EAA — Capítulo 89

0

Capítulo 89: Este Mundo es Ahora una Fantasía (1)


“¡Cough! ¡Cough!”

Después de dos toses secas, todo el lugar recuperó su tranquilidad.

El Anciano He inspeccionó los alrededores con una mirada estricta, y después de ver que todos hicieron silencio, sonrió y continuó: “Muy bien, todos entren a la arena de la competencia, anunciaré las reglas para la primera ronda.”

Cuando la multitud escuchó sus palabras, entraron en orden a la arena de la competencia.

“La primera ronda de la competencia es extremadamente simple: diferenciar plantas medicinales. He preparado muchas plantas medicinales para cada uno de ustedes, solo tienen que enumerar al menos cinco de las características de las plantas medicinales y una fórmula de cualquier píldora. El límite de tiempo será el tiempo que se tarda en quemar una varilla de incienso, y cualquier persona que no pueda completar esta tarea en ese período de tiempo será eliminada. Bien, ¡que comience la competencia!”

Al decir eso, el Anciano He cerró los ojos para descansar mientras la primera prueba tomaba lugar. Alguien inmediatamente encendió un palo de incienso frente a él, por lo que después de eso, la fragancia del incienso impregnó la nariz de todos, haciendo que quisieran quedarse dormidos.

Todos estaban asombrados, ya que era muy probable que fuera el incienso para dormir más famoso, uno capaz de hacer que el inhalador entrará en un estado de ensueño. Parecía que esta competencia no solo probaba su habilidad con los medicamentos, sino que también pondrían a prueba su fuerza de voluntad.

Al instante, algunas personas comenzaron a pellizcarse brutalmente las piernas antes de ser obligadas a quedarse dormidas debido a la fragancia.

Solo había cuatro personas que mantuvieron su estado habitual entre la multitud.

Dos de ellas eran Mu Ru Yue y Qin Fei Fei, aunque también estaba un jovencito delicado y apuesto. Ese joven estaba de pie con ojos tan deslumbrantes como la luz de las estrellas, siempre enfocados en las plantas medicinales que tenía delante.

Si se describiera a ese joven, las palabras correctas serían que, cuando te fijabas en él, creerás estar observando un mundo encantador. También era como un bambú erguido en el bosque, tan hipnótico que la atención de todos no podía evitar ser atraída hacia él.

“La capacidad de Qin Fei Fei de la Familia Qin y el nieto del presidente para resistir el incienso durmiente es incuestionable, pero ¿y los orígenes de los otros dos? ¿Puede ser que se convertirán en los caballos negros de esta competencia?”

El Anciano Flama se acarició la barba mientras observa a Mu Ru Yue, justo antes de detener su mirada en una persona con una túnica negra no muy lejos de ella. No se sabía por qué, pero cuando miró a ese hombre vestido de negro, se sintió un poco incómodo.

“¿Por qué el aura de ese hombre me hace sentir incómodo? Parece que debería enviar a alguien para verificar sus orígenes.”

El Anciano Flama no pensó mucho en él y retiró su mirada mientras continúa observando a los jóvenes de abajo con una clara felicidad en sus ojos.

“Esa pequeña niña no es simple, esto demuestra que su mentalidad es genial para poder resistir el incienso durmiente. ¿Un Rango Medio en la Etapa Humana? ¡Jeje! Esta competencia se está volviendo cada vez más interesante.”

Él también se estaba emocionando cada vez más…

“Correcto”. Qin Fei Fei detuvo su pluma antes de caminar hacia los tres ancianos, los jueces de esta competencia. Luego, con respeto, entregó su papel mientras decía: “Para los tres ancianos, estas son mis respuestas.”

“Entonces, es Fei Fei”. El Anciano He sonrió y dijo: “Solo tienes que dejar el papel allí antes de regresar a tu lugar.”

“Sí, Anciano He.”

Qin Fei Fei se retiró lentamente.

Además, dado que ella fue la primera en entregar el papel, causó una conmoción.

“Es Qin Fei Fei, realmente es rápida. El campeonato debería ser suyo esta vez.”

“¡Jaja! No olvides que todavía está el Joven Qing Yu, el nieto del presidente cuya habilidad no debe ser subestimada.”

“No importa qué, todavía fue Qin Fei Fei de la Familia Qin quien obtuvo la ventaja en velocidad.”

Bajo la discusión de la multitud, los otros también entregaron su respectivo papel.

Qing Yu tomó su papel y caminó hacia adelante con una leve sonrisa en su hermoso rostro, asintiendo con la cabeza hacia los tres ancianos antes de regresar. En ese momento, solo había una pequeña porción de personas que no habían entregado su papel…

Apple: Publicare 6 más esta noche, ya que no publique nada en Semana Santa 😛