ELCL – Cap. 05

0

Capítulo 05: Presidente del Tribunal Supremo (G)

Ciudad Montaña Azufre era un buen lugar. Este es un hecho comúnmente aceptado en el mundo subterráneo.

Para entender qué tipo de lugar era Ciudad Montaña Azufre, uno debe primero entender qué tipo de lugar era el Mundo Subterráneo.

‘Una tierra para exiliados’. Este fue probablemente el entendimiento común entre los que viven en la superficie.

El Mundo Subterráneo era una grieta bajo el continente de Eich. El tamaño total del Mundo Subterráneo era inconmensurable, su geografía era demasiado compleja para ser trazada correctamente. Incluso se dijo que había una ruta en el Mundo Subterráneo que conducía directamente al Abismo del Caos.

Inicialmente, no había muchos residentes aquí, pero a medida que pasaban las eras, se convirtió en una tierra de reunión para los exiliados.

Los elfos habían desterrado a los elfos oscuros, los enanos habían desterrado a los enanos grises y los gnomos habían desterrado a los gnomos salvajes. El 40% de la tribu de los hombres bestia fueron perseguidos por otras facciones en el mundo subterráneo. Incluso los poderosos y grandes dragones persiguieron a los brutales Dragones Rojos y astutos Dragones Negros al exilio aquí. Este era también el lugar donde los Titanes habían desterrado a los Gigantes Volcánicos.

La raza dominante de la superficie, los humanos, no fueron la excepción también. Aunque fueron todos sus hermanos exiliados, era el grupo más complicado de todos, incluidas las brujas, los extremistas, los cultistas, los nigromantes, los revolucionarios, los devotos del demonio, los científicos y demás. Parecía como si el Mundo Subterráneo fuera un terreno de eliminación.

Con el paso del tiempo, las razas del Mundo Subterráneo se volvieron demasiado complicadas para ser calculadas, pero había una regla común aquí.

En el mundo subterráneo, no hubo orden. La fuerza habló más fuerte. Los ganadores lo tenían todo mientras que los perdedores eran esclavizados.

Incluso en la caótica Facción del Caos, este era uno de los lugares más desordenados. Los señores de la ciudad subterránea libraron y lucharon guerras durante todo el año.

Anexaron tierras, robaron raciones, atacaron ciudades y esclavizaron a la población. Por supuesto, los países en la superficie no eran mejores, pero debido a las restricciones de las diferentes religiones que adoraban a los Facción de los Dioses del Orden y los diferentes Consejos de cada país, todavía era principalmente pacífico allí. Sin embargo, en la tierra abandonada por los Dioses, el Mundo Subterráneo, la guerra nunca se había detenido.

Aquellos que fueron capaces de sobrevivir en el caótico mundo subterráneo, cuando se les compara con aquellos en la superficie, estaban lejos de ser débiles.

Bueno, si tuviéramos que usar la analogía de un juego, el Mundo Subterráneo era una zona peligrosa para los niveles altos, que se abriría más adelante en el juego. Solo los jugadores de más de LV40 podían armar grupos para participar.

En la mayoría de las ciudades del Mundo Subterráneo, debido a la presencia de diversas razas, normalmente habría una sola raza dominante que oprimía a las demás.

Pero, Ciudad Montaña Azufre era diferente.

Esta ciudad yacía junto al río Azufre, pero no tenía una larga historia. Era algo más joven que 130 años, y para los ojos de aquellas tribus bendecidas con longevidad, eso no era más que un abrir y cerrar de ojos.

Pero lograron un acto que los Señores de las Ciudades Subterráneas de los alrededores no pudieron lograr durante unos milenios.

No hay guerras aquí, ni nobleza ni opresión.

De hecho, no hay una raza dominante aquí. El Señor de la Ciudad Adam Han, un héroe muy conocido, asumió el solitario trabajo de convertirse en el Señor de la Ciudad. A pesar de que Adam, un humano, era el Señor de la Ciudad aquí, los humanos eran la raza más escasa dentro de la ciudad. Además, no había ni una sola nobleza de la clase dirigente presente aquí.

Y, se dijo en broma que era el tipo de cerebro de músculo. El Señor de la Ciudad era aún más famoso por no tener ningún interés en el poder o la tierra.

A diferencia de los ejércitos de otras ciudades subterráneas, que sumaban decenas de miles, la Ciudad Montaña Azufre solo tenía unos cientos de personas en el ejército de reserva y el equipo de seguridad pública. De hecho, el más fuerte de ellos era el Ejército del Orden y Seguridad del Pueblo, más conocido como Seguridad del Pueblo, que estaba compuesto principalmente por elfos oscuros. Sin embargo, aun así, su escala ni siquiera cruzó la marca 800.

