EAA — Capítulo 60

0

Capítulo 60: La Miserable Mu Yi Xue


No había nadie en la Secta Qing Yun que no conociera el temperamento de este anciano. Él no era alguien con quien pudieras razonar… Si no lo provocas, estarías bien. Pero si lo provocas, sin importar tu identidad, él nunca razonaría contigo. También era bien sabido que es excesivamente protector con aquellos que le agradaban.

Hubo un momento en que uno de sus ayudantes fue secuestrado por alguien cuando salió a recoger algunas plantas medicinales. Ese anciano corrió de inmediato en su ayuda, y antes de permitir que el responsable se disculpe, él golpeó sin piedad a los responsables, casi causando que pierdan su vida.

A partir de entonces, incluso si se tratara de un simple ayudante, si la persona tenía la insignia de la Secta Qing Yun entonces nadie se metería con ellos.

“¡No vayas demasiado lejos!” Mu Qing apretó los dientes mientras continuaba brutalmente, “La Ciudad Fénix no es tuya. No olvides que recientemente, también hay personas de la Secta Qing Yun que aún se encuentran en la ciudad, y yo tengo una buena relación con la Secta Qing Yun. Si no se disculpa con mi hija, le pediré a un miembro de la Secta Qing Yun que busque justicia para mí.”

‘¿Secta Qing Yun?’

Mu Ru Yue no pudo evitar sonreír. ¿Esto no cuenta como levantar una roca para aplastar tu pie? En la Secta Qing Yun, no parecía haber nadie que se atreviera a encontrar problemas con el Gran Maestro Wu Yu por alguien como Mu Qing.

“¡Jajaja!” Wu Yu rió. “Bien, muy bien. Esperaré a que esas personas actúen en tu nombre. ¿Cómo puedo yo, Wu Yu, temer a esas basuras de la Secta Qing Yun?”

En comparación con Wu Yu, las personas como Tian Yuan eran basura, por lo que no se molestó en darles importancia. Teniendo en cuenta las agallas de Tian Yuan, incluso si hubiera diez de él, no se atrevería a buscar problemas con él.

Después de todo, la fuerza de Tian Yuan no era la más fuerte en la Secta Qing Yun.

“¡Solo espera!” Mu Qing resopló con frialdad antes de dirigir su mirada hacia Mu Yi Xue. “Xue’er, ¡vamos!”

Había tratado con educación al anciano, pero él se atrevió a golpear a su hija frente a él. ¿No era esto un insulto directo?.

Tal vez su poder era realmente alto, pero ¿cómo podría estar más allá de la fuerza de la Secta Qing Yun? Si pudiera obtener con éxito la ayuda del Gran Maestro Tian Yuan, ¿no sería capaz de enseñarle una lección?.

Actualmente, Mu Qing no sabía que la persona a la que acababa de ofender era alguien a quien Tian Yuan no podía ofender. De lo contrario, incluso si le dieran cien agallas, no se atrevería a actuar tan arrogantemente delante de él.

“Padre, ¿lo estamos dejando así?”, Preguntó enojada Mu Yi Xue.

“¿Dejando así? ¿Cómo podría? Sentí ondulaciones de energía desde el cuerpo de ese anciano, pero no pude ver su nivel de cultivación. La única razón por la que esto es posible es si su fuerza es significativamente mayor que la mía. No puedo permitirme ofender a ese tipo de experto, pero definitivamente habrá alguien que puede. ¡Tranquila! ¡juro que definitivamente buscaré venganza por nosotros dos!”

Pero Mu Qing realmente se arrepintió de haber traído a Mu Yi Xue. Si no, no habría ofendido a Mu Ru Yue.

Noche.

La luz de la luna brilla a través de las hojas de los árboles y entra débilmente en una habitación.

Una figura plateada apareció en la habitación a través de la ventana y miró siniestramente a la joven que dormía plácidamente. De repente, la joven pareció sentir algo y abruptamente abrió los ojos. En este momento, un trapo apestoso fue colocado en su boca antes de que una tormenta de ataques aterrizara en ella…

Todas las calles y callejones difundieron este incidente al día siguiente.

“Oye, ¿oíste? Anoche, la tercera Joven Maestra de la Familia Mu, Mu Yi Xue, fue violentamente golpeada por alguien. ¡Tsk! ¡Tsk! ¡Tsk!, ¿A quién ofendió para que alguien quiera golpearla tan brutalmente, hasta el punto en que su cara se asemejara a un cerdo?”

“La tercera Joven Maestra de la Familia Mu siempre ha sido arrogante, opresora y es una testaruda inigualable. Por lo general, ofende a mucha gente… Quizás ella ofendió a alguien a quien no podía ofender, lo que llevó a tal resultado. ¡Jajaja!”

“Parece que como persona, debes mantener un perfil bajo. Si no, terminaras como la tercera Joven Maestra de la Familia Mu y ofenderías a alguien a quien no deberías ofender…”