Capítulo 171: ¡De ahora en adelante eres mi mujer!


Han Shuo fue inmediatamente sorprendido mientras su corazón latía rápidamente, su boca se abría y se cerraba, sin saber qué hacer.

No importaba cómo lo mirara, había entrado en la habitación de alguien en medio de la noche, se había metido en su cama y había cometido actos tan ridículos. Todo eso era inexplicable e imperdonable. La adormilada Phoebe lo miraba con esos ojos confundidos mientras que Han Shuo ya había hecho sus preparativos para recibir el advenimiento de la tormenta.

Contrariamente a sus expectativas, justo cuando estaba aturdido y no sabía qué hacer, Phoebe en realidad dio vuelta a su cuerpo para enfrentar a Han Shuo. Ella entonces serpenteó sus brazos alrededor de su cuerpo y movió sus deliciosos labios hacia la boca abierta de Han Shuo. Su pequeña y lisa lengua llegó a su boca voluntariamente.

Mientras ella yacía cara a cara con Han Shuo, las largas y delgadas piernas de Phoebe también se enredaron con sus piernas. Una de ellas se deslizó alrededor de su cintura y empezó a retorcerse como una serpiente.

Phoebe llevaba un pijama de satén delgado para dormir. Cuando los dos estuvieron tan firmemente unidos entre sí, ese tipo de material de satén era casi inexistente contra la piel. Un cuerpo tan perfecto estaba enredado contra su cuerpo y su fragante lengua se ofrecía voluntariamente para su muestreo. Han Shuo inmediatamente olvidó su pánico desde ese momento y respondió con entusiasmo.

Sus dos manos descansaron sobre el pecho y el trasero de Phoebe mientras él empezaba a jugar con estos, sintiendo su suave redondez. A medida que cambiaban las formas bajo los cuidados de sus manos, los jadeos de Han Shuo se hicieron más y más ásperos hasta que finalmente no podía soportarlo más y colocó a Phoebe debajo de su cuerpo. Él rasgo bruscamente su pijama delgado y comenzó a amasar sus pechos toscamente con sus manos desnudas.

“¡Eh… Eso duele!” Phoebe gritó con dolor mientras su ardiente lengua se retiraba. Un par de ojos borrosos y en forma de almendra lentamente comenzaron a ganar un poco de claridad.

Han Shuo quedo en blanco y jadeó, “¡Lo siento, voy a ser más gentil!”

Phoebe había estado un poco perpleja hasta que él hablo, y sus mejillas enrojecidas cambiaron enormemente. Empujó a Han Shuo de encima con un miedo extremo y rápidamente levanto las delgadas sábanas, envolviéndolas firmemente alrededor de sí misma. Ella gritó, “¡Tú hablaste, esto no es un sueño!”

Han Shuo finalmente reacciono después de escuchar las palabras de Phoebe. Parecía que Phoebe lo había besado de vuelta en ese momento porque no estaba completamente despierta y pensó que todavía estaba en su sueño. Mientras sus cuerpos se enredaban en esas borrosas e indistintas circunstancias, así como los movimientos ligeramente toscos de Han Shuo y su respuesta, Phoebe finalmente despertó y se dio cuenta de la verdad de la situación.

“Señorita Phoebe, ¿le pasa algo?” El grito de Phoebe había atraído la atención de los tres guardias de la Legión Gryphon que estaban vigilando fuera de su puerta. Uno de ellos se paró frente a esta y la llamó.

“No, nada. Acabo de tener una pesadilla. No se preocupen por mí. Solo mantengan la guardia afuera”. Aunque Phoebe estaba en un estado de pánico, ni siquiera pensó un momento para ocultar la presencia de Han Shuo cuando oyó que los guardias la llamaban.

“Muy bien, pronto será el amanecer. ¡Señorita Phoebe puede descansar un poco más!” El guardia fuera de la puerta volvió a su puesto después de decir esas palabras.

Su rostro se ruborizó debido a su conmoción, los ojos de Phoebe miraron directamente a Han Shuo mientras lo observaba en silencio, una extraña expresión apareció en su rostro.

Han Shuo realmente quería encontrar un agujero para enterrarse en su estado actual de torpeza. A pesar de que tenía una cara gruesa, todavía no podía evitar quemarse de vergüenza. Balbuceó tonterías mientras trataba de explicar, “Um… Eh… Tenía algunos negocios con usted y estaba teniendo un sueño extraño. Y después me abrazo. Hah, soy un tipo normal, así que… Eso… Así es como sucedieron las cosas…”

La explicación de Han Shuo fue débil e incluso él mismo se sentía un poco avergonzado mientras hablaba. Su presencia se debilitó mucho con esas palabras, parecía un prisionero en el corredor de la muerte en sus últimos forcejeos.

Miró profundamente a Phoebe mientras su rostro se ponía más y más rojo. Los movimientos frenéticos de Han Shuo para encontrar una excusa parecían irritarla aún más mientras ella grito enojada en voz baja, “¡Cállate!”

Han Shuo inmediatamente se calló al escuchar esas palabras y se sentó con una sonrisa torcida en la esquina de la cama. Colgó la cabeza en silencio, parecía un chico que había hecho algo malo y esperaba que el maestro lo castigara.

“Te atreviste a violarme de una manera tan desvergonzada mientras dormía. ¡Bryan, oh Bryan, eras más despreciable de lo que yo originalmente pensaba!” Phoebe parecía que quería matarlo mientras mordía las palabras.

