el equilibrio. Siguió de cerca a Han Shuo con un rastro extraño y se zambulló hacia el valle de la montaña.