GDK – Capítulo 203

4

Capítulo 203: Forzando una pelea


El cielo se había iluminado completamente y el aire se había enfriado. El sol, del tamaño de un disco, se elevaba lentamente en el cielo. Una resplandeciente salida del sol se erguía sobre las nubes azules y brillaba con una suave luz roja que desgarraba las nubes que cubrían los cielos.

Pequeños grupos de personas viajaban por las calles en la mañana en el Valle del Sol mientras salían de las cuevas de las casas de tentación de varios callejones en las calles, bostezando con expresiones somnolientas. Era evidente que habían gastado mucho esfuerzo en los cuerpos de las mujeres anoche.

“¡Hay en verdad muchos hombres desagradables sin sabor!” Emily no estaba en el mejor estado de ánimo mientras miraba fríamente a los que salían de los callejones con su ropa desaliñada, con una mirada de disgusto en su rostro.

Han Shuo no estaba demasiado cansado por la persecución que había durado toda la noche. Miró a su alrededor interesadamente pero no respondió.

“¡Oh, cierto, Phoebe vino a buscarte anoche, le dije que habías salido por negocios!” Emily apretó el abrigo junto al cuello y giró su cabeza para hablar con Han Shuo.

“¿Ella no dijo nada?” Han Shuo se sobresaltó ligeramente y pensó en lo que Phoebe había ido a hacer.

“¡No, ella probablemente no tenía nada que decirme!” Emily respondió, hizo una pausa, y de pronto se acercó a Han Shuo de manera chismosa. Bajo su voz, “¿Le hiciste… Eso a ella?»

Sacudiendo su cabeza, Han Shuo era todo negocios mientras decía con rectitud. “¿Cómo podría hacer eso? Sólo nos hemos conocido por unos meses. ¿Soy alguien tan apresurado?”

“¡Pfft, me violaste el día que me encontraste, tu villano desvergonzado!” Emily era muy desdeñosa por la respuesta de Han Shuo y resoplo con desprecio.

Han Shuo no podía evitar reírse de sus palabras. No se sintió incómodo, sino que es su lugar replicó, “Nuestras circunstancias fueron bastante especiales. Además, tú eras tan seductora, ¿cómo podía con mi sangre caliente soportar tus tentaciones?”

“¡Villano! ¡Todo lo que sabes es como hablar tonterías!” La respiración de Emily estaba atrapada en su ira, pero ella estaba bastante satisfecha por su respuesta y no continuó la conversación.

Cuando vio algo de felicidad marcando las cejas de Emily, Han Shuo supo que ella no estaba realmente enojada. Repentinamente pensó en un problema y preguntó, “Oh cierto, ¿cómo es que la banda mercenaria Cairo conocía este lugar? ¿Saben que el Manto Oscuro controla la tienda?”

Contrario a las expectativas de Han Shuo, Emily en realidad asintió. Ella explicó cuando vio su mirada de perplejidad. “El Valle del Sol es diferente de un pueblo o ciudad del Imperio. La banda mercenaria Cairo tiene influencia aquí. Debido a que hay tierras limitadas por aquí, investigarán minuciosamente cualquier ida o venida. Es una cosa totalmente irreal que quieras quedarte aquí y permanecer en secreto».

“Sin embargo, aunque saben que somos el Manto Oscuro, no interfieren con nuestras operaciones en absoluto, porque apuntamos a ésos con planes en contra del imperio Lancelot y no hacemos problemas intencionales para ellos”.

“¡Bryan!” Han Shuo y Emily caminaban hacia la banda mercenaria Cairo cuando escucharon la voz de Trunks.

Han Shuo giró la cabeza para ver la mantícora que cabalgaba Trunks aparecen desde la dirección de la entrada del valle. Había algunos rastros indistintos de sangre en él y en la mantícora. Detrás de ellos, los expertos de la Hoz Arco Iris tenían aspectos iracundos. Parecía como si hubieran salido peor de una pelea.

Han Shuo corrió los ojos afilados sobre el cuerpo de Trunks, pero no descubrió rastros de ropa rasgada. Parecía que la sangre fresca en él y la mantícora era de los de la banda mercenaria Hoz Arco Iris.

“¿Estás bien?» Han Shuo pregunto con una ligera sonrisa cuando Trunks se había adelantado sobre su mantícora.

