EAA — Capítulo 38

0

Capítulo 38: La Caída de la Reputación de Mu Ting Er (2)


Mu Qing se enojó porque no sabía lo que estaba pasando. Ting Er, generalmente obediente, había pronunciado palabras tan venenosas de manera muy repentina.

Al escuchar las burlas en su entorno, Mu Ting Er se despertó gradualmente. Cuando recordó lo que había dicho, su expresión cambió en el instante que cayó al suelo.

‘¿Por qué? ¿Por qué pasó esto?’

Ella se veía como una demonio en este momento. ‘He dicho las palabras que generalmente mantengo encerradas en mi corazón.’

Actualmente, en un restaurante, Wu Yu, quien vio una escena así, se tragó el contenido en su copa de vino. No pudo contener la risa mientras comenta: “No esperaba que ella usara esa píldora de la verdad que acababa de fabricar. Incluso si hay personas que dirían que fue incriminada, habrá plebeyos que no les creerán, ya que ese es el poder de las palabras. Esa chica de la Familia Mu sufrirá a partir de ahora.”

A juzgar por la personalidad de Mu Ru Yue, la Familia Mu ya no debería acosarla.

“¡No!” En la multitud, Mu Ting Er abrazó su cabeza y gritó: “¡No dije eso! ¡Definitivamente no fui yo!”

“¡Ting Er!”

Ye Tian Feng estaba tan ansioso que no le importaba Tian Yuan, corriendo al lado de Ting Er para abrazarla con fuerza. “¡Ting Er, cálmate!”

Las lágrimas de Mu Ting Er salieron sin control desde sus ojos. “Su alteza, esa no fui yo. Alguien me está inculpando. Definitivamente debe haber alguien detrás de esto. Su Alteza, debe ayudarme a corregir esta injusticia.”

“Está bien, no te preocupes. Definitivamente ayudaré a ser tu juez y devolveré tu inocencia.”

‘Su Ting Er era tan amable, entonces, ¿cómo pudo decir esas palabras? Alguien debe estar involucrado en esto.’

Al escuchar las palabras de Mu Ting Er, Mu Qing salió de su conmoción mientras señalaba a Mu Ru Yue y gritaba, “¿¡Fuiste tú, verdad!? ¿Le hiciste algo a Ting Er? Debes ser tú quien lastimó a Ting Er por celos.”

¡Pffff!

Quién sabía que una vez dijera esas palabras, una risa inapropiada resonaría en los alrededores.

Ji Ru Ya parecía no haber escuchado una broma tan risible en su vida. Con diversión en sus ojos, comentó: “Es realmente extraño. Mu Ru Yue está tan lejos de Mu Ting Er, ¿cómo podría incriminarla? Patriarca de la Familia Mu, ¿es Mu Ting Er en realidad su hija, mientras que Mu Ru Yue fue escogida en las calles? Pero tal parece que quien fue recogida en las calles es Mu Ting Er por su apariencia. Su Majestad, ¿no cree que su sirviente tiene razón?”

“Lo que sea que diga mi querida concubina es lo correcto.”

El Emperador de Zi Yue ya estaba aturdido por su voz conmovedora, por lo que, naturalmente, lo que ella dijera era correcto.

“Patriarca de la Familia Mu, observa, incluso Su Majestad estuvo de acuerdo con mis palabras.” Ji Ru Ya rió con encanto, la niebla se formó en sus labios ligeramente entreabiertos.

Un destello tenue apareció en los ojos de Mu Qing cuando sintió que la Concubina Imperial Ya, parecía estar ayudando a Mu Ru Yue.

‘¿Por qué?’

Recordó que Mu Ru Yue rara vez salía de la mansión, así que ¿cómo podía tener alguna relación con la Concubina Imperial Ya? Con la personalidad de la Concubina Imperial Ya, ella no debería ayudar al azar.

“¡Padre!” Mu Ting Er se cubrió la cara con las manos y las lágrimas brotaron de los espacios entre sus dedos.

Esta fue la peor humillación que había experimentado en su vida.

Por otra parte, Mu Ting Er creía que después de hoy, definitivamente sería burlada por la gente del Reino de Zi Yue. ¿Cómo podría soportar eso?.

La actual Mu Ting Er tenía una probada de lo que era ser despreciada por la gente, al igual que la joven Mu Ru Yue, quien había sido envenenada por ella, lo que resultó en la profanación de su talento innato.

“Joven Maestra Zhang…” Después de que Mu Ting Er se encontró con la mirada despreciable de Zhang Ya Xin, su corazón se hundió, pero ella no sabía qué decir.

Zhang Ya Xin resopló con frialdad. “La Joven Maestra Mu es muy gentil, amable e ingeniosa. ¿Cómo puede una persona estúpida como yo hablar contigo? ¿No voy a pasar mi estupidez a la Joven Maestra Mu entonces?”