EAA — Capítulo 58

0

Capítulo 58: ¿De Donde Proviene Ese Hombre?


La piel de Mu Yi Xue se enrojeció, y justo cuando estaba a punto de discutir, Mu Qing le gritó: “¡Xue’er!”

Xue’er era demasiado insensible y había olvidado su propósito al venir aquí.

Aunque estaba enojada, Mu Yi Xue solo pudo reprimir con fuerza su ira. Miró ferozmente a Mu Ru Yue, quien estaba sentada en silencio a un lado, pero no dijo nada más.

“Yue’er, Xue’er no es sensata… Como su hermana mayor, no deberías molestarte con sus acciones.” Mu Qing volvió la cabeza hacia Mu Ru Yue antes de decir con remordimiento: “Padre te defraudó, así que estoy aquí para llevarte a casa. No te preocupes, me reivindicare a partir de ahora. ¿Podemos ir a casa juntos?”

Mu Qing miró sinceramente a Mu Ru Yue. Aquellos que no lo conocían pensarían que él era un buen padre que rebajó su estatus para traer a su hija a casa.

Pero, ¿cómo podría Mu Ru Yue creerle tan fácilmente?.

Mu Ru Yue se rió entre dientes mientras una fría intención apareció en sus ojos. “Li Lu, envía a los invitados fuera. No doy la bienvenida a los miembros de la Familia Mu aquí.”

“Sí, señorita.”

Li Lu ya estaba disgustado con Mu Qing y Mu Yi Xue. Si no fuera porque tenía que esperar la orden de Mu Ru Yue, ya los habría arrojado fuera de la casa.

Sin embargo, en ese instante la expresión de Mu Qing cambió; él no había esperado tal resultado. Incluso después de haber abandonado su estatus para invitarla a la familia otra vez, esta chica aún no estuvo de acuerdo.

“Patriarca de la Familia Mu y tercera Joven Maestra, ¿por qué siguen de pie ahí? ¿No escucharon las palabras de la Maestra? ¿Podría ser que insistan con manchar el lugar de sangre antes de estar dispuestos a irse?” Li Lu frunció el ceño mientras hablaba sin cuidado.

La expresión de Mu Qing se oscureció. “Señor Li, incluso si usted es el hijo de un general, aún no tiene derecho de preocuparse por los asuntos de mi Familia Mu.”

“Eso es interesante, ¿desde cuando me importan los asuntos de tu familia?” Li Lu fingió confusión, como si realmente no supiera nada. “Claramente estoy ayudando a mi Maestra a ahuyentar a algunas criaturas desvergonzadas. ¿Qué tiene que ver con tu Familia Mu? Mi Maestra no es miembro de la Familia Mu.”

“¡Tú…!” La tez de Mu Qing se puso pálida cuando su instinto asesino estalló desde todo su cuerpo. “Yue’er, ¿realmente insistes en no volver a la Familia Mu?”

Mu Ru Yue bostezo mientras observaba con una expresión indiferente al rostro de Mu Qing; ella permaneció en silencio. Mu Qing, sin embargo, pudo leer su decisión de su expresión.

Como ella no estaba dispuesta, él solo podía hacer un movimiento…

Un destello de luz brilló en los ojos de Mu Qing, pero justo cuando quería llevar a casa a Mu Ru Yue a la fuerza, se escuchó una voz apresurada. “¡Mi discípulo, mi buen discípulo! ¿Puedes prestarme tu horno por un tiempo?”

Un anciano avanzó rápidamente y apareció en un abrir y cerrar de ojos frente a Mu Ru Yue.

Este anciano vestía ropa de lujo, pero tenía el pelo blanco y parecía recién salido de un basurero. Su cuerpo también estaba cubierto de polvo y un olor penetrante podría ser percibido a su alrededor.

Mu Yi Xue frunció sus elegantes cejas con disgusto mientras agita su mano, diciendo, “¿De dónde viene este mendigo? Él es tan sucio. ¡Me está disgustando hasta la muerte e incluso se atreve a actuar con tanta normalidad frente a mí!”

“¿Mendigo?”

Al escuchar eso, el anciano dejó de moverse antes de girar la cabeza para mirar a la adorable y encantadora Mu Yi Xue. Él parpadeó antes de señalarse y preguntó: “¿Te estás refiriendo a mí?”

Mu Yi Xue frunció el ceño con frialdad, tenía una clara expresión de disgusto en su rostro. “¿Quién podría ser, sino tu? ¿Podría ser que ni siquiera sabes tu lugar? Es una blasfemia para mí el intercambiar palabra con un mendigo como tú.”

“¡Tos! ¡Tos!”

Mu Ru Yue no pudo evitar toser cuando descubrió que la escena actual era realmente hilarante, observando los acontecimientos con ojos eufóricos.

¿El gran Jefe Alquimista de la Secta Qing Yun, el Gran Maestro Wu Yu, fue confundido con un mendigo? Esta debería ser la primera vez que un anciano ha sido tratado con tal desdén.