Capítulo 164: La alquimista


Cambiaron de habitación y entraron en una de las habitaciones al otro lado de la montaña artificial en el patio. Desde esa habitación, podían mirar directamente a la habitación de Belinda a través de la ventana.

Candice parecía estar discutiendo algo con Belinda después de regresar mientras ella se quedó dentro de la habitación y no salió. Los otros mercenarios fueron acomodados en las habitaciones a ambos lados de la Belinda.

Las tres personas que habían seguido a Belinda recibieron habitaciones cercanas a la habitación de Han Shuo y Emily. Gracias a un espejo mágico, podían observar el movimiento de los tres.

El trío lucia sin sentido, como hombres de facciones ordinarias. En realidad parecían bastante similares y podrían ser tres hermanos. Uno de ellos se apoyó contra la ventana y mantuvo un ojo en Belinda después de entrar en la habitación, mientras que los otros dos cayeron en un profundo sueño sobre la cama, probablemente porque estaban demasiado fatigados.

Todavía era de día, así que los dos grupos de personas no hicieron ningún movimiento, manteniendo una situación tranquila y pacífica. Han Shuo los observó durante un tiempo y notó que ambos lados no estaban haciendo nada fuera de lo ordinario. Regresó al lado de Emily y pensó por un momento, “Mantén un ojo en la situación para mí. Voy a hacer un viaje al cementerio de la muerte para revisar algunas cosas”.

“¿Hmm? ¿Por qué de repente quieres volver al cementerio de la muerte?” Emily estaba un poco sorprendida por la decisión de Han Shuo y lo miró con una mirada interrogante.

Sonriendo misteriosamente, Han Shuo dijo: “Recientemente he aceptado a un seguidor y quiero ver si sus heridas han sanado”.

Han Shuo ya se había metido en la habitación y había arrancado unos paneles de madera del armario, colocando la matriz de transportación dentro. Emily ya estaba acostumbrada a los misterios de Han Shuo y por eso no le preguntó mucho cuando vio que estaba a punto de irse. Ella dijo, “Está bien, me quedaré aquí y los observaré. Yo iré y te traeré si algo ocurre, así que es mejor que no te alejes demasiado del cementerio de la muerte”.

“Mm, no te preocupes, me quedaré dentro del cementerio. Puedes ir a buscarme en cualquier momento si hay algo fuera de lo común”. Han Shuo respondió y se paró dentro de la matriz, cerrando las puertas para activarla.

“Gilbert, ¿dónde diablos estás?” Han Shuo gritó de inmediato cuando volvió a aparecer en el cementerio de la muerte.

El pequeño dragón lascivo apareció frente a Han Shuo con un estallido y cayó de rodillas inmediatamente, diciendo lastimosamente, “Noble maestro, por fin has recordado a tu fiel siervo. ¡No hay nada interesante en este lugar aburrido y tampoco puedo salir! ¡Estoy muerto de aburrimiento!”

“Te dije que mantuvieras un buen ojo en este lugar, no flojeaste ¿cierto?” Han Shuo le había dicho una vez a Gilbert que prestara atención al pedazo de tierra que estaba refinando al zombi élite de tierra, por si acaso ocurría algo malo.

“Por supuesto que no perdí el tiempo, pero realmente no hay nada que merezca la pena vigilar allí. Nada ocurrió desde que te fuiste. Oh, honorable maestro, ¿cuándo me sacarás para ir a buscar mujeres hermosas?” Gilbert se quejó con Han Shuo.

Comparado con su aspecto carbonizado de la última ocasión, Gilbert ahora estaba vestido con una túnica negra brillante y tenía el pelo perfectamente peinado. Aparte de que su piel era del color del carbón, el joven Gilbert parecía bastante guapo.

“¿Cómo están tus lesiones?” Quedaba por ver si llevaría o no a Gilbert con él, basado en sus lesiones. Aunque el pequeño dragón lascivo fuera un desastre, su fuerza como dragón era extraordinaria, por lo que independientemente sería un buen ayudante.

Gilbert hinchó el pecho después de oír esa pregunta y dijo muy arrogantemente, “No es un problema Como uno de los depredadores más fuertes en este planeta, esta clase de heridas no son un problema para mí en absoluto”.

“Deja de mentirme, ¿cómo están tus heridas?” Han Shuo lo miraba furioso mientras hablaba con dureza.

Como su maestro, Han Shuo podía sentir más o menos un poco de la condición de Gilbert a través de los vínculos del contrato. Aunque estaba mucho mejor que antes, Han Shuo todavía podía sentir que no se había recuperado completamente, y no pudo evitar tomar un tono severo cuando escuchó que Gilbert hablo de esa manera.

Gilbert se encogió en sí mismo y dijo con un poco de temor, “No estoy completamente recuperado, pero estoy casi recuperado, no voy a arrastrarte”.

Asintiendo, Han Shuo dijo, “Muy bien, considerare llevarte conmigo. Quizás en los próximos dos días. Descansa bien. ¡Si te conviertes en una carga cuando te necesite en el futuro, no voy a dejarte bajar del gancho tan fácilmente!” Han Shuo caminó hacia el lugar donde el zombi élite de tierra estaba siendo refinado. El centro del área donde se estaba refinando el zombi se había hundido, y la esencia de tierra concentrada seguía fluyendo lentamente.

