Capítulo 190: Bellezas en ambos brazos


La luna menguante colgaba en el cielo mientras la luz de la luna fría se derramaba, proyectando una capa blanca plateada a través del mundo, brillando en la noche.

Todo estaba muy tranquilo sin el menor sonido. Incluso los insectos no estaban dispuestos a aventurarse en esa fría noche de invierno, por no mencionar los humanos o bestias.

Cuando salieron de la cueva, inmediatamente pudieron sentir que la temperatura era mucho más fría que en la cueva. Incluso aunque habían estado preparados, no podían evitar cubrirse con su ropa más gruesa y contener su aliento.

“Las cosas no deben retrasarse. Deberíamos irnos lo antes posible y regresar al Imperio”. Han Shuo miro a todo el mundo y habló solemnemente.

Después de un disturbio tan grande, ellos no sabían si Bob Ascher había descubierto que los objetos importantes dentro de su cámara secreta habían sido robados. Cuando su búsqueda apareciera con las manos vacías, lo descubriría tarde o temprano cuando regresara a la Ciudad Valen, entonces él entraría en pánico.

Por lo tanto, Han Shuo y Emily tenían que usar el menor tiempo posible para entregar la inteligencia a los niveles superiores del Manto Oscuro y que se hicieran cargo de Bob Ascher tan pronto como fuera posible, en caso de que él se preparara ante cualquier problema antes de que pudieran hacer su informe.

“Algunas ciudades en el Gran Cañón Kerlan no pertenecen a ninguna jurisdicción. El Manto Oscuro tiene algunos bastiones allí y un aparato mágico para comunicarse con los altos ejecutivos en la organización. Bryan y yo tenemos que ir allí lo antes posible. ¡Ahora estamos en muy poco peligro, parece que es tiempo de ir por nuestros propios caminos!” Emily pensó por un momento y luego planteó esa sugerencia con una sonrisa.

“Aquellos que acompañaban el cargamento conmigo salieron de la Ciudad Valen antes de que nosotros entráramos en el hotel de Elaine. Ahora me estoy moviendo sola y también he dejado anteriormente instrucciones, así que el gremio no me necesitará por un tiempo. Regresare al Imperio con Bryan”. Phoebe expresó su postura mientras estaba de pie junto a Bryan.

Caspian y Lawrence pensaron por un momento y expresaron sus intenciones de marcharse. Caspian le agradeció a Han Shuo solemnemente, y la mirada de Lawrence patrulló a la capturada Belinda antes de decir, “Bryan, si tú puedes conseguir los secretos detrás del refinado del golem, ¡estaría dispuesto a comprarlo por un alto precio!”

Asintiendo, Han Shuo indicó su comprensión y sonrió, “Voy a preguntarle, pero te diría que no te ilusionaras. Siento que incluso si obtenemos el método, no serias capaz de producirlos en masa. ¡De lo contrario, con los profundos bolsillos de la Iglesia de la Calamidad, habrían producido un ejército golems desde hace mucho tiempo!”

Lawrence se sobresaltó y una vez más abrió su boca pare decir, “Seria de gran ayuda si puedo refinar uno o dos de ellos”.

“¡Muy bien, haré lo mejor que pueda!” Han Shuo dijo con resignación cuando vio que Lawrence no se daba por vencido.

“Gran chico malo, ¿nos encontraremos de nuevo?” Angelica de repente se giró y hablo hacia Han Shuo cuando Caspian estaba a punto de irse.

Encogiéndose de hombros, Han Shuo dijo ásperamente, “Creo que lo haremos, ya nos hemos encontrado dos veces en un periodo no muy largo de tiempo. ¡Parece que tenemos un destino bastante compartido!”

“Muy bien, muchas gracias a ti en esta ocasión. Si tienes la oportunidad, ven a ser un invitado de las tribus elfas dentro del Bosque Oscuro en el futuro. ¡Angelica te recibirá bien!” Caspian se inclinó hacia Han Shuo y sonrió.

Lawrence y los demás no se quedaron después de que Caspian y Angelica se retiraron. El grupo se fue en la dirección opuesta de Caspian y Angélica. Han Shuo comenzó a preocuparse de lo que podría suceder si Caspian y Angelica se enteraban de su identidad como el líder de los trols del bosque. ¿Qué si los dos lo odiaban? Entonces probablemente era mejor no pagarles una visita a los elfos.

El espadachín mayor de la banda mercenaria Battlefire Davis se entristeció después de que Angélica se fue. El feroz guerrero miraba fijamente todavía en la dirección de Angelica.

