EAA — Capítulo 57

0

Capítulo 57: Inesperado Crecimiento de Sentimientos (8)


Le resultaba difícil creer que un hombre tan guapo y sumiso pudiera ser el rumorado Rey Fantasma, cuya apariencia era, según los rumores, igual a la de un fantasma. Pero esa… esa persona frente a él y el Rey Fantasma eran básicamente dos personas diferentes.

«¿Hay alguna necesidad de que te mienta?» Preguntó Mu Ru Yue, encogiéndose de hombros.

«Pero…» Li Lu fue incapaz de hablar por un momento antes de murmurar: «Esos rumores se originaron en el palacio, así que pensé que eran genuinos.»

«¿El palacio?» Mu Ru Yue entrecerró los ojos, parecía que era hora de investigar la fuente de esos rumores. «No nos preocupemos por eso ahora… Li Lu, ¿cuántos expertos puedes reunir para mí dentro de tres meses?”

«Si es con las Píldoras de Purificación como una condición, puedo reunir un centenar de expertos entre la Quinta y la Octava Etapa Marcial. La Píldora de Purificación no tiene mucha utilidad para los expertos por encima de la octava etapa.»

«Bien, te daré tres meses.»

Ella haría todo lo posible para aumentar su fuerza en tres meses…

Justo cuando Li Lu se dio la vuelta para irse, llegó la Familia Mu…

Cuando Mu Yi Xue miró a Ye Wu Chen, que estaba al lado de Mu Ru Yue, parecía haberse enamorado de tal rostro. Era incapaz de apartar su mirada de él.

El joven tenía el cabello tan negro como la tinta, y su piel era tan blanca que parecía casi translúcida. Tenía unos claros ojos con una ligera ignorancia a sus actuales contratiempos. Sus labios eran elegantes y parecían haber sido esculpidos por Cupido.

La mirada del joven descansaba continuamente en Mu Ru Yue, lleno de una sensación de confianza, era como si sus ojos solo pudieran sostener a esa chica en su mirada.

Mu Yi Xue apretó los puños con celos, sus largas uñas perdieron su color cuando la armoniosa vista frente a ella se veía increíblemente penetrante. Ella quería matar a Mu Ru Yue y tomar su lugar.

«Señor, ¿quién es usted? ¿Por qué estás con mi hermana mayor?» Mu Yi Xue apretó los dientes, preguntando furiosamente. Miró a Mu Ru Yue antes de dirigir su mirada hacia Ye Wu Chen.

Ye Wu Chen la miró un poco aprensivo antes de decir: «Mi esposa, esa loca mujer es demasiado aterradora. ¿Puedes alejarla?”

¿Mujer loca? El rostro encantador de Mu Yi Xue cambió ligeramente. Si no fuera por Mu Qing, quien hizo un gesto con los ojos para que ella detuviera sus acciones impulsivas, se habría adelantado para tomar a ese joven a su lado.

«Señor, no soy una mujer loca, pero la mujer a tu lado sí lo es.»

«¡Xue’er!» Mu Qing la miró. Si él supiera que ella sería tan impetuosa, entonces definitivamente no habría dejado que ella lo acompañara… Después de todo, el propósito de su llegada era convencer a Mu Ru Yue de regresar a la familia.

Los ojos de Mu Yi Xue ardieron con furia, pero no dijo nada más y solo miró a Mu Ru Yue con celos.

«Mi esposa es una buena persona y no esta loca» La cara de Ye Wu Chen se puso roja por la ira, hasta el punto en que la rabia llenó sus ojos. «Si continúas intimidando a mi esposa, te mataré.»

Mu Ru Yue estaba atónita mientras observa a Ye Wu Chen, quien tenía una clara intención asesina en sus ojos. Ella preguntó con asombro, «¿Wu Chen?»

En su corazón, Ye Wu Chen era limpio y hermoso, como un niño inocente. ¿Quién sabía que podría albergar intenciones de matar?.

«Una vez, padre me dijo que un verdadero hombre debe proteger a su esposa. Y soy un verdadero hombre, así que si alguien intimida a mi esposa, la mataré. ¡Definitivamente la mataré!» Ye Wu Chen miró a Mu Yi Xue mientras gritaba de rabia.

Si alguien más dijera eso, quizás Mu Ru Yue no lo creería. Pero como era Ye Wu Chen, no pudo evitar creer que lo haría, incluso si no podía lograrlo.

Su corazón de repente floreció con una sensación indescriptible.

«Wu Chen, no dejes que su sangre ensucie tus manos.» Mu Ru Yue gentilmente tomó su mano y dijo, sonriendo, «Yo puedo manejar los asesinatos. Eres la única persona pura en este mundo, así que no dejaré que la sangre ensucie tus manos.»