Capítulo 194: Luchando con los demonios sangrientos de agua


El pozo redondo era tan profundo que podía ocultar el cuerpo de una persona. Las piedras de color verde que lo formaban eran frías al tacto, el frío penetrante viajaba a lo profundo de sus huesos.

Han Shuo podía sentir el abundante qi de agua dentro del pozo mientras se paró junto a él. Las dos presencias siniestras dentro también se movieron a la acción, posiblemente debido a que sentían la presencia de seres vivos.

Han Shuo estaba absolutamente encantado al descubrir que un lugar extremo de agua estaba situado en el fondo de un pozo profundo en semejante lugar. Si él era capaz de refinar todos los zombis de los cinco elementos, entonces la “Gran Formación de los Zombis Divinos y los Cinco Elementos” podría formarse y un poder devastador se formaría. Han Shuo ya había localizado lugares extremos de tierra y madera. Si agregaba ese lugar extremo de agua, entonces estaría un paso más cerca de alcanzar su meta.

Mientras Han Shuo se regocijaba, Phoebe de repente frunció el ceño, “Parece que se ha enfriado. Dijiste que este es un lugar extremo de agua, ¿qué quieres decir con eso?”

Dos olas penetrantes de frío capaces de penetrar los huesos se arrancaron repentinamente del pozo profundo. El pozo había estado en calma antes de que el agua se agitara y salpicara por todas partes. Nubes de niebla blanca surgieron del pozo y cubrieron el patio.

“¡Ellos vienen!” Han Shuo resopló fríamente y agarró a Phoebe. Dijo con seriedad, “los demonios de agua están saliendo para darnos problemas, ¡ten cuidado!”

El qi dentro del lugar extremo de agua estaba extremadamente concentrado. Si alguien se ahogaba allí, su alma no se dispersaría inmediatamente. Con el qi agua sostiéndolo, tendría que absorber solamente una pequeña cantidad antes de formar un demonio de agua.

Cuando los demonios de agua absorbían el qi de agua, la fuerza de alma aumentaría enormemente y entonces podría usar poderes especializados para manipular el qi de agua y atacar a las criaturas vivientes que se acercaban.

Han Shuo entendió todo eso cuando investigó las maneras para refinar los zombis élite. Por lo tanto, cuando percibió a las dos siniestras presencias dentro del pozo, inmediatamente comprendió que dos demonios de agua habían sido creados de alguna manera.

Sin embargo, lo que no entendía era por qué el pequeño esqueleto pudo sentir eso. ¿Qué era lo que existía allí que pudo atraerlo?

El pequeño esqueleto manejaba su daga de hueso y se paró junto al pozo profundo, con sus ojos clavados en el. Han Shuo no sabía lo que estaba esperando y lo que estaba planeando hacer.

El qi de agua se deslizó por todo el patio en forma de una espesa y densa niebla. El escenario en los alrededores también se vio afectado y era cada vez más borroso e indistinto. El qi de agua estaba rodeado con la misma presencia siniestra. Había estado frío desde el inicio, y ahora la temperatura disminuía aún más rápidamente.

“¡No puedo ver nada!” Phoebe gritó con sorpresa.

“Estos son los demonios de agua manipulando el qi de agua para formar una cortina de agua. ¡Ellos nos atacaran a través de la cubierta de la cortina!” Han Shuo dijo tranquilamente desde un lado, calmando el enloquecido corazón de Phoebe.

La vista de Phoebe estaba sólo en el nivel de una persona común. Incluso aunque ella había entrenado su aura de pelea, sus ojos eran apenas más agudos que los de una persona ordinaria. Había un mundo de diferencia entre ella y un practicante demoníaco como Han Shuo.

Por lo tanto, aunque su visión estaba oscurecida, los ojos de Han Shuo no se vieron afectados en absoluto. Parecía que había relámpagos plateados destellando a través de sus ojos mientras miraba tranquilamente a través de la blanca niebla.

De pronto, el agua burbujeante dentro del pozo se disparó como una fuente. Las gotas de agua clara parecían tener vida propia mientras formaban columnas que se agitaban hacia Han Shuo y Phoebe.

Una presencia siniestra y fría emano desde el pozo. Incluso con el resistente cuerpo de Han Shuo, también comenzó a sentir un toque de frialdad. Las columnas formadas por agua estaban en un estado entre líquido y sólido, alcanzando los cuerpos de Han Shuo y Phoebe como anguilas flexibles.

“¡Buscan la muerte!” Han Shuo sonrió con una sonrisa bastante despiadada.

