Capítulo 169: Asociación premeditada


Las proezas mágicas de Han Shuo habían incrementado en los últimos tiempos debido a su avance hacia el reino del demonio verdadero, y a que su fuerza mental también había avanzado a pasos agigantados debido al fortalecimiento de su cerebro. Ya había comprendido todas las magias que un nigromante oficial debía conocer.

Habiendo recibido todos los recuerdos de Clarendon, el entendimiento de las magias de necromancia había dado un salto gigante hacia adelante. Había recibido conocimiento de muchos conceptos difíciles de entender gracias a las décadas de experiencia de Clarendon, así su magia fue llevada a nuevas alturas.

Han Shuo ahora sentía que su fuerza mental era mucho más grande que antes, desde que él había entendido completamente todas las magias oficiales, planeó dar el siguiente hacia adelante. Le había hecho una promesa a Fanny de estar oficialmente en una relación con ella cuando alcanzara el estatus adepto. Eso probaba ser un gran estímulo para Han Shuo.

Desde que ahora tenía tiempo libre, Han Shuo permaneció dentro de la habitación secreta e hizo uso de su tiempo para meditar y repasar las reflexiones de Clarendon.

Mientras Han Shuo continuó practicando la magia avanzada, “Pantano Ácido”, Han Shuo sentía que estaba gastando demasiada fuerza mental y temporalmente detuvo su práctica.

Sus ojos se movieron en ese momento y descansaron en Belinda, que estaba sentada en un coma inducido por drogas. Un pensamiento le golpeó mientras caminaba hacia el lado de Belinda, coloco una mano en su espalda y circulo lentamente su yuan mágico, extendiendo una hebra en su cuerpo.

Era precisamente debido al duro reforjado que su cuerpo había sufrido, por lo que Han Shuo estaba increíblemente familiarizado con la construcción del cuerpo humano. Mientras el yuan mágico fluía en el cuerpo de Belinda, Han Shuo se concentró y pudo sentir el rastro de su yuan mágico mientras viajaba a través de su cuerpo.

Cuando Han Shuo centró su atención en ese asunto, rápidamente descubrió que había una medicina adormecedora dentro del cuerpo de Belinda. Era como un anestésico que podía estimular los nervios para hacer que alguien se desmayara espontáneamente, lo que hacía difícil para ellos ser despertados.

Cuando Han Shuo detectó los efectos de esta medicina, relajo su respiración y usó un poco de yuan mágico para circularlo lentamente por el cuerpo de Belinda. Uso el poder del yuan mágico para absorber ese medicamento y recogerlo en la palma de su mano.

Cuando hizo eso, Han Shuo sin querer miró la marca de nacimiento en la mejilla izquierda de Belinda. Un pensamiento le golpeó mientras dirigía el yuan mágico hacia esa marca de nacimiento.

Cuando el yuan mágico entró en esta, Han Shuo pudo sentir claramente que otro elemento extraño estaba presente dentro de la marca de nacimiento, pero se había fundido completamente con el rostro de Belinda y por eso habría dificultades si quería remover la marca.

Después de todo, esa marca de nacimiento negro habría estado presente desde su nacimiento y no había estado presente en su cuerpo por sólo un corto periodo de tiempo como esa medicina.

Aunque todavía tenía métodos para lidiar con ello, la belleza de Belinda no tenía nada que ver con él. También gastaría mucho de su yuan mágico para hacer eso por ella, así que Han Shuo naturalmente no ayudaría a embellecer a Belinda

Cuando absorbió la totalidad del agente médico del cuerpo de Belinda, Han Shuo supo que ella despertaría pronto. Su mente pensó furiosamente en cómo iba a interrogar a la Belinda despierta. Una idea repentinamente flotó en lo más alto de su mente mientras él se reía fríamente. Una llama púrpura saltó a la existencia desde la punta del dedo izquierdo, y utilizó el Filo Cazador de Demonios para cortar ligeramente su dedo índice, forzando una gota de sangre en la llama.

Cuando esa pequeña esencia de Han Shuo aterrizó en la llama púrpura, la flama repentinamente se iluminó dolorosamente y luego se derrumbó al tamaño de una uña del meñique.

Bajo las manipulaciones de Han Shuo, la pequeña bola de llamas púrpuras se hundió de repente en la nuca de Belinda y se formó en un pequeño lunar negro.

Desde que alcanzó el reino del verdadero demonio, Han Shuo podría usar su yuan mágico para formar una conexión maravillosa con la sangre en su cuerpo. Usando un arte secreto, podía sellar un brote de aire helado en esa gota de esencia, y usar el demonio infante dentro de él para controlar el nivel de frío dentro de esa esencia.

Cuando quisiera, el demonio infante podía activar esa gota de esencia e invadir el cuerpo de Belinda con aire helado, decidiendo inmediatamente su vida o su muerte. Además, también sería capaz de sentir su proximidad a través de esa gota de esencia.

A causa de la pérdida de una gota de esencia, Han Shuo hizo uso de ese tiempo para sentarse y meditar no demasiado lejos de la Belinda a punto de despertar, circulando silenciosamente su yuan mágico para recuperarse.

Su esencia de sangre residía cerca del demonio infante y era la nutrición para el demonio infante. Cada gota de esencia contenía el yuan mágico arduamente entrenado.

