EAA — Capítulo 95

0

Capítulo 95: El Final de la Competencia (1)


La multitud no sabía qué representaba ese nombre, pero los tres ancianos aguantaron el aliento. Ya habían adivinado que el hombre vestido de negro no era simple, pero pensar que él era el discípulo favorito de esa persona…

“¿Qué? ¿Es el nombre tan impactante, o es que quieres descalificarme?” Ling Ye rió siniestramente con una clara burla en sus ojos, para continuar: “Es una pena que no haya roto ninguna regla, por lo que ni siquiera tienes el derecho de eliminarme. Yo, Ling Ye, definitivamente me convertiré en el campeón de esta competencia.”

No le gustaba la profesión de alquimia, así que no la practicó mucho. Incluso si ese fuera el caso, derrotar a este grupo de tontos arrogantes no sería difícil, pero ¿no sería eso demasiado aburrido? Como él estaba aquí para estropear este evento, debe hacer un completo desastre para que esa gente comprenda que el discípulo de esa persona no era un canalla inútil.

El Anciano Flama y el Anciano He se miraron el uno al otro antes de reír amargamente. Si el campeón de esta competencia fuera a caer sobre el discípulo de esa persona, significaría la pérdida total de cara para esos pocos ancianos.

Porque en aquel entonces, fueron ellos quienes descalificaron a esa persona de la Asamblea de Píldoras.

Justo cuando comenzaron a desesperarse, Mu Ru Yue, quien no había hecho ningún movimiento antes, caminó hacia el horno de píldoras. Ella entrecerró sus ojos cuando observo sus plantas medicinales, antes de colocar con suavidad su palma sobre ellas…

“¿Puede ser que esté tratando de aprender esa técnica y use energía para recuperar sus plantas medicinales?”

“¿Cómo puede esa técnica legendaria ser utilizada por todos?”

“Quizás si ella intenta…”

Todos empezaron a reír mientras veían a Mu Ru Yue.

Ling Ye frunció el ceño mientras sus labios se curvaron en una siniestra sonrisa debajo de la túnica negra. Usó sus ojos para medir a la joven, y una burla indistinta llenó su mirada.

El Anciano Flama y los pocos ojos de anciano se iluminaron, y un pensamiento dominó sus mentes: Quizás esta pequeña niña puede traer un milagro…

Los milagros realmente existían.

En el instante en que Mu Ru Yue colocó su mano sobre la planta medicinal, la planta medicinal previamente marchita comenzó a emitir un débil destello de luz. Cada tallo de la planta se fortaleció por completo y fue al menos una pulgada más grande.

Los que la ridiculizaron quedaron atónitos, con los ojos muy abiertos. Todos observaron conmocionados como si estuvieran frente a un fantasma.

“¡Milagro! ¡Es un milagro! Jajaja!” El Anciano Flama rió con júbilo. Estaba excepcionalmente emocionado y quería reírse a carcajadas hacia el cielo. “Ling Ye, ¿cómo es eso? No eres el único que sabe cómo usar la técnica del uso de la energía para recuperar plantas medicinales. Además, ¿su planta medicinal parecía haber crecido…? ¡Eh! ¿Mucho más grande?”

El Anciano Flama jadeo de asombro al notar que la planta medicinal parecía haber crecido inesperadamente.

¿La planta medicinal de 50 años había cumplido 100 años en tan poco tiempo? Esto… ¿Era ella realmente un monstruo? ¿Desde cuándo la técnica de usar la energía para recuperar plantas medicinales poseía tal efecto?.

“¿Quién es el maestro de este monstruo? Si ese alquimista no es muy conocido y es inferior a mí, tal vez pueda discutir sobre entregarme este discípulo.”

Intensos destellos de luz brillaron en los ojos del Anciano Flama. Había una semilla tan buena frente a él, por lo que si él no hacia ningún movimiento, sería como perforar su propio corazón con un cuchillo.

“¡Hmph!”

La expresión de Ling Ye se volvió pálida. Sus ojos se estrecharon ligeramente cuando un helado destello brilló en sus ojos.

El método de usar la energía para recuperar plantas medicinales fue descubierto por su maestro en un antiguo libro. ¿Quién pudo adivinar que existiría alguien más que también supiera de este método? Parecía que había subestimado a los anfitriones de la Asamblea de Píldoras.

Sin embargo, no importa qué, el campeón de esta Asamblea de Píldoras debe ser él.