Capítulo 201: ¡Apresúrate perro viejo!


Gruñendo bajo su aliento, el gran magus oscuro Edwin se elevó hacia el cielo como la rama de un sauce ardiendo en el aire. Al hacerlo, la afilada palma como cuchilla de Han Shuo cortó el aire.

Atrapado en el corazón de Edwin, el Filo Cazador de Demonios parecía estar bajo el impulso de una fuerza inmensa y voló con fuerza de su cuerpo, volando por el aire.

Sangre fresca goteaba de su espalda, la expresión de Edwin era una mueca fea mientras él cantaba un hechizo mágico. Otra mano de la muerte, apareció en el aire y comenzó a precipitarse sobre Han Shuo como una montaña. Una enorme aura cubrió el cuerpo de Han Shuo, haciéndole difícil el respirar.

Un pensamiento creció en su mente cuando el Filo Cazador de Demonios voló hacia Han Shuo como un arco iris. De pronto, activó el “Arte de los Nueve Cielos Demoníacos” y se disparó a través de la enorme aura que lo rodeaba mientras la mano de la muerte llegaba a su cabeza. Se disparó hacia el grupo de Florida que escapaba.

Cuando el segundo golpe falló, Edwin se distanció de Han Shuo. La velocidad a la que volaba hacia el horizonte era claramente mucho más ágil que la de la Archimaga Emily.

Quizás Han Shuo hubiera podido encontrarlo de frente si el oponente hubiera sido Florida. Pero Edwin era un gran magus oscuro. Tal potencial era definitivamente suficiente para abrumar a Han Shuo. Así que una vez que la situación se volvió fea, necesitó retirarse inmediatamente.

“Mocoso traicionero. ¡Tú muerte está asegurada!” Edwin gritó con voz una ronca desde arriba. Inesperadamente, ignoró completamente a Belinda mientras se disparó hacia Han Shuo.

Derrotarlo estaba fuera de la cuestión, pero en cuanto a escapar… La flexibilidad y la velocidad del “Arte de los Nueve Cielos Demoníacos” instantáneamente mostró su poder, aumentando gradualmente la distancia entre Han Shuo y Edwin.

Repentinamente, un grupo de diez o más personas aparecieron ante él. Florida flotó en el aire, con el pelo largo y ondulado. Debajo de él, unos pocos miembros de élite de la banda de mercenarios Hoz Arco Iris corrían a través de los espesos arbustos a la velocidad del rayo.

Esta vez, el objetivo de la Hoz Arco Iris había sido solo Han Shuo en su viaje desde el Valle del Sol. Por lo tanto, sólo habían movilizado a algunos expertos. Pero ¿quién habría pensado que serían tan desafortunados como para encontrarse con Edwin, alguien con un rencor en contra del abuelo de Florida, y que caerían en un estado tan miserable?

Incluso a pesar que estaban escapando en la misma dirección, la velocidad de Han Shuo había superado claramente al grupo de Florida. El hecho de que él fuera capaz de alcanzar a esas personas también había sido parte de los planes de Han Shuo.

Riendo fríamente, se acercó a ellos desde atrás, usando la flexibilidad concedida por el Arte para suspenderse tranquilamente en los cuerpos del grupo de Florida. Con el canto de Han Shuo, lanza tras lanza de hueso que perforaron hacia Florida como arcos de electricidad parpadeando en medio del aire.

“¡Maldición!” Florida, en medio de la carrera por su vida, de repente oyó los silbidos de lanzas de huesos rompiendo a través del aire. Giró su cabeza hacia atrás y descubrió a un siniestro y sonriente Han Shuo mirándolo con una fría sonrisa. En ese momento. Florida no pudo evitar sudar.

Una bola de luz que cegaba los ojos se disparó del bastón de Florida. Un hechizo de “Corte Radiante” fue lanzado y pulverizó las tres lanzas de hueso. Sin embargo al mismo tiempo, la diferencia entre el hechizo de levitación y el Arte de Han Shuo se hizo evidente. Ambos habían cantado hechizos, pero la velocidad de Han Shuo no se había visto afectada en absoluto, mientras que la velocidad inicialmente rápida de Florida se había reducido en un tercio.

Un extraño sonido de viento se acercó rápidamente desde la distancia y Han Shuo comprendió que Edwin se estaba poniendo rápidamente al día. Con una sonrisa burlona colgando de sus labios, Han Shuo una vez más frenó y se aferró al rastro de Florida como un necrófago. Él cantó el hechizo de lanza de hueso de nuevo mientras otras tres lanzas de hueso salieron volando.

