FMC – Capítulo 3

0

Capítulo 3: El sueño extraño

 

“J*der, Li Yao, ¡no me extraña que todos te llamen la ‘Mano sin rastro’!. Este modelo de Mustang GT de 2011 que modificaste puede ir de cero a cien en tres segundos. ¡Es como si lo hubieras cambiado por un coche diferente!. ¡Es prácticamente un cohete!. ¡Estoy extasiado!”

“…”

“¡Un minuto cincuenta y nueve segundos! ¡Un minuto cincuenta y nueve segundos! Dios mío, ¿estoy leyendo esto, verdad? ¡Ha nacido un nuevo dios de las carreras subterráneas!”

“…”

“Prométeme que no volverás a ir a las carreras callejeras. Puedes convertirte en un mecánico de automóviles, es un trabajo honesto y nadie te menospreciará. ¡Habrá un día en el que tendremos nuestra propia tienda Auto 4S!”

“…”

“Hermano Yao, hermano Yao, te lo ruego, ayúdame. Elévate una última vez. Aparte de ti, ¿quién más puede lograr un tiempo de 1 minuto y 59 segundos en esta pista? Le debo 300 de los grandes a Violent Scar. Si no le pago hoy, moriré. ¡MORIRÉ!”

“…”

“¡Doctor!, ¡Doctor!. ¡Dese prisa y sálvelo!. ¡Sólo tiene 23 años!”.

“…”

Mientras producía un grito desgarrador, Li Yao se levantó bruscamente del suelo. Su cuerpo estaba empapado en sudor.

Desde fuera de la ventana, los rayos del amanecer iluminaban todo a su alrededor. El proyector de hologramas continuó haciendo ruidos, emitiendo canciones clásicas. El joven, durante medio minuto, parecía que estaba sin vida, como una marioneta; Estaba sacudiéndose lentamente la realística pesadilla que acababa de tener.

Esta pesadilla era su secreto más profundo. Nunca se lo contó al viejo. Desde que podía recordar, ha tenido este mismo sueño extraño cada pocos días. Era como el periodo de un recuerdo… uno que era imposible de olvidar.

En este extraño sueño, su nombre todavía era Li Yao, pero poseía una vida completamente diferente. Estaba en un mundo completamente extraño, en un lugar que se llamaba una tienda Auto “4S”, trabajando como un “Mecánico de automóviles”.

Y por la noche, bajo las extrañas luces arcoíris de la ciudad, formaba parte del “Círculo de carreras callejeras subterráneas” como un experto extraordinario modificador de coches y corredor. El ruido de todos y cada uno de los motores le activaba la adrenalina durante la noche. Se elevaba, estableciendo récords asombrosos – ¡Hasta que se elevó hasta su muerte!.

Una y otra vez, él moría repetidamente en ese mundo de sueños. A pesar de que esta era una experiencia llena de sufrimiento, en realidad, Li Yao no lo detestaba. En cambio, estaba algo contento en cierto modo. Si el mundo de los sueños no le hubiera dado la experiencia de otra vida, no habría podido sobrevivir en el Cementerio de Artefactos hasta ahora.

No importaba si era una pesadilla extraña o si se trataba de un recuerdo enredado de una vida pasada, ninguno era importante.

Hay varios ayeres, como un ayer de la muerte; Hay varios hoy, como un hoy de la vida.

No importaba qué tipo de persona era el Li Yao de ayer. El Li Yao de hoy es un estudiante de secundaria ordinario del Sector Heaven´s Origin de la Federación Star Glory de la Ciudad Lanza Flotante.

—¡Uno que se convertirá en un maestro artífice!.

Tomó un respiro profundo. Había terminado de ordenar su habitación de una manera sencilla y se había lavado la cara y enjuagado la boca. Eran un poco más de las seis en punto. Li Yao se puso la mochila al hombro y cargando el generador de hologramas 3D, salió por la puerta de la casa con grandes pasos.

Hoy era lunes. Iba a amanecer pronto. Necesitaba darse prisa para llegar a la escuela antes de las 7:30.

La distancia desde el pueblo Morning Sun hasta la segunda escuela secundaria afiliada de Crimson Nimbus era de 30 millas. Podía tomar la tercera línea del tren de cristal subterráneo y transferir a la séptima línea para llegar a su destino. Sin embargo, eso requeriría gastar 8$ en tarifas de tren.

Li Yao odiaba gastar dinero. Sacó sus largas piernas y usó la habilidad que su escuela le enseñó, el Arte Corporal de Spirit Serpent, y salió disparado como un rayo hacia la ciudad principal.

En ese momento, el sol de la mañana apenas estaba saliendo y la luz multicolor del amanecer no tenía límites; Era un amanecer que burbujeaba con energía espiritual.

Desde lejos, la Ciudad Lanza Flotante parecía una bestia gigante que se estaba despertando. Cada secta mayor desataba y dispersaba sus poderes, emitiendo brillantes resplandores de arcoíris.

Muchos cultivadores flotaban en el aire. Aprovechando la transición entre la noche y el día, absorbían y emitían la esencia solar y la luz de la luna. Sus cuerpos giraban en espiral y se enrollaban alrededor de una formación de símbolos difusora de luminosidad de ocho figuras. A los lados de algunas personas había grullas inmortales y cuervos de fuego. Los meteoritos estaban orbitando alrededor. Produciendo poderosos ruidos. En su conjunto, proyectaban una apariencia dominante.

