Capítulo 180: Un completo caos


Todo estaba saliendo de acuerdo al plan. Lawrence había hecho arreglos para alterar el detalle protector de la Legión Gryphon. Emily utilizó entonces el poder del Manto Oscuro para contener a tres de los cinco grandes jinetes tierra del lado de Bob Ascher.

Belinda y Johnny de la Iglesia de la Calamidad entraron y salieron de la multitud un poco antes de desaparecer sin dejar rastro. Belinda asintió hacia Han Shuo y Emily desde lejos, indicando que había hecho sus preparativos.

“Vamos. Tengan cuidado y vamos a la habitación secreta”. Al ver que habían hecho todo lo que necesitaban hacer, Han Shuo no siguió persistiendo, más bien evadió a los invitados y se dirigió al dormitorio de Bob Ascher.

Habría habido una guardia pesada a lo largo del camino, pero el hombre de Lawrence había hecho arreglos de antemano, por lo que los tres tuvieron un paseo fácil.

Cuando los tres se detuvieron detrás de una montaña artificial y miraron a la habitación de Bob Ascher, descubrieron que muchos soldados de la Legión Gryphon estaban de pie frente a la puerta.

Cada uno tenía expresiones solemnes, y el débil aroma de aquellos que habían resistido múltiples campos de batalla emanaba de sus cuerpos altos y bien formados. Era fácil decir con un vistazo que no serían fáciles de manejar.

“Lawrence dijo que los soldados alrededor de Bob Ascher eran sus hombres de más confianza y han superado muchas batallas y escaramuzas junto a él. Todos ellos no le temen a la muerte y no escuchan órdenes de nadie que no sea el propio Bob Ascher. Por lo tanto, el hombre de Lawrence no tenía manera de hacer nada sobre ellos”. Han Shuo miró a esos hombres y le explicó en voz baja a Emily.

Emily asintió, “Mm, el Manto Oscuro sabe de eso también. Debemos derribar a ese grupo de personas personalmente, o no podremos entrar en absoluto”.

Los soldados estaban de pie sobre el techo y en cada ventana. A menos que pudieran volar a través de la suciedad, incluso con las habilidades extremas de Han Shuo y Emily, les resultaría imposible evitar los ojos de esas personas.

“Muy bien, vamos a esperar un poco. La mansión entera será envuelta en caos tan pronto como la Iglesia de la Calamidad haga su movimiento, independientemente de su éxito”. Han Shuo pensó por un momento y luego le respondió a Emily.

“Honorable maestro, ¿qué debo hacer en un momento?” El rostro de Gilbert se llenó de emoción mientras miraba a Han Shuo.

“¿Maestro?” Emily preguntó con asombro y miró a Han Shuo con una confusión considerable. Entonces miró a Gilbert, “¿Cómo puede ser tu amo? ¿Te compró como un esclavo?”

Mirando a Emily con inmenso desdén, Gilbert dijo con orgullo, “Un bombón sin cerebro en efecto. Como un legendario dragón oscuro de la poderosa Ciudad Dragón Oscuro, ¡Yo, Gilbert nunca llegaría a ser un esclavo!”

“¿Ciudad… Ciudad Dragón Oscuro? ¿Dices que eres de la Ciudad Dragón Oscuro bajo tierra?” Emily estaba muy sorprendida.

“Jaja, ¿has escuchado de nuestro gran nombre también? Gilbert estaba muy feliz de ver que Emily parecía conocer la Ciudad Dragón Oscuro. Hincho su pecho y dijo solemnemente, “En efecto, soy la futura leyenda de la Ciudad Dragón Oscuro”.

“Mm, él no es mi esclavo, pero es más como mi mascota mágica”. Han Shuo le sonrió débilmente a la sorprendida Emily.

Gilbert inmediatamente se desinfló cuando se pronunciaron aquellas palabras. Como un dragón oscuro, no era una cosa honorable ser la mascota de alguien. Pero esa era la verdad, y no había mucho que él pudiera refutar. Sólo podía agachar su cabeza y suspirar, “Tan malditamente desafortunado  que fui asediado por tanta gente la primera vez que salí de casa. ¡¿Cómo habría tenido miedo de ti de otra manera?!”

Emily había sido un poco incrédula, y la sorpresa en tu rostro sólo se profundizó cuando oyó a Han Shuo y a Gilbert hablar así. Sus ojos brillantes se fijaron en Han Shuo mientras preguntaba temblorosa, “¿Él, él es realmente es un dragón oscuro?”