Florida no tenía miedo de Han Shuo, pero tenía un miedo excesivo de Edwin. Si no fuera por la persecución de Edwin, Florida definitivamente se habría detenido y hubiera traído su significativa destreza para pelear con Han Shuo. Sin embargo, obviamente tampoco quería que Edwin lo alcanzara a causa de Han Shuo. Por lo tanto, sólo podía continuar su defensa y reducir su velocidad una y otra vez.

“Jefe, lo retendremos por ti, ¡sal de aquí!” En ese momento, algunos de los expertos de la Hoz Arco Iris frente a Florida de pronto se detuvieron mientras uno de ellos gritó en voz alta.

Todos habían sido testigos de la fuerza de Edwin en ese momento. Si se quedaban, podrían ser capaces de retener a Han Shuo, pero nunca serían capaces de defenderse en contra de Edwin. Diciendo esas palabras en ese momento significaba que ya habían hecho sus planes para morir.

“Muy bien, ¡me vengare por ustedes!” Florida en realidad era una persona despiadada. Aunque estaba un poco apenado, aún aceptó decididamente su sugerencia y miró furiosamente a Han Shuo, después se dio la vuelta y se lanzó hacia delante.

Dos ballestas de repente se apuntaron hacia Han Shuo mientras los afilados ojos de dos mercenarios le dieron a este una sensación de peligro. Dos sonidos atravesaron el aire cuando dos pernos llevaron una corriente de aire aterradora con ellos. Dispararon hacia él con una velocidad y precisión más allá de la imaginación de Han Shuo.

El rápido avance de este, tuvo que retroceder velozmente. No se atrevió a dar otro paso adelante. En ese proceso, algunos de los arqueros cargaron sus arcos y apuntaron hacia Han Shuo. Su habilidad estaba en marcado contraste con los métodos de Belinda de hacia un momento. Ya que Han Shuo ya había tomado el cielo, estaba muy presionado para evadir el peligro desde abajo y tuvo que retroceder de nuevo.

Vaciló y planeó cambiar de dirección inmediatamente. En ese momento, los mercenarios de la Hoz Arco Iris que se encontraban debajo de él repentinamente se sobresaltaron con pánico. De pronto una resplandeciente y severa aura blanca lechosa se desprendió en su paso mientras Trunks aparecía en el lomo de su mantícora. Estaba agitando su espada con una expresión fría y forzó a los mercenarios de la parte trasera para que no tuvieran energía para gastar con Han Shuo.

“¡Trunks!” En el aire, Han Shuo se quedó pasmado por la perturbación de abajo y no pudo zambullirse para exclamar con alegría.

“Vuela a través del aire para seguir acosando a Florida. ¡Manejaré a estos traidores en el suelo que deberían haber muerto mil, diez mil veces! ¡Charlaremos cuando regresemos al Valle del Sol!” Trunks echó la cabeza hacia atrás y lanzó una brillante sonrisa. El encantador y guapo Trunks estaba atacando a los expertos de la Hoz Arco Iris desde el lomo de su mantícora.

“¡Trunks, no intimides a los demás hasta el extremo!” El experto que había hablado antes de repente miró ferozmente a Trunks.

“¡¿Intimidar a otros hasta el extremo?! ¡Jaja! El viejo jefe fue tan bueno contigo y ninguno de ustedes chicos dijo nada después de que ese animal de Florida tomó el control. Ustedes solo lo siguieron ciegamente ¡Ahora como te atreves a decirme esas palabras!” Trunks se rio como si hubiera oído algo hilarante, pero su sonrisa era incluso más fría que el viento helado de la noche y el tono con que hablaba tenía un odio grabado hasta lo profundo de los huesos.

La figura se acercaba, atrayendo una risa fría de Trunks. Levantó la cabeza una vez más e instó a Han Shuo, “Bryan, date prisa y vete. ¡Aprovecha esta oportunidad para matar a Florida!”

“Muy bien, ese viejo monstruo detrás de nosotros es un pájaro duro. ¡Escapa de inmediato si se acerca y no lo encuentres de frente!” Aunque Han Shuo no entendía por qué Trunks odiaba tanto a Florida, supuso que debía tener algo que ver con la banda mercenaria Hoz Arco Iris. Los expertos presentes allí parecían estar familiarizados con Trunks, por lo que eso significaba que había algún tipo de relación entre ellos.