Una aeronave flotante a gran escala avanza lentamente en medio del cielo mientras arrastra una cola ardiente. La ardiente cola se entrelazaba con el cielo azul y las nubes blancas, convirtiéndose en una red de esencia. Las delicadas y exquisitas lanzaderas privadas volaban continuamente a través de la red, emitiendo hermosos silbidos.

—¡Esta era precisamente la mañana de Lanza Flotante, la Ciudad de Cultivación Federal!.

Li Yao botaba y rebotaba como un manantial con mucha energía. Con cada paso, saltaba más de veinte metros. Su velocidad era extremadamente rápida. Aunque su postura parecía bastante fea y causaba que los transeúntes lo miraran fijamente, no le importaba nada y seguía concentrándose en cultivar su arte. En sólo media hora, llegó a su escuela. Una neblina blanca se arremolinaba sobre su cabeza y sobre su espalda había una capa pura de sal blanca producida por el sudor.

Él no fue directamente a la puerta de la escuela. Su cuerpo parpadeó y saltó a un callejón sin salida junto a la escuela.

En lo profundo de este pequeño callejón colgaba un cartel de una tienda oxidada. En él se leían las palabras: “Tienda de segunda mano del viejo Wang”. Debajo había una fila de palabras densas y diminutas: “Especializada en todo tipo de artefactos de segunda mano, además de modificación de artefactos, refinamiento de armaduras de combate, entrenamiento de bestias mágicas, mantenimiento de formaciones de símbolos, ceremonia del monasterio y otros servicios profesionales”.

Como si supiera que Li Yao iba a llegar, se abrió una ventana que exponía una gran cabeza calva. Era un viejo de ojos saltones.

“Aaah, anoche perdí más de dos grandes jugando a las cartas. Estaba preocupado por cómo explicárselo a mi esposa, pero el Dios de la Riqueza se presentó de inmediato. Pequeño diablo, ¿qué cosas buenas le trajiste a tu viejo abuelo esta vez?, dijo el anciano sonriendo siniestramente.

“¡Olvídalo!, ¡Incluso si pierdes tu ropa interior, no voy a bajar mis precios!”. Li Yao, sin reservas, golpeó la garra que el Viejo Wang había extendido. Dudó por un segundo y aunque le causaba dolor emocional, sacó y pasó su proyector de hologramas.

Una gran parte de él quería quedarse con el dispositivo para poder estudiar más a fondo la tecnología del chip de cristal plegable de tres capas, pero cuando todo estaba dicho y hecho, el oro y la plata eran más importantes. Estudiar en una escuela secundaria privada era caro. Para poder cultivar, las personas deben comprar píldoras de esencias y equipos auxiliares, compitiendo para aumentar sus capacidades de matanza.

Sin importar qué, al final del año, ser pobre en educación y rico en poder marcial también era válido para liderar el camino del cultivo, ya que es uno que necesita pilas de brillante plata blanca para poder ser completado.

“¡Esto es realmente algo bueno!”.

Estaba claro que el viejo Wang conocía sus cosas. Recibiendo el proyector de hologramas, sus ojos lo barrieron e irradiaban un resplandor de alabanza. Ni siquiera lo probó. En su lugar dijo: “¡Un precio de 9,500!”.

Una calidez burbujeaba desde el fondo del corazón de Li Yao. Este precio no era tan diferente del precio del mercado real de segunda mano. El Viejo Wang le estaba dando a Li Yao un buen precio una vez más.

A pesar de que este viejo compañero tenía la apariencia de un hombre sospechoso, en realidad era la única persona, además de El Viejo, que trataba muy bien a Li Yao. En cada transacción, más o menos agregaba un poco más al precio de Li Yao. Y cada pocos días, le daba a Li Yao un poco de trabajo con un alto salario.

Sin la ayuda del viejo compañero Wang después de la muerte de El Viejo, habría sido muy probable que Li Yao no hubiese podido continuar pagando los costosos honorarios de la escuela secundaria privada.

“No necesito tanto, solo 9,000 está bien. Dale los 500 restantes a la Sra. Wang, solo di que lo ganaste de las cartas. No hace falta ningún agradecimiento, ¿quién me dijo que respetara a los ancianos y cuidara a los jóvenes?. No puedo soportar mirar y ver tu cansado y viejo cuerpo tener que arrodillarse y lavar la ropa en una tabla de lavar. Tengo que llegar a la asamblea de la mañana. ¡Solo deposita el dinero en mi cuenta bancaria!”. Li Yao agitó su mano y saltó lejos.

El viejo Wang de repente gritó tras él: “Espera, pequeño demonio”.

Li Yao se puso de pie y dijo a propósito: “Wow, muere, viejo compañero. ¿No creerás que 500 es muy poco, verdad?”.

“Bah, en el pasado, este viejo estaba un escalón por encima de los maestros modificadores de artefactos de rango superior. En pocos minutos, podía hacer varios millones. Por lo que parece, a este respecto, ¿solo puedes hacer sobras?. Este viejo quería decirte que el examen universitario es en cien días. Tú, jovencito, necesitas tomarlo apropiadamente y ser aceptado en una buena universidad. ¡No creas que ya tienes la habilidad de reparar artefactos!. ¡Conoce la inmensidad del cielo y la tierra!. El mundo es enorme y te darás cuenta cuando vayas a la universidad. ¡Frente a un verdadero Maestro Artífice, tu habilidad actual no vale la pena!”. El viejo Wang rabió.

El corazón de Li Yao, una vez más, se llenó de calidez y agitó vigorosamente su puño: “¡Definitivamente seré aceptado en la universidad, Abuelo Wang!”.