Capítulo 182: Una batalla feroz


Todo estaba increíblemente caótico dentro de la mansión, mientras el fuego engullía toda la casa. Grupos de personas en túnicas negras corrían de un lado a otro en medio de oleadas de pánico mientras los soldados de la Legión Gryphon los perseguían, lanzando completamente a la mansión a un salvaje desorden.

“¡Espéranos!” Dos figuras negras bien formadas de pronto se precipitaron hacia donde Han Shuo, Emily y Gilbert estaban corriendo en otra dirección.

Han Shuo sabía que debía ser Phoebe tan pronto como escucho la voz. No hacía falta decir que la otra persona era Candice. Las dos le habían prendido fuego a todo cuando la misión acababa de comenzar. Como una maga espadachín de fuego, tales asuntos venían naturalmente de Candice. Ella había engullido todo el lugar en un mar de llamas después de poco tiempo.

Había unos cuantos soldados de la Legión Gryphon detrás de ellas, y otro anciano que inspiraba temor que ondeaba una espada larga que brillaba con un aura de pelea plateada.

El hombre se precipitó rápidamente, y su imponente presencia hacía difícil mirarle directamente. Agitó ligeramente la gran espada en su mano y pulverizó completamente todos los árboles, arbustos, y rocas en el camino del aura de pelea plateada. Incluso el suelo se abrió con varias grietas, demostrando la aterradora ferocidad del aura de pelea.

“¡Él es el maestro de Clark, el gran maestro de la espada Gabriel! ¡Tenemos que salir de aquí!” Candice se puso muy preocupada mientras gritaba y huía hacia Han Shuo con una velocidad aún mayor.

Gabriel era extremadamente veloz porque ya que había dejado muy atrás a los soldados de la Legión Gryphon que iban con él. Como un gran maestro de la espada, Gabriel poseía una fuerza extrema. Han Shuo solo necesito echarle una mirada para saber que no había nadie en su lado que pudiera pelear con Gabriel solo.

Mientras observaban que Gabriel ganaba velocidad, a punto de alcanzar a Phoebe y a Candice, el corazón de Han Shuo se estremeció al mirar a Gabriel, de pronto repentinamente recordó el poder de la transformación de Gilbert e inmediatamente grito, “¡Maldita sea, date prisa y transfórmate!”

Han Shuo se concentró como nunca antes lo había hecho y al mismo tiempo, obligó al Filo Cazador de Demonios para que volara salvajemente hacia el gran maestro de la espada Gabriel. Infundiendo el Filo Cazador de Demonios con yuan mágico, una gruesa aura mágica surgió de el, con un extraño sentimiento de fuego y frío intercalados dentro de ella.

El Filo Cazador de Demonios aulló y cortó a través del aire, apareciendo directamente delante del gran maestro de la espada Gabriel, apuñalando directamente hacia él. Esa extraña sensación de calor trajo una presencia extremadamente peligrosa y en realidad sorprendió a Gabriel.

Resoplando fríamente, Gabriel agitó la espada larga en su mano y de pronto dio a luz a un fuego plateado a la distancia, tan resplandeciente como las abrumadoras estrellas. Han Shuo repentinamente sintió una fuerza enorme explotar fuera de los gloriosos destellos plateados y trato de mantener firmemente el Filo Cazador de Demonios en su lugar.

Una explosión de una tremenda energía surgió violentamente en el Filo Cazador de Demonios. El aura de pelea plateada de Gabriel era increíblemente autoritaria, retumbando en la superficie del Filo Cazador de Demonios como si quisiera abrumarlo todo. La envolvente luz plateada provocó que el Filo Cazador de Demonios emitiera ruidos de zumbidos.

Ese poder tiránico se abrió paso alrededor del Filo Cazador de Demonios en un instante, mezclándose caóticamente con el fuego y la energía helada que Han Shuo había creado dentro de la hoja con su magia. La energía mágica del “Mystical Glacial Spellfire” que había colisionado en la hoja rápidamente desapareció.

Murmurando una maldición rápida, Han Shuo supo que su entrenamiento mágico era demasiado breve. Sin importar que fantástica que fuera su magia, con tan poca cantidad de tiempo dedicado al entrenamiento, él era incapaz de medirse con las décadas que Gabriel dedico a formar su aura de pelea. En el momento en que se conectaron, el yuan mágico dentro del Filo Cazador de Demonios se disipó completamente, y el resultado fue una conclusión inevitable.

Sin embargo, debido a la obstrucción del Filo Cazador de Demonios, demoro la persecución de Gabriel sobre Phoebe y Candice. Han Shuo sentía que las cosas no estaban bien cuando re invoco al Filo Cazador de Demonios de regreso a su mano.

Pensó rápidamente mientras su corazón se apretaba. Han Shuo rápidamente cantó un hechizo mágico mientras dos lanzas de hueso de repente volaban hacia Gabriel. En el instante que Han Shuo hizo su movimiento, Emily también lanzó un hechizo de magia oscura.

Al mismo tiempo, Han Shuo utilizó toda su fuerza para hacer circular el yuan mágico dentro del Filo Cazador de Demonios y usó la distracción de Gabriel liberar sus ataques mágicos para arrancar el Filo Cazador de Demonios de la bola de luz plateada. Debido a que había gastado demasiada energía y que la velocidad del yuan mágico circulante estaba más allá de los límites de Han Shuo, este no pudo evitar escupir una bocanada de sangre, ya que fue lastimado.

