EAA — Capítulo 41

0

Capítulo 41: Separación (3)


Ye Wu Chen frunció el ceño mientras observa a Mu Ru Yue. Con una expresión en blanco en su hermoso rostro, y ojos claros que eran totalmente puros, su mirada era tan celestial que podía hacer dudar a la gente sobre si ese tipo de mirada realmente puede existir. Él preguntó: «Mi esposa, ¿quién es este hombre? ¿Por qué me llamó señor? ¿Qué es un señor? ¿Se puede comer? Ese hombre es un idiota… ¿Él me preguntó por qué estoy aquí? Por supuesto, he venido a buscar a mi esposa. ¿Por qué lo buscaría a él? Escuché de otros que usted no es una buena persona que posee la costumbre de explotar a las personas.»

Al escuchar esas palabras, Mu Qing no necesitó adivinar más.

«¡Delincuente! ¿Has olvidado que te estás casando con el Rey Fantasma? ¿¡Cómo puedes tener una relación con otro hombre!? ¡Yo debo disciplinarte inmediatamente sobre las virtudes de una mujer!”

Mu Qing levantó la mano para golpear a Mu Ru Yue. Pero en este momento, Ye Wu Chen se volvió y observó a Mu Qing.

¡Plaf!

De repente, Mu Qing se arrodilló abruptamente ante Mu Ru Yue.

«Mi esposa, ¿por qué este hombre se arrodilló frente a ti?» Ye Wu Chen parpadeó con sus ojos inocentes, como si nada hubiera sucedido.

Cuando su mirada se encontró con la mirada llena de sospecha de Mu Ru Yue, su corazón dio un vuelco. ‘Tal vez lo haya exagerado. ¿Puede ser que ella lo haya visto?’

«¿Mi esposa?» Ye Wu Chen parpadeó mientras miraba a Mu Ru Yue con una mirada inocente y seductora.

Al ver que parecía como si realmente no supiera lo que había sucedido, Mu Ru Yue retiró su mirada suspicaz. Ella pudo haberse equivocado durante esa fracción de segundo.

‘Si Ye Wu Chen realmente está fingiendo, entonces el nivel de engaño de este hombre definitivamente no será bajo.’

Al pensar en eso, sonrió a Mu Qing, quien todavía estaba arrodillado. «Padre, por favor levántate. Realmente me estás torturando así. ¡Oh! Es cierto, las palabras ‘virtudes de una mujer’ deberían ser enviadas a la hermana Ting Er en su lugar. Ella era soltera, pero ya le había dado su inocencia a Ye Tian Feng. O ¿esas acciones eran propias de una mujer virtuosa? Además, ¿no fue ese asunto aprobado silenciosamente por padre?”

Aunque estaba sonriendo, no había nada que pareciera capaz de hacer que desapareciera la frialdad dentro de sus ojos.

De hecho, había un poco de sudor frío en la cabeza de Mu Qing, el cual fluía hacia abajo. Apretó con fuerza su puño mientras se levanta. Esa humillación perforó brutalmente su corazón.

«¡Mu Ru Yue!», Gritó enojado Mu Qing. «¡Arrodíllate inmediatamente, ahora!»

Pareciendo no escuchar los gritos de Mu Qing, los labios de Mu Ru Yue se curvaron en una leve sonrisa con burla sin disimulo en sus ojos.

«¡De acuerdo! ¡Muy bien!» Mu Qing estaba tan enojado que se rió en su lugar. «Como eres tan indisciplinada, te expulsaré de la Familia Mu y erradicaré tu nombre del registro familiar.»

Pensó que esas palabras asustarían a Mu Ru Yue, lo que haría que ella se arrodillara ante él, suplicando perdón. Pero ella no lo hizo, al contrario, solo le sonrió. Esa sonrisa lo puso ansioso.

«Está bien, esa decisión es genial, ya que no quiero seguir quedándome en este lugar de todos modos.»

Como si no viera a Mu Qing, Mu Ru Yue se dio la vuelta con una sonrisa, arrastrando a Ye Wu Chen mientras se marchaba sin palabras.

¡Explosión!

Mu Qing levantó la palma de su mano y la estrelló contra una mesa, haciéndola partir por la mitad. No pareció sentir ningún dolor en su mano, ya que no dejó de mirar fijamente a la figura de Mu Ru Yue, alejándose sin mirar atrás. Con los dientes apretados, gritó, «¡Mu Ru Yue! ¡Te arrepentirás de hacer esto!”

‘¿Arrepentirme?’ Mu Ru Yue sonrió. ‘No he lamentado nada desde el día en que nací.’

«Padre». Mu Yi Xue miró aturdido la parte posterior de Ye Wu Chen mientras decía arrogantemente: «Me gusta ese hombre. Quiero casarme con él.»