El hechizo de fuego rojo de repente ardió con vida en sus manos como un fuego maligno que parecía poder incinerar todo en su camino. Los alrededores de la helada presencia inmediatamente comenzaron a agrietarse y a estallar tan pronto como el hechizo de fuego rojo apareció, y su ardiente calor se extendió a través de las proximidades, calentando inmediatamente el cuerpo de Phoebe.

Los varios centenares de columnas parecidas a anguilas se evaporaron cuando se acercaron al hechizo de fuego rojo de Han Shuo.

Dos rugidos feos y bajos sonaron desde dentro del pozo, como los gritos finales de ayuda de una persona que se ahogaba. Dos figuras rojas salieron de dentro, formadas aparentemente de sangre roja y distorsionada continuamente por el aire. Finalmente se moldearon en la figura de un hombre y una mujer, pero una sombra era todavía una sombra en el final, y no poseían rasgos visibles.

“¡Demonios sangrientos de agua!” Han Shuo se sobresaltó y miro intrigado a las dos sombras.

Los demonios de agua residían en lugares extremos de agua. Si dañaban demasiadas formas de vida, estos también absorberían la sangre.

La sangre también era un líquido y tenía las mismas características que el agua. La sangre hirviente de una forma de vida cercana a la muerte tenía otra clase de poder maravilloso. Los demonios de agua absorberían esa sangre, y cuando la suficiente sangre fuera absorbida, podrían convertirse en el más poderoso y cruel demonio sangriento de agua.

Cuando el demonio de agua se convertía en un demonio sangriento de agua, no solo sería capaz de manipular el qi de agua dentro del lugar extremo de agua, sino que incluso podría manipular la sangre de seres vivos. Eran muy difíciles de enfrentar, y Han Shuo estuvo bastante sorprendido al ver dos demonios sangrientos de agua de la sangre aparecer frente a él.

Contrario a otras criaturas sedientas de sangre, los demonios sangrientos de agua podían cubrir la esencia de sangre en sus cuerpos con el poder del agua. Fue por eso que Han Shuo no había olido la sangre ni siquiera con su sensible nariz.

Los dos demonios sangrientos de agua emergieron del pozo y se agitaron en el aire, saltando hacia Han Shuo y Phoebe como dos nubes sangrientas. El poder maligno repentinamente inundó el área alrededor de Han Shuo y Phoebe. Él inmediatamente sintió que la sangre en su cuerpo hirvió y parecía querer liberarse de su control.

Se giró para ver que Phoebe se encontraba en una situación incluso más desesperada. Dos corrientes de sangre ya salían por su nariz y su encantador rostro estaba completamente desordenado.

Maldiciendo bajo su aliento, Han Shuo agarró a Phoebe y la lanzo fuera con todas sus fuerzas, rugiendo, “¡Vete ahora!”

Phoebe había sido arrojada ya fuera o no que consintiera. Como una maestra de la espada, Phoebe tenía una fuerza increíble y Han Shuo no estaba preocupado de que ella se lastimara al aterrizar. Estaba más preocupado de que ni siquiera tuviera la oportunidad de hacer un movimiento contra los dos demonios sangrientos de agua antes de que muriera por pérdida de sangre.

La sangre dentro de su cuerpo salió de su control se dirigió hacia sus orificios. Han Shuo sacó el Filo Cazador de Demonios, pero mientras aullaba y apuñalaba sus cuerpos, no les causó ninguna herida.

Los demonios sangrientos de agua estaban formados de líquido, y no importaba que tan afilado era el Filo Cazador de Demonios, estos fácilmente se reformarían después de que los cortara en varios segmentos.

Los dos demonios sangrientos de agua continuaron avanzando hacia Han Shuo después de unirse nuevamente. Con las habilidades de los demonios sangrientos de agua, podrían ser capaces de succionarlo hasta dejarlo seco de sangre en un instante una vez que cubrieran su cuerpo, convirtiéndolo en una cascara seca.

Como un cultivador demoníaco, el poder dentro de la sangre de Han Shuo no era algo que una persona ordinaria o un experto en este mundo pudiera medir.

Los demonios sangrientos de agua también parecían haber percibido eso y habían fijado sus miradas en Han Shuo como su fuente más grande de alimento, ignorando completamente a Phoebe. Ni una sola parte de su atención se separó hacia ella mientras ellos se centraron completamente en Han Shuo, demostrando el énfasis que pusieron en él.

