EAA — Capítulo 8

0

Capítulo 8: Cayó desde el Cielo


La decidida expresión de la joven era tan deslumbrante que hizo que Yan Jin estrechara un poco sus profundos ojos, con una oscuridad que haría que la gente se sintiera sofocada cuando los mirara.

Él rió entre dientes. Con sus cejas levantadas, sus ojos eran tan oscuros como la noche de luna nueva.

“¿Estás consciente de cuál es nuestro contrato? ¡Es la clase más dominante de contrato entre un maestro y un esclavo! ¡A menos que termines el contrato entre este Mayor y tú misma, cuando usted muera, este Mayor también va a morir con usted!”

Si no fuera por eso, él no habría estado tan enojado.

Por supuesto, él tampoco quería irse de inmediato, ya que la joven chica era la propietaria del Libro de Alquimia. Su poder sería capaz de ayudarlo a recuperarse más rápido que estando él por su cuenta.

Mu Ru Yue levantó sus cejas. ¿Eso significa que él estaba de acuerdo con sus términos?

“Resaltarías demasiado si me sigues de esta forma.”

Sus palabras significaban que él tenía que esconderse en las sombras y desaparecer.

Pero con la personalidad de Yan Jin, ¿como podría estar dispuesto a permanecer en las sombras?

“Eso no sería demasiado problema para este Mayor.”

Yan Jin levantó sus pestañas dominantes, similares a espadas, cuando un destello de luz negro envolvió su cuerpo. Poco a poco, su cuerpo se encogió y transformó en una pequeña bestia negra del tamaño de una palma.

La apariencia del cuerpo de la pequeña bestia era brillante, translúcida y suave como un dulce gelatinoso. Era realmente adorable. Los dos grandes ojos acuosos en la bestia del tamaño de la palma de una mano daban la impresión de tener agua en ellos.

Era sorprendente que esa pequeña bestia, capaz de causar devastación y caos, fuera un guapo y dominante hombre.

“Esta es tu forma original.” Mu Ru Yue pellizco el suave y flexible cuerpo de la pequeña bestia, sus ojos llenos de felicidad.

En un segundo, Yan Jin, quien parecía haber sido alcanzado por un rayo, se congeló en el lugar. Un sospechoso color rojo apareció en su cuerpo. Juzgando por la locación, y comparándolo con el cuerpo humano, ese lugar debía ser su trasero.

¿Su trasero fue pellizcado dos veces por una adolescente?

Sin embargo, Mu Ru Yue no era consciente de sus acciones, así que ella no tenía intenciones de dejarlo ir. Yan Jin rechino sus dientes con odio. Si él estuviera en su forma humana, su hermoso rostro estaría cubierto por un rubor rojo.

“Vamonos. Primero, debemos echar un vistazo a los alrededores.”

La Real Ciudad Fénix mostró una próspera atmósfera.

La joven chica caminó a través de las concurridas calles, siendo el objeto de algunas miradas frías. Era evidente que ella había llegado a un mundo diferente que, además, era similar a Hua Xia.

Incluso con los recuerdos de la Mu Ru Yue anterior, ese mundo era completamente extraño para ella.

“Pero definitivamente regresare hacia dónde pertenezco, a no ser que muera durante el camino” Ella pellizcó con fuerza un par de veces el suave cuerpo de la pequeña bestia en su brazo. Mu Ru Yue levantó su mirada, la cual poseía una firmeza que no concordaba con su adorable rostro.

La pequeña bestia la miró enojado. Pensando acerca de los anteriores pellizcos, sus ojos se llenaron con lágrimas de humillación.

¿Que podía hacer? ¡Para recuperar sus poderes, él tenía que aguantar!

“Niña, ¿hacia dónde nos dirigimos ahora?”

La voz dominante de Yan Jin resonó en su mente, haciendo que Mu Ru Yue levantara las cejas. “Deja de hablar.”

“Este Mayor se está comunicando contigo a través de tu espíritu” Yan Jin rodó los ojos con una mueca en su rostro. Era como si estuviera hablando con un campesino que no sabía nada.

Pero Mu Ru Yue no discutió con él. Levantó ligeramente los ojos con destellos en su mirada.

“Estoy pensando en maneras de ganar dinero.”

Ella necesitaba crear píldoras. Los principales componentes en la fabricación de las píldoras eran los hornos de píldoras e ingredientes que requieren dinero para comprar, pero ella era tan pobre que no poseía absolutamente nada de dinero.

En ese momento, Mu Ru Yue estaba pasando cerca del más lujoso restaurante de la Ciudad Fénix, llamado Xiang Yu. Pero de pronto escuchó un alboroto arriba de ella. Ella no era consciente de lo que estaba pasando cuando fue golpeada por algo.

Hiss!

El dolor de tener a sus huesos bajo presión hizo que Mu Ru Yue tomará una bocanada de aire frío. Sus cejas se unieron cuando frunció el ceño mientras, al mismo tiempo, levanta la cabeza para saber qué la golpeó, observando de inmediato a un hermoso hombre frente a ella.

En ese instante, ella entendió lo que era ser absolutamente deslumbrante, lo que era tener una apariencia que pudiera aturdir a cualquiera…