EAA — Capítulo 55

0

Capítulo 55: Inesperado Crecimiento de Sentimientos (6)


“¡Vamos!”

Mu Qing dio media vuelta y se dirigió hacia la entrada de la mansión. Como resultado, no percibió el vicioso destello en los ojos de la joven hija.

Esa perra, Mu Ru Yue, había hecho que su Hermana Mayor Ting Er cayera en un estado tan terrible. ¿Qué derecho tenía ella para regresar a la Familia Mu? Definitivamente no permitiría que esa perra de perverso corazón vuelva a entrar en la familia.

Además….

Mu Yi Xue sólo necesitaba recordar a ese apuesto e inocente joven, y el odio en su corazón hacia Mu Ru Yue se intensificaba aún más.

En la “Residencia Mu”, Mu Ru Yue sostuvo su cabeza en sus manos mientras se sentaba perezosamente en una silla. La luz del sol en el cielo le impedía abrir los ojos, por lo que solo podía entrecerrarlos para mirar el cielo azul.

“¡Mi esposa! ¡Mi esposa!”

De repente, se escuchó una inocente voz en el frente de su casa.

Cuando ella cambió su mirada hacia el origen de la voz, vio al instante a Ye Wu Chen corriendo, euforico, hacia ella. Su hermoso rostro tenía una sonrisa pura y celestial, e incluso sus claros ojos estaban llenos de felicidad.

“¡Mi esposa, mira lo que te traje hoy!”

Wu Chen abrió su mano, y un collar hecho de perlas de jade verdes apareció en su palma. Le entregó el collar a Mu Ru Yue. “Mi esposa, pensé que estas perlas se veían muy bien, así que las colgué en un collar para ti. ¿Te gusta?”

Mu Ru Yue se conmovió con los pensamientos de Ye Wu Chen y tomó el collar, para después dirigir su atención hacia abajo para echarle un vistazo a esas perlas de color verde, similares al jade.

Estas perlas eran diferentes, pues eran brillantes y translúcidas perlas que emiten un aura de vitalidad.

“¿Fruto del Árbol de las Gemas? ¿Son estas frutas de un Árbol de las Gemas?”

El exterior de las perlas en las manos de Mu Ru Yue era similar al de otras perlas, pero en realidad eran frutos de un Árbol de las Gemas.

Mu Ru Yue tomó una perla del Árbol de Gemas del collar antes de preguntar con entusiasmo: “Wu Chen, ¿dónde encontraste este Fruto del Árbol de las Gemas?”

Ye Wu Chen parpadeó mientras observa con curiosidad a Mu Ru Yue, preguntando, “¿Qué es una Fruta del Árbol de las Gemas?”

“Un Fruto del Árbol de las Gemas es una fruta que contiene mucha energía en ella, así que es diferente de las plantas medicinales. Por lo general, los practicantes de artes marciales no consumen píldoras casualmente para ayudarlos en su camino, ya que siempre tendrán leves efectos secundarios que podrían afectar su cultivo en el futuro. Pero un Fruto del Árbol de las Gemas es diferente. Una vez que lo consumes, el practicante de artes marciales puede pasar directamente a la siguiente etapa.”

Si este no fuera el caso, ella no estaría tan agitada.

Después de decir todo eso, Mu Ru Yue no pudo evitar reírse y sacudir la cabeza. No importa cuánto le explicara, Ye Wu Chen probablemente no podría entender sus palabras.

Y como era de esperar, Ye Wu Chen parpadeó confundido después de escuchar sus palabras antes de decir: “No sé nada sobre los Frutos del Árbol de las Gemas, solo encontré estas perlas antes y planeé dárselas a mi futura esposa. Como eres mi esposa, este collar es tuyo.”

En la oscuridad, un hombre vestido de negro que sigue a Ye Wu Chen casi cae al suelo después de escuchar sus palabras.

‘Maestro, habías buscado amargamente los Frutos del Árbol de las Gemas para dárselo a tu futura señora, pero usaste tal razonamiento indirecto. ¿Qué quisiste decir con que es para tu futura esposa? Parece que antes de conocer a la jovencita ante ti, nunca pensaste en casarte.’

‘Además, esa jovencita no parece aceptar al maestro. ¿Cuándo se volvió natural para el maestro llamarla ‘esposa’? En cualquier caso, el ambiente en la Mansión del Rey Fantasma quizás estara más animado… ‘

En ese momento, se podía ver a una figura corriendo desde la entrada de la casa hacia ellos. Cuando Li Lu vio a Mu Ru Yue, dio un suspiro de alivio interiormente antes de decir con dolor: “Señora, ¿no quería que le sirviera con lealtad? Desapareció después de la competencia y me obligó a buscarla durante tanto tiempo. Si no fuera por el hecho de que alguien hubiera encontrado tu paradero, no hubiera podido encontrarte tan rápido.”