EAA — Capítulo 94

0

Capítulo 94: El Misterioso Hombre de Negro


Los competidores fueron a recoger sus plantas medicinales de manera ordenada antes de regresar a sus asientos. Qin Fei Fei miró a Mu Ru Yue antes de reírse y sacar un horno de píldoras.

Un brillante horno de píldoras rojo apareció frente a ella. Después de eso, levantó la palma de su mano con un movimiento suave, haciendo que una llama brillante bailara en su mano.

«Definitivamente voy a vencer a esa chica esta vez.»

Si no, ¿cómo podría tener la cara para seguir quedándose aquí?.

Todos comenzaron a enfocarse en los ingredientes de su píldora una vez que comenzaron a refinar su respectiva píldora. Debido a eso, nadie se dio cuenta que el hombre vestido de negro había sacado discretamente una botella de porcelana. Una pequeña porción de una sustancia inodora e incolora se extendió fuera de esa botella de porcelana, y cuando la sustancia pasó por las plantas medicinales, estas comenzaron a marchitarse gradualmente.

«¿Qué… qué está pasando?»

«¿Por qué mi planta medicinal se secó?»

«Estoy condenado. Todo está terminado…»

La sorpresa pronto se convirtió en desesperación.

Si tuvieran que obtener nuevas plantas medicinales, sin duda se quedarán sin tiempo. ¿Podría ser que hubieran perdido antes de que pudieran competir? ¿Cómo podrían estar dispuestos a que eso suceda?.

«¿¡Qué está pasando!?» La expresión del Anciano Flama se oscureció un poco, levantándose de su asiento mientras dirige su mirada hacia ese hombre vestido de negro. La luz en sus ojos se atenuó gradualmente.

«Previamente sentí que algo andaba mal con ese hombre vestido de negro. ¿Puede ser esto obra suya?”

Pero él no tenía ninguna evidencia, incluso el Anciano Flama no tenía idea de cómo remediar esto. Además, no fueron solo los otros, ya que las plantas medicinales del hombre vestido de negro también se habían marchitado. Si sus plantas medicinales no se marchitaran, entonces habría sido fácil…

El hombre vestido de negro se burló. Él no dejaría que nadie formara su píldora con éxito, incluso si el anfitrión del evento pudiera preparar más plantas medicinales para los participantes. ¡El único que podría ganar esta ronda solo puede ser él!.

«¡No!» Qin Fei Fei miró las marchitas plantas medicinales que tenía delante. Su exquisito rostro palideció durante unos segundos, cuando mordió con fuerza sus labios mientras su cuerpo se estremece. «¿Por qué … por qué sucedió esto? ¡No puedo soportarlo! Ni siquiera entré en las tres primeras posiciones. Quería usar esta ronda para eliminar la desgracia de las rondas anteriores. ¿Por qué ya he perdido las calificaciones para participar en esta competencia?»

Ella estaba realmente insatisfecha, ya que la Asamblea de Píldoras sería realizada solo una vez cada algunos años. Si ella perdiera esta oportunidad, tendría que esperar un largo tiempo antes de volver a competir.

«¡Cough!» El Anciano Flama tosió secamente para atraer la atención. Con una estricta mirada contempló los alrededores, y dijo con calma: «Todos, dado que ha habido cambios en esta competencia, esta competencia durará hasta…»

«¡Espere!»

Ling Tian dio dos pasos hacia adelante antes de que incluso el anciano terminara de hablar. Debajo de la túnica negra, sus labios se curvaron en una ligera curva antes de decir: «Como alquimista, tenemos que adaptarnos a las situaciones. Y como ese es el caso, definitivamente habrá una manera de revitalizar las plantas medicinales marchitas.»

«¿Tienes una forma de hacer eso?» Preguntó el Anciano Flama con una oscura expresión.

Ling Tian rió, pero no dijo nada más y volvió a su asiento. Entonces, él levantó su mano con lentitud.

Sus dedos eran delgados y apuestos, con una estructura ósea distintiva. Una débil luz verde fue emitida desde su palma y gradualmente entró en la planta medicinal, y segundos después, la planta medicinal marchita recuperó algo de vitalidad poco después.

«¡El legendario método de usar energía para recuperar plantas medicinales!» El Anciano He se levantó bruscamente con su rostro pálido, sin dejar de observar a Ling Tian. «Eres el discípulo de esa persona.»

«Así es, soy el discípulo de esa persona. Además, mi nombre no es Ling Tian.» Su apariencia había sido cubierta por la túnica negra para que nadie pudiera ver su expresión. «Tu deberías reconocer mi nombre. ¡Soy el discípulo orgulloso de esa persona, Ling Ye!”