“Candice, ¿cuánto te debe Belinda? ¿Qué te parece si pago por ella? ¡Tenemos un uso para ella y no podemos entregártela!” Emily miró a Candice en ese momento y sacó su tarjeta de cristal, pareciendo querer pagar los honorarios de Candice.

“Olvídalo hermana Emily, de todas formas no estamos cortos de dinero. ¡Trataremos esta misión como un fracaso, no te preocupes!” Candice inmediatamente respondió, apresuradamente miro que Emily quería pagar y miró a los mercenarios detrás de ella. “Muy bien, muy bien, vamos a irnos también. ¡Tenemos más misiones que ejecutar!”

Candice no esperó a que Emily transfiriera las monedas de oro después de que termino de hablar y rápidamente se fue con los mercenarios. Solo Han Shuo, Phoebe y Emily se quedaron frente a la cueva, así como un Gilbert extrañamente callado.

“Eh, ¿Por qué estás tan callado?” Han Shuo finalmente recordó que Gilbert no había hablado en mucho tiempo cuando vio eso no pudo evitar preguntar con sorpresa.

Gilbert había estado allí de pie con los ojos cerrados e inmediatamente habló con un rostro largo después de escuchar la pregunta de Han Shuo. “Maestro desleal, me lesioné en el camino y me he estado recuperando cada que tengo tiempo. ¿Por qué has pensado en mí hasta ahora?”

Han Shuo finalmente recordó que cuando salieron corriendo de la Ciudad Valen, Gilbert había sido golpeado por ataques de dos archimagos y una horda de caballeros. Después había arrastrado a un grupo de personas y había volado por mucho tiempo, no era de extrañar que estuviera tan callado.

“No te preocupes, ¡de todos modos tienes una piel gruesa!” Han Shuo se río entre dientes y pensó por un momento. “Que tal esto, primero vamos a casa y descansa, y te sacare nuevamente una vez que te hayas recuperado”.

“¡¿Solo he estado fuera por un par de días y ya me estas enviando de regreso!?” Gilbert inmediatamente se quejó en voz alta cuando escucho que Han Shuo lo estaba enviando de vuelta al cementerio de la muerte.

“Vamos, se un buen chico o serás obligado a hacerlo. Tengo dos acompañantes en ese momento y será mucho inconveniente el viajar contigo, ¡sin mencionar que estas herido!” Han Shuo cacareó mientras preparaba los palos mágicos y pateaba a Gilbert dentro aun si quería o no.

Han Shuo movilizó su fuerza mental y activó la matriz de transportación. Después de eso Gilbert desapareció sin dejar rastro. Gilbert no era capaz de salir del cementerio de la muerte sin el Ojo de la Oscuridad, así que Han Shuo no estaba preocupado de que se metiera en ningún problema.

Phoebe, por otro lado, exclamó suavemente con sorpresa cuando vio que Han Shuo monto una pequeña matriz de transportación y envió lejos a Gilbert. Sus ojos claros miraron a Han Shuo con una sorpresa aún mayor.

“Heh heh, solo es una matriz de transportación, no es nada para sorprenderse. ¡Vamos, podemos irnos ahora!” Han Shuo rio suavemente y guardó los palos en su anillo espacial, apurando a Phoebe y Emily para que avanzaran.

Teniendo dos acompañantes en su viaje no era necesariamente algo bueno. La usualmente fría y distante Phoebe parecía haber adoptado una actitud muy íntima con Han Shuo en ese viaje. Ya fuera que lo hiciera a propósito o no, esto hizo que Emily lanzara algunas miradas agraviadas hacia Han Shuo.

Como una maga, Emily estaba envuelta con cálidas pieles gruesas, pero sin importar eso todavía temblaba. Han Shuo no podía evitar sentir un poco de dolor. Sin embargo, Emily estaba deliberadamente manteniendo cierta distancia entre él, como si estuviera mortalmente asustada de que Phoebe descubriera su relación.

Han Shuo había estado volando por el aire con Phoebe en sus brazos a lo largo del camino, y Emily había estado gastando su fuerza mental usando el hechizo de levitación para flotar sobre el suelo. Sin embargo, como una archimaga, Emily solo podía sostener ese tipo de vuelo por un tiempo limitado. Han Shuo notó que sus labios se estaban volviendo blancos hacia el final de la noche.