“Sólo unos traidores cobardes, ¿cómo podrían hacerme daño? Oh cierto, ¿cómo fue de tu lado? ¿Mataste a ese patético Florida?” Trunks respondió con confianza y miró de cerca a Han Shuo.

Extendiendo sus manos con una expresión resignada en su rostro, Han Shuo suspiró, “sus hombres lo salvaron en la entrada al valle. Sin embargo, ¡creo que tendrá que pasar al menos un mes o dos para recuperarse completamente de sus heridas!”

“Haha, eso es bastante bueno. Vine al Valle del Sol en esta ocasión por su vida, y parece que ya has hecho la mitad del trabajo por mí, ¡te doy las gracias!” Trunks se echó a reír de buena gana y luego miró a los miembros de la Hoz Arco Iris a tras de él con una expresión imponente. “Traidores, regresen y díganle a Florida que yo, Trunks, he regresado nuevamente. ¡Debo vengarme por Annie en esta ocasión, él morirá por mis manos!”

Todos los mercenarios de la Hoz Arco Iris tenían miradas de odio y cólera cuando oyeron esas palabras, pero parecían saber que Trunks no era alguien con quien pudieran jugar. Solamente resoplaron fríamente unas cuantas veces y rodearon Han Shuo y los demás para moverse a otra dirección.

“Trunks, ¿por qué estás aquí, y qué enemistad tienes con Florida?» Han Shuo no pudo evitar preguntar en ese punto.

Los comerciantes ya habían despertado en las calles del valle y las calles habían comenzado a llenarse. Trunks miró a su alrededor con una expresión ligeramente triste, diciendo, “Este no es un lugar para hablar, vamos a encontrar un lugar donde podamos charlar y te lo contaré con más detalle».

“¡Muy bien!” Han Shuo asintió.

“Espera, Laureton de la banda mercenaria Cairo nos está buscando. ¿Por qué no tienen una buena charla después de que volvamos?” Emily no pudo evitar hablar en recordatorio cuando vio que Han Shuo y Trunks parecían querer encontrar inmediatamente un lugar tranquilo para charlar.

Han Shuo sólo reaccionó después de que Emily hablo y le dijo a Trunks en tono de disculpa, «Laureton de la banda mercenaria Cairo envió gente a buscarnos temprano esta mañana, pidiéndonos que diéramos una visita. ¿Por qué no hablamos más tarde?”

Asintiendo comprensivamente, Trunks caminó al lado de Han Shuo y dijo con aspereza, “vamos, yo también conozco a Laureton, vamos juntos”.

“¿Lo conoces?” Han Shuo se sobresaltó y le preguntó a Trunks con sorpresa.

“¡Desde luego, pasé algún tiempo en el valle de vuelta en aquellos días y conozco mucha aquí!” Trunks respondió con naturalidad. Emily reveló una expresión de sorpresa y miró pensativa a Trunks.

No había calles establecidas de tiendas dentro del valle, sólo unos cuantos acantilados y algunos altísimos árboles que bloqueaban el cielo. Trunks parecía muy familiarizado con esa área mientras llevaba a Han Shuo y Emily dentro.

“El terreno es bastante precario en las profundidades del valle, pero hay una vasta llanura después de pasar a través de un estrecho túnel en los acantilados. El poder más fuerte dentro del valle siempre ha vivido allí. Solía ser la banda mercenaria Hoz Arco Iris que vivía allí hace unos años, pero si no fuera por el malvado plan de Florida de matar al viejo jefe, ¡la banda mercenaria Cairo no nos habría forzado a vivir en otro lugar en este mismo momento!” Trunks comenzó a introducir el área alrededor de ellos mientras caminaban.

Había miembros de la banda mercenaria Cairo que vigilaban a ciertos intervalos a lo largo del camino. Sin embargo, la distancia entre los guardias era bastante grande, y no tenían miedo de que otros oyeran sus palabras.

“Cierto, Trunks, ¿qué tipo de enemistad existe entre Florida y tú?” Han Shuo no pudo evitar preguntar cuando vio que el entorno era lo suficientemente tranquilo.

“En realidad era parte de la banda mercenaria Hoz Arco Iris, y yo era un espadachín mayor entonces. El viejo jefe siempre se había ocupado de mí y Annie la hija del jefe me trataba como a un hermano. Yo estaba muy cómodo en esos días, hasta que Florida apareció. El joven Florida trajo consigo un aura deslumbrante y disfrutó de un trato especial tan pronto como se unió. No sólo el viejo jefe lo valoraba mucho, sino que incluso Annie lo admiraba. Yo también tenía buenas relaciones con él”.

