Capítulo 213: Una urgencia de sed de sangre


Han Shuo respiró hondo y lentamente reprimió el deseo de sangre que lo rodeaba. Un impulso que lo movía lentamente para participar en la matanza fue calmado lentamente después de algunas respiraciones profundas.

Bajo la mirada de Trunks y de los demás, la apariencia original distante y sedienta de sangre de Han Shuo empezó a volver a la normalidad lentamente después de dar algunas respiraciones profundas. La luz rojo sangre y esa aura cruel desaparecieron lentamente hasta que volvió a la forma con la que estaban familiarizados.

“¿Qué te paso?” Emily finalmente exhalo un suspiro de alivio cuando vio a Han Shuo volver a la normalidad. Sus hermosos ojos miraban ansiosamente a Han Shuo.

“Mis técnicas fueron elevadas a una nueva etapa es este momento, y esta nueva etapa que es increíblemente difícil de controlar. ¡Aún no estoy familiarizado con esta nueva etapa y perdí mi compostura!” Han Shuo reveló una débil sonrisa cuando su estado mental volvió a la normalidad y le explicó a los demás.

“Estaba muy asustado. Tu expresión y tu aura anterior eran realmente malvadas y aterradoras. ¡Incluso me sentí aterrorizado!” Trunks miró profundamente a Han Shuo. Su corazón palpitaba incluso en ese momento.

De los presentes, sólo el pequeño esqueleto no estaba reaccionando fuera de lo común. Comenzó a moverse alegremente cuando vio a Han Shuo aparecer, y señalaba a los cadáveres en el suelo de vez en cuando, parecía estar transmitiendo su puntuación de batalla a Han Shuo.

Riendo suavemente con gratificación, Han Shuo podía sentir el deseo del pequeño esqueleto de mostrarse, esperando excitadamente los cumplidos de Han Shuo.

“Hey tu mocoso, ven aquí. ¡Bien hecho!” Acudiendo a su mano, Han Shuo acarició el cráneo reluciente del pequeño esqueleto mientras este camino dócilmente con su daga de hueso. El ojo púrpura del pequeño esqueleto rodó alrededor mientras el hueso de su mandíbula se juntaba, pareciendo estar bastante a gusto.

“Honorable maestro, realmente estas prejuiciado. ¡Nunca me has tratado tan amablemente!” Gilbert se quejó cuando vio a Han Shuo ahogar al pequeño esqueleto con amor.

El pequeño esqueleto había estado al lado de Han Shuo cuando él era aún un esclavo de los recados. Comenzó a tirar la basura por Han Shuo, y se ocupaba de muchos asuntos al azar e irritantes. Cuando el pequeño esqueleto se había vuelto más fuerte, había protegido a Han Shuo unas cuantas veces. Esos eran los hechos que Gilbert no podía medir.

Lanzando una ojeada a Gilbert, Han Shuo estaba a punto de decir algo cuando de pronto frunció el ceño y volvió los ojos a la entrada.

Laureton de la banda mercenaria Cairo entró por la puerta como una torre de metal. Harris y un grupo de expertos lo seguían de cerca. El cuerpo de Laureton fue construido muy robustamente, y parecía ser incluso un poco más pesado que un corcel de batalla. Sus pasos resonaron débilmente en el suelo mientras caminaba.

“¿Qué está pasando, donde están los mercenarios de la Hoz Arco Iris?” Una voz que sonaba como una campana sonaba desde la boca de Laureton.

Señalando los cadáveres que cubrían el suelo, Han Shuo sonrió débilmente, “¿No son esos?”

La frente se Laureton se frunció mientras miraba el suelo, enumerando los nombres como si estuviera contando los tesoros de su familia. “Angero, Tulije, Jelina…” La sorpresa floreció en su rostro mientras hablaba. Cuando finalmente alzó la cabeza para mirar a Han Shuo, la sorpresa era todo lo que quedaba en su rostro. “¿Ustedes los mataron a todos?”

“Posiblemente. ¡O quizás fue la maldición del dios malvado que nos ayudó!” Han Shuo sonrió misteriosamente y se encogió de hombros mientras respondía descuidadamente.

“Estas personas son de hecho de la banda de mercenarios Hoz Arco Iris y algunos de ellos son sus miembros del núcleo. ¡Pensar que has conseguido matar a muchos de ellos, esto es una gran ayuda para nosotros!” A Harris le costó ocultar su alegría después de entrar, y su voz parecía más emocional que de costumbre.

“¿Qué está pasando aquí?” Laureton estaba completamente confundido por la respuesta de Han Shuo y no podía evitar preguntar.

“¡Laureton, has llegado demasiado tarde! Sólo llegaste después de que la pelea termino. Parece que la eficiencia de la banda mercenaria Cairo no es tan buena como pensamos!” Trunks lanzó una mirada a Han Shuo y habló antes de que éste pudiera hablar.

“Trunks, también sabes que hay muchas áreas en el valle que necesitan ser protegidas. Nuestra banda mercenaria no puede colocar a muchos de nuestros hombres aquí”. Laureton dijo y luego resopló fríamente con una expresión irritada. “¡Para ignorar nuestra existencia así, Florida se ha vuelto demasiado arrogante! Los que lanzaron un ataque furtivo sobre ti ni siquiera escondieron sus rasgos. ¡Esto es un claro desaire para nosotros!”