Su sangre se agitaba locamente, el yuan mágico evitaba que la sangre fluyera de su cuerpo con todas sus fuerzas. Las dos fuerzas restringían el cuerpo de Han Shuo mientras su sangre espumaba, impidiendo que Han Shuo se moviera tanto.

Sin embargo, la fuerza del yuan mágico también se demostró en ese momento. Como una maestra de la espada, Phoebe no tenía defensa alguna y su sangre ya fluía libremente fuera de ella. Sin embargo, Han Shuo podría utilizar su cultivación mágica para prevenir con firmeza que su sangre fluyera hacia fuera. Aunque la defensa era un poco difícil, había sido capaz de lograr el hecho de que nada de su sangre saliera de su cuerpo hasta ese momento.

Los codiciosos demonios sangrientos de agua finalmente estaban a punto de cubrir a Han Shuo. Siendo confinado e incapaz de llevar su cultivación mágica para soportar, sólo podía confiar en su magia de necromancia. La lanza de hueso, flechas y el hechizo de explosión de cadáveres fueron liberados uno por uno, pero no tuvieron ningún efecto sobre los demonios.

Han Shuo comprendió de repente que los dos demonios sangrientos de agua sólo podían ser dañados por las llamas a altas temperaturas. Sin embargo, su yuan mágico estaba completamente ocupado en evitar que su sangre chorreara y nada podía ser usado para el “Mystical Glacial Spellfire”.

¡Maldito infierno! ¿Voy a morir por la mano de dos demonios sangrientos de agua? ¡Realmente no quiero eso! Olvídalo, debería ser capaz de desplegar el “Mystical Glacial Spellfire” si mi sangre está saliendo de mí. Desde que he formado al demonio infante, incluso si toda mi sangre y mi cuerpo se pierden, todavía puedo renacer usándolo. Estaré gravemente herido, pero es mucho mejor que morir.

Esos pensamientos corrieron a través de la mente de Han Shuo mientras decidía que mataría a los dos demonios sangrientos de agua, incluso si quedaba gravemente herido.

Un mensaje misterioso fue transmitido de repente del pequeño esqueleto en ese momento, como si entendiera las intenciones de Han Shuo. El pequeño esqueleto pequeño envió una sensación consciente que ansiosamente le pedía Han Shuo que se detuviera.

No había palabras concretas ni un lenguaje, sólo un mensaje para que Han Shuo se detuviera pudo sentirse claramente. Había planeado hacer un movimiento inmediatamente, pero en realidad se congeló, pensando furiosamente.

Había sólo cinco o seis metros que lo separaban de los demonios sangrientos de agua. No podía moverse y sólo podía mirar hacia delante, incapaz de ver un rastro del pequeño esqueleto.

Si no actuaba en ese momento, podría ser cubierto en cualquier momento por sus dos enemigos y tener su sangre succionada en un instante. Su cuerpo perdería la vida al instante y el demonio infante probablemente tampoco podría escapar. Todo su ser se desvanecería sin dejar rastro.

El pequeño esqueleto le pidió ansiosamente a Han Shuo que se detuviera, haciéndole incierto si debía seguir con su plan o no. Mientras observaba a los dos demonios sangrientos de agua acercarse a él, suspiró ligeramente y tomó una decisión que no sabía si era correcta o no – ¡confiaría en el pequeño esqueleto!

Sus ojos se volvieron súbitamente resueltos mientras lanzaba lejos sus planes anteriores. Han Shuo se quedó dónde estaba y no hizo ningún movimiento, solo espero por el pequeño esqueleto y tomo una apuesta por su vida.

Los dos demonios sangrientos de agua finalmente lo envolvieron y Han Shuo ya no pudo controlar su sangre de ser extraída de sus orificios como las mareas.

Una profunda ola de desesperación repentinamente creció en el corazón de Han Shuo, pero no odió el pequeño esqueleto, más bien confió en este último. Él no tuvo ningún arrepentimiento aunque muriera verdaderamente allí.

Repentinamente, la rápida pérdida de sangre de Han Shuo se detuvo como si alguien hubiera pisado el freno. El misterioso poder que controlaba su sangre se desvaneció de pronto sin dejar rastros, y el yuan mágico de Han Shuo nuevamente fluyó suavemente por todo su cuerpo. Todo regreso a la normalidad mientras su sangre volvió a calmarse.

Los dos demonios sangrientos de agua comenzaron a sacudirse violentamente delante de él. Han Shuo podía leer de sus violentos giros y luchas que la expresión que querían mostrar era – ¡miedo!

