Capítulo 192: Valle del Sol



Iniciamos el nuevo arco el “Valle del Sol”, como de costumbre están invitados a seguirnos y a disfrutar las aventuras de nuestro desvergonzado nigromante, como siempre acción, misterios, enemigos, nuevos poderes, el regreso de viejos conocidos todo eso está incluido en este arco. (Y rikura nunca olviden la rikura n_n)


 

Algunos de sus huesos se habían roto, y el pequeño esqueleto de repente parecía estar en una pérdida mientras él lentamente dejó de agitar la daga de hueso alrededor. Han Shuo no había tratado al pequeño esqueleto como una criatura oscura ordinaria desde el principio.

Desde el momento en que comenzó a practicar la magia de necromancia e invoco a ese pequeño esqueleto, se había convertido en el compañero indispensable de Han Shuo. Antes de que aprendiera como pelear, el pequeño esqueleto había liberado a Han Shuo de la fatiga de las tareas diarias y lo había ayudado a sacar la basura y a limpiar.

Cuando Han Shuo había utilizado el yuan mágico para refinarlo, el pequeño esqueleto era incluso menos una criatura invocada ordinaria para él. El primero había asumido un papel esencial siempre que Han Shuo se enfrentaba al peligro en el futuro, siempre asistiéndolo en su escape.

Pero ahora, Han Shuo descubrió que el pequeño esqueleto tenía una conexión maravillosa con él, similar a cómo él tenía una con él. Han Shuo nunca había pensado ni intentado descubrir los asuntos o métodos del pequeño esqueleto en la otra dimensión. Si no hubiera concentrado su atención esa ocasión, podría haber perdido el grito de ayuda del pequeño esqueleto y este ahora podría ya no existir.

Unos pocos rastros de culpa crecieron en el corazón de Han Shuo cuando sus pensamientos viajaron por ese camino. Su magia de necromancia tendría que alcanzar nuevas alturas antes de que él pudiera entender lo que le había ocurrido al pequeño esqueleto en la otra dimensión, y si había otras existencias en ese mundo aparte de las criaturas oscuras regularmente invocadas.

Era aún más imposible para él comunicarse con los otros seres de la otra dimensión de momento.

Cuando Han Shuo cerró los ojos e intentó comunicarse con el pequeño esqueleto, descubrió que el pequeño esqueleto parecía haber comprendido que estaba en un entorno diferente. Sus brazos y piernas descontrolados se desaceleraron mientras sus cuencas vacías miraban a su alrededor con confusión, tranquilizándose bruscamente cuando miro en la dirección de Han Shuo.

Han Shuo sintió claramente que la presencia caótica del pequeño esqueleto se calmaba.

Era como si el pequeño esqueleto se diera cuenta de que el peligro se había ido con la aparición de Han Shuo, ¡que estaba realmente seguro!

Era un tipo de confianza sin palabras, una dependencia innata que era similar a cómo un niño travieso sollozaba sin cesar delante de una bestia feroz, pero pensaría que sus padres lo protegerían, sin importar si sus padres realmente podrían o no.

Una sensación desconcertante repentinamente surgió en el corazón de Han Shuo, haciendo sus emociones complejas. Una emoción sumamente intrincada envolvió su corazón, dándole la ilusión por un segundo que ese pequeño esqueleto hecho de huesos era como su hijo. Era una sensación de que él nunca quería separarse del pequeño esqueleto.

“¡Muy bien, está bien ahora!” Han Shuo se acercó al pequeño esqueleto muy naturalmente y extendió una mano para acariciar el cráneo del pequeño esqueleto, hablándole suavemente para reconfortarlo.

Han Shuo pudo sentir claramente que esa sencilla palabra de confort le trajo consuelo inmediato al pequeño esqueleto.

“¿Con quién estás hablando?” Emily y Phoebe salieron del agujero del árbol al mismo tiempo, con Phoebe al frente. Estaba un poco celosa cuando oyó la tierna voz de Han Shuo, pensando que Han Shuo estaba hablando con otra mujer, así que preguntó antes de que pudiera ver quién era.

Pero cuando vio a Han Shuo acariciar benevolentemente la cabeza del pequeño esqueleto y su tono de suave ternura, que ella nunca había escuchado antes, inmediatamente perdió sus celos y lo miró un poco extrañada.

Desde el comienzo de la historia, los nigromantes del Continente Profundo sólo vieron a sus criaturas oscuras como herramientas. Phoebe nunca había oído hablar de un nigromante que tratara a una criatura oscura tan amable y amistosamente como Han Shuo lo estaba haciendo.

Por lo tanto, cuando vio sus acciones, su corazón fue inmediatamente llenado de sorpresa. Sus pensamientos corrieron mientras pensaba que ese pequeño esqueleto era probable así de increíble debido a que su maestro también lo trataba de manera diferente. Parecía que los misterios de Han Shuo no provenían de sus maravillosas técnicas de artes marciales, sino que sus métodos eran en realidad un poco diferentes de los demás.

