Capítulo 209: La Fuerza Purificadora del Alma


Cuando el parche del ojo que sellaba el Ojo Purpura del Demonio se quemó hasta convertirse en ceniza, el ojo incrustado dentro de la cuenca del pequeño esqueleto volvió a descargar una luz púrpura capaz de perforar el ojo.

En ese instante, ese dolor desgarrador de alma volvió a invadir los cuerpos de Han Shuo y el pequeño esqueleto. El profundo dolor de huesos hizo que Han Shuo y el pequeño esqueleto temblaran por todas partes.

Han Shuo no pudo evitar dejar escapar un gruñido bajo su respiración, y el hueso de la mandíbula blanca del esqueleto pequeño también se agolpó cuando los dos fueron invadidos por un misterioso poder.

De repente, el demonio infante que residía en su abdomen sorprendentemente generó un enorme poder de succión. Han Shuo tuvo la repentina impresión de que el demonio infante se había convertido en un agujero negro en ese instante. Su cuerpo entero parecía convertirse en una gran tela de araña, con el demonio infante en el centro, y todos sus meridianos se habían convertido en las fibras duraderas de la telaraña.

Gracias a la fuerza de absorción, la fuerza que invadió el cuerpo de Han Shuo fluyó hacia el demonio infante a lo largo de los meridianos de la telaraña, como arroyos que regresan al océano.

El dolor desgarrador de corazón disminuyó un poco cuando su cuerpo se transformó en ese estado. El poder invasor en el cuerpo de Han Shuo fue enviado al demonio infante. Al igual que como el alma de Johnny había sido digerida y absorbida, ese poder se estaba convirtiendo en nutrientes para adicionar una loca tasa de desarrollo para el demonio infante.

Mientras el dolor en su cuerpo fue controlado lentamente, Han Shuo vio que el pequeño esqueleto aún rodaba continuamente en el suelo. Luchó para llegar al lado del esqueleto pequeño, y apuntó la palma de su mano izquierda en la cuenca izquierda del esqueleto, liberando el “Arte Demoníaco de la Asimilación”.

Una luz mágica brilló repentinamente de su mano izquierda mientras haces de una débil luz púrpura fluían en su cuerpo a través del brazo de Han Shuo. Fueron enviados a través de los meridianos al demonio infante, justo como la oleada de poder en su cuerpo había sido tratada.

Eso fue cuando Han Shuo estaba seguro de que el poder del Ojo Purpura del Demonio era uno con el alma. A juzgar por la estrecha relación entre los trols del bosque y su protector Datara, eso podría muy bien ser el vestigio del poder del alma dejado por el demonio Datara en ese plano.

Comparado con el alma de Johnny, al alma del Ojo de Demonio Púrpura era aún más fuerte. La presencia violenta y desenfrenada que había en su interior no recibió resistencia por el demonio infante. En vez de eso, el demonio infante circulo el poder de esa loca alma, purificándola lentamente.

Mirando al demonio infante, Han Shuo pudo ver que este ahora parecía un sol ardiendo con un hechizo de fuego negro, enviando una luz mágica penetrante en todas direcciones. En ese momento, el cuerpo de Han Shuo también brillaba con luz, mientras los rayos de una violenta, caótica y malvada aura mágica envolvía su cuerpo. A lo lejos, parecía que Han Shuo había ganado de repente incontables brazos negros que bailaban salvajemente a su alrededor.

Después de quién sabía cuánto tiempo, Han Shuo de repente se relajó mientras un sonido crujiente resonó. Algo pareció haberse roto en el Ojo Purpura del Demonio cuando de repente perdió su luz. Una nube de humo púrpura se escapó del ojo izquierdo del pequeño esqueleto mientras el demonio infante circulaba furiosamente el poder del alma. El poder que había ganado del Ojo Purpura del Demonio era cabezas y hombros por encima de la cantidad que había obtenido de Johnny hace unos días. Cuando Han Shuo sintió que todo el poder había sido absorbido por el demonio infante, le dio al pequeño esqueleto una orden para protegerlo. Después de eso, Han Shuo se sentó de piernas cruzadas para entrar en un estado de meditación para digerir todo.

El poder dentro del Ojo Purpura del Demonio había sido completamente absorbido por demonio infante. El pequeño esqueleto se sentó torpemente en el suelo durante un rato, cuando fue liberado de su agonía. Después de que el misterioso poder se hubiese desvanecido, el Ojo Purpura del Demonio incrustado en la cuenca izquierda del pequeño esqueleto rodaba a los alrededores hábilmente, dándole al pequeño esqueleto un rastro de vida.

“¿Qué está pasando?” Emily y Gilbert detectaron que el aura mágica negra había explotado fuera de la habitación de Han Shuo, y no pudieron evitar salir a investigar.

El pequeño esqueleto había estado sentado en el suelo cuando oyó los golpes del exterior. Enderezó los huesos de sus pantorrillas y se levantó, caminando para abrir la puerta mientras su ojo rodaba un poco.

Cuando Emily y Gilbert vieron que un pequeño esqueleto blanco había aparecido delante de ellos cuando la puerta fue abierta, y que había un globo ocular púrpura en la cuenca izquierda que zumbaba ocupadamente, los dos apresuradamente dieron unos pasos atrás de susto.

