Capítulo 172: Refinando a los demonios yin.


Quizás debido a que se habían tocado íntimamente, la fría y arrogante Phoebe ahora se sonrojaba con frecuencia, y su actitud hacia Han Shuo había cambiado drásticamente.

Las mujeres eran así.  Antes de que te dieran su corazón, tendrían muchas reservas y vacilaciones. Sin embargo, una vez que le daban su corazón a usted, estas involuntariamente dejaban que el hombre se hiciera cargo. Incluso una maestra de la espada como Phoebe no era diferente.

“Habla. ¿Cómo sabias que me estaba quedando aquí? ¿Por qué te colaste aquí? Phoebe alzó la cabeza para mirar a Han Shuo con una ligera sonrisa mientras yacía sobre el amplio pecho de Han Shuo.

Tomando una respiración profunda, Las traviesas manos y pies de Han Shuo se detuvieron. Frunció el ceño mientras le daba a Phoebe una visión general de lo que estaba pasando. Sin embargo, no habló de algunos de los temas más sensibles, incluyendo su identidad en el Manto Oscuro y la interferencia de la Iglesia de la Calamidad.

“¿Sabias lo que estabas transportando cuando manejaste este lote de mercancías?” Han Shuo miró a Phoebe y preguntó gravemente.

Sacudiendo la cabeza, las delgadas cejas de Phoebe se arrugaron mientras respondía, “No lo sé. Aquellos en mi línea de comercio a veces necesitan tomar riesgos desconocidos. Sin embargo, no pensé que el asunto de esta ocasión abarcaría tanto”.

Han Shuo dio un suspiro de alivio cuando supo que Phoebe no tenía ni idea de lo que estaba moviendo. Pensó profundamente por un momento y dijo, “El jefe de la Legión Gryphon tiene el corazón para rebelarse, así que debes cooperar con nosotros por la seguridad del Gremio de Comerciantes Boozt. De lo contrario, una vez que los altos niveles del Imperio se enteren de esta operación y de la participación de tu gremio, me temo que tu gremio estará sujeto a un peligro inconmensurable, aunque sea tan fuerte como lo es”.

Asintiendo con la cabeza en comprensión, Phoebe abrazó a Han Shuo y rio suavemente, “Haré lo que tú digas. Creo que eres bastante serio al ayudarme”.

Phoebe confiaba completamente en Han Shuo mientras hablaba, haciendolo estar muy halagado por su confianza. Rápidamente pesó algunas cosas y una vez más fusiono una gota de su esencia de sangre, colocándola en un pequeño matraz. Se lo entregó a Phoebe, “Trata de dejar caer una gota de esta sangre en esas armas de asedio mientras las transportas”.

“Si no eres capaz de abrir los contenedores, entonces colócala sobre los contenedores. Entonces, mañana trata de acompañar el embarque tan lejos como puedas. No tengas prisa en retirarte después de que termines, vendré a buscarte otra vez. Oh, claro, Candice también está en la Ciudad Valen y se queda en un hotel propiedad de Elaine. Puedes ir a buscarla”.

“No hay problema, haré lo que tú digas”. Phoebe estuvo de acuerdo y luego se echó a reír ligeramente, sacando un montón de objetos de su anillo de almacenamiento. Sus ojos claros miraron a Han Shuo como si estuviera mostrando un tesoro. “Este lote tiene todos los objetos que querías. Recogí todos ellos en el curso de ayudar a Bob Ascher a transportar sus objetos”.

Ella entregó la lista; Mirando sobre esta, Han Shuo se dio cuenta de que todos esos objetos eran los que necesitaba para refinar a los demonios yin. Parecía que Phoebe había prestado mucha atención a sus asuntos y había recogido todos los materiales necesarios para él en un corto período de tiempo.

Tiró de Phoebe y aterrizó un beso en su ruborizada y hermosa mejilla, encantado. “¡Heh heh, muchas gracias!”

La voz del guardia sonó de nuevo desde fuera en ese momento, “Señorita Phoebe, el sol se ha levantado completamente. Debería alistarse para irse”.

“Mm. Estoy despierta. Saldré en un momento”. Phoebe respondió, empujando a Han Shuo lejos, cambiando tímidamente su ropa dentro de las delgadas mantas haciendo pucheros, “Todo esto es culpa tuya. Rompiste mi ropa interior, tu bruto salvaje”.

Han Shuo se rio maliciosamente y dejo la cama de Phoebe. “Muy bien, muy bien, te lo compensaré. Recuerda lo que digo. Me retiro por ahora, pero vendré a buscarte pronto”.

Han Shuo se dirigió lentamente hacia la ventana. Justo cuando llego a ella, Phoebe repentinamente gritó suavemente. Él la miro sorprendido mientras ella le recordaba suavemente: “Ten cuidado”.

“¡Lo tendré!” Han Shuo respondió precipitadamente. Echando un rápido vistazo por la ventana, aprovechó que un guardia parpadeo para salir por la ventana como un fantasma.

Han Shuo ocultó su cuerpo en la luz de la madrugada y voló a la fortaleza del Manto Oscuro. Descubrió que Chester ya estaba esperándolo cuando llegó. Parecía que había salido del hotel de Elaine.