Han Shuo se dio cuenta de que no sería capaz de medir la fuerte creencia de Trunks en él si no daba caza inmediatamente. Se lanzó por el aire como un rayo y se disparó hacia Florida. Edwin también llegó poco después de la salida de Han Shuo.

Lanzó una mirada hacia abajo y no se demoró cuando notó que tanto Florida como Han Shuo estaban ausentes. Siguió el rastro de Han Shuo y parecía estar completamente despreocupado de Trunks y los de la banda mercenaria Hoz Arco Iris.

Han Shuo ya había probado las habilidades de Florida antes, definitivamente no podría vivir en paz si éste no moría. El lugar extremo de agua estaba situado dentro del valle, así que él necesitaba permanecer allí por un largo tiempo. Si Florida no moría, tendría problemas sin fin en el futuro. ¡Así que incluso si Phoebe lo odiaba por ello, Han Shuo necesitaba matarlo!

El arte volador de un cultivador demoníaco le permitió a Han Shuo alcanzar lentamente a Florida cuando circulo su yuan mágico yuan al máximo, incluso después de haber frenado a medio camino.

Cuando las lanzas de hueso silbaron una vez más por el aire, Florida casi quería escupir sangre por su ira. Ahora sabía que Han Shuo quería frenarlo y que ambos murieran por Edwin. En su irritación, realmente quería detenerse y luchar contra Han Shuo hasta la muerte.

“¿Qué quieres exactamente? ¡Cuando ese viejo monstruo Edwin nos alcance, ninguno de nosotros podrá escapar!” Florida rugió furiosamente hacia Han Shuo, mientras la escena de antes repitió de nuevo; Florida utilizó el Corte Radiante para cortar las lanzas de huesos de Han Shuo en pedazos.

“¡Heh heh, me da la impresión de que moriré contigo!” Han Shuo tenía una sensación increíblemente refrescante y de alivio después de desahogar la sensación abatida que había sentido de ser suprimido por Florida en los pasados dos días.

Incluso con Edwin alcanzándolos, Han Shuo estaba seguro de que podría hacer uso de su magia para escapar. Con la comprensión de Han Shuo de los magos, también podría estar seguro de que Florida no sería capaz de mantener el vuelo durante demasiado tiempo, y por lo tanto, esa era la razón por la que había hecho eso.

“¡Loco, jodido loco!” Las palabras de Han Shuo finalmente hicieron que Florida comenzara a maldecir.

Debido a que la velocidad de Florida y Han Shuo había disminuido, la figura de Edwin apareció detrás de ellos en ese momento y su extraño cacareo viajo primero hacia ellos.

“¡Apresúrate perro viejo! ¡Te estoy esperando!” Han Shuo incluso tuvo tiempo de reírse despreocupadamente y mirar a Edwin, incitándolo con sus palabras.

“¡Mejor reza para que no te atrape, o haré que te arrepientas de haber vivido alguna vez!” Edwin estaba absolutamente indignado por la mención de “perro viejo”. Incluso la lesión en su espalda parecía palpitar con más dolor después de escuchar eso.

Han Shuo había sacado la flecha que Belinda le había disparado en su pantorrilla, y fue entonces cuando su resistente cuerpo mostró sus capacidades. Su sangre había dejado de fluir fuera de la herida, y aparte de un poco de dolor, no hubo impacto en los movimientos de Han Shuo.

Cuando las tres lanzas de hueso volvieron a dispararse, Florida tuvo que extender una mano y defenderse a sí mismo. Han Shuo hizo uso de ese tiempo para liberar el hechizo de neblina oscura. Para empezar era de noche, y no había otra luz en el cielo aparte de una luna creciente. Cuando el hechizo de niebla oscura apareció nuevamente, envolvió a Han Shuo y a Florida en un pedazo de oscuridad en el cual incluso su propia mano no podía ser vista.

“¡Maldición!” Florida emitió una luz cegadora de bastón mágico, pero sólo pudo iluminar una pequeña área a su alrededor. Se lanzó para defenderse de las lanzas de hueso y disminuyó aún más su velocidad de vuelo.

“¡Chico, voy a tomar tu vida primero para pagar parte de la deuda de tu abuelo conmigo!” Edwin finalmente los alcanzó, pero Han Shuo se escabulló como un poco de humo y se desvaneció en dirección al Valle del Sol, dejando atrás sólo a Florida que había sido obstruido por las tres lanzas de hueso.