El cuerpo de Han Shuo podía moverse libremente ahora que su sangre había vuelto a la normalidad. Miró hacia arriba y vio unas púas de hueso que se clavaron en los dos demonios sangrientos de agua. El pequeño esqueleto lo miraba con las cuencas vacías mientras su cuerpo estaba ligeramente agachado, los dos huesos de sus piernas pisaban con firmeza a los dos demonios sangrientos de agua mientras las siete púas de hueso estaban firmemente clavadas dentro de ellos.

Ráfagas de un esplendor sangriento fluyeron rápidamente en el cuerpo del pequeño esqueleto a través de las siete púas de hueso. Las púas de hueso, que parecían apagadas, brillaron con una hechizante luz roja mientras las costillas rotas en el frente del pequeño esqueleto se reacomodaron con una velocidad que Han Shuo podía ver, también brillando con una luz ensangrentada.

En contraste, los dos demonios sangrientos de agua, que habían estado vividos, de color rojo sangre, repentinamente se atenuaron mientras su color subía rápidamente hacia donde estaban clavadas las púas de hueso en sus cuerpos. Los dos demonios sangrientos de agua lentamente se volvieron espantosamente blancos y Han Shuo pudo sentir que todo el qi que habían estado recogiendo desde quién sabía cuánto tiempo fluía rápidamente al cuerpo del pequeño esqueleto, junto con su fuerza de vida y sangre.

Esa situación no se mantuvo por mucho tiempo. Cuando los demonios sangrientos de agua se habían vuelto espantosamente blancos, sus cuerpos se transformaron en dos charcos de agua con un sonido de salpicadura y cayeron al suelo.

La niebla que había cubierto el patio fue dispersada por el viento, y la luna menguante arrojó una luz roja sobre el patio, dándole algunos indicios de una belleza desolada.

Clunk. El pequeño esqueleto cayó del aire porque había perdido su apoyo después de que los dos demonios sangrientos de agua desaparecieron.

Extendiendo una mano para frotarse la cabeza, las cuencas vacías del pequeño esqueleto se encontraron con los ojos de Han Shuo, Una oleada de alegría viajo al corazón de Han Shuo desde el pequeño esqueleto, y su cuerpo rojo originalmente vívido cambio una vez más. Cada hueso tenía un esplendor rojo sangre brillando sobre el, pero ahora regreso a su color blanco original.

Desde que el pequeño esqueleto había sido invocado y refinado como un tesoro mágico, ese esqueleto había pasado del negro tinta al rojo sangre. Ahora, había cambiado de nuevo, pero el blanco de los huesos del pequeño esqueleto era obviamente muy diferente al de un guerrero esqueleto normal.

Sus huesos eran translúcidos y tan puros como el hermoso jade. Incluso parecían brillar con una luz que capturaba el ojo, haciendo que varios pensamientos se alzaran en la mente de Han Shuo.

Han Shuo finalmente entendió por qué el pequeño esqueleto se había detenido frente a la tienda y no se había movido. ¡Debió haber sido atraído por la energía de los demonios sangrientos de agua!

Han Shuo recordó que la última vez, en la casa de comercio de esclavos de Bob Ascher, el nigromante de la Iglesia de la Calamidad Clarendon había usado sangre fresca para invocar al dios demonio de tres ojos. Al final la sangre había sido absorbida por el pequeño esqueleto. Quizás era debido a eso que, aunque los demonios sangrientos de agua podían esconder la esencia de sangre de Han Shuo, no pudieron hacer lo mismo con el pequeño esqueleto y por eso se había detenido frente a la tienda.

Mientras Han Shuo pensaba silenciosamente, otra estela de conciencia vino del pequeño esqueleto una vez más. En realidad estaba pidiendo firmemente ser devuelto a la otra dimensión, y Han Shuo podía sentir claramente su ardiente deseo de obtener venganza.

Habiendo absorbido la fuerza de los dos demonios sangrientos de agua, el pequeño esqueleto había sufrido una transformación significativa. No sólo se había recuperado de sus heridas de la batalla previa, el también parecía haber aumentado sus habilidades. Por eso estaba tan confiado ahora.

El espíritu de lucha del pequeño esqueleto y sus peticiones eran bastante fuertes. Han Shuo vaciló un instante y sintió que no surgirían problemas particulares si guardaba parte de su mente en la situación. Después usó el hechizo de necromancia para enviar de nuevo al pequeño esqueleto de regreso al plano misterioso.