EAA — Capítulo 81

0

Capítulo 81: El Encantador Feng Jing Tian (3)


«Lo siento, pero no me interesan los chicos afeminados». Mu Ru Yue levantó la cabeza mientras observa al hombre frente a ella con una frialdad indescriptible en los ojos.

Feng Jing Tian extendió sus manos, resignado. «En ese caso, no hay otro camino.»

¡Hong!

Una fría y poderosa aura surgió del cuerpo de Feng Jing Tian, quien también emitía una fuerte intención de matar antes de cargar con rapidez hacia Mu Ru Yue.

En ese momento, un par de manos abrazaron la cintura de Mu Ru Yue y la llevaron a un abrazo. Después de eso, Yan Jin extendió con tranquilidad su mano, creando un rayo negro que salió disparado hacia Feng Jing Tian.

Cuando los dos poderes colisionaron, por un momento causó que la montaña entera temblara un par de veces.

«Niña, dame el Loto de Nieve de Nueve Hojas.» Yan Jin levantó su mirada para mirar al hombre monstruoso que estaba parado no muy lejos de él. La complexión de su hermoso rostro era ligeramente pálida.

¡Él era un experto!.

A pesar de que Mu Ru Yue no sabía lo que Yan Jin quería hacer, aún le entrego el Loto de Nieve de Nueve Hojas.

Yan Jin, sin decir más, agarró el Loto de Nieve de Nueve Hojas y se lo tragó entero.

¡Hong!

Un poder tiránico surgió de su cuerpo, creando directamente un avance en su fuerza.

«Una Bestia Humana con metamorfosis». Feng Jing Tian entrecerró levemente los ojos… Había una bestia espiritual tan poderosa en la posesión de esta mujer, realmente la había menospreciado. Pero al final, ¿no sería más interesante?.

«Mujer, de repente me di cuenta de que eres muy interesante.»

Feng Jing Tian rió de repente cuando sus ojos observaron directamente a Mu Ru Yue.

«Es una pena que nunca estare interesada en ti.» El rostro de Mu Ru Yue era frío mientras decía, «Yan Jin, no lo mates. Quiero saber quién es la mente maestra.»

Sin embargo, no era necesario interrogarlo con tortura, porque ella ya sabía que solo la Familia Mu haría esto.

Yan Jin ligeramente entrecerró los ojos mientras la frialdad se deslizaba en sus ojos. Después, saltó hacia Feng Jing Tian mientras revela una espada curva de color negro.

La hoja curva emitió un deslumbrante destello cuando golpeó hacia el costado de Feng Jing Tian. Este último, al ver el ataque, movió su cuerpo hacia un lado, evitando por poco el golpe.

¡Hmph!

Yan Jin resopló con frialdad cuando noto que su primer movimiento no fue efectivo, aumentando la fuerza de su próximo ataque.

Mu Ru Yue, que aún estaba detrás de ellos, observó la intensa batalla. No se sabía lo que estaba pensando, pero mientras se alejaba, Feng Jing Tian encontró una oportunidad para atacar a Yan Jin y cargar rápidamente hacia Mu Ru Yue, aprovechando el momento en que Yan Jin esquivó su ataque.

«¡Alto!» Gritó Yan Jin con furia mientras un rastro de luz asesina brilla en sus ojos.

¿Cómo podía dejar que alguien la lastimara? ¡Debe cortar su cadáver en incontables piezas!.

Un ligero viento apareció en el lugar, haciendo que el pelo de Mu Ru Yue se agitara. De esta forma, se expuso un lunar rojo en forma de mariposa detrás de las orejas de Mu Ru Yue. En el momento en que Feng Jing Tian vio ese lunar, se detuvo.

¡Peng!

Justo cuando Feng Jing Tian se quedó aturdido, Yan Jin lo pateó directamente en el pecho, por lo que lo envió volando hasta que se estrelló contra un árbol, aún aturdido por lo que había visto.

«¿Fuiste tú quien me salvó hace tres años cuando me hirieron de gravedad, e inadvertidamente ingresé en la Mansión Mu?»

Definitivamente recordaba ese lunar rojo.

Cuando su conciencia estaba nublada, y aún adormecido, vio que una niña con un lunar rojo en forma de mariposa lo había ayudado a curar sus heridas antes de desmayarse. Cuando se despertó, vio a Mu Yi Xue de la Familia Mu, por lo que él tomó a Mu Yi Xue como su salvadora.

«¿Hace tres años?» Mu Ri Yue frunció el ceño. Había solo un unos pocos recuerdos de ese entonces, así que no era de extrañar que sintiera que parecía familiar. Pero no importaba lo que la Mu Ru Yue anterior había hecho, no tenía nada que ver con ella.