En el caótico mundo subterráneo, los pacifistas eran sinónimo de debiluchos. Con sus espaldas a las minas en la montaña Azufre, junto con su débil fuerza de defensa, naturalmente atrajeron la agresión de los otros señores de la ciudad subterránea.

Pero, después de un par de batallas, nadie se atrevió a poner sus miradas sobre ellos más.

¿La razón? Sus puños eran lo suficientemente fuertes.

¿No hay ejército? En realidad, no había necesidad de uno.

Ein Mezus, el antiguo Dragón Rojo titulado «Desastre de Verón», vivía en las minas de azufre detrás de la Ciudad Montaña Azufre. Este dragón malvado una vez arrasó con docenas de reinos humanos, pero por razones desconocidas, se convirtió en la bestia guardiana de esta ciudad.

Adam Han fue uno de los héroes más reconocidos de esta era; una vez había matado al Emperador No Muerto Lord Yongye[1] y salvó el mundo. Después de venir solo al Mundo Subterráneo, destruyó una ciudad de elfos oscuros con solo la fuerza bruta. Eso eran 40 000 – 50 000 elfos oscuros y cien mil de otras razas. Él mismo fue probablemente el más famoso Asesino de Mil Hombres.

La Gran Santa Magaret, apodado ‘La Niña del Cielo’, era camaradas con Adam en su viaje para sellar al Señor Yongye. Se rumoreaba que era una existencia notable capaz de convocar a un ejército de ángeles por sí misma.

Se dijo que hubo una vez un Lord de la Ciudad del Mundo Subterránea que, mientras se dirigía a atacar la Ciudad Montaña Azufre, fue «persuadido» de irse por una figura prominente sin siquiera ver las murallas de la ciudad…

Se dijo que mientras existieran las tres cabezas de la Ciudad Montaña Azufre, seguiría siendo una fortaleza inexpugnable.

En mi sistema, estos tres compañeros eran LV200-300, con un nivel de super jefe. Sin mencionar la era actual, incluso después de 3 o 4 actualizaciones en mi base de datos de juegos paso a paso, todavía eran personajes extremadamente poderosos, mucho más allá del alcance de aquellos Lores de la Ciudad de LV80-90, apenas en el rango Leyenda.

Fue debido a su fuerte protección que esta ciudad se había convertido en la única tierra limpia en este caótico mundo subterráneo.

Sin embargo, tener solo fuerza militar era insuficiente. La Gran Santa asumió el papel de Jefe de Asuntos Internos y mantuvo la ciudad en buen orden, mientras que el Presidente del Tribuna Supremo Wumianzhe —Yup, ese soy yo— incluso pasó a crear las leyes más equitativas y justas en todo Eich.

En cuanto al Señor de la Ciudad, Adam pasó la mayor parte de su tiempo haciendo lo que solía hacer, siendo un amuleto de mala suerte.

Casualmente, yo, que estaba bastante cerca de las 3 cabezas de la Ciudad Montaña Azufre, me convertí en uno de sus fundadores.

Previamente, cuando fui interrogado por la Seguridad del Pueblo, no mentí. Realmente soy un buen empleado con un trabajo adecuado: ¡El Presidente del Tribunal Supremo de la Ciudad Montaña Azufre!

Aunque mis recuerdos se habían dispersado en su mayoría después de tres muertes, aún logré retener la mayor parte del conocimiento importante.

Como abogado y juez en mi vida anterior, había acumulado conocimientos sobre legislación mucho más allá de esta época. La legislación que había escrito para la Ciudad Montaña Azufre se había convertido en un modelo para todo el mundo subterráneo, y los habitantes de la superficie incluso enviaron académicos para estudiar con nosotros.

¿Los conflictos debido a las diversas razas? Esculpí «I Have A Dream» de Martin Luther King Jr. en los mercados de la ciudad y las puertas de la ciudad, de forma que todos los que entran o salen de la ciudad lo verán. Y este fue solo el primer paso.

Establecí que la discriminación racial es ilegal, y los delincuentes serían severamente tratados. Luego ideé una serie de políticas para enfrentar las tensiones raciales, y traté severamente con un par de tontos que cruzaron mis leyes para dar una severa advertencia a los demás.

Como alguien interesado en sociología, entendí que la sociedad se acostumbraría a la presencia de una regla siempre que obtuviera reconocimiento y acuerdo en la superficie. Después de un tiempo suficiente, sería visto como moralmente correcto.