“Jefe Laureton, espero que ustedes puedan ser más oportunos la próxima vez. Los asuntos aquí ya han terminado y probablemente no hay nada aquí que sea digno de tu atención”. Han Shuo dijo y entonces de repente recordó algo. “Entre los que nos atacaron esta vez había un gran maestro de la espada llamado Gabriel. Esta persona trabaja para Bob Ascher, jefe de la Legión Gryphon en la cercana Ciudad Valley. No sé si la banda mercenaria Hoz Arco Iris está en acuerdo con Bob Ascher. ¡Espero que puedas mantener un ojo es esto!”

“¡¡El gran maestro de la espada Gabriel!!” Laureton exclamó conmocionado mientras obviamente no sabía de ese asunto. Su expresión se volvió grave.

Asintiendo, Han Shuo dijo, “Es correcto. Esta persona era el maestro del hijo mayor de Bob Ascher, Clark y siempre ha estado al lado de Bob Ascher. No había pensado que dejaría el lado de Ascher en esta ocasión y estaría con la Hoz Arco Iris”.

“No te preocupes, investigaré las cosas a fondo. Muy bien, nos iremos ahora, si no hay nada más”. Laureton parecía estar contemplando algo con un rostro oscuro mientras hablaba con inquietud.

“Espera, he estado lejos del valle por demasiado tiempo y no sé lo suficiente sobre la fuerza de Florida. Usted debe darnos información detallada sobre todos los expertos de los mercenarios Hoz Arco Iris y su fuerza. Un mago de trueno apareció hoy, así como una arquera con habilidades de tiro asombrosas. Una de nuestras compañeras casi fue herida en esta ocasión. ¡Necesitamos información detallada sobre la Hoz Arco Iris!” Trunks dijo apresuradamente cuando vio a Laureton estaba a punto de irse.

“¡Arquera!” Laureton gritó una vez más y dijo gravemente, “Esa sería la elfa Maxine. Ella es una francotiradora versada en las magias de agua, trueno y viento. Ella puede combinar las tres magias en sus disparos y enviar tiros increíblemente aterradores”.

“Esta mujer es muy difícil de manejar, se dice que ella es la prometida que el abuelo de Florida encontró para él. Ella es muy misteriosa, y no parece tener buenas relaciones con la Florida. Ella rara vez está en el valle en estos días, pero siempre ayudará cuando la Hoz Arco Iris está en peligro. ¡Parece que ella ha regresado!”

“¿Quién es el archimago de trueno?” Fue el turno de Emily para preguntar en esta ocasión.

“Su nombre es Asa. Se unió solo hace medio año y no estoy muy seguro de sus antecedentes. Vicioso y cruel, se lleva bien con Florida. Se encargó de la mayor parte de los tratos sucios de la banda en el año pasado, ¡y tiene una profunda confianza en Florida!” Laureton estaba bastante familiarizado con los expertos de la banda de mercenarios de la Hoz Arco Iris y comenzó a explicar con gran detalle sin vacilar cuando Trunks y Emily le preguntaron.

“Aparte de estos dos, ¿han ingresado otros expertos en la Hoz Arco Iris en estos últimos años?” Trunks continuó preguntando.

La frente de Laureton se arrugo mientras pensaba en silencio por un momento, después giró la cabeza para mirar a Harris. “Dale una copia de nuestra inteligencia”.

Harris se sobresaltó y después asintió, sacando un rollo de su anillo espacial y entregándolo a Trunks. “La información sobre la Hoz Arco Iris aquí es probable que sea más detallada que la que tiene la Señorita Emily”.

Parecía que Harris y los otros ya sabían de la identidad de Emily. Eran los que tenían el verdadero poder dentro del valle, y las identidades de aquellos a quienes vigilaban naturalmente no escaparían de sus ojos.

Trunks asintió después de examinar ese pergamino, después le sonrió a Laureton. “Muy detallado. ¡Nos ocuparemos de Florida antes de que comience la lucha por el poder!”

“Si ese es el caso, le agradeceré mucho a todos. No sólo esta tienda será incondicionalmente tuya, el gremio de la señorita Phoebe estará exento de todos los impuestos en el valle en el futuro”. Laureton se echó a reír de buena gana y salió con grandes pasos.

Harris, que siguió de cerca a Laureton, miró a Trunks y le recordó, “El terreno de los cuarteles de la Hoz Arco Iris está dibujado detrás del pergamino. Hay descripciones detalladas de sus puestos de avanzada abiertos y ocultos. ¡Destruye ese pergamino después de leerlo, no lo dejes caer en manos de otros y no provoque problemas innecesarios!”

Trunks asintió comprensivamente y rio fríamente, “¡No te preocupes, lo sé!”

Harris y Trunks eran viejos conocidos y naturalmente sabía que Trunks y Florida tenían una pelea a muerte. Harris se marchó con las palabras de despedida, “¡Buena suerte!”

Cuando Laureton y los otros se fueron, Han Shuo dijo en voz baja, “¡Laureton está tratando de aprovecharse de nosotros!” ¡Pero también queremos encontrar nuestro pie en el valle, así que no nos moveremos de acuerdo a sus planes! Las bandas mercenarias Cairo y Hoz Arco Iris no son las únicas potencias dentro del valle. ¡Hay otros que tampoco son débiles, y estoy seguro de que les encantaría reemplazar a la banda mercenaria Cairo para mantener el poder en sus manos!”

Trunks parpadeó y le preguntó a Han Shuo, “¿Qué te gustaría hacer?”

Riendo siniestramente, Han Shuo miró el cielo y murmuró, “Los vientos son fuertes y la noche es oscura hoy. El Valle del Sol ha sido caótico por un tiempo. ¡Aprovechemos esta oportunidad para hacer las cosas aún más desordenadas!