EAA — Capítulo 63

0

Capítulo 63: La Llegada de Tian Yuan


En el salón de la Familia Mu, Tian Yuan podía escuchar sonidos extraños que provenían de lejos y de forma inconsciente frunció sus cejas, antes de decir con sarcasmo: «Tu hija es increíble al poder hacer que el sonido de los juegos de té siendo destruidos viaje tan rápido.»

La cara de Mu Qing se enrojeció, pero no supo cómo responder a ese comentario, y solo sonrió como disculpa para preguntar: «Gran Maestro Tian Yuan, ¿qué lo trae aquí hoy?»

Colocando su taza de té en la mesa, Tian Yuan lo miró con calma. «He venido a buscar a Mu Ru Yue. ¿No fuiste a buscarla para invitarla a la familia?”

«Acerca de eso…» Mu Qing se secó el sudor frío antes de responder respetuosamente «La he localizado, pero ella no estaba dispuesta a regresar y parecía estar bajo un maestro que era descuidado, tanto en vestimenta como en modales. Fue ese anciano quien le prohibió interactuar con mi Familia Mu… Además, no le dio importancia a la Secta Qing Yun, ya que dijo que si la Secta Qing Yun les iba a molestar, los haría gritar y suplicar misericordia para irse a casa con vida.»

Tian Yuan sonrió fríamente. No sabía cuán creíbles eran las palabras de Mu Qing, pero esa chica debía estar bajo su Secta Qing Yun. A nadie se le podía permitir robarla de la secta.

«Dime su ubicación.»

Mu Qing pudo ver que Tian Yuan no creía completamente sus palabras, ¡pero aún planeaba dirigirse personalmente hacia el lugar! Parecía que el viejo estaba dispuesto a actuar.

Al pensar en eso, Mu Qing le dijo con rapidez la dirección de la Residencia Mu a Tian Yuan. Como Tian Yuan no sabía que Wu Yu tenía alojamiento en la Ciudad Fénix, no pensaba en absoluto que el anciano, descuidado tanto en vestimenta como en modales, fuera en realidad el Gran Maestro Wu Yu.

¿Qué tan altas eran las expectativas del Gran Maestro Wu Yu? A pesar de que el talento de Mu Ru Yue no era malo, todavía debería ser muy difícil para ella entrar en los ojos de ese anciano.

Actualmente, en la Residencia Mu, Mu Ru Yue acababa de levantarse y tenía que dar la bienvenida a un invitado que, sin embargo, no había sido invitado.

Tal vez fue por la relación de Ye Tian Feng y Mu Ting Er que ella no tenía buenos sentimientos hacia Tian Yuan, y como ella no sabía por qué había venido, convocó espiritualmente a Yan Jin.

Poco después, una sombra negra rápidamente se lanzó al abrazo de Mu Ru Yue. Yan Jin miró a Mu Ru Yue con un sentimiento de dolor, ya que ella lo había dejado en la Familia Mu durante tanto tiempo, pero solo lo había convocado hasta ahora.

«Niña de la Familia Mu, yo planeo reclutarte como mi discípula. ¿Qué opinas?» Tian Yuan ni siquiera miró a la pequeña bestia negra en su abrazo, sólo alzó la vista para mirar a la joven frente a él.

Mirando tal postura arrogante, parecía que para él, ser su discípula era un asunto glorioso.

«Mis disculpas, pero ya tengo un maestro». Mu Ru Yue sonrió antes de reírse fríamente. «Por lo tanto, no puedo reconocerte como mi maestro.»

Tian Yuan frunció el ceño antes de relajarse y decir: «Eso se puede resolver fácilmente, todo lo que necesito hacer es entregarte una botella de Píldoras de bajo rango en Etapa Tierra para comprarte como mi discípulo. ¿Qué harás después de eso?»

Los alquimistas se clasificaron en las etapas Humano, Tierra, Mundano, Celestial y Divino. Era imposible llegar a la Etapa Divina y uno podía contar con una sola mano a aquellos que ya habían alcanzado la Etapa Celestial. Las píldoras en Etapa Mundano ya eran extremadamente valiosas, y aquellas en Etapa Tierra eran como un tesoro invaluable para la gente común, por lo que Tian Yuan estaba extremadamente confiado con sus pastillas.

«¿Son realmente increíbles las píldoras en Etapa Tierra, de bajo rango?» Mu Ru Yue sonrió a Tian Yuan, pues ella podía fabricar un par de docenas de esas píldoras en tal etapa en solo una sesión de creación de píldoras.

«La medicina de Etapa Tierra es definitivamente sorprendente, no solo puede curar heridas, sino que también puede recuperar la energía de los practicantes marciales e incluso puede permitir un avance en las etapas marciales. ¿Dónde está la ubicación actual de tu maestro? Vamos a buscarlo ahora.»

Mu Ru Yue negó con la cabeza ya que encontraba esa situación demasiado divertida. Justo cuando quería responderle, se escuchó una voz anciana desde el frente de la casa de Mu Ru Yue. «¿Quién me está buscando? ¿Y para qué?”