Como un inmortal no muerto, las únicas cosas que no me faltaba eran el tiempo y la resistencia. Después de pasar largos años tratando de cambiar la mentalidad de otras personas, al menos logré sembrar las ideas de la armonía racial en las mentes de los ciudadanos de la Ciudad Montaña Azufre

La relación comparativamente armoniosa entre las diferentes razas fue la base de la prosperidad de la ciudad, y el siguiente paso sería la seguridad.

¿Matar a una persona y robar sus objetos fue un crimen pesado? En otras ciudades subterráneas, uno podría pagar con dinero por sus crímenes, haciendo que mercaderes ricos y nobles no traten a personas de otras razas con dignidad y respeto apropiados. Aquí, sin embargo, era una pena de muerte no negociable. Bajo la amenaza de fuertes castigos, la seguridad de la ciudad cambió para mejor.

Por supuesto, debe haber suficiente fuerza para poner estas legislaciones en acción, y un grupo de elfos oscuros extraños, que fueron expulsados ​​de su clan por creer en la Luz Sagrada, se convirtió en la piedra angular del equipo de seguridad. Después de dedicar muchos recursos, logré convertirlos en un equipo de Oficiales de Seguridad Pública de confianza de los ciudadanos.

A veces me arrepentía de haber obtenido un equipo tan bueno para la Seguridad del Pueblo. Al darles tanto poder, la dificultad de completar mis misiones diarias fue dos veces más difícil y la frecuencia con la que estoy encerrado en una celda aumenta progresivamente… Cof, Cof, no hablemos de cómo me las arreglé para arruinarme a mi mismo. Sigamos hablando de cómo la sangre y las lágrimas de un trasgresor marcaron el comienzo de una nueva era para la Ciudad Subterránea.

¿Los conflictos religiosos que resultaron en dolores de cabeza de los líderes de otras partes del mundo subterráneo? Este era indudablemente un problema difícil de manejar para otras ciudades debido a la manifestación física de los dioses en el mundo de Eich. Los Señores de la Ciudad del Mundo Subterráneo solían ser creyentes de ciertos Dioses, entonces ¿Cómo se puede confiar en que sean imparciales? Una opresión contra ciertas razas causaría interminables conflictos en la ciudad.

En esta ciudad… entre las tres cabezas, el Dragón Rojo Ein Mezus creía en las monedas de oro, el Señor de la Ciudad Adam Han era conocido por no tener fe, mientras que la Gran Santa creía en el conocimiento y en Adam…

Sí, no lo oíste mal. La Gran Santa ha tenido un «crush» del Gran Héroe por mucho tiempo y este era un hecho bien conocido en todo el mundo. Sin embargo, el tonto parecía ignorarlo. Little Red[2] y yo no podíamos soportar ver la situación por más tiempo, así que destrozamos la recepción de su boda dos veces.

Por supuesto, no pude negar mis motivos ulteriores. Aparte de los Evil Points que gané por causar un caos total, mirar el rostro mudo de Adam al borde de las lágrimas fue realmente gratificante.

Bien, parece que voy a salir del tema. Sigamos hablando del Mundo Subterráneo.

La fe de las tres cabezas no era confiable y si, posiblemente, tuviera fe, probablemente sería «dar a los que pecaron lo que merecen» y «otorgar a los inocentes la protección de la ley» y tal , en el espíritu de la justicia en mi vida anterior. Por lo tanto, hice algo nunca antes visto en la historia de Eich: concedí a los ciudadanos de la Ciudad Montaña Azufre la libertad de la fe.

«La fe es una elección individual. Aunque permitiremos que alguien difunda su fe dentro de la ciudad, ninguna organización religiosa obligará a otros a convertirse a sus creencias. Los que violen esta ley serán exiliados de la Ciudad Montaña Azufre».

En la ciudad, había personas que creían en los demonios, en la Luz Sagrada e incluso en los que creían en Gaia y demás. Había una cantidad increíble de altares y santuarios en la ciudad. Sin embargo, si alguno de ellos tratara de usar la religión como bandera para oprimir a los demás, se enfrentarían a un severo castigo.

Mientras el resto del mundo clandestino lidiaba con conflictos internos, luchando por el poder político, la frecuente guerra de fe entre diferentes iglesias y el saqueo casual de los débiles por parte de los fuertes, nuestra Ciudad Montaña Azufre fue excepcional en el hecho de que era políticamente estable con leyes adecuadas puestas en marcha. Tuvimos una gran eficiencia en el gobierno, pacífica y ordenada. Atrajimos a innumerables talentos y comerciantes, haciendo de nuestra ciudad una próspera que finalmente se hizo conocida como el paraíso del mundo subterráneo.