“Sin embargo, la meta Florida al llegar a la banda de mercenarios Hoz Arco Iris era controlarla completamente. Incluso aunque el viejo jefe ya le había dado a Annie su cuidado, él todavía sentía que el viejo jefe tenía demasiados días por delante de él. Él coludió con los ladrones y les reveló nuestros movimientos, causando grandes pérdidas a la banda. El viejo jefe murió cuando estaba rodeado por los ladrones, y Annie también desapareció. Es probable que ella también se haya encontrado con un mal destino”.

“Tuve la suerte de escapar y personalmente presencié la conversación entre Florida y el jefe de los ladrones. Fue entonces cuando lo entendí todo. A partir de ese momento, jure deshacerme de Florida de una manera u otra. Tristemente, cuando Florida tomó el control de los mercenarios de la Hoz Arco Iris también invitó a una fuente de poder de la Iglesia de la Luz y consolidó su influencia sobre la situación en un tiempo extremadamente corto, capturando totalmente a la banda mercenaria».

“Yo era solo un espadachín mayor e intenté asesinar a Florida con algunos mercenarios heridos leales al viejo jefe. Terminamos siendo completamente derrotados y huimos por nuestras vidas. Muchos de mis amigos más cercanos murieron en esa batalla. Entré en el Bosque Oscuro para entrenarme, siempre manteniendo la determinación de vengarme. Esperé tres años, y cuando supe que la lucha por el título de los más fuertes en el valle estaba a punto de ocurrir, sabía que Florida no se alejaría. Él ciertamente contendería con la banda mercenaria Cairo. Pensé que tenía una oportunidad, ¡y he vuelto!” Trunks recitaban sin emoción los cuentos de un tiempo pasado mientras caminaban.

Su expresión era indiferente de principio a fin, como si describiera algo que no tenía nada que ver con él. Sin embargo, como la audiencia, Han Shuo y Emily pudieron discernir de los acontecimientos mismos el odio interminable enterrado profundamente dentro del corazón de Trunks.

Cuando Trunks terminó, Han Shuo miró profundamente a Trunks y lanzó una brillante sonrisa, “Parece que podremos hacer equipo de nuevo. ¡Sin duda, Florida va a morir esta vez!”

“¡Desde luego! Definitivamente va a morir”. Trunks dijo con confianza, y después miró a Emily con interés, cambiando su mirada a Han Shuo después. Pregunto algo extrañado, “y, ¿Cuál es el trato con ustedes dos? Si recuerdo correctamente, esta señora fue capturada por ti, pero ¿por qué están caminando juntos ahora?»

Riendo entre dientes, Han Shuo le guiñó un ojo a Trunks y le dijo, “¡En ocasiones, es fácil para los enemigos convertirse en amigos, particularmente entre hombres y mujeres!”

“¡Entiendo, jaja!” Trunks se echó a reír y asintió comprensivamente.

“¡Dos compañeros idiotas!” Emily estaba un poco enojada y avergonzada por sus palabras. Rodó sus ojos hacia ellos y se enfadó.

Habían pasado por un estrecho túnel mientras charlaban, llegando a una llanura abierta. Piedras negras salpicaban el paisaje con abundancia, junto a edificios altos. Esos edificios no eran ni exquisitos ni hermosos, sólo extremadamente prácticos. Parecían duraderos, robustos y que aguantarían bien bajo un asalto.

Había un gran campo de entrenamiento en el camino hacia los edificios y varios mercenarios musculosos estaban practicando con varias armas. Algunos magos estaban liberando hechizos en un denso bosque no muy lejos de allí, y había otros meditando en la distancia.

“Este lugar es lo suficientemente grande y los edificios lo suficientemente resistentes. Debido a que sólo hay un camino que conduce aquí, es muy seguro, y siempre ha sido la última línea de defensa del valle a través de los años». Trunks siguió explicando en el camino.

“Eh, Trunks, ¿qué estás haciendo aquí de regreso?” Harris de la banda mercenaria Cairo estaba de pie en la plaza con un gran ánimo, aparentemente esperando a Han Shuo y a los demás. Se sorprendió mucho al ver a Trunks y no pudo evitar gritar.

