Capítulo 197: Haciendo un movimiento decisivo


Florida era mucho más dominante de lo que Han Shuo había pensado. Pudo sentir un peligroso pulso de magia en el instante en que cerró la puerta. Han Shuo inmediatamente saltó hacia atrás.

La puerta estalló con una explosión tumultuosa mientras la habitación se envolvía con una luz blanca. Grandes pedazos de tablones de madera volaron a través de la habitación mientras el hermoso rostro de Florida apareció nuevamente frente a Han Shuo.

Todavía sujetaba con fuerza el ramo de flores frescas, con un bastón mágico fuertemente pulsante incrustado con cristales rojo, azul y amarillo en su mano derecha.

“Dije, que quiero ver a Phoebe. ¡¿No me escuchaste?!” Florida miró duramente a Han Shuo mientras mordía sus palabras.

A los 25 o 26 años, la edad de Florida era similar a la del fallecido Clark. Los dos tenían muchas similitudes, ambos tenían el mismo alto nivel de fuerza y exteriores encantadores.

Sin embargo, aunque Clark era tortuoso, no lo haría con tanta audacia. Él menos entendía que con su identidad como noble; era consciente de que tenía que ocultar sus emociones, y hacer sus movimientos en la oscuridad. Por otro lado, Florida parecía una persona completamente sin ley, con un estilo aún más impetuoso, aparentemente sin reservas en absoluto.

“Y yo dije, ¡No molestes nuestro descanso!” Han Shuo resopló fríamente y destello hacia Florida como un relámpago. Levantó un puño con yuan mágico circulando dentro y lo lanzo en contra del rostro de Florida.

El movimiento repentino de Han Shuo estaba fuera de las expectativas del otro mientras el pánico aparecía repentinamente en su rostro. Lanzo el ramo en sus manos y retrocedió rápidamente.

El puño de Han Shuo silbó a través del aire mientras rompía el ramo en pedazos. Los pétalos volaron por todas partes mientras una fragancia floral floto en el aire.

Cuando ese golpe barrió el ramo y parecía que aterrizaría en el rostro de Florida, de pronto un fuerte pulso mágico estalló de su cuerpo. Un escudo mágico color arco iris como vidrio lo envolvió repentinamente como una enorme burbuja de luz.

Bam. El puño de Han Shuo conectó con el escudo. Sintió como si estuviera golpeando algodón de azúcar mientras el escudo se distorsionaba en el punto de contacto. La impresión dejada por el puño se profundizó hasta que el golpe de Han Shuo se detuvo justo encima de la nariz bien definida de Florida, incapaz de seguir adelante.

Completamente aturdido, Florida se vio obligado a retroceder unos pasos, trayendo el campo de fuerza con él ensanchando la brecha entre él y Han Shuo. Desorientado, miró a Han Shuo con un brillo aún más hostil, como si Han Shuo se hubiera convertido en su enemigo mortal.

“¡Te atreviste a atacar primero!” La voz de Florida estaba tan distorsionada como su expresión mientras rugía furiosamente contra Han Shuo.

Han Shuo sacudió la mano y se retractó su puño, señalando la puerta destrozada de la habitación. Dijo fríamente, “Tú irrumpiste en el momento en que rompiste la puerta. ¡Yo solo me estoy defendiendo!”

Asintiendo con la cabeza con una sonrisa fría, Florida lanzo una mirada oscura hacia Han Shuo. “Muy bien, tienes algo de agallas. Sin embargo, no tendrás la oportunidad de acercarte a mí nuevamente ahora que nuestra distancia se ha incrementado. ¡Ahora déjame ver de qué estás hecho!”

Florida una vez más dio un paso atrás después de que hablo y levantó el bastón en su mano derecha, planeando enfrentarse con Han Shuo. En respuesta al movimiento de Florida, Han Shuo sacó solemnemente el Filo Cazador de Demonios de su anillo espacial y se preparó para tomar el ataque de Florida.

Como un archimago de luz, su fuerza era ciertamente fuera de lo común. Justo en ese momento Han Shuo lo había probado y había notado que su reacción era rápida y los movimientos ágiles. Era obvio que había resistido cientos de batallas. Han Shuo no había sido capaz de hacerle daño en ese momento con aquel golpe, a pesar de su proximidad. Ahora que estaban separados, Florida sería capaz de desplegar su ventaja como un mago y sería difícil de manejar.

Pisadas apresuradas sonaron en ese momento y parecían acercarse a la habitación. Justo cuando Han Shuo y Florida estaban a punto de enfrentarse, el vice jefe Harris de la banda mercenaria Cairo apareció de repente con algunos soldados.

“¿No es este el jefe Florida? ¿Qué estás haciendo aquí, creando un desorden en un territorio que está bajo la protección de la banda mercenaria Cairo, en lugar de quedarte en el tuyo?” La voz de Harris estaba llena de un obvio sarcasmo mientras mantenía la misma expresión remota de momentos atrás.

Los sonidos de salpicaduras del baño de repente se detuvieron. Parecía que después de esos disturbios, Phoebe había descubierto finalmente que algo estaba sucediendo afuera después tener su audición afectada por su ducha.

La salvaje postura de Florida se giró hacia Harris cuando oyó la voz de éste último. Guardó el bastón en su mano y dijo con una expresión distante, “vine a visitar a la Señorita Phoebe y no esperaba ser bloqueado por un chico ciego”.

