ESM Capítulo 77

0

¡Es oficial! (2)

Gracias a sus reflejos, Lintel pudo levantar su espada a tiempo para bloquear los dos rayos de luz. Sin embargo, a pesar de ser capaz de recibir ese ataque, fue empujado hacia atrás por la gran fuerza del ataque.

“¡Keuk! Qué poder destructivo…”

Las manos de Lintel temblaban y se agitaban. Iron aprovechó la oportunidad para acercarse y atacar con su espada.

¡Clang!

Aunque las manos de Lintel seguían temblando, pudo bloquear el ataque de Iron gracias a su esgrima extremadamente rápida. Sin embargo, la fuerza de la espada de Iron era mucho más fuerte de lo que pensaba inicialmente, por lo que fue empujado hacia atrás a pesar de poder bloquear bien.

Lintel se vio obligado a abandonar su postura relajada y confiada. Rápidamente, hizo uso de su maná con seriedad mientras blandía su espada hacia Iron. Su espada se movía a una velocidad tremenda, como si quisiera mostrarle la verdadera esencia de su esgrim.

“¿Aún puedes bloquear esto?”

Los ojos de Lintel se abrieron de par en par con sorpresa cuando Iron bloqueó con éxito su ataque. La defensa de Iron seguía siendo sólida y firme.

Sabía que su espada era extremadamente rápida. Incluso a Carl Gustav le resultaba difícil bloquear su espada si lo daba todo. Por eso, Carl siempre limitaba el radio de acción de Lintel con sus ondas de choque para evitar que exprimiera su esgrima al máximo.

Sin embargo, Iron era capaz de bloquear fácilmente su esgrima sin tomar ninguna precaución.

“¿Conseguiste algo mientras estabas sellado?”

Pensó que las habilidades de espadachín de Iron seguirían siendo las mismas desde que se estancó durante esos dos años, pero no parecía ser el caso en absoluto. Quería pensar más acerca de ello, pero la situación actual no le daba margen para hacerlo.

Un rayo de luz volvió a brotar de los ojos de Iron. Pero esta vez no salían en línea recta, ya que los rayos de luz seguían todos sus movimientos. Sólo giraba la cabeza hacia la dirección de Lintel, pero desde el punto de vista de éste, su mirada era algo que podía matar. Tenía que evitarlo si no quería morir.

¡Clang! ¡Clang! ¡Clang!

Como para demostrar que su jjambap no fue ganado en vano, Lintel esquivó los rayos de luz mientras lanzaba un ataque tras otro hacia Iron. Intentaba obligar a Iron a abrir una brecha atacándole en serio, pero la defensa de Iron no era ninguna broma.

Extrañamente, el duelo entre Lintel y su rapidísima espada y Iron con sus ojos brillantes duró más de lo que esperaban.

“Heok… heok… ¿No estás cansado?”

Lintel miró a Iron con cansancio. Iron se limitó a sonreírle mientras le mostraba la luz verde que brillaba en su cuerpo. Lintel parecía consternado sólo con ver a Iron recuperar sus fuerzas como un zombi que vuelve a la superficie.

“Son las habilidades de Baepsae”.

“¿Estás rebosante de maná?”

Iron se limitó a sonreír.

“El poder divino y el maná son cosas diferentes”.

Lintel se derrumbó en el suelo agotado al escuchar las palabras de Iron.

En otras palabras, su maná era su maná y su poder divino era su poder divino.

“Uf… Si luchas así, al final te llevarás la victoria”.

Lintel miró a Iron mientras hablaba.

Podía ver que las habilidades de espadachín de Iron todavía estaban un poco atrasadas cuando se comparaban con las de él. También sabía que podía bloquear esos rayos de luz, la habilidad de su bestia divina. Pero eso era sólo si no se combinaban juntos. Una vez que se usaban juntos en una pelea, todo se complicaba. No es que no pudiera ganar, es que no podía ganar de inmediato. Por eso, su lucha se alargó hasta convertirse en una batalla de resistencia, y mientras él seguía cansado, Iron seguía tan enérgico como siempre. Este fue el factor que determinó el resultado de su lucha.

“Salvo el capitán, todos tendrían dificultades para dominarte”.

“Eso es porque eres débil”.