Asintiendo, Han Shuo confirmó con mucha firmeza hacia ella, “Absolutamente. Este estúpido dragón estaba siendo atacado en todos lados por un clan de elfos oscuros, y pagaron un alto precio por herirlo profundamente. Iba a aprovecharlo y a cosechar su núcleo o algo más, pero él sin tener la menor dignidad de un dragón oscuro y desvergonzadamente quiso firmar un contrato de amo y sirviente conmigo, ¡convirtiéndome en mi mascota mágica!”

“Hehe, los dragones oscuros son los más descarados y malvados de todos los dragones, ¿qué clase de dignidad tienen?” Emily quedó encantada con la explicación de Han Shuo y miro al desanimado Gilbert, riéndose con sarcasmo.

“¡Las mujeres hermosas a veces pueden ser tan odiosas!” Gilbert se enfureció profundamente mientras miraba a Emily y hablaba con los dientes apretados.

Un grito agudo sonó en este momento mientras todo tipo de pisadas en pánico de repente explotaron en la audición. Los sonidos de los caballos gritando se mezclaron también, así como todo tipo de armas que chocaban entre sí.

“La Iglesia de la Calamidad ha hecho su movimiento, pero aún no sabemos por nada por el momento. ¿Por qué la Iglesia Calamidad quiere que Bob Ascher muera? ¿Qué tipo de rencor existe entre ellos?” La alegría floreció sobre el rostro de Emily mientras ella decía emocionada.

Han Shuo rio fríamente con un rostro siniestro, “Según mi pensamiento, no importa si la Iglesia de la Calamidad tiene éxito o no en esta ocasión. Johnny y Belinda serán gravemente heridos, si no es que mueren. Los capturaremos también y los interrogaremos lentamente”.

“¡Maestro, eres demasiado brusco y despreciable!” Gilbert no pudo evitar gritar con entusiasmo cuando vio que Han Shuo estaba listo para moverse en contra de sus aliados.

“Gilbert, ¿te burlas de mí?” La frente de Han Shuo se arrugo mientras miraba fríamente a Gilbert.

Sacudiendo la cabeza ferozmente, Gilbert se apresuró a protestar, “¡No, no! ¡Te estoy elogiando! ¡Tus métodos son los mismos que las enseñanzas de mi sabio y valiente abuelo, encarnando plenamente con la esencia de la herencia superior de nosotros los dragones oscuros!”

Emily acababa de decir que los dragones oscuros eran dragones malvados y despreciables, pero Han Shuo finalmente entendió sus palabras después de escuchar los elogios de Gilbert. Sonaba como si estuviera tanto alabando como maldiciendo a Han Shuo.

Varios lugares dentro de la mansión se iluminaron antes de que Han Shuo tuviera la oportunidad de reprender a Gilbert. La mansión ya estaba envuelta en el caos de antemano, y ahora estaba cubierta de toda clase de gritos de pánico. Los guardias de la Legión Gryphon aparecieron también, tratando frenéticamente de lidiar con la situación.

“Phoebe y Candice también han hecho su movimiento, ahora es nuestro turno”. Han Shuo dejó de discutir con Gilbert y fijó su mirada en la habitación de Bob Ascher con una expresión seria.

El encantador rostro de Emily era igualmente grave mientras ella sacaba un bastón mágico y cantaba en voz baja un hechizo de magia oscura. Varias sombras que parecían demonios comenzaron a acercarse silenciosamente a los guardias.

El Filo Cazador de Demonios bailo a través del aire según los pensamientos de Han Shuo, acercándose rápidamente a un hombre en la puerta. Justo cuando alcanzó el punto donde la persona podría descubrir el arma, el yuan mágico de Han Shuo explotó de repente y aumentó en gran medida la velocidad del Filo Cazador de Demonios. Un sonido aullante se alzó mientras golpeaba el cuello del ahora alarmado guardia.

“¡Asesinos!” Alguien gritó con fuerza. Los ocho guardias de la Legión Gryphon levantaron sus espadas largas y lanzas en sus manos, planeando lidiar con el peligro que aparecería en cualquier momento.

El hechizo de magia oscura de Emily cayó en los dos guardias que encontró primero, causando que sangrara continuamente y cayeron sin huesos después de un tiempo. Los cinco guardias detrás de ellos liberaron sus auras de pelea en ese momento, destruyendo los efectos de ese hechizo y no resultaron heridos.

Debido al hombre de Lawrence, los alrededores inmediatos habían sido despejados. No importa que tanto gritaran los guardias, nadie les respondió. Han Shuo y los otros dos no siguieron ocultos tras ese golpe y salieron directamente de la oscuridad.