“¡No lo hice, usted me abrazo primero! Para ser honesto, yo era el pasivo aquí”. Han Shuo bajó la cabeza y le echó una ojeada a Phoebe por el rabillo de su ojo mientras hablaba con algo de agravio.

“¡Wah!” sonó mientras Phoebe sollozaba en voz baja, una mano tiraba de las finas sabanas para cubrirse y uso la otra para golpear con fuerza el pecho de Han Shuo. Ella maldijo en voz baja como si estuviera llorando, “¿¡Cómo te atreves tú, tú despreciable y desvergonzado granuja!? Siempre me has tratado de esta manera y nunca tomas responsabilidad. ¡Te odio, te odio!”

Aunque los puños de Phoebe sonaban con fuerza mientras golpeaba a Han Shuo, no sentía ningún dolor porque no había usado ninguna aura de pelea.

Pensando rápidamente, Han Shuo recordó que Phoebe primero había llamado su nombre en su sueño y lo conectó con las extrañas acciones que tenía con él en ocasiones. Añadiendo a eso lo que acababa de decir, un momento de iluminación destello a través de su mente y de repente comprendió algo – ¡Él le gustaba a Phoebe!

Una vez que descubrió eso, los pensamientos de Han Shuo giraron aún más rápidamente, pero incluso con la agilidad de su mente, no fue tan fácil encontrar una explicación racional de lo que él quería hacer. Pensó por un momento y entonces ajusto su mente viciosamente, decidiendo simplemente tomarla allí.

Había aceptado pasivamente los golpes de Phoebe cuando repentinamente le sujetó sus manos con una mano, la otra sujeto y levantó las delgadas sabanas que lo cubrían y la presionó sobre la cama debajo de él. Besos salvajes llovieron sobre ella cuando empezó a besar y lamer el cuello, mejillas, hombros y pechos.

Mientras lo hacía, uso el peso de su cuerpo para mantenerla abajo y sus fuertes brazos para contenerla, manteniéndola inmóvil y dejándola siendo solo capaz de gritar por su boca.

“Maldita sea, déjame ir tú idiota. Um… No hay, no me lamas allí. ¡Detente, maldito idiota! Oh… No…” Maldiciones y sonidos de forcejeos continuaron saliendo de su boca, pero debido a que había guardias afuera, Phoebe no se atrevió a alarmarlos, así que mantuvo su voz baja, sin tener ningún efecto en Han Shuo en absoluto.

Las llamadas suaves de Phoebe se hicieron cada vez más y más urgentes bajo los fuertes besos de Han Shuo y su rostro se volvía cada vez más rojo. Sus luchas se hicieron más y más débiles hasta que finalmente se convirtieron en gemidos suaves. Han Shuo repentinamente sintió la refrescante sensación de victoria y comenzó a lamer y besar incluso con más fuerza.

“Oh… ¡¿Por qué me mordiste?!” Un enorme grito de dolor repentinamente fue emitido de la boca de Han Shuo. Phoebe solo pudo mover la boca y decidió morder el oído de Han Shuo cuando se dio cuenta de que no podía mover su cuerpo.

“¡Tú me mordiste así que también te mordí!” El rostro de Phoebe se llenó de una extraña luz después de morder a Han Shuo. Sus ojos brillaban y ella parecía reprimir una cierta dulzura.

“¡Entonces, mordámonos uno al otro!” Han Shuo soltó una risilla diabólica y su boca que había estado besando el hombro de Phoebe de repente se movió a su boca.

Contrario a las expectativas de Han Shuo, Phoebe no luchó esta vez, sino que jadeó cuando se encontró con su boca.

Una resbalosa lengua se movió voluntariamente en la boca de Han Shuo, enredándose con Han Shuo ferozmente.

Cuando sintió la respuesta de Phoebe, el corazón de Han Shuo se tambaleó mientras sus manos y pies comenzaron a actuar de nuevo. Sus grandes manos acariciaban completamente los firmes picos de Phoebe, apretándolos sin ceremonias. Su cuerpo inferior estrictamente atento se frotaba inquieto contra Phoebe.

……

Dando un suave “oh”, Phoebe jadeó cuando ejerció fuerza para sacar a Han Shuo de encima. Un poco asustada de mirar a Han Shuo en su timidez, “Es suficiente por ahora, el cielo está a punto de brillar”.

Al ver que en realidad había luz afuera y que los sonidos de la conversación estaban llegando, Han Shuo alteró sus deseos cuando pensó en el peligro en el que estaba Phoebe y se alejó de su cuerpo. Tomo tiernamente las finas sábanas, envolviendo a Phoebe con ellas y la abrazó.

Una extraña luz brilló a través de los fuertes ojos de Phoebe cuando Han Shuo lo hizo, pareciendo muy contento y amable. Cuando Han Shuo terminó de hacer todo eso, ella bajó la cabeza y dijo en voz baja, “Me violaste otra vez este día, ¿qué vas a hacer al respecto?”

Riéndose diabólicamente, Han Shuo apretó sus manos y dijo de manera dominante, “¡Desde ahora eres mi mujer!”

El rostro enrojecido de Phoebe brilló con una luz poco común cuando oyó esas palabras, como si hubiera esperado mucho tiempo por ese día y por esas palabras. Se volvió tímida cuando la verdad llegó delante de ella, pero la dulzura en su rostro representaba la alegría en su corazón.

Su rostro se arrastró hasta su cuello, Phoebe fue bastante tímida mientras decía con dulzura en una voz a nivel de un mosquito, “Muy bien”.