“¡Harris, mucho tiempo sin verte! ¡Pareces aún más fiero ahora! Pero Florida sigue prosperando a lo largo de estos años, ¡Parece que aún no te has vengado!” Trunks le habló a Harris de lejos con algo de burla en su rostro.

“Humph, tú también huiste con heridas graves, ¿qué derecho tienes de hablar de mí?» La expresión de Harris era rígida mientras decía irritado.

“Olvídalo, no tengo nada que decirte. ¡Vamos, llévame con Laureton!” Trunks frunció el ceño mientras movía los labios, instando a Harris a abrir el camino. Harris condujo a los tres a través de la plaza hasta un edificio alto. Ruidos de choques viajaron desde el interior del edificio, y los tres se sorprendieron mucho por la escena frente a ellos cuando entraron.

Un hombre calvo y feroz de unos dos metros de alto se paró frente a ellos, usando sólo un par de pantalones cortos. Los músculos de su cuerpo desnudo se elevaban hacia arriba, cada uno tan duro como el mineral de hierro. Los vasos sanguíneos sobre su cuerpo palpitaban mientras se llenaban de terrorífico poder explosivo.

Había una roca negra del tamaño de una pequeña montaña en su espalda. Era tres veces el tamaño de él mientras él empuñaba la roca. Saltó hacia atrás, lanzando la roca contra un pilar de piedra que era tan grueso como tres personas envolviendo sus brazos alrededor.

El sudor fluía como riachuelos por las líneas de sus músculos mientras su piel oscura brillaba con vigor saludable. Su resplandeciente cabeza no tenía ni una mecha de cabello. Su cuerpo temblaba continuamente en medio de las tumultuosas colisiones, y todo el edificio se sacudía de los impactos violentos, haciendo temer que se derrumbara en cualquier momento.

Después de que Han Shuo y los otros llegaron, chocó cinco veces más antes de finalmente arrojar la roca en su espalda a un lado. El suelo tembló como en un terremoto, y los ruidos de rugidos como truenos resonaban en todo el edificio.

Levantó la cabeza y centró sus ojos en su dirección. Una tremenda fuerza de presencia se estrelló en contra de Han Shuo. El corazón de Han Shuo no podía evitar apretarse un poco, viendo lo fuerte que era el cuerpo de esa persona. Había utilizado sólo métodos de entrenamiento externos para entrenar su cuerpo hasta el punto en que naturalmente produjo una presencia tan gruesa y contundente. Solo eso explicaba completamente los aspectos aterradores de esa persona.

“Trunks, ¿qué estás haciendo aquí?” Una extraña luz brilló en los ojos del gran hombre mientras miraba con recelo a Trunks.

“Mucho tiempo sin verte Laureton, parece que tu cuerpo físico casi ha sido entrenado hasta el pináculo. Anteriormente tu podías volverte desquiciado dos veces, parece que has mejorado aún más. ¿Me pregunto si puedes desquiciarte tres veces para llegar al legendario tercer reino de los berserkers?” Trunks reveló una expresión interesada mientras miraba a Laureton.

Sonriendo extrañamente, Laureton no respondió a la pregunta de Trunks y cambió su atención a Han Shuo. “¿Eres tú el compañero que casi mató a Florida?”

Asintiendo, Han Shuo sonrió débilmente. “Es correcto, ¿para qué me llamo el Jefe Laureton?”

“Quiero discutir un punto de negocio contigo, pero primero tienes que comerte uno de mis golpes. ¡Necesito ver si puedo medir tu fuerza y ver si vale la pena entregarte esa tienda!” Laureton se echó a reír mientras un puño del tamaño de una estufa era lanzado hacia Han Shuo con un aura feroz y dominante.

Han Shuo se sorprendió ligeramente por la rapidez de sus acciones, pero rápidamente se dio cuenta de que ese puñetazo encarnaba una fuerza berserk mientras se acercaba. Eso lo sorprendió mucho, y lo que fue aún más sorprendente, fue que cuando esa fuerza surgió adelante, bloqueó todas sus rutas de retirada, haciéndole imposible de esquivar.

Han Shuo quedó mudo de asombro mientras se centró inmediatamente y desplegó su cultivación mágica al máximo, planeando tomar directamente ese golpe.