EAA — Capítulo 70

0

Capítulo 70: Una Predeterminada Relación Imperial (3)


Al ver a Ji Ru Ya enterrar su cabeza en sus manos y llorar, Mu Ru Yue no sabía qué decir. Ella también tuvo una desafortunada vida anterior: sus manos estaban cubiertas de sangre, pero también entendió que la riqueza mal habida no debería obtenerse. Además, si nadie la provocaba, naturalmente ella no provocaría; si alguien la ofende, ella no sería tan amable como para permitir que alguien la intimidara.

Mu Ru Yu de repente sonrió fríamente. ‘¿No fue la muerte en su vida anterior lo mismo? No saber lo que posees no es un crimen, pero atesorar un anillo de jade se convierte en un crimen. A esa gente no le importó perder tantos meses persiguiéndome por ese antiguo Libro de la Alquimia.’

“Señorita Mu”. Ji Ru Ya dejó de llorar y levantó los ojos llorosos para mirar a Mu Ru Yue antes de continuar: “Recientemente he visto a mi primo, él también ha entrado al palacio y se ha convertido en un capitán de los guardias. Ya he desistido de mi venganza, solo quiero salir del palacio con él y encontrar un área desierta para vivir el resto de mi vida felizmente con él.”

“¿Realmente estás renunciando a la venganza?” Mu Ru Yue miró con curiosidad a Ji Ru Ya, claramente sintió que su corazón sentía odio. ¿Cómo podía ella renunciar tan fácilmente?.

“Eso es correcto, me he rendido porque creo que la Señorita Mu me vengará.” Ji Ru Yue se rió entre dientes, antes de expresar un sutil encanto cuando se rió con su rostro manchado de lágrimas. “Entiendo cómo funciona la Familia Mu… Sin duda, no se darán por vencidos con un genio como tú. Para Mu Qing, si un genio no puede ser utilizado por él o que tal genio no escuche sus órdenes, entonces él los aplastara antes de que puedan tomar represalias en el futuro. Él es un hombre de corazón vicioso, ¿cómo puede la Señorita Mu simplemente dejarle hacer lo que le plazca en ese momento? Por lo tanto, Mu Qing morirá bajo tus manos en el futuro cercano.”

Era innegable que Ji Ru Ya era una chica inteligente, ya que podía dejar en claro la situación en un corto período de tiempo. Ji Ru Ya tenía el presentimiento de que, en el futuro, Mu Ru Yue no se quedaría en este pequeño Reino Zi Yue y se dirigiría a tierras más grandes.

“¿Esta es la razón por la que me buscaste?” Las cejas de Mu Ru Yue se levantaron, impresionada por Ji Ru Ya. Si Mu Qing tuviera intenciones asesinas, entonces la Familia Mu sería realmente exterminada por ella.

“Eso es correcto.” Ji Ra Ya levantó ligeramente sus bellos ojos para mirar fijamente la joven, la cual era portadora de una tierna apariencia. “Mi motivo es permitir que Mu Qing reciba retribución y hacerle comprender que hay un ciclo de karma, todas sus malas acciones le serán devueltas. No es tan importante para mí exigir personalmente mi venganza, porque actualmente todo lo que quiero hacer es recorrer el mundo con mi primo. Señorita Mu, ¿puedes prometerme algo? Si te conviertes en una persona fuerte y poderosa que excede el poder del Clan Real, ¿puedes hacer que ese viejo Emperador devuelva mi libertad?”

Lo que dijo fue correcto: El odio había enterrado por completo su personalidad. Como tarde o temprano alguien se haría cargo de la Familia Mu, ella debería soltar su venganza y vagar por el mundo con su primo.

Todavía tendría que llevar personalmente los recuerdos con sus padres, lo que les permitiría ver la caída de su enemigo cuando se ocuparan de Mu Qing.

Al ver la mirada llena de esperanza de Ji Ru Ya, Mu Ru Yue suspiró… La Consorte Imperial Ya era realmente una persona lamentable. Era solo el destino que jugaba con la gente, haciendo que una chica originalmente afortunada cayera a tal estado.

“Me ayudaste una vez en el palacio, así que te lo prometo: si llega un día en que mis poderes excedan al Clan Real, definitivamente te ayudaré a salir del palacio con tu prometido. Esta es mi deuda contigo.”

Los ojos de Ji Ru Ya se iluminaron, y se levantó de su asiento antes de caminar delante de Mu Ru Yue, inclinándose profundamente hacia ella mientras le decía en agradecimiento, “Señorita Mu, por favor acepte una reverencia de mi parte primero. Si se me concede la capacidad de abandonar el palacio, definitivamente no olvidaré tu benevolencia. Si a partir de ahora necesita ayuda, yo, Ji Ru Ya, haré todo lo posible para ayudarla.”