Billie Brandt apareció detrás de ellos con una sonrisa en los labios. Estaba claro que se burlaba de Lintel por haber perdido. Billie Brandt rara vez sonreía, pero siempre que lo hacía era cuando Lintel perdía. Por eso, Iron, que observaba a su lado, mantuvo la boca cerrada y la cara seria.

“¿Ya perdiste con nuestro junior? Eso es patético”.

“¡Ja! ¿Crees que vas a ganar?”

“Eso es un hecho”.

Billie Brandt lo dijo con confianza mientras esperaba que Iron se recuperara por completo.

Al recibir su ansiosa y agobiante mirada, Iron no tuvo más remedio que aceptar. Inmediatamente aceptó hacer de sparring con él mientras restablecía rápidamente su maná y su poder divino.

Al escuchar la noticia de este acontecimiento, una multitud comenzó a reunirse y a congregarse en torno a ellos. Los Fantasmas e incluso los guardabosques, que se acercaron a ellos, acudieron a observar. Incluso Carl Gustav apareció y aceptó personalmente convertirse en el árbitro de su combate.

Carl Gustav se giró para mirar con severidad a Billie Brandt y a Iron antes de levantar la mano.

“Comiencen”.

Billie Brandt se movió en cuanto la mano de Carl bajó.

Su maná, comprimido al límite, voló hacia Iron en un gran despliegue de poder.

Billie aprovechó al máximo la debilidad de Iron. Sabía que aún no podía convertir su maná en maná de acero tan rápido como quería, así que aprovechó la oportunidad para conseguir una victoria.

“¡Booo! ¡Cobarde!”

“¡No puedo creer que un tipo así sea el segundo en la clasificación de los fantasmas!”

“¡Juegas sucio!”

A pesar de la lluvia de maldiciones, Billie Brandt siguió moviéndose y enviando sus ataques.

Todavía no estaba en la 6ª Etapa, por lo que aún no podía atacar a gran velocidad y reducir el proceso de conversión y compresión de su maná a su propio atributo. Sin embargo, podía aprovechar fácilmente la debilidad de Iron con sus ágiles ataques. Ni siquiera le dio a Iron tiempo para respirar mientras seguía lanzando sus ataques uno tras otro.

A pesar de ser capaz de evitar los ataques de Billie Brandt, Iron seguía sin tener tiempo suficiente para lanzar su propio ataque. Lo peor era el hecho de que el ataque de Billie Brandt podía volar hacia él en cualquier momento. Todos podían ver claramente que Billie Brandt se llevaría una victoria fácil esta vez.

Sin embargo, un ataque inesperado voló de repente.

¡Shiiiiing!

“¡Keuk!”

“¡Sí! ¡Eso es!”

Lintel rió felizmente cuando vio a Billie Brandt ser golpeado por los rayos de luz que le hicieron sufrir en el sparring de antes. Se sentía feliz de que Billie también fuera golpeado de la misma manera que él antes.

Y junto con los gritos de Lintel, los Fantasmas, que solían ser golpeados por Billie Brandt, también gritaron con fuerza.

“¡Pégale bien!”

“¡Keuhahaha! ¡Miren cómo se revuelca!”

“¡Kekeke! Se siente bien burlarse de él por una vez”.

Billie Brandt estaba nervioso ante el repentino e inesperado ataque. Lo único que pudo hacer fue rodar por todo el suelo para evitar los ataques consecutivos de los rayos de luz que salían de los ojos de Iron. Y los Fantasmas que observaban esto se reían a carcajadas.

Antes de que se dieran cuenta, Billie Brandt ya estaba cubierto de tierra. Billie se levantó mientras apretaba los dientes con fastidio.

Mientras tanto, Iron voló y le atacó directamente con su espada de maná de acero. Al igual queBillie Brandt antes, Iron también empujó hacia adelante tan fuerte como podía. No quería perder esta brecha y su oportunidad de ganar.

¡Clang! ¡Clang! ¡Clang!

Billie Brandt bloqueó los ataques de Iron. Sabía que Iron estaba intentando aprovechar su momentánea confusión para cerrar la brecha y luchar contra él a corta distancia. Así que saltó rápidamente hacia atrás y amplió la distancia entre ellos.

Pero, sin perder el ritmo, otro rayo de luz salió de los ojos de Iron. Iron también complementó este ataque con su espada mientras golpeaba una y otra vez para presionar a Billie Brandt.