Ciertas artes especiales requerirían esa esencia de sangre como un catalizador. Cada gota era tan importante como el demonio infante. Usando demasiado de esta podría hacer que su yuan mágico disminuyera en el entrenamiento como mínimo, o llevarlo hacia la desviación del cultivo en el peor de los casos.

Sin embargo, usando solamente una gota no le traería ningún problema serio. Podría recuperarse completamente después de un día más o menos si meditaba cuidadosamente.

Un sonido suave repentinamente sonó a su lado después de un rato. Sumergido en la meditación, Han Shuo pudo sentir que Belinda estaba a punto de despertar, incluso con los ojos cerrados.

Sus largas pestañas revolotearon mientras los brillantes ojos de Belinda comenzaron a mirar alrededor de su entorno. Varias antorchas ardían en esa habitación secreta, así que ella podía ver claramente todo mientras miraba a su alrededor.

Aparte de ser espacioso, no había nada particularmente notable en esa cámara secreta. Han Shuo se sentó fríamente en una esquina, atrayendo inmediatamente la atención de Belinda. Presentó un rostro severo y grave en ese momento, los ángulos en su hermoso rostro aparente tranquilo. Se miraba muy masculino cuando se sentó solitariamente con las piernas cruzadas y la espalda recta.

Curvando sus labios, Belinda respiró suavemente y tiró de las cuerdas en su cuerpo. Descubrió que de hecho era difícil el liberarse de ellas. Sus ojos vividos fueron de adelante hacia atrás, parecían estar sopesando algo.

“Es mejor que no hagas ningún movimiento descuidado. De lo contrario, si descubro que algo está mal, te matare inmediatamente”. Han Shuo habló fríamente cuando escucho la fricción de las cuerdas.

Sus repentinas observaciones sorprendieron a Belinda y ella miró con enfado a Han Shuo. Belinda dijo, “¿Quiénes son ustedes y que resentimientos tiene nuestra Iglesia de la Calamidad contigo para que me capturen y no me dejen ir?”

Tomando una respiración profunda, Han Shuo abrió sus profundos ojos y le echó un vistazo a Belinda, sacando el bastón de hueso blanco de Clarendon y dijo ligeramente, “El diecisieteavo trabajo de Belinda la alquimista de la Iglesia de la Calamidad. Tú refinaste personalmente este bastón. Lo obtuve cuando asesine a Clarendon. ¡Es muy útil, así que debería darte las gracias!”

“Así que tú eres el que mato a Clarendon. ¡Debes ser uno de los hombres de Bob Ascher! La mirada de Belinda se centró en el bastón de hueso blanco antes de cambiarla hacia Han Shuo poco después.

Sacudiendo la cabeza, Han Shuo respondió. “No soy de la Legión Gryphon. Al contrario, en realidad tengo un asunto que resolver con ellos. Si no hubiera sido por mi ayuda cuando Clarendon vino a asesinar a Clark, Clark tal vez no hubiera muerto, pero Clarendon estaba matando a todos los que lo miraban. Por casualidad le vi invocar al dios demonio de tres ojos Ansidesi, y me vi obligado a defenderme cuando quiso matarme”.

“¿En realidad no eres uno de los hombres de Bob Ascher?” Belinda estaba muy sorprendida cuando oyó las palabras de Han Shuo y urgentemente pidió una confirmación.

“Desde luego, ahora eres mi prisionera y no tengo ninguna razón para mentirte”. Han Shuo asintió con la cabeza en confirmación.

“Dijiste que tú también trataste de matar a Clark. ¿Eso significa que eres enemigo de Bob Ascher?” Pareciendo un poco emocionada, la suave voz de Belinda estaba cargada de emoción mientras preguntaba con urgencia.

Asintiendo la cabeza de nuevo, Han Shuo respondió con una sonrisa. “Es correcto, para ser más exactos, Clark murió por mis manos y no por las de Clarendon, Mi meta al llegar a la Ciudad Valen en esta ocasión es para moverme contra Bob Ascher”.

“¡Eso es maravilloso! Desde que nuestras metas son iguales, no creo que debamos ser enemigos uno con el otro. La Legión Gryphon tiene una enorme influencia en la Ciudad Valen. Creo que será más fácil para nosotros alcanzar nuestras metas si trabajamos juntos”. La sorpresa apareció en el rostro de Belinda mientras miraba a Han Shuo con gran interés.

“Sin embargo, también maté a Clarendon y a tus tres magos espadachines. ¿Qué debemos hacer al respecto?” Aunque Han Shuo había planeado hacerlo desde hacía mucho, aún estaba bastante sorprendido al oír a Belinda pronunciar esas palabras con tanta franqueza.

“El sacrificio es inevitable para alcanzar cualquier meta. No es gran cosa el que un par de personas mueran. ¡Prometo que podemos dejar que todo sea historia siempre y cuando cooperemos en contra la Legión Gryphon!” Belinda habló descuidadamente, sin preocuparse por la vida y la muerte de sus hombres.

Han Shuo estaba un poco sorprendido por esa actitud, pero aún se rió cuando vio que su objetivo había sido cumplido, “¡Ya que ese es el caso, eso es maravilloso!”