Contrariamente a las expectativas de Emily, la velocidad de Gilbert fue la más rápida. Aunque estaba en forma humana, la ferocidad de un dragón oscuro no era algo que una persona ordinaria pudiera imaginar. Gilbert corrió excitado y actuó como un bulldozer, tomando la lanza del primer guardia que Han Shuo había matado y cargando hacia otra persona.

Aunque su blanco era un espadachín oficial y estaba lanzando un aura de pelea poco común. Gilbert lo apuñaló con un solo empujón, enviándolo a volar un lado, muerto antes de que cayera al suelo. Cuando su aura de pelea se estrelló en contra de Gilbert, esté sólo gruñó suavemente y no resultó herido en absoluto.

Emily quedó muy sorprendida por ese golpe y finalmente verdaderamente aceptó la identidad de Gilbert como un dragón oscuro. Han Shuo ya sabía de eso y por lo tanto no estaba sorprendido, caminando tranquilamente y dirigiendo al Filo Cazador de Demonios para que bailara salvajemente, usando un patrón desconcertante para matar a otros dos soldados de la Legión Gryphon.

Esos soldados eran en su mayoría espadachines mayores y oficiales, y en realidad no eran terribles. Su trabajo era defender ese lugar, e invocar a los expertos mayores cuando los enemigos llegaran a tocar.

Si no hubiera sido por el hombre de Lawrence dentro de la Legión Gryphon, el primer grito de “¡asesino!” habría sido suficiente para convocar a las grandes tropas de la Legión Gryphon. Si hubiera sido el caso, Han Shuo y los otros sólo podrían huir por sus vidas.

Cuando Emily atacó una vez más con magia oscura, los dos guardias restantes finalmente cayeron. Al ver que los obstáculos habían sido despejados, Han Shuo le habló a Gilbert, “Quédate aquí en guardia, avísanos si algo sucede”.

Han Shuo le lanzó una mirada a Emily después de hablar y los dos cuidadosamente empujaron la puerta, entrando en la habitación de Bob Ascher.

La habitación de Bob Ascher era extremadamente opulenta y lujosa. Muebles caros salpicaban la habitación, la alfombra estaba hecha de la piel de una criatura mágica rara, y las pinturas en las paredes eran todas valiosas.

“Este Bob Ascher sabe cómo disfrutar bien de la vida. La decoración de esta casa ya es suficiente para demostrar que sus fuentes de ingresos no están limpias”. Han Shuo inmediatamente dijo después de entrar y mirar alrededor del entorno.

“Desde luego, de lo contrario con su identidad como el jefe de la Legión Gryphon, el nunca habría sido capaz de pagar un lugar así”. Emily asintió y se dirigió hacia la cámara interior mientras ella respondía.

Había una puerta secreta a otra habitación dentro de su dormitorio. Eso era un poco de inteligencia que el Manto Oscuro había pasado mucho esfuerzo antes de finalmente conseguirla. Han Shuo y Emily inmediatamente se dirigieron a la cámara interior tan pronto como entraron en el dormitorio.

Emily alzó inmediatamente las sábanas de la cama de la habitación y pasó un poco la mano a lo largo de los bordes, buscando algo cuando de pronto las tablas de la cama se abrieron para revelar una cueva con escaleras.

“Dentro del Imperio Lancelot, el Manto Oscuro puede manejarlo si nosotros aprendemos algo de inteligencia. Aunque la cámara secreta estaba bastante bien oculta, todavía aprendimos de la existencia de este lugar y cómo entrar porque Bob Ascher trae a su amante a regocijarse con su gloria”. Emily le sonrió a Han Shuo en explicación antes de que bajaran.

Asintiendo, han Shuo expresó su comprensión. “En efecto, alguien como Bob Ascher tendría dificultades para controlar su deseo de mostrarse. Si alguien quiere mantener un secreto oculto, primero tendrá que pasar por su propio deseo”.

“Vamos, vamos a ver ¿qué hay en la habitación de Bob Ascher?” Emily dijo.

Han Shuo la siguió por detrás y de repente oyó sonidos suaves y de la respiración de alguien antes de que llegaran al fondo.

“¡Alguien está ahí, ten cuidado!” El corazón de Han Shuo se endureció mientras sujetaba a Emily, avanzando aún con más cautela.

Cuando los dos llegaron al fondo, Han Shuo miró hacia la fuente de la respiración y de pronto descubrió que Caspian estaba firmemente sujeto dentro de una jaula encerrado por una barrera mágica. Caspian también miraba a los dos con una cara llena de sorpresa.