“¡Estás herido, déjame bajar, creo que me he recuperado!” Caspian, en la espalda de Han Shuo, pudo sentir claramente que el cuerpo de Han Shuo tembló violentamente e inmediatamente habló cuando vio a Han Shuo escupir una bocanada de sangre.

Gabriel ya había destruido las magias de Han Shuo y de Emily en ese corto período de tiempo y sus ojos fríos y grises una vez más volvieron a recorrer a Han Shuo y a Emily. Su mirada sobre Han Shuo en particular estaba infundida de cierta sorpresa, ya que parecía estar increíblemente curioso sobre el yuan mágico de Han Shuo y el Filo Cazador de Demonios.

¡Bam! Sonó mientras Han Shuo giraba su cabeza para ver que Gilbert finalmente se había transformado de nuevo en un enorme dragón negro. Su cuerpo estaba cubierto de escamas negras y ya había destrozado la pared frente a Han Shuo y los demás.

“¡Todo el mundo a su espalda!” Han Shuo estaba encantado de ver que Gilbert revelaba el cuerpo de un dragón negro y daba un rugido en voz alta, también lanzo a Caspian sobre Gilbert.

Utilizó cierta cantidad de fuerza cuando lo hizo, de modo que cuando Caspian llegara a donde estaba Gilbert, el impulso alrededor de su cuerpo disminuyera y no le causara demasiado daño al druida.

Aparte de Emily que sabía la identidad de Gilbert de antemano, la repentina transformación de Gilbert sorprendió a todos hasta perder sus sentidos. Se quedaron mirando, con la boca abierta, hacia el enorme Gilbert y no pudieron reaccionar durante un tiempo.

“¡Todos los soldados de la Legión Gryphon reúnanse aquí! ¡Arqueros y lanzadores de lanzas, preparen sus flechas, lanzas y ballestas! ¡Ustedes pueden ser cazadores de dragones este día!” De repente, el grito de Gabriel sonó y se extendió por toda la mansión.

“¡¿Por qué no se han movido?!” Han Shuo no pudo evitar rugir furiosamente al ver que Candice y Phoebe todavía estaban agitadas en el suelo en un estado de shock.

Los dragones oscuros también eran etiquetados como los más malvados y codiciosos entre los dragones. Les gustaba vivir en el sombrío inframundo, y eran lujuriosos, desvergonzados y codiciosos. Ellos eran prácticamente la materialización del mal en la tierra. Que semejante dragón oscuro hubiera aparecido de repente frente a ellos, no era de extrañar que Phoebe y Candice no supieran cómo reaccionar.

Pero cuando Han Shuo los apresuro por segunda vez, las dos chicas finalmente reconocieron la relación del dragón oscuro con Han Shuo y lo miraron de reojo, saltando para aterrizar en la espalda de Gilbert.

Cuando vio que Emily, Phoebe y Caspian habían saltado en la espalda de Gilbert, Han Shuo se relajó y activó el Arte para también volar hacia Gilbert. “Vete de inmediato, pero no tomes los cielos, o te convertirás en un blanco volador”.

“Honorable maestro, debes bloquear las lanzas y las flechas que vuelen en mi dirección”. Ahora Gilbert tenía una boca llena de dientes afilados y su aliento de dragón estaba lleno de un extraño olor penetrante. Su voz también parecía tener una capa adicional de dignidad en ella.

“Lo sé, de todas maneras aquí todo es un lío. Solo destruye todo lo que se interponga en tu camino. No le prestes atención a nada más mientras podamos salir de aquí”. Han Shuo no le puso ninguna restricción a Gilbert, siempre y cuando pudieran salir con vida de esa situación pegajosa.

Cuando Caspian escuchó las órdenes de Han Shuo, parecía querer protestar, pero cuando pensó en cómo Han Shuo lo había ayudado en numerosas veces y que estaba tratando de sacar a todo el mundo con vida, al final no dijo nada después de mover sus labios algunas veces.

“¡Wahahaha, entonces está bien, voy a hacer todo lo necesario!” Gilbert habló emocionado con su voz dignificada.

Esa boca pesadamente dentada de pronto se abrió ampliamente y roció gotas de veneno ácido en la distancia. El aliento de dragón acompaño ese rocío, y los arqueros que acababan de colocar su formación, rápidamente se retiraron. Los que no retrocedieron a tiempo fueron reducidos a carne derretida después de que sus cuerpos entraran en contacto con el ácido. La muerte era la única salida para ellos.

Después de que este aliento se apagó, decenas de soldados de la Legión Gryphon aparecieron repentinamente. Llevaban lanzas de plata y relucientes armaduras de plata mientras volaban sobre las espaldas de grifos. La persona del frente era feroz y fornida. Parecía de mediana edad mientras el aura de pelea plateada de la lanza en su mano se disparaba dos o tres metros de altura, haciendo que la lanza plateada, tallada con patrones místicos, luciera incluso más larga.

“¡Apresúrate, Bob Ascher ha llegado!” ¡Parece que en efecto la Iglesia de la Calamidad ha fracasado!” Cuando él vio que el dragón oscuro todavía quería masacrar los alrededores, Han Shuo rápidamente le dio una patada en el costado y rápidamente le dio esa orden.