EAA — Capítulo 272

0

Capítulo 272: El más fuerte de la Familia Feng (5)


Feng Jing Tian rió antes de fijar su mirada en Mu Ru Yue, con una expresión compleja. Tampoco sabía por qué había traído a esta mujer sin corazón aquí… ¿Para que ella avanzara al Reino Xiantian? Una vez que lo hiciera, el sello se rompería. Entonces, ella dejaría a la Familia Feng para siempre, y él ya no tendría la oportunidad de conseguir su corazón…

“¡Jaja!” El espíritu también rió de repente. Apretó los puños con fuerza mientras una sus etéreos ojos destellaban con interés. “¡Genio! Esta chica es definitivamente un talento. No había visto una semilla con una iluminación tan fuerte en al menos mil años. Mocoso Feng, su talento es mucho mejor que el tuyo, y si este viejo no estuviera usando su espíritu a la fuerza para permanecer aquí confiando en este extraño poder Xiantiano, haría lo posible por reclutarla como mi aprendiz”.

‘Es una lástima, si hubiera conocido a esta chica antes, quizás la tomaría como mi aprendiz sin importar las consecuencias.’

“Pero…” El espíritu parpadeó, girando su cabeza hacia Feng Jing Tian, “Mocoso, ¿has sellado sus poderes? No puede ser, a menos… ¿Es que a esta chica no le gustas? ¡Jaja! Así que usaste este método para mantenerla aquí, ¿verdad? Tú eres al menos el genuino sucesor de Huo Hun. Para forzar a una chica, si que le diste cara a tus ancestros”.

Huo Hun agitó la cabeza mientras observaba con desprecio a Feng Jing Tian como si lo odiara por ser un hierro que no pudiera convertirse en acero. Este mocoso había tirado por el desagüe la cara de incontables miles de años de historia de la Familia Feng.

El rostro de Feng Jing Tian enrojeció entonces, captando el sarcasmo y desprecio de su ancestro. Era como si su antepasado hubiera visto a través de sus pensamientos. Justo cuando quería explicarse, Mu Ru Yue, quien estaba siendo iluminada sobre algunas cuestiones sobre el Reino Xiantian, abrió de repente sus ojos.

“Señor, gracias por la lección.”

La mirada de Mu Ru Yue pasó por el rostro de Feng Jing Tian y aterrizó en el de Huo Hun, quien rió. “Pequeña, aquella iluminación no tuvo nada que ver conmigo. De hecho, tiene todo que ver contigo. Si no he adivinado mal, tu poder actual debería estar en el Reino Cuasi-Xiantian, es una pena que haya sido sellado por este mocoso. Sólo soy un espíritu persistente que no puede hacer mucho; de lo contrario, te ayudaría a romper el sello. Es una suerte, sin embargo, ya que has sentido la herencia de este lugar, por lo que serás capaz de avanzar al Reino Xiantian en un par de meses. En ese momento, el sello se romperá de forma natural”.

Esta pequeña niña haría una mejora tan drástica después de ser capaz de aceptar la iluminación de tantos expertos Xiantianos mientras aún estaba en el Reino Cuasi-Xiantian. Después de pasar al Reino Xiantian, su futuro cultivo sería muy exitoso con las condiciones adecuadas. Ya no se enfrentaría a ningún cuello de botella, y aunque Mu Ru Yue no se llevaba bien con Feng Jing Tian, seguía siendo muy respetuosa con el anciano que había vivido durante un tiempo desconocido.

“Mayor, de haber interrumpido antes mi iluminación, no tendría la oportunidad de hacer tal avance en mi cultivo. De cualquier forma, debo agradecerte por ello”.

“¡Jaja!” Huo Hun rió a carcajadas. “Pequeña, a este viejo le gusta mucho tu personalidad, es una lástima que este mocoso de la Familia Feng se haya excedido. No pediré mucho, solo que no aniquiles a mi Familia Feng en el futuro, en consideración a mis acciones hoy”.

Al decir eso, Huo Hun suspiró discretamente.

Esta chica estaba destinada a ser extraordinaria, a ser un dragón que vagaría por este continente en el futuro. Esperaba que ella no aniquilara a la Familia Feng como agradecimiento a lo sucedido hoy…

Mu Ru Yue sonrió, ya que entiende los pensamientos de este viejo. Y debido a eso, no le prometió nada a Huo Hun, ya que ¿quién sabría lo que pasaría en el futuro? Con respecto a tales asuntos, ella no haría promesas que no pudiera cumplir.

“Mayor, puedo prometer que si nadie de la Familia Feng me provoca, naturalmente no haré ningún movimiento en contra de ellos. Pero si la Familia Feng me ofende excesivamente, yo, Mu Ru Yue, ¡no soy una persona que se someterá a cualquier clase de humillación!”.