Al final, fue Billie Brandt quien se cansó durante su lucha.

“Tú…”

Los ojos de Billie Brandt se abrieron de par en par al ver que Iron seguía bien y con energía a pesar de luchar constantemente contra él.

“Fufufufu~ Parece que has comido algo de mierda después de sufrir”.

Lintel se burló de Billie Brandt, pero los demás Fantasmas no pudieron reírse en absoluto. Esto se debía a que se habían dado cuenta de que ellos también podían ser derrotados así después de ver la pelea entre Iron y Billie Brandt.

A pesar de la inexperiencia de Iron, los demás sabían que no serían capaces de dominar a alguien que podía reforzar y restaurar fácilmente su maná y vitalidad. Cuando la lucha se prolongara, serían ellos los que perderían. Incluso estaban esos rayos de luz mortales que salían volando de vez en cuando.

“Ja…”

Billie Brandt miró a Iron con cansancio.

Si estaban luchando con sus vidas en la línea, él podría tener una oportunidad de ganar especialmente con su experiencia. Después de todo, las variables siempre ocurrían durante esas batallas desesperadas. Sin embargo, sabía que ganar contra él durante un combate de práctica era casi imposible. Además, a medida que pasara el tiempo, se acostumbraría a la 5ª Etapa y haría aún más difícil ganar contra él.

“¿Ya te has puesto al día?”

Billie Brandt tenía una mirada amarga mientras preguntaba a Iron.

Pensó que aún le quedaría tiempo suficiente a pesar de que Iron ya había alcanzado la 5ª Etapa. No estaban en el mismo estado, por lo que pensó que aún necesitaba mucho tiempo para alcanzar sus niveles, pero parecía que no era así en absoluto. Iron era fuerte incluso sin sus bestias divinas.

Billie Brandt finalmente admitió su derrota mientras le pedía a Iron un apretón de manos. Tras estrechar la mano de Billie, Iron se sintió tímido tras escuchar los vítores y felicitaciones de sus compañeros.

“Por cierto, ¿qué pasó con tus bestias divinas?”

Preguntó Carl Gustav a Iron con curiosidad.

“Debido a las secuelas del sello… todavía están dormidas”.

“Eso… Pero, ¿realmente puedes usar tanto poder aunque estén dormidas?”.

“Creo que esto fue posible porque me acerqué a las bestias divinas”.

Carl Gustav asintió a Iron aunque parecía un poco arrepentido. Pensó que no podría divertirse si las bestias divinas no estuvieran aquí si luchaban. Por supuesto, sabía que no era posible que luchara contra Luna Dual, y mucho menos contra el fénix, pero cuanto más fuertes eran sus oponentes, más se estimulaba su deseo de desafío.

No se sabía si los demás fantasmas tenían las mismas intenciones que Carl Gustav, pero todos parecían también decepcionados.

“¿Sabes cuándo se despertarán?”

“No. En el caso del Fénix, tardó mucho tiempo en limpiar la grieta dimensional, así que tardará mucho tiempo en despertar. Y en el caso de Luna Dual, el hecho de luchar contra la bruja y estar sellado conmigo sobrepasó su fuerza, así que creo que aún tardaría mucho tiempo en despertar…”

“Qué pena”.

Carl Gustav puso sus manos en el hombro de Iron como si estuviera realmente decepcionado.

“Entonces, tengo que deshacer este pesar y aliviarlo contigo”.

“ …¿Disculpe?”

Carl Gustav sonrió a Iron al ver que le miraba sin comprender. Parecía que el chico no se daba cuenta de sus intenciones.

“Has luchado muy bien antes. Pero… no creo que tus habilidades con la espada sean lo suficientemente buenas… Así que, a partir de hoy, te observaré personalmente y entrenaré tus habilidades con la espada.”

“Huh… No tienes que hacer eso…”

“Me siento responsable como jefe de los Fantasmas. Así que, en cuanto recuperes tu maná, lucharás contra mí”.

La expresión de Iron se endureció al escuchar las palabras de Carl Gustav.

‘Apenas gané contra un guerrero afianzado completamente en la quinta etapa, ¿pero quieres que me enfrente al mismísimo Carl Gustav?’

Esto era como mandarlo a morir solo.