Miró a su alrededor y centro su concentración, estableciendo una conexión con el zombi en el suelo. Han Shuo instantáneamente percibió el rugiente sentido de vida cuando lo hizo. Esa sensación de vida estaba llena de un rico qi de tierra. Han Shuo inmediatamente entendió que el refinamiento del zombi ya estaba en el camino correcto.

Eso era debido a que cuando los zombis ordinarios eran invocados, sólo se podía sentir un silencio muerto cuando se establecía una conexión mental. Solo criaturas oscuras increíblemente fuertes como los caballeros podrían enviar una pequeña sensación de vida cuando estuvieran conectados con el lanzador. Había un sentido vibrante de vida y una rica sensación de qi tierra exudaba de ese guerrero zombi. Eso significaba que realmente había crecido después de absorber la esencia del lugar extremo de tierra.

“Muy bien, quédate aquí y descansa. Te dejaré salir dentro de unos días”. Han Shuo estaba en paz cuando vio que nada estaba fuera de lo común dentro del cementerio, y que el dragón oscuro y el zombi élite de tierra estaban recuperando toda su fuerza. Caminó hacia la estructura dentro del cementerio.

Gilbert estaba muy emocionado al recibir la promesa de Han Shuo y continuó saltando alrededor de Han Shuo, elogiando sus poderosas proezas. La sonrisa aduladora de Gilbert hizo que Han Shuo estallara en carcajadas.

Han Shuo planeó salir a través de la matriz de transporte, pero repentinamente recordó que no había entrado en el sótano durante mucho tiempo. Ahora que su fuerza mental había aumentado, Han Shuo planeó ver si podía llegar a otro nivel más profundo.

Dejo a Gilbert donde estaba y se dirigió a la cámara secreta por sí mismo. Fácilmente rompió la frontera en el primer nivel y caminó hacia la siguiente.

Cuando llegó a donde había estado atrapado antes, Han Shuo centro su concentración y cargo al frente, esperando aterrizar en el siguiente nivel del cementerio de la muerte.

¡Bam! Han Shuo inmediatamente fue lanzado hacia atrás cuando golpeo la barrera y su mente se llenó de dolor.

Cayó en una posición sentada y se puso en pie con un salto, entendiendo inmediatamente que su actual fuerza mental no era suficiente para pasar al siguiente nivel. Un pensamiento lo golpeó mientras sostenía el Ojo de la Oscuridad en una mano y sacaba el bastón de hueso blanco de su anillo espacial con la otra.

El cementerio de la muerte fue una vez el suelo sagrado de los nigromantes, y el verde Ojo de la Oscuridad era la llave para abrir el cementerio de la muerte. El bastón de hueso blanco podía mejorar las magias de necromancia aunque su función era diferente de la del Ojo, ambos eran objetos de la necromancia. Han Shuo sostuvo los dos en sus manos y los pesó, tratando de ver si había alguna coincidencia entre ambos.

Han Shuo no pudo evitar centrar su atención en los dos objetos en sus manos. El Ojo de la Oscuridad de repente se iluminó y disparó una luz verde, que resulto en una oleada de fuerza entrando en el bastón de hueso blanco. De repente un rastro de luz negra salió disparado del bastón de hueso blanco e inmediatamente se hundió en el Ojo de la Oscuridad.

Asombrado, Han Shuo originalmente no prestó atención al Ojo de la Oscuridad y centro su concentración en el bastón de hueso blanco. Originalmente no había percibido nada fuera de lo común en el bastón de hueso blanco, pero de repente descubrió que había una pequeña formación mágica dentro de él.

“Ah, es una formación de barrera que actúa como una marca mágica, no es de extrañar que Belinda pueda percibir el bastón de hueso blanco”. Han Shuo repentinamente se dio cuenta de lo que había ocurrido cuando su concentración hizo un recorrido a través del bastón.

Había un tipo de barrera que actuaba como una marca mágica en las memorias de Clarendon y que podía colocarse en armas y ropas. Por lo general existían en la creación de una formación mágica. El dueño de la marca mágica sería capaz de sentir la existencia de su marca dentro de una cierta existencia.

Así que resultaba que semejante marca mágica existía dentro del bastón de hueso blanco. Había rastros de magia dentro del bastón que no sólo bloquearon la exploración mental de Han Shuo y alertaron a Belinda de su existencia.

Quizás fue el Ojo de la Oscuridad absorbió la magia residual dentro del bastón de hueso blanco, causando que la marca mágica se derrumbara por falta de energía, permitiéndole a Han Shuo echar un vistazo a la situación interior.

La concentración de Han Shuo se hundió profundamente y descubrió una pequeña línea de texto dentro de la formación – Trabajo 17 de Alquimista Belinda de la Iglesia de la Calamidad. “Muy bien, la Iglesia de la Calamidad”. Han Shuo dijo en voz baja y no planeo permanecer dentro del cementerio de la muerte. Volvió a emerger en el suelo y regreso al hotel, planeando llegar a una buena estrategia para tomar cuidado de Belinda.