Alzando su dedo izquierdo para señalar a Han Shuo, el ojo del pequeño esqueleto rodó en un círculo mientras su mano alcanzaba su boca y hacia un gesto de silencio. Su significado para Emily y Gilbert era que, “Él necesita silencio, ¡no lo molesten!”

Emily y Gilbert miraron boquiabiertos ante ese pequeño esqueleto que les decía que se callaran. Instintivamente sintieron que la escena delante de ellos era demasiado desafiante para sus mentes. Una criatura oscura había hecho un gesto tan humano delante de ellos, e incluso había un globo ocular vivido rodando por su ojo izquierdo. Todo esto parecía inimaginablemente fantástico.

Era algo bueno que no fuera el primer día de Emily conociendo a Han Shuo. Cuando había luchado contra Han Shuo, se había enfrentado a ese pequeño esqueleto. Así, cuando miró cuidadosamente al pequeño esqueleto y notó las siete púas de hueso en su espalda, inmediatamente comprendió que aunque las púas habían cambiado de color, ese pequeño esqueleto seguía siendo el mismo esqueleto maravilloso que había sido inmune a la mayoría de la magia oscura y que la había perseguido implacablemente.

“Creo que tu amo debe estar teniendo una especie de avance maravilloso nuevamente en esta ocasión. ¡Entonces no lo molestaremos!” Tomando una respiración profunda, Emily sacudió su cabeza hacia Gilbert y le indicó que se fuera con ella.

Después de la repentina rabia del zombi élite de tierra en el cementerio de la muerte, Gilbert comprendió que las criaturas oscuras de su maestro eran diferentes de las que él conocía. Si había un zombi que podía formar una grieta grande en el suelo para atacarlo sólo por una frase, entonces no era demasiado difícil entender un pequeño esqueleto que hacia tales gestos humanos.

“¡Creo que será muy interesante seguir a semejante maestro!” Gilbert miró el pequeño esqueleto con curiosidad y agito su mano para decir adiós, volviéndose para hablar con Emily después de cerrar la puerta.

“¡Yo también lo creo, pero debes mejorar continuamente, o quizá encuentres un día que ni siquiera puedes derrotar a una de las criaturas oscuras de tu amo!” Emily había aprendido de Han Shuo que las criaturas oscuras que él refinaba tenían el potencial ilimitado para evolucionar por sí mismas. Había sido un poco escéptica al principio, pero era una firme creyente ahora que había visto el rendimiento del pequeño esqueleto.

Han Shuo había sido totalmente inconsciente de la visita de Emily y Gilbert. El enorme poder del ojo púrpura le hacía centrar su concentración al máximo, y era impermeable a todas las distracciones del mundo exterior.

Algunos cultivadores mágicos necesitaban encontrar una zona extremadamente tranquila para meditar bajo puerta cerrada cuando entrenaban algún tipo de arte secreto o refinaban algún tesoro. También establecían múltiples pesadas capas de defensas, con el fin de evitar disturbios. Se tomaban tantas precauciones porque era cuando un cultivador estaba más indefenso. No podía ocurrir ni un solo momento de distracción durante ese proceso o correría el riesgo de una desviación de cultivo o la pérdida del esfuerzo previo.

Dos días y noches pasaron. Han Shuo permaneció dentro de su habitación durante ese tiempo, y Phoebe, Emily y Trunks se ocuparon de establecer la banda mercenaria, y de seguir hablando de negocios para vender más joyas de Han Shuo.

En esa noche, el grupo estaba dentro de la tienda y discutia la mejor manera de usar el oro, así como la forma más eficiente de manejar los asuntos de la banda mercenaria cuando un miembro de la banda mercenaria Cairo golpeó de repente para decir que un grupo de personas iban de camino.

El mercenario se fue inmediatamente después de entregar ese mensaje, diciendo que tenían que informar de ello al jefe o al vice jefe de la banda mercenaria Cairo. Les advirtió que tuvieran cuidado, y les informó que sus hombres llegarían en media hora.

“Parece que los mercenarios de la Hoz Arco Iris están de camino. Bryan no puede ser molestado en este momento, y tampoco sabemos cuándo despertará. ¡Ahora estamos en algunos problemas!” Emily dijo, frunciendo el ceño cuando el mercenario se fue.

“¡Le daremos una paliza a quienquiera que se atreva a traspasar!” Gilbert no pensaba mucho en ese asunto mientras hablaba sin contenerse.

“No será fácil de hacernos cargo de ellos. Los expertos de Florida son tan numerosos como las nubes, y la Iglesia de la Luz también ha enviado algunos refuerzos. Puede que no seas capaz de ganar aunque vuelvas a convertirte en un dragón”. Trunks también dijo con un profundo ceño.

“Bryan no puede ser molestado en este momento. La criatura oscura lo está protegiendo ahora mismo, así que probablemente no pueda irse. Debemos protegerlo si está aquí. Mientras podamos detener las cosas un poco para que vengan los mercenarios Cairo entonces, ¡todo estará bien!” Phoebe pensó en silencio un poco y luego respondió.

En el silencioso aire nocturno resonaban sonidos de cascos. Se podía juzgar por el sonido de los cascos de esos corceles de batalla que habían sido envueltos por un paño de algodón o algo blando.

“¡Tengan cuidado, debemos proteger la habitación de Bryan primero!” Emily gritó suavemente y les dijo a los demás.