De repente disminuyó su velocidad y se movió al lado de Emily, diciendo, “¡Voy a estar bien, incluso si estoy volando con dos personas!”

Han Shuo extendió una mano y la envolvió alrededor de la suave cintura de Emily, sin tener en cuenta si Phoebe estaría de acuerdo. Tenía a Phoebe bajo su brazo derecho y Emily bajo su izquierdo mientras volaba a través del aire. Silenciosamente también comenzó a hacer circular el yuan mágico y calentó el helado cuerpo de Emily.

Emily luchó brevemente bajo el brazo de Han Shuo y trato de alejarse de su abrazo, pero descubrió que estaba firmemente clavada bajo su brazo. Cuando Emily giró la cabeza para mirarlo, notó el dolor y la resolución en sus ojos. La dulzura inundó su corazón.

Ya fuera por la calidez que estaba inundando su cuerpo o no, el cuerpo de Emily de repente comenzó a calentarse y todos sus escalofríos anteriores se disiparon instantáneamente. Parecía estar rodeada de calor.

“¡Siento que tus acciones al sostenerla alrededor de su cintura parecen estar muy bien practicadas!” Phoebe acercó sus labios a los oídos de Han Shuo y hablo en voz baja con un toque de celos, aparentemente sin temor de que Emily escuchara esas palabras.

“Tenemos que darnos prisa y llegar al bastión del Manto Oscuro. ¡Estaremos en un montón de problemas si llegamos tarde, por lo que volar con las dos es la manera más rápida!” La expresión de Han Shuo era remota y no expresó nada debido a las palabras de Phoebe.

Desplegó su “Arte de los Nueve Cielos Demoníacos” a su máximo efecto a lo largo del camino y también dividió una porción de yuan mágico para calentar el cuerpo de Emily. Se lanzó hacia una de las cordilleras del Gran Cañón Kerlan siguiendo las instrucciones de Emily.

Incluso con el yuan mágico de Han Shuo, tener que volar durante tanto tiempo y ayudar a Emily a calentarse significó que sufrió mucho bajo el drenado de energía. Ya estaba sudando y jadeando profusamente hacia el final de la noche.

“¡Tomemos un descanso, te ves muy cansado!” Aunque Phoebe había estado un poco celosa, sus sentimientos por Han Shuo eran reales y su corazón salió cuando lo vio sudando.

Emily también se sintió muy mal por Han Shuo. Había planeado abrir la boca para decirle que descansara, pero como Phoebe ya había hablado, no había necesidad de que ella dijera nada.

De hecho estaba muy cansado en ese momento. Han Shuo había estado sin parar desde anoche, corriendo después de la batalla, para después usar todo el tiempo dentro de la cueva para digerir la fuerza del alma de Johnny.

Un par de ojos afilados patrullaron el área cuando Han Shuo descubrió un agujero en un árbol. Aterrizó frente a él con Emily y Phoebe, apartando un poco de la nieve acumulada y descubriendo que había algo de espacio dentro del árbol.

“¡Vamos a descansar dentro!” Han Shuo sugirió.

El tronco en sí era bastante sólido, con sólo un agujero alto y estrecho en las raíces. Los tres descubrieron que el viento frío no podía encontrar su camino hacia el interior. Han Shuo tapó el agujero con su cuerpo mientras Phoebe y Emily ocuparon los dos lados.

Aunque había algo de espacio en el interior, era un poco estrecho con los tres dentro. Los tres estaban apretados uno en contra del otro. Sus brazos y piernas estaban presionados entre si y era un poco difícil moverse.

Han Shuo tomó una respiración profunda después de relajarse y circuló el yuan mágico en su cuerpo, recuperándose rápidamente de su agotamiento en ese momento.

Emily y Phoebe estaban presionadas contra el frente de Han Shuo, y el pecho y el estómago de Emily descansaban contra la espalda y el trasero de Phoebe. El pecho de Han Shuo estaba sobre sus hombros, y sus manos descansaban sobre sus muslos. Había una pequeña franja de espacio entre sus piernas y las dos chicas.

Era de noche, y la única fuente de luz estaba bloqueada por la espalda de Han Shuo, haciendo que la cueva fuera de un negro total.

Aparte de Han Shuo, las dos hembras básicamente no tenían visión de su entorno.

El pecho de Han Shuo estaba presionado contra sus delicados hombros mientras comenzaba a circular su yuan mágico para transportar algo de calor a Emily. Su mano izquierda en su muslo se contrajo un poco cuando comenzó a colocarla en la de Emily.