En realidad, la ciudad no era tan buena. Era solo que las otras Ciudades Subterráneas eran demasiado caóticas: la ciudad se veía mucho mejor en comparación con su entorno.

El caos ya se había convertido en un símbolo de las Ciudades Subterráneas y el Mundo Subterráneo, lo que resultó en muchos recursos y mano de obra para buscar activamente nuestra ciudad, aumentando su prosperidad.

En la superficie, incluso la Iglesia de la Luz Sagrada quedó tan desconcertada por la ciudad pacífica dentro de la tierra del caos que enviaron Caballeros Sagrados y Sacerdotes para recibir enseñanzas de la ciudad. Muchos Caballeros Sagrados estaban desconcertados por la forma en que las diversas razas se llevaban bien, y la mayoría de ellos eligieron estar estacionados en la ciudad por largos períodos de tiempo. Durante su tiempo en la ciudad, estudiaron la ‘Escritura Dotada por la Luz Sagrada’ mientras trataban de difundir la grandeza de la Luz Sagrada e iluminar a los ‘malvados residentes del Mundo Subterráneo’.

Como un lich, el enemigo natural de los Santos Caballeros y Sacerdotes, mi odio por ellos era grandioso. A veces, me siento tentado de quitarme la máscara y decirles que su ‘Escritura dotada por la Luz Sagrada’ fue la creación de un lich malvado para ver si la fe de algunas personas se desmoronaba por ese hecho.

Volvamos al presente. Esta fachada se había convertido en mi mejor tapa mientras me perseguían.

Nadie hubiera esperado que el Presidente del Tribunal Supremo Wumianzhe, justo, imparcial e infalible fuera realmente el Lich Roland, quien a menudo provocaba problemas y era conocido por «tener un tornillo suelto en la cabeza».

Cuando asumí la responsabilidad como jefe de la Corte Suprema, insistí en ponerme la máscara. Debido al poco confiable Sistema Lich Malvado, me maldijeron por no poder mantener mi dignidad, y como juez que tomaría la justicia por su mano, la dignidad y la autoridad eran cruciales.

Después de todo, cualquier legislación sin autoridad o miedo era solo otra hoja de papel.

En este momento, la dignidad que había acumulado a través de los años funcionó sus maravillas.

En este momento, a pesar de estar allí de pie en silencio, los miembros de la Seguridad del Pueblo, bajo largos años de estar bajo mi autoridad, estaban temblando hasta ponerse de pie.

Giré la cabeza y miré hacia la que estaba al frente del equipo, Diana Syfan.

«¡Se-se-señor!»

No había duda de que por el temblor de su voz, definitivamente tenía una conciencia culpable.

Yo era el superior de su superior de su superior de su superior, y esto no solo significa que mi rango oficial era más alto que el de ellos. Eran miembros de la Seguridad del Pueblo, y la Seguridad del Pueblo era una subsidiaria del Tribunal Subordinado, y el Tribunal Subordinado era una subsidiaria del Tribunal Supremo, mientras que yo, Wumianzhe, era el Presidente del Tribunal Supremo.

En la legislación que redacté, como una subsidiaria del Tribunal Subordinado, el Ejército de Seguridad y Orden del Pueblo no tenía los derechos para autorizar un arresto. Solo podían escuchar las órdenes de sus superiores. Tenían que solicitar una aprobación del Tribunal Subordinado para llevar a cabo un arresto, que luego enviaría un informe al Tribunal Supremo. Esto era especialmente así si quisieran llevar a cabo un evento a gran escala en la línea de ‘Rápidamente y en Gran medida, castigaremos severamente a los que cometan crímenes’ para hacer cumplir la ley

Como Presidente del Tribunal Supremo, no recibí un informe de la orden de arresto a gran escala.

«…¿Insubordinación?»

Por supuesto, era un acto de insubordinación. Acababa de bombardear la base de la Seguridad del Pueblo ayer pero habían comenzado con la operación hoy: ¿cómo fue posible que solicitaran una aprobación y recibieran una respuesta en tan poco tiempo? Incluso considerando la presentación de la solicitud, primero tendrían que reunir los documentos requeridos del desorden de su base y ¡Ese era un proyecto bastante grande!

La cara de Diana se volvió blanca en un instante después de escuchar mi murmullo.

