Capítulo 181: Lo encontré.


Las cadenas de metal enredaban los cuatro miembros del gran druida Caspian en una jaula en forma de cubo alrededor de la cual brotaban chispas y relámpagos. Una niebla helada flotaba sobre las cadenas, congelando al hombre hasta el hueso y haciendo incluso que su respiración fuera obviamente trabajosa.

Cuando Han Shuo y Emily encontraron a Caspian en la habitación, se precipitaron hacia el druida, sorprendidos. Emily solo echó una ojeada antes de diagnosticar en silencio. “Hay ambos elementos tanto eléctricos como de agua trabajando en la barrera mágica de aquí. Además de eso, la jaula está restringiendo su poder. Necesito un poco de tiempo para desmontar los hechizos”.

Echando un rápido vistazo al hielo que empezaba a formarse en las puntas del cabello del druida, Han Shuo dijo, “Estoy seguro de que mi arma es lo suficientemente afilada como para penetrar directamente en la jaula”.

Emily extendió una mano para detener a Han Shuo, sacudiendo su cabeza con severidad y explicando, “Esta es una barrera mágica hecha de elementos eléctricos y de agua que se ha establecido de forma bastante intrincada. Si no conoces la técnica adecuada e intentas romper la jaula solo con fuerza bruta, puedes matarlo a través de electrocución o hipotermia”.

Han Shuo estaba lejos de ser la igual de Emily en el conocimiento de la magia en general desde que la magia de necromancia difería de los otros caminos de la magia. Después de oír su explicación, no siguió presionando sus propios pensamientos, “Muy bien. Trabaja para liberarlo de la barrera, y yo buscaré pruebas en contra de Bob Ascher”.

Con eso dicho, dejó a Emily y comenzó a investigar sus alrededores. Lleno de numerosas estanterías de varios tamaños conteniendo muchos extraños artículos fascinantes, la habitación no parecía muy espaciosa.

Había muchas insignias relucientes marcadas con ciertos símbolos que describían su significado en cada una de las estanterías. Esos eran los premios que Bob Ascher había recibido a través de sus muchos años de servicio, lo que le ayudó a ascender a la posición de jefe de la Legión Gryphon, convirtiéndose en los elementos de los que podría hacer alarde por el resto de su vida.

Había otra estantería que contenía unos cuantos cascos y armas de caballería. Algunos eran brillantes, mientras que otros estaban parcialmente dañados. Había un pequeño trozo de papel debajo de cada pieza que detallaba en qué batalla se había usado el casco o el arma.

El resto de las estanterías de diversos tamaños contenían libros antiguos o espadas obviamente exorbitantes y lanzas, no las perlas, joyas y jades que Han Shuo esperaba.

Emily estaba trabajando en el desmantelamiento del confinamiento del druida a la distancia cuando ella pasó a ver a Han Shuo aburrido por los artículos de los estantes, con su mente incluso vagando un poco. Ella no pudo evitar reprenderlo, “Un hombre como Bob Ascher no colocaría joyas en su habitación secreta, así que deja ir esos pensamientos de ladrón. La riqueza no ha sido su objetivo durante mucho tiempo. Las cosas aquí representan su gloria y recuerdos, ningún oro puede compararse con eso”.

Con ese recordatorio, Han Shuo suspiró abatido. “Pensé que aquí en su cámara secreta encontraría una tonelada de oro y riqueza. Incluso estaba planeando recompensar a Gilbert después de esta misión, pero era ignorante y estaba mal informado”.

“Ve a mirar las demás cosas”. Emily rodó sus ojos y apuro a Han Shuo. “¡Necesitamos pruebas suficientes para atraparlo bien!”

Tomando una respiración profunda para ayudarse a sí mismo para concentrarse, Han Shuo caminó rápidamente alrededor de los estantes buscando cualquier objeto oculto, pero después de dar la vuelta una vez y mirando a través de cada estante, aún no encontró nada de valor.

“¡Parece que estamos sin suerte!” Han Shuo camino de regresó hasta Emily con las palmas abiertas y dijo con algo de resignación.

“Espera un segundo”. Emily estaba en una parte crucial de su trabajo. Una nube de magia oscurecida pulsaba entre sus manos, y ella la presiono fuertemente en contra de la jaula.

¡Chasquido! ¡Crepitar! La jaula comenzó a chisporrotear y a sacudirse una vez que la nube mágica de Emily entró en contacto con ella y desapareció en un instante. El temblor de Caspian también se alivió.

“Muy bien. Ahora que la barrera mágica ha sido rota, puedes rescatarlo con tu arma”. Emily exhaló un ligero suspiro y se dio la vuelta con una sonrisa graciosa antes de lanzarse hacia los estantes. “Déjame a mi buscar las pruebas en contra Bob Ascher. Mi experiencia en el Manto oscuro me ha hecho una experta en esta clase de trabajos”.

“¡Gracias!” El druida expresó con agitación su gratitud hacia Han Shuo mientras recuperaba lentamente el calor de su cuerpo después de que la barrera mágica se disolvió.