Y tal como esperaba, Iron fue golpeado como un desgraciado durante su enfrentamiento con Carl Gustav.

Había una enorme brecha entre la 6ª Etapa y la 5ª Etapa, una que no podía ser superada por ningún poder externo.

A diferencia de los de la 5ª Etapa, que todavía tardaban en poder utilizar plenamente sus habilidades, los de la 6ª Etapa tenían ondas de choque en cada uno de sus golpes de espada. Esto no era algo a lo que él pudiera enfrentarse fácilmente. Además, no tenía suficiente tiempo para recuperar su resistencia y maná usando su poder divino debido a la severidad de los ataques.

Carl Gustav sonrió mientras golpeaba a Iron aquí y allá por primera vez. No pudo evitar sonreír con orgullo mientras el chico aguantaba con su maná de acero y se levantaba persistentemente usando su capacidad de recuperación de maná y resistencia.

Debido a esto, la gente que observaba en los alrededores vitoreó a Iron. Gritaban con fuerza como si se divirtieran viendo esta paliza unilateral. Seguían gritando, esperando que pudiera aguantar más tiempo para que también le golpearan más tiempo.

“¡Iron! ¿Sólo estás a este nivel?”

“¡Oye! Sólo han pasado 30 minutos”.

“¡Aún no he ganado la apuesta! ¿No deberías aguantar otros 30 minutos?”

“¡Ataca al anciano!”

Con el apoyo de los Fantasmas, la paliza infernal bajo la apariencia de un sparring terminó después de que su cuerpo llegara a su límite. Sólo pararon una hora después, ya que el cuerpo de Iron estaba ya agotado.

“Hoo… Hacía mucho tiempo que no calentaba tan bien”.

Carl Gustav miró a Iron con satisfacción.

“A partir de ahora, me haré responsable de ti y te guiaré bien”.

Iron no sabía si estaba satisfecho por haber trabajado después de mucho tiempo, pero sólo desapareció tras dirigir a Iron una mirada que lo aterrorizó.

Los Fantasmas se reunieron para reconfortar a Iron después de escuchar que estaba obligado a someterse a un sparring infernal con Carl Gustav todos los días. Por supuesto, Iron se limitó a mirar a los Fantasmas. Al fin y al cabo, sonreían y se reían mientras él era golpeado como un perro.

Al día siguiente, durante su primer día de sparring. Carl Gustav se tomó su tiempo para entrenar y adiestrar a Iron. Iron pensó que eran sólo palabras vacías, pero realmente se tomó el tiempo para guiarlo bien.

La rutina de entrenamiento de Carl era sencilla. Lo presionaba mucho para que se concentrara profundamente y convirtiera el maná en maná de acero más rápido. Carl seguía diciendo que era una guía, pero en realidad a Iron sólo lo golpeaban como si fuera un saco de boxeo.

Sin embargo, no carecía de mérito. Cuanto más lo golpeaban, más rápido progresaba su conversión de maná. Y su cuerpo empezó a reaccionar de forma natural. Su maná no encajaba bien antes, pero ahora podía convertirlo instintivamente. Su eficiencia y manejo de maná también progresó y se aceleró.

Para poder hacer frente a las ondas de choque de Carl Gustav, su cuerpo se ajustó y adaptó, desde su maná hasta su cuerpo físico, pasando por sus habilidades como espadachín. Todas ellas comenzaron a desarrollarse una a una. Y cuanto más se acostumbraba Iron a esta sensación, más rápido aumentaba su fuerza. Sin embargo, todavía le resultaba difícil soportar el dolor de ser golpeado todos los días.

Un día, no pudo soportarlo y le preguntó a Carl Gustav cuándo terminaría su sufrimiento. Carl le dijo que sólo se separarían cuando alcanzara el nivel medio. Iron se sintió desesperado cuando escuchó esas palabras. Sintió que tendría problemas durante unos meses como mínimo.

¿Quizás Dios se compadeció de Iron?

De repente, se produjo un incidente que detuvo la insensata guía de Carl Gustav.

“¿Cuál es el problema?”

Preguntó Lintel a Carl después de que él y los demás Fantasmas fueran llamados de su propio entrenamiento. Al escuchar la pregunta de Lintel, Carl habló con una mirada solemne.

“Se ha abierto una grieta dimensional… en el Centro.”