Han Shuo no era tan estúpido como para ocultar sus rastros delante de un gran magus oscuro. Cuando la fuerza mental de un monstruo como ese cubría todo, incluso alguien verdaderamente muerto se le revelaría. Por lo tanto, Han Shuo sólo podía utilizar la ventaja de su velocidad para salir de ese lugar de peligro tan pronto fuera posible y dejar a Florida detrás para atraer la atención.

Mientras la figura de Han Shuo se desvanecía lentamente en la distancia, la magia de niebla oscura también comenzó a disiparse. Cuando Florida volvió a ver la luz de la luna limpia reaparecer en el desolado cielo nocturno, también fue saludado con la visión de Edwin, enfurecido hasta el punto en que el vapor se lanzaba de su rostro.

“En el nombre del Dios de la Luz, aten a toda la oscuridad, ¡Grilletes de Luz!” Florida entró en pánico cuando vio a Edwin y no pensó en absoluto antes de que lanzara el hechizo mágico de luz, Grilletes de Luz.

Los aros de luz brillaban con una luz clara y limpia y rodaron bajo la brillante luz de la luna, rodeando a Edwin. Las bandas de luz estaban llenas del más puro de los elementos de luz y tenían un enorme poder restrictivo.

“Este pequeño compañero tiene una comprensión muy alta de la magia de luz a tan joven edad. Seguramente se convertirá en una espina en el lado de nuestra Iglesia de la Calamidad en el futuro. ¡Parece que no puedo permitir que salgas vivo en este día!” Cuando se enfrentó a los grilletes de luz, el gran magus oscuro Edwin no entró en pánico ni se puso frenético, y su rostro airado y rabioso recuperó la paz.

Canto un hechizo mágico oscuro y agitó su bastón en los grilletes de luz que se acercaban. Una oleada ilimitada de energía que parecía querer rasgar todo agito las dos bandas de luz más cercanas a él hasta volverlas pedazos.

Repentinamente, las bandas de luz restantes se formaron en una cuerda mientras un rayo comenzó a chispear y crujir por todas partes de las bandas de luz. Los Grilletes de Luz originalmente solo eran capaces de contener a los enemigos, pero de repente se habían convertido en una máquina enormemente fuerte en el lapso de un segundo y trato de desbaratar a Edwin en pedazos.

“Heh, tienes algunas habilidades muy buenas para poder combinar la magia de trueno con los Grilletes de Luz”. Edwin exclamó suavemente mientras estaba completamente envuelto en los radiantes destellos de luz y rayo.

Un escudo mágico negro como la tinta cubrió a Edwin, y tres Manos de la Muerte aparecieron en el aire, sujetando los Grilletes de Luz. Separaron las bandas de luz con fuerza bruta y el relámpago violentamente chispeante encontró que era completamente imposible herir a las Manos de la Muerte.

“Pfft”. Florida escupió una bocanada de sangre fresca y después corrió a ciegas lejos, aparentemente poco dispuesto a pasar otro momento allí.

Combinar juntas la magia de luz y la magia de trueno estaba obviamente fuera de su control, y había sido golpeado por la reacción de gastar demasiada magia. Eso había resultado inmediatamente en una lesión significativa. Sin embargo, Edwin había roto fácilmente un golpe tan fuerte, mostrando que las diferencias en sus fuerzas eran realmente demasiado difíciles de cruzar. Florida sabía que le costaría escapar a la muerte si se quedaba un momento más.

Aunque Edwin había roto el hechizo de Florida, le había tomado algo de tiempo hacerlo. Cuando Edwin limpió los restos de la magia, descubrió que Florida había desaparecido una vez más.

Florida estaba vacilando a través del cielo en su vuelo en ese momento debido a que había gastado demasiada fuerza mental. Sin embargo, el valle había aparecido finalmente delante de él, y podría llegar a la seguridad antes de tiempo.

Por mucho que las bandas de mercenarios Cairo y Hoz Arco Iris estuvieran en desacuerdo entre sí, la banda mercenaria Cairo todavía tenía que seguir las reglas del valle. Así que una vez que Florida entrara en el valle, quien intentará matarlo enfrentaría los ataques reunidos de todos los poderes.

Añadiendo a eso el hecho de que la mayor parte de la banda Hoz Arco Iris estaba estacionada dentro del valle, Edwin no podría hacerle nada a Florida una vez que entrara.

Sin embargo, cuando vio la frontera del valle, la figura fríamente sonriente de Han Shuo apareció al mismo tiempo y bloqueó el camino que tenía que tomar, ¡planeando obviamente el no dejarlo vivo!