Él giró su cabeza para mirar a Phoebe y Emily con una sonrisa, barriendo con su mirada a través de un rostro increíblemente hermoso y otro rostro bonito y silencioso. Noto que parecían estar de buen humor y preguntó con una sonrisa, “¿Tuvieron un buen descanso?”

“Si, ¿podemos seguir si está bien contigo?” Emily sintió que podía levitar de nuevo por un tiempo después de algo de meditación y por eso planteó esa sugerencia.

Los altos ejecutivos del Manto Oscuro tenían que aprender de la información que tenía en sus manos lo antes posible. Necesitaban ejecutar su plan en contra de Bob Ascher lo antes posible. Como un miembro del Manto Oscuro, Emily sabía que el momento de la acción era primordial y que el tiempo podría tener una diferencia de entre el cielo y la tierra en los resultados. Es por eso que tenía tanta prisa.

“Muy bien, entonces vamos”. Han Shuo no dijo ninguna charla innecesaria, mientras sujetaba al pequeño esqueleto por la cintura y destello hacia donde estaba Phoebe. Extendió la otra mano y agarró su suave cintura, que estaba desprovista de grasa, y voló a través del aire.

El sol se alzaba otra vez y sus rayos teñían todo de un rojo débil, añadiendo un poco de color al mundo plateado bajo el. Era parecido a una chica de piel pálida que se ruborizaba de pronto por su timidez.

Una montaña imponente y un valle se extendían por debajo de ellos. Algunas criaturas mágicas, sin temor al frío, emergieron de la cubierta y probaron sus afiladas garras. La vida comenzó a aparecer en el valle de la montaña bajo el calor del sol de invierno.

El frío de la noche anterior fue expulsado del cuerpo de Emily gracias a los efectos del sol. Su hermoso rostro se volvió hacia la cálida luz mientras revelaba una dulce sonrisa. Miraba con interés la escena que estaba debajo de ella, parecía querer imprimir la vista en su corazón.

“¡Es tan hermoso!” Phoebe dijo suavemente en el agarre de Han Shuo mientras sus ojos brillaban.

Han Shuo también echó una rápida ojeada a sus alrededores al escuchar sus palabras, gruñendo en acuerdo y luego voló hacia adelante en silencio. Acrecentar con elocuencia frente a una hermosa escena era algo que a las mujeres les gustaba hacer. Él solo quería llegar a la fortaleza lo más rápido posible y completar su misión.

Después de varias horas más y viajando por dos pequeños valles montañosos, Han Shuo volvió a mirar hacia delante. El sol estaba alto en el cielo en ese punto y el valle de la montaña ya no estaba cubierto de nieve. El suelo estaba claro y limpio, con edificios cortos de todo tipo de estilos arquitectónicos esparcidos en hileras en el pequeño valle de la montaña.

Diferentes seres humanos, orcos, y elfos estaban caminando fuera de sus hogares en las limpias y ordenadas calles, cuidadosamente abrigados en un interesante surtido de estilos de vestir.

“Casi estamos allí, ¡vamos a viajar el resto del camino a pie!” Emily podía ver fácilmente eso desde lejos gracias a la brillante luz del sol. Ella gritó suavemente con una obvia alegría.

Ese lugar era similar a la Ciudad de Drol, sólo un poco más complejo. Aunque había hoteles y lugares donde uno podía disfrutar, los aventureros y comerciantes de Drol eran básicamente del Imperio Lancelot y eran gobernados por los soldados del Imperio.

Los aventureros y comerciantes de aquí, eran de los imperios Lancelot y Kasi así como de las tribus de orcos. Había también los de más lejos, o las minorías que llamaron al Gran Cañón Kerlan su hogar. Desde luego, un lugar tan diverso naturalmente no estaba bajo la jurisdicción de ningún país.

“El que mantiene el orden es el mayor poder dentro del Valle del Sol. Están a cargo de proteger los intereses de todos en las transacciones y evitan la incursión de los ladrones. En ese sentido, los tres países tienen sus propias esferas de influencia aquí. Cuando un lado es lo suficientemente fuerte como para que los otros dos no tengan objeciones, esa esfera se hará cargo del mantenimiento del orden y de los excesivos peajes de los comerciantes y aventureros para recorrer esta ciudad”.

“Sin embargo, este estatus quo no está establecido en piedra. Si el otro lado puede demostrar que es más fuerte que los otros dos, entonces el orden en el mantenimiento cambiará. ¡En la actualidad, los que defienden el orden es la banda mercenaria Cairo del Imperio Kasi!” Emily explicó a los otros dos mientras aterrizaban y procedían a pie por el Valle del Sol.

