EAA — Capítulo 267

0

Capítulo 267: Crisis por Doquier (7)


El Patriarca gritó cuando sintió un dolor desgarrador y se dio la vuelta para golpear a Ye Wu Chen.

Ye Wu Chen no lo esquivó y en su lugar realizó un contraataque.

¡Pfft!

Su mano penetró el pecho del Patriarca, atravesando con fuerza un corazón que goteó sangre.

“¡Tu vida será tu pago por rescatar a Nangong Zi Feng!”

Su voz era siniestra y fría, llena de intenciones asesinas.

Los ojos del Patriarca se abrieron con asombro. No había esperado que ni siquiera tuviera la oportunidad de escapar, pensando que al menos podría mantener su vida.

Además, aún no había descubierto cómo Ye Wu Chen se volvió tan fuerte… ya no tendría tiempo para pensar en eso ahora. Si tuviera una segunda oportunidad, definitivamente se mantendría fuera de la vista de Ye Wu Chen para siempre.

Ye Wu Chen se dio la vuelta lentamente, mirando la noche silenciosa, con un corazón pesado…

“¡Mu’er!”

Sus pensamientos habían estado confundidos debido a la furia, calmandose después de golpear violentamente a Nangong Zi Feng.

Aunque su presencia era débil, todavía podía sentir que Mu Ru Yue estaba vivo…

Eso fue suficiente.

No importa dónde estuviera, incluso si él tuviera que recorrer cada centímetro del mundo, la encontraría. Y cuando lo hiciera, no permitiría que nadie la lastimara en lo más mínimo…

Región Central.

Un joven vestido con túnicas plateadas estaba parado en una montaña sin nombre. Sus labios se curvaron en su hermoso rostro. No tenía un aspecto tan encantador como el de Ye Wu Chen, sin embargo, su aura laxa y noble, así como sus cejas levantadas en una sonrisa, eran idénticas a las de este último.

“¡Diez años! Han pasado diez años desde que desperté. Si se contara con base al paso del tiempo aquí, deberían ser aproximadamente mil años. Si la tía no me hubiera rescatado, probablemente estaría sellado en ese lugar para siempre. Tía ya había dejado este lugar hace diez años para buscar a alguien. También debería irme ahora…

El joven tenía una leve sonrisa, su cabello negro como la tinta ondeaba con el viento. Levantó su dedo para frotar su mandíbula con una sonrisa que resultó ser conmovedora…

Levantó su mirada hacia las nubes cercanas, con una expresión pensativa en sus ojos.

“Muy pronto… los encontraré muy pronto.”

Varios años de sellado habían hecho que su cultivo fuera anormalmente lento, en la medida en que le era difícil mover su energía. Después de despertar, le tomó un par de años recuperar su fuerza.

Sin embargo, fue capaz de hacer una gran mejora estos años…

El joven se echó a reír. Cuando sonreía, sus cejas se veían realmente bonitas. No fue suficiente para llamarlo magnífico, sin embargo.

‘Madre, no dejaré que nadie nos haga daño esta vez…’

Solo por pensar que en poco tiempo podría reunirse con su familia, el joven no pudo evitar animarse. El júbilo y la emoción llenaron su corazón… Realmente quería tener un par de alas para volar a su lado.

Nadie vio al joven de pie en la cima de la montaña.

De lo contrario, quedarían cautivados por su perezosa sonrisa. Un joven tan guapo era raro incluso en la Región Central…

♡♡♡♡♡♡♡

En este momento en un pabellón, las pestañas de Mu Ru Yue se movieron antes de que sus ojos se abrieron gradualmente. En ese instante, un rostro encantador apareció frente a ella.

Sus rostros estaban muy cerca, por lo que hizo su rostro tuviera una expresión sombría.

Ella apretó los dientes cuando le preguntó: “Feng Jing Tian, ​​¿por qué estás aquí?”

Feng Jing Tian miró a Mu Ru Yue, un poco ofendido. “¡Eres una mujer despiadada! ¿Te atreves a preguntarme eso? ¿Tu hombre no te trató tan mal que te obligó a saltar de un acantilado? Si no fuera por mí encontrándote por casualidad, probablemente ya te habrían comido algunas bestias mágicas en el fondo de ese acantilado. Te he salvado la vida, pero no te preocupes, mi recompensa no debe ser muy alta. Solo dedica el resto de tu vida a amarme”