«No importa qué tan justa sea la retórica, la aplicación de la ley es un proceso violento. Los agentes del orden público son las herramientas para llevar a cabo actos violentos para el tribunal. Si estas herramientas fueran a tener su propio pensamiento y comenzar a actuar como lo deseen, entonces podría ser hora de deshacerse de estas herramientas».

Esta fue una de mis citas bien conocidas y estaba en la primera página del manual de trabajo de cada miembro de la Seguridad del Pueblo. Sirvió de advertencia.

Supuse que tenían la intención de llevar a cabo una incursión repentina y completar los asuntos administrativos más adelante. En otros días, el Tribunal Subordinado y el Tribunal Supremo simplemente harían la vista gorda, pero no habían previsto mi repentina aparición. Fueron sorprendidos con las manos en la masa en el acto.

Simplemente mirándolos silenciosamente causó que las caras de los elfos oscuros de piel oscura se volvieran de color ceniza, seguramente los puso en una muy buena posición para competir con los no-muertos.

¿Insubordinación? No importa el motivo o el resultado, para un grupo de policías hacer lo que quisieran era un acto muy peligroso. Hoy podrían cometer insubordinación para golpear a otros, pero mañana bien podrían estar cometiendo un golpe de Estado, intentando derrocar el orden actual.

Siguiendo las leyes de la Ciudad Montaña Azufre, aquellos que intentasen sobrepasar su autoridad, incluso en las oraciones más ligeras, serían exiliados de la ciudad.

Los elfos oscuros habían aterrizado en una situación desesperada. Si la persona con la que se encontraron era uno de los otros miembros del Tribunal Suprema, aún podrían negociar con ellos y resolverla en privado. Sin embargo, el hombre que estaba frente a ellos era el ser que milagrosamente había convertido las intangibles leyes de la justicia en un poder real similar a la Luz Sagrada, el verdadero símbolo de la ley. Nunca habían oído hablar de una ocasión en la que se comprometió con aquellos que pisan los límites de la ley.

La cara de la capitana de la Seguridad del Pueblo era amarga, pero era hora de que ella se destacara.

«Después de trabajar tanto durante mucho tiempo y pasando por muchas dificultades, los ‘malvados’ elfos oscuros finalmente lograron recibir el reconocimiento de los ciudadanos. ¿Todo va a vano así? Después de dejar la ciudad, tendremos que salir allí y vivir los días de sangre y asesinatos brutales… ¿Cómo puedo enfrentar a mis hermanas que creyeron en mí así? «

Los labios rojos de la joven estaban sangrando por haber sido mordidos, y sus ojos morados estaban llenos de lágrimas. Pensaron en los días en que lucharon solo por sobrevivir, y pensaron en cómo finalmente pudieron encontrar un hogar feliz y llevar una buena vida después de haber sido exiliados de su clan. Los bellos rostros de los elfos oscuros estaban distorsionados por el dolor.

«Señor… ¡Fue mi decisión individual! Si tiene que castigar a alguien, ¡Por favor, solo hagalo conmigo!» La fuerte Capitana de Seguridad del Pueblo tiró su orgullo y se arrodilló para pedir perdón.

«¡Hermana Diana!»

«¡No es culpa de la hermana mayor, lo hicimos todo por orden de la Ciudad Montaña Azufre!»

«Sí, ¿Qué derechos tiene para castigarnos?»

Rodeando a su capitana, los otros Caballeros de Seguridad del Pueblo estaban ebrios en sus emociones. Algunos de ellos comenzaron a mirarme con enojo, y la situación parecía estar a punto de convertirse en física. Así…

«Encantamiento de la Ley: ¡Silencio!»

Siguiendo el eco de mi voz, una magia misteriosa comenzó a tener efecto. En medio del aire, un mazo de plata cayó, y una reverberación se extendió por toda la parcela de tierra.

A medida que las ondulaciones plateadas viajaban hacia afuera en todas las direcciones, no solo desaparecían todos los sonidos, sino que incluso las intensas emociones de indignación desaparecían.

En este mundo místico, si la fe en el concepto de Orden y Luz Sagrada pudiera transformarse para convertirse en un origen de poder, entonces, ¿cómo podría la fe en la ley y la justicia carecer del apoyo de los poderes sobrenaturales?

Tenía que decirse que mientras estaba en el tribunal y la cuarta Impresión del Alma comenzó a tomar forma, el que estaba más sorprendido era yo. Esto significaba que el código de la ley que yo había creado por sí solo era reconocido por la fuente del mundo y se había convertido en parte de los poderes del Orden.