“¡Heh heh, tiene suerte de que nos encontramos con usted!” Riendo, Han Shuo tomó el Filo Cazador de Demonios en su mano y dirigió su yuan mágico y lo hizo girar en el aire.

Con un fuerte crujido, algunas barras de metal de obsidiana se rompieron bajo el golpe del Filo Cazador de Demonios. Han Shuo extendió la mano y con fuerza dobló las barras hacia un lado, permitiendo que el druida saliera.

Al salir de su confinamiento, Caspian estiró su cuerpo y respiró profundamente antes de preguntarle a Han Shuo, “¿Dónde está Angelica? ¿Está en peligro?”

“Descansa tranquilo. La dejamos al cuidado de la banda mercenaria Battlefire antes de que nos fuéramos. No creo que tenga problemas, pero está muy preocupada por ti”. Después de contestar, Han Shuo miró a Emily, no pregunto porque Caspian estaba encarcelado allí en primer lugar.

Mientras tanto, Emily sacó un objeto mágico particular y jugó con él en sus manos hasta que forzó a un compartimiento secreto en una esquina para que se abriera. Después de rebuscar en el, sacó un pequeño libro.

“Ah hah, lo encontré”.

“Los compartimentos ocultos son comunes en las cámaras secretas, pero están ocultos con una magia espacial que una persona promedio casi nunca puede descubrir. Sólo un gran magus espacial es capaz de sentir esas ondulaciones mágicas y desactivar el disfraz, pero el Manto Oscuro hace este tipo de cosas tan a menudo que hemos desarrollado una herramienta mágica especializada. Con esta puedo detectar incluso la más mínima actividad mágica en esta habitación y obtener todo lo que necesitamos”. Emily orgullosamente explicó con el libro ahora en su mano.

“¿Eso significa que nuestra misión está completa?” Han Shuo pregunto con una sonrisa después de una pausa.

Asintiendo bastante feliz, Emily respondió, “Así es. ¡Mientras podamos salir de la Ciudad Valen, Bob Ascher es un hombre muerto!”

Fue entonces cuando escucharon una serie de golpes apresurados procedentes de arriba.

Con expresiones tensas, Han Shuo y Emily compartieron una rápida mirada antes de que el primero finalmente hablara, “Esa era la señal de Gilbert. Significa que alguien ha notado nuestra existencia y se dirige aquí. Volvamos y salgamos de este lugar”.

Con eso dicho, Emily ascendió por el camino por el que habían llegado. El gran druida todavía tenía que recuperarse de su reciente escape de la jaula. Todavía estaba pálido en su rostro y sus pasos eran rígidos y torpes.

Moviéndose ágilmente para flanquear Caspian, Han Shuo arrojó al druida sobre su espalda y se precipitó detrás de Emily, regresando al dormitorio de Bob Ascher.

Justo cuando llegaron, escucharon los sonidos de la batalla desde afuera de la puerta. Emily compartió una mirada rápida y preocupada con Han Shuo antes de extender la mano hacia la cama. Regresando la cama a su forma original, los dos salieron corriendo por la puerta.

Al otro lado, Gilbert estaba deteniendo un ataque de varios soldados de la Legión Gryphon con una lanza en la mano. Otro escuadrón de las tropas de la Legión Gryphon se acercaba. Algunos estaban equipados con arcos y flechas y se habían posicionado adecuadamente para derribar a Gilbert.

“Por fin saliste, honorable maestro. Me temo que no puedo retenerlos por mucho tiempo. Localizando a Han Shuo, Gilbert saltó atrás después de rechazar un golpe con su lanza y él le gritó a su maestro.

Los tres, Han Shuo, Emily y Gilbert, tenían sus rostros e identidades ocultas, teniendo inconfundiblemente la apariencia de los villanos. Incluso el gran druida había sido disfrazado con una máscara negra antes de que Han Shuo lo llevara en su espalda. El grupo se parecía más a un grupo de bandidos furtivos.

“¡Tenemos que salir de aquí!” Han Shuo exclamó mientras el flujo de los soldados de la Legión Gryphon convergía en ellos. Corrieron a través de una apertura antes de que los enemigos pudieran sellarlos.

Los arqueros y ballesteros habían terminado de cargar sus armas para ese entonces. Si Han Shuo y Emily tomaran vuelo, se convertirían en blancos claros sin ningún tipo de cobertura, y por ello se vieron obligados a refugiarse detrás de la montaña artificial y las plantas de la villa.

Sin desperdiciar palabras o siquiera un guiño, Gilbert cargó detrás de Han Shuo. Las llamas habían inundado completamente la mansión y los gritos ahora llenaban el aire. Belinda y Johnny habían atravesado una pared usando al golem de tres ojos y corrían como si sus vidas dependieran de ello. Incluso Johnny parecía herido, mientras una flecha salía de su trasero y su pecho estaba goteando sangre.

“¡Por aquí!” Localizando al grupo de Han Shuo, Belinda le saludó con lealtad y les indicó que se unieran con ella. Sin embargo, Han Shuo la ignoró y se precipitó hacia la pared contraria. Gritó de vuelta, “¿Estas bromeando?” ¡No quiero morir luchando con todos esos soldados en tu cola, muchas gracias!”