“Si estás aquí para ser un invitado, entonces le doy la bienvenida en nombre del propietario. Sin embargo, espero que no intentes iniciar una pelea aquí, o de lo contrario nuestra banda mercenaria Cairo definitivamente se involucrará. ¡Seguramente conoces las reglas después de estar en el Valle del Sol por tanto tiempo!” Harris resopló fríamente cuando vio a Florida retirar el bastón en sus manos.

“¡Humph! ¡Hoy ha sido tu día de suerte!” Florida le dijo fríamente a Han Shuo y se volvió para retirarse. Se detuvo cuando pasó por Harris, diciendo con la espalda vuelta hacia Han Shuo, “En un futuro cercano, definitivamente volveré a tomar el control del valle. ¡Entonces, no seré tan amable contigo como lo soy ahora!”

Florida se echó a reír de buena gana después de que arrojo esas palabras y salió con grandes zancadas, sin esperar a que Phoebe saliera.

Harris tenía una expresión fea en su rostro y una vena comenzó a palpitar en su frente. Parecía que se volvería desquiciado en cualquier momento. De hecho, Han Shuo sabía que era un berserker, se decía que la fuerza de un berserker era bastante asombrosa. Ellos eran capaces de utilizar un método misterioso para provocar en sí mismos en un estado de locura, aumentando su fuerza de manera exponencial y dándoles un increíble poder destructivo.

Han Shuo realmente deseaba que Harris se desquiciara mientras miraba al que se retiraba. Si Harris no podía controlar la furia en su corazón, podría atacar inmediatamente a Florida hasta que uno de ellos muriera.

Fue una lástima que Harris recuperara rápidamente la normalidad y el ensueño de Han Shuo no ocurrió. Harris lanzó una mirada hacia Han Shuo y dijo, “Todavía tienes que pagar por la puerta. El grupo de Florida tiene gran poder en el Valle del Sol, así que debes tener cuidado después de ofenderlo. Puedes venir a buscarnos si hay algo que necesites de la banda mercenaria Cairo”.

Aunque su expresión seguía siendo distante, Harris parecía haber experimentado un cambio de actitud hacia Han Shuo debido a su enemigo común recientemente adquirido. Incluso había rastros de preocupación en sus palabras.

Han Shuo no había planeado pagar por la puerta porque había sido Florida el que la había roto, pero sus pensamientos cambiaron completamente al ver el cambio de actitud de Harris. Todavía tenía necesidad de la banda mercenaria Cairo para obtener la tienda con el lugar extremo de agua, por lo que rio con decisión y dijo, “¡No hay problema!”

Asintiendo, Harris no dijo nada más y agitó su mano, partiendo con sus guardias.

La habitación del cuarto de baño crujió cuando Harris se retiró y Phoebe salió con una bata de baño, como una flor emergiendo del agua. Su cabello húmedo estaba todo pegado y una pequeña extensión de piel linda y enrojecida se revelaba en su pecho. Sus labios rojos estaban llenos y húmedos mientras sus ojos se movían hacia la puerta. “¿Se han ido todos?”

“Todos se fueron. ¿Qué ocurre con ese Florida?” Han Shuo miró a Phoebe y preguntó descontento.

Riendo entrecortadamente, Phoebe subió un poco la bata de baño y envolvió sus piernas con fuerza. Se acercó a Han Shuo y golpeó sus pestañas mojadas, mirándolo con interés. Ella se burló, “¿Qué, estás celoso?”

“¡Si, estoy celoso! ¡Ese chico no se ve tan mal y vino a buscarte con un enorme ramo! Incluso me dijo a mí, el novio, que saliera del camino. ¡Estoy muy molesto es este momento!” Han Shuo fue muy directo mientras miraba irritado a Phoebe.

Su cuerpo se suavizó, Phoebe se sentó en las piernas de Han Shuo y rio suavemente. “Solía venir al valle mucho y tenía relaciones de negocios con la banda mercenaria Hoz Arco Iris. Pero siempre ha sido él quien me persigue, nunca he tenido nada que tratar con él”.

“Muy bien, muy bien, no te enojes. Le explicaré las cosas la próxima vez para que no me moleste en el futuro. ¿Qué te parece?”

“No tienen sentido las explicaciones, no creo que ese mocoso sea de la clase que acepta tales cosas. No me gustó desde mi primera impresión de él, pero creo que piensa lo mismo de mí. ¡Creo que nuestro rencor ha sido bien y verdaderamente formado!” Han Shuo sacudió su cabeza.

“Entonces ¿qué debemos hacer? La banda mercenaria Hoz Arco Iris tiene un gran poder en el valle y es la segunda solo bajo la banda mercenaria Cairo. Se dice que han estado reclutando en los últimos tiempos e incluso han contratado a un grupo de expertos de la Iglesia de la Luz. Parecen querer reemplazar a la banda mercenaria Cairo. ¡Sería muy molesto permanecer en el valle si los ofendemos!” Phoebe se sobresaltó y habló con cierta preocupación.

“Nos ocuparemos de los asuntos a medida que surjan. ¡Él no es el único gobernante del valle, él no podrá hacerme nada!” Han Shuo resopló fríamente y habló sin temor.