La ley era el poder de las palabras. Las reglas del mundo eran conocidas como leyes, y como el que controlaba las reglas y el código de la ley, mis palabras podían convertirse en las reglas del mundo.

Y ese era el Encantamiento de la Ley.

Era un arte mágico único que combinaba los conceptos de ley y magia. Aunque era muy diferente del Arte de la Verdad usado por los magos y la rama del mandamiento de las Artes Divinas usadas por los sacerdotes, mientras uno cumpliera los estrictos requisitos para su uso, su destreza era digna de contemplar.

En este momento, estaba lidiando con un caso con esta Seguridad del Pueblo como el acusado y el callejón estrecho como mi tribunal.

Mientras pedía silencio, todos los seres vivientes deben calmarse y escuchar mi verdad.

La resistencia innata de los elfos oscuros contra la magia era inútil frente a mi Encantamiento de la Ley. Nadie fue capaz de escuchar sus palabras o su cuerpo. Sus corazones se sentían como si estuvieran empapados en agua helada mientras sentían un escalofrío correr por su espalda. Todos se callaron en un instante.

Recién ahora recordaron que el hombre que estaba frente a ellos no era solo el Presidente del Tribunal Supremo, sino más aún un gran mago cuyos límites aún no habían sido puestos a prueba.

El Encantamiento de la Ley que había creado combinando la ley y la magia se había convertido en una magia única basada en reglas; su fama se había extendido por todas partes. Atrajo incluso a las grandes cabezas y santos religiosos de la superficie para estudiar. El Tribunal Supremo se había convertido en una tierra sagrada donde solo los poderosos rango Oro podían aprender los secretos del Encantamiento de la Ley.

Creó tres nuevos empleos: Caballero de la Justicia, Juez y Encantador de la Ley. Eran equivalentes a los Caballeros Santos, Cardenales y Monjes de los que la Santa Iglesia estaba tan orgullosa.

«Qué temible… Mi piel resistente a la magia ha sido totalmente ignorada».

«No puedo analizar el nivel de esta magia. De hecho, ni siquiera puedo sentir la pulsación de la magia, pero está al menos en el rango Santo (es decir, la magia utilizada por un Santo)».

En su opinión, desafiar las órdenes significaba comenzar una guerra contra toda la Organización de la Ley de la Ciudad Montaña Azufre. Incluso si trataran de escapar, es posible que no puedan escapar de las manos de los Jueces. Lo que estaba frente a los elfos oscuros parecía ser una situación desesperada en la que muy bien podrían terminar en el exilio.

En vista de tales circunstancias calamitosas, las cabezas de todos cayeron mientras esperaban que aprobara mi veredicto.

«¡Mi Señor! ¡Por favor, considere cómo trabajé para la Ciudad Montaña Azufre durante tantos años! ¡Solo yo merezco el castigo!» Diana se arrodilló con una cara llorosa.

Una respetada Capitana Caballero se había arrodillado; ¿Cómo podrían los otros caballeros seguir estando de pie? Por lo tanto, la vista de un grupo de caballeros arrodillados se desplegó frente a mis ojos.

¡Aiyo! Mirando cuán profunda era su hermandad, comencé a ponerme sentimental.

En realidad, la capitana Diana de la Seguridad del Pueblo también era un Caballero de rango Leyenda LV81, y sus habilidades eran definitivamente superiores a las mías. ¿En cuanto a por qué ella no pudo pararse contra mí? Aparte de su conciencia culpable, era el funcionamiento de mi equipo de grado divino.

Los encantamientos de esta túnica plateada fueron hechos por mí durante la etapa más poderosa de mi vida. Inicialmente, lo había usado principalmente para asustar a otras personas, pero después de convertirme en juez, lo usé principalmente para presionar al acusado. Después de realizar el Encantamiento de la Ley, la túnica mágica de rango Elite se convirtió en una pieza de equipo semi-divino sin razón aparente.

[Equipo Semi-Divino: La Dignidad de la Judicatura (Ligado)]

[Defensa: 10 puntos (Incluso las placas de metal solo tienen 5 puntos de defensa. Una bata mágica de tela para alcanzar este nivel de defensa ya es muy increíble.]

[Habilidad única 1, el auto-juicio del pecador: Induce la culpa dentro de los pecadores, y a medida que pasa el tiempo, caerán más profundamente en un estado de temor e impotencia. Cuanto mayor es el pecado, mayor es el efecto de esta habilidad. Los inocentes están exentos de esta habilidad.]