“Si los que defienden el orden actúan bajo su país, ¿entonces eso no infringirá los derechos y beneficios de los aventureros y comerciantes de otros países?” Han Shuo pregunto después de pensar sobre esto brevemente.

“No te preocupes, no importa de qué país eran originalmente, nunca actuarían en nombre de su propio país cuando se convierten en el poder que mantiene el orden. De lo contrario, serán expulsados por todos los aventureros y comerciantes y nunca tendrán el derecho de recuperar el poder nuevamente. No hay nacionalidades dentro del Valle del Sol. ¡No participar en conflictos entre países es la primera regla que deben seguir!” Emily sonrió débilmente mientras le explicaba eso a Han Shuo.

Él asintió para expresar su comprensión, pensando en privado que ese era un lugar bastante interesante. Todo tipo de gente estaba allí por sus propios intereses. Los honorarios obtenidos de las transacciones realizadas entre los tres países debían ser bastante cuantiosos.

Han Shuo naturalmente no estaba muy familiarizado con estas reglas de sentido común, así que Emily y Phoebe tomaron turnos para explicárselas a lo largo del camino. Han Shuo escuchó atentamente hasta que llegaron a la oficina de control de fronteras del Valle del Sol. Altas cercas de metal se erigieron allí mientras caballeros en armaduras grises patrullaban detrás de ellas con expresiones lejanas.

Han Shuo dedujo de la conversación de Emily y Phoebe que esos eran los miembros de la banda mercenaria Cairo del Imperio Kasi. ¡Era bastante asombroso que hubiera entre dos y tres mil personas en esa banda mercenaria!

Había expertos de todas las profesiones que practicaban diligentemente día y noche. Su fuerza de batalla era incluso más fuerte que el ejército permanente de otros países. Tenían un estricto código de conducta y una adecuada división de funciones. En el año en que habían sido asignados a la seguridad del Valle del Sol, habían expulsado las incursiones de los ladrones varias veces, exhibiendo una competencia con la que los comerciantes y los aventureros dentro del valle estuvieron bastante satisfechos.

“¿De dónde vienen los tres? ¿Tienen fichas de pasaje, o necesitan solicitarlas ahora?” Un alto, y apuesto caballero se acercó de las cercas metálicas y fue muy cortés cuando vio que Phoebe y Emily se acercaban. Un rastro de una sonrisa hipnotizante jugó en sus labios mientras les preguntaba suavemente.

“Soy del Gremio de Comerciantes Boozt y ellos están conmigo. ¡Esta es mi ficha!” La expresión de Phoebe era fría y distante mientras sacaba una ficha de su anillo espacial y se la pasaba fríamente.

El caballero maduro se acercó respetuosamente para tomar la ficha de Phoebe y la miró de cerca. Se lo devolvió con una sonrisa y dijo urbanamente, “No hay problema, el Valle del Sol les da la bienvenida a su llegada. Nuestra banda mercenaria Cairo garantizará su seguridad y la seguridad de sus pertenencias”.

Phoebe sacó una bolsa de monedas de oro y la arrojó sobre una mesa cerca a la cerca con un golpe seco. Ella tenía su habitual manera distante y reservada de cuando trataba con forasteros. “¡Nuestros honorarios!”

Phoebe se giró para mirar a Han Shuo después y extendió sus delgadas manos de jade para envolverlas alrededor del brazo de Han Shuo. La orgullosa altivez se desvaneció de su rostro mientras sonreía, “¡Vamos, podemos entrar ahora!”

Al ver que una belleza tan impresionante como Phoebe no prestó atención a los hombres a su alrededor e incluso emitió un aura que rechazó todos los intentos de acercarse a ella, repentinamente experimentó un cambio tan drástico en su actitud para esperar a Han Shuo inmediatamente dibujó miradas de admiración y envidia por parte de los mercenarios.

Sin embargo, esas miradas cambiaron a las de una extraña perplejidad cuando vieron a Han Shuo tirando del pequeño esqueleto a lo largo de su paso. Sin embargo ellos no dijeron nada, parecían estar acostumbrados a ver muchos personajes extraños. No parecía demasiado fuera de lo común que un aventurero tuviera una criatura oscura en su caminata.

Todo el mundo era un poco vanidoso en su corazón. Cuando vio que los demás lo miraban con tanta admiración, Han Shuo también se sintió muy orgulloso. ¡Phoebe realmente me está mostrando cara aquí!

“¡Vamos, vámonos!” Cuando Emily vio que Han Shuo se paró dónde estaba, envuelto en sonrisas, supo exactamente en qué estaba pensando y no pudo evitar rodar sus ojos hacia él. Resoplo una carcajada y lo empujó por detrás.

Han Shuo se echó a reír de buena gana mientras cruzaba la cerca, mientras estaba sujeto a infinitas miradas de envidia, entrando en el Valle del Sol.