“¿Cuál es la situación?” Han Shuo pregunto cuando vio a Chester.

“Estaba inconsciente en el hotel. Un druida me dijo que habíamos caído víctimas de una droga cuando desperté y no dijo nada más”. Chester parecía un poco confundido mientras buscaba a Han Shuo por una explicación.

Han Shuo repasó brevemente lo que había sucedido mientras Chester estaba inconsciente. “¿Ese druida habló de algo con la líder de la banda mercenaria? Además, ¿Lisa regreso segura? ¿Cómo están las cosas dentro del hotel?”

“Parece que el druida habló un rato con la espadachín Candice, pero evadió nuestra audición para que no supiéramos de que hablaban. Personalmente llevé a Lisa hacia Lawrence, dijo que se pondrá en contacto en breve. El hotel está reorganizando la habitación de Belinda con la guía de Elaine y pronto debería regresar a las operaciones normales.  El druida y todos los de la banda de mercenarios todavía están allí. ¡No se han marchado!” Chester respondió.

“Ya veo. Cierto, ¿has visto a Emily desde que regresó?”

“No, apenas me acerqué y vi a dos que trabajan para la Señora Emily, pero ella no está aquí en este momento”. Chester respondió.

“Ah, ya veo. No tengo nada que hacer en este momento. Si estas libre, porque no te vas y ves lo que pasa por la ciudad”. Han Shuo sonrió y camino por Chester para dirigirse a la habitación secreta.

Cuando coloco la formación mágica, Han Shuo una vez más entró en el cementerio de la muerte. El pequeño dragón lascivo Gilbert inmediatamente salto con entusiasmo cuando vio a Han Shuo aparecer, pensando que Han Shuo lo iba a sacar.

“Ahora no es el momento, pero te sacaré del cementerio de la muerte en pocos días; no tengas prisa”. Cuando vio que Gilbert se apresuraba, Han Shuo inmediatamente procedió a lanzarle agua helada e ignoró el resto de murmullos de Gilbert, dirigiéndose a donde los demonios yin serian refinados.

Refinar a los demonios yin era similar a refinar los demonios originales. Aparte de hacer algunos ajustes a la formación y la sustitución con ingredientes más preciosos, así como tres gotas de esencia de sangre, no había otras diferencias.

Han Shuo respiró hondo y rápidamente repasó los detalles a los que necesitaba prestar atención en su mente. Después sacó el Filo Cazador de Demonios y comenzó a cambiar la cueva en la que los demonios originales habían sido refinados, cambiándola a la formación que podría ser utilizada para los demonios yin.

Cuando la cueva de los demonios yin fue formada, Han Shuo colocó todos los ingredientes que Phoebe había recogido en el orden apropiado en la cueva del demonio yin. Había necesitado dieciocho espectros para que fueran el catalizador al refinar los demonios originales, pero el refinamiento de los demonios yin requería el doble. Mientras que 36 espectros eran necesarios, el tiempo se redujo a 18 días.

Desde que Han Shuo había alcanzado el reino del verdadero demonio, poseía la esencia de sangre. Agregando a esto la calidad mejorada de su yuan mágico, él sería capaz de tener a los 36 espectros luchando en un corto periodo de 18 días. Los espectros más fuertes que tomaran las tres gotas de esencia de sangre tendrían el derecho de absorber el poder dentro de la cueva del demonio yin y de ser refinados a los demonios yin que eran aún más poderosos que los demonios originales.

Cuando los tres demonios yin se terminan de formar, no sólo tendrían todo el poder de los demonios originales, además tendrían fuerzas de vida aún más fuertes que las de los demonios yin. Serían capaces de esperar, una vez que invadieran un cuerpo hasta que se levantaran para asestar un golpe fatal en un momento crítico.

Si alguien llegara a ser poseído por un demonio yin, entonces Han Shuo sería capaz de ver todo lo que vieran y sintieran a través del demonio yin dentro de ellos. El demonio yin acechando en su cuerpo podría de repente explotar en la acción cuando la víctima estuviera profundamente dormida o luchando con otros, y hacer su ataque cuando la víctima estuviera distraída.

Sería mejor si pudiera matar a su enemigo, pero si el oponente era particularmente fuerte, el demonio yin podría seguir esperando dentro del cuerpo de su víctima, o dejarlo y huir de regreso hacia Han Shuo.

Cuando los tres demonios yin estuvieran completamente formados, podrían transformarse brevemente en Han Shuo y crear ilusiones de él durante un corto período de tiempo. Si Han Shuo de repente creara tres copias de sí mismo durante la batalla, sería capaz de cambiar la situación al confundir a sus enemigos.

Cuando Han Shuo goteó su esencia de sangre y vio que los 36 espectros habían comenzado a atacarse furiosamente unos a otros dentro de la cueva para luchar por las tres gotas de esencia de sangre, entendió que la cueva del demonio yin había comenzado a funcionar con éxito y no continuó mirando. Se retiró sin escuchar las quejas de Gilbert.