[Habilidad única 2, el juez desapasionado: el usuario equipado con la máscara tendría su encanto fijado en 100. Resistencia contra la seducción, detección, magia ilusoria y similar +20.]

[Habilidad única 3 no está activado ya que el usuario no cumple con los requisitos básicos].

[Habilidad única 4 no está activado ya que el usuario no cumple con los requisitos básicos].

[Maldición del Equipamiento Divino, Peso del Martillo: El usuario equipado debe tener un trabajo relacionado con el sistema legislativo y debe llevar a cabo su trabajo de forma imparcial. Si tuviera que torcer las leyes por razones personales o hablar falsamente, la túnica de la ley se transformará en un fuego que nunca se apagará, destruyendo el alma y el cuerpo físico del usuario.]

[«Utilice la autoridad otorgada con prudencia. La elección hecha después de que el mazo cae no solo determina el ascenso y la caída de un individuo, sino que representa la dignidad del sistema legislativo y su imparcialidad». – Presidente del Tribunal Supremo Wumianzhe]

En el continente de Eich, los equipos semidivinos y superiores eran problemáticos. Sus habilidades eran específicas aunque fuertes, pero a menudo se pegaban con algún tipo de maldición.

La túnica mágica era exactamente el caso. Otras túnicas ordinarias solo podrían aumentar los efectos de los hechizos emitidos. Sin embargo, no aumentaba la inteligencia, pero a cambio, venía con varias habilidades especiales poderosas.

La primera capacidad única me salvó un montón de problemas mientras estaba en el tribunal. Ya sea un asesino en serie o la cabeza de una tríada, siempre que conserven una pizca de conciencia, todos se convertirán en un grupo de gallinas frente a mí. En cuanto a la segunda capacidad única, me permitió ignorar todos los intentos de descubrir mi verdadera identidad.

En cuanto a la Maldición del Equipamiento Divino, ser incapaz de desafiar las leyes establecidas y no poder mentir era demasiado importante para mí. En primer lugar, estaba soltero y, por lo tanto, no había ninguna razón para desobedecer las leyes por motivos personales.

Dando un paso atrás, si tuviera que participar en una estafa, sería más que suficiente jugar un juego de palabras para engañar a los demás. En cambio, usar mentiras que podrían estar expuestas fueron en realidad menos efectivas.

«No miento, pero esto no significa que seas capaz de comprender el verdadero significado de mis palabras. No me culpes si no entiendes mis palabras». La maldición del equipamento divino podría no funcionar conmigo, pero su poder no se vio afectado.

En este momento, los que hacen cumplir la ley, que creían en la Luz Sagrada, habían excedido su autoridad y estaban llenos de culpa. Bajo la presión mi equipo semi divino, sintieron como si cadenas invisibles estuvieran reteniendo sus cuerpos y empujándolos hacia abajo, haciendo que no pudieran enderezar sus cuerpos.

Estimo que simplemente de pie allí, la presión que la otra parte encontró no sería inferior a la de un dragón, y esto continuaría aumentando a medida que avanzáramos en la evaluación. Sin embargo, al ver las circunstancias actuales, si seguía presionándolas, podría terminar viendo a algunas chicas mojarse los pantalones.

Bien, esto debería ser suficiente. Si llegara a ir demasiado lejos, podrían romperse y hacer algo desesperado. Además, no tenía intención de expulsarlos de la ciudad.

Por lo tanto, di la vuelta para irme, dejando solo unas palabras atrás.

«Pasé por ahí y no vi nada. Mañana, recuerda pedirle a tu capitán que presente el informe».

Al escuchar mis palabras, pude escuchar lágrimas de alegría y gracias de mi espalda.

«¡¡Gracias Mi Lord!!»

Después de doblar la esquina, los elfos oscuros se desplomaron juntos en el suelo, algunos de ellos abrazándose el uno al otro llorando, celebrando las circunstancias peligrosas que acababan de superar. Sonreí bajo mi máscara.

«Lord Wumianzhe puede parecer aterrador, pero en realidad es una persona amable».

«¡Eso me asustó! Momo casi se muere de asfixia. Hermana Anna, deja que Momo descanse un poco sobre ti».

«Tú, no toques como quieras. Deberías ir a buscar a Lilith Milan».

Dejé un pequeño juguete para escuchar su conversación, cof. Quise decir que el viento travieso llevó su discusión a mi oído.

«Escuchar seriamente las quejas de tus subordinados es responsabilidad de un superior. Si no sé quién habla mal de mí, ¿qué pasaría si maltratara a la persona equivocada… Esa chica se llama Stacey, verdad? Ella realmente sabe cómo hablar. Por supuesto que soy una buena persona». Mi humor se elevó significativamente y decidí aliviar su castigo. Sin embargo, en el siguiente instante, supe que mi estado de ánimo empeoraría.

Eso fue porque justo en la calle, mi fiel criada, Elisa, había estado esperando durante mucho tiempo.

«Maestro, ¿qué te pasó? Pensar que en realidad los dejarías…»

«La ley está muerta, pero estamos vivos. Una legislación sin flexibilidad o humanidad solo crearía rencores. Sus acciones y motivos no eran erróneos, es solo que el procedimiento por el que trabajaban era ilegal. Exiliarlos sería ir demasiado lejos. Hasta ahora, mira cómo el gran yo se ocupó de esto perfectamente, sosteniendo la espada del verdugo en lo alto del cielo y bajándola a la ligera. Así es como un verdadero oficial superior debería actuar, aprende un poco».

«¿La verdad?» Sus labios se curvaron en desdén. La doncella con una lengua cruel, mi sirviente leal número uno, una vez más eligió ignorar mi fachada y regocijo.

«…No es divertido jugarlos a la muerte de una vez. Jaja. Realmente gané bastante hoy. No solo mi búsqueda diaria fue un gran éxito, también obtuve una mano y favor sobre la Seguridad del Pueblo. Esas chicas, ¡vean cómo me ocuparé de ustedes mañana! ¡¡¡Realmente se han atrevido a robar el alimento de la boca de mi Ah Bao!?»

Recordaría por siempre a la elfa oscura llamada Diana, esa malvada perra que me había quitado el hueso de Ah Bao.

Mañana, cuando vayas al Tribunal Supremo a presentar el informe, te dejaré entender qué significaba el acoso de un superior. ¡Te dejaré entender cómo era la agresión no violenta, lo que significaba el derramamiento de sangre en la oficina!

¿Alejarlos de la ciudad? Como caballeros elfos oscuros que creían en la Luz Sagrada, probablemente todos ustedes son los únicos en todo el Mundo Subterráneo. ¿No perdería yo un juguete difícil de encontrar y una herramienta útil como esa?

Elisa suspiró sin poder hacer nada.

«Como esperaba, realmente no debería tener expectativas para tu conciencia. Realmente eres malo para tus huesos».

«¡No, soy una buena persona! Algún día, definitivamente convertiré esos Evil Points en Justice Points, y luego trabajaré duro para hacer buenas obras. ¡Entonces, finalmente podré disfrutar de una buena reputación!»

Desde un cierto punto de vista, podría decirse que mi situación actual fue causada por ese caos del Sistema… Tener que hacer malas acciones para ganar puntos, ¿cómo podría ganar una buena reputación haciendo maldades? Incluso tuve que usar una máscara de metal solo para ir a trabajar…

Si solo eso fuera todo. Lo que realmente no podía tolerar era eso…

«…Esa maldita máscara y túnica, para que sea un equipo semi divino. Solo con mirarme, esas hermosas damas están aturdidas por el miedo o sacudiendo sus piernas y orinándose sus pantalones, causándome que todavía no tenga novia a pesar de estar avanzado en edad».

«No, lo que está mal no es la máscara o tu disfraz sino tu cerebro. ¿Un lich no-muerto está buscando novia?… Jeje, ni siquiera puedo reírme de semejante chiste. De acuerdo, escuché que cuando aún eras humano, mantuviste tu virginidad… La realidad puede ser dura, pero por favor no escapes de ella».

«Tsk! No quiero asustarte, pero hay una mujer que dice que quiere casarse conmigo».

«¡Aiyo! ¿Qué necrofílica tendría tal gusto… No, lo entiendo, debe ser una loli ingenua que acordó casarse con alguien después de recibir una paleta. Aunque no seas popular, sino llegar a mentir sólo para satisfacer tu propio orgullo, eso es demasiado lamentable… Aiyaya, maestro, ¿por qué te ves tan horrible? No me digas que Elisa ha adivinado correctamente otra vez.»

«¡Elisa, bastarda! Yo… ¡Quiero ser una buena persona! ¡También quiero tener una novia!»

Por lo tanto… esta vez, los ciudadanos de la Ciudad Montaña Azufre tuvieron el honor de ver las lágrimas del Presidente del Tribunal Supremo.

__________________________________

Nota:

1. Yong Ye significa ‘Noche Eterna’.

2. Little Red es el apodo del Dragón Rojo Ein Mezus.