EAA — Capítulo 265

0

Capítulo 265: Crisis por Doquier (5)


«Hermano mayor Wu Chen». Nangong Zi Feng no pareció ver las llamas de ira que emitían sus ojos mientras caminaba lentamente hacia él. Con los ojos llenos de diversos sentimientos, continuó: «Si te casas conmigo, te prometo que no te engañaré. Soy mejor que esa despreciable Mu Ru Yue. Ella ha tenido sentimientos muy volubles por ti y no tiene derecho a casarse contigo… No me importa si tienes relaciones sexuales con otras mujeres u hombres. Te daré la dignidad de un hombre y te permitiré obtener tus merecidos postres. Mu Ru Yue siempre te ha prohibido tener otras esposas porque no te ama… Si una persona realmente ama a otra, aceptará cualquier cosa que haga su pareja, incluso si eso la decepciona. Es por eso que también estaré dispuesta a compartir a mi esposo con otras chicas.»

En realidad, no era que a Nangong Zi Feng no le importara, solo que ella entendía la clase de mujer que necesitaba un hombre.

Como hombre, ¿cómo podría no tener una aventura? A los hombres les encanta tener un cambio después de haber probado a una mujer con la suficiente frecuencia. Era común entre todos los hombres que amaran a una mujer amable y diligente que se quedara y atendiera bien su hogar. Era solo que la posesiva Mu Ru Yue se aferró con egoísmo al hermano mayor Wu Chen.

Si no fuera por ella, ¿por qué estaría sola en su vida anterior?

Por lo tanto, su odio por Mu Ru Yue no se desvaneció después de tantos años.

¡Boom!

Ye Wu Chen levantó su mano y un rayo negro de luz salió disparado desde su manga y atravesó el pecho de Nangong Zi Feng.

¡Puuff!

Múltiples rafagas de viento golpearon su cuerpo, dejandola sin ninguna posibilidad de contraatacar.

¡Tchw!

Nangong Zi Feng escupió un bocado de sangre cuando su cuerpo fue enviado hacia atrás. Ella miró asombrada a Ye Wu Chen. El dolor en su corazón la hizo arañar el suelo con rabía.

«Yo, Ye Wu Chen, solo perteneceré a Mu Ru Yue en esta vida y por la eternidad.»

No era que Mu Ru Yue fuera su mujer, sino que él era su hombre.

El tono de su voz fue suficiente para expresar la posición de Mu Ru Yue en su corazón.

Estaba dispuesto a abandonar el mundo y todo lo demás. Lo único que no podía abandonar era esa mujer. Incluso había querido deshacerse de su poder para protegerla. ¿Qué más se podría decir sobre sus sentimientos por ella?

Incluso si ella pudiera ser cambiada por todo lo existente en este mundo, él no lo aceptaría. Había innumerables mujeres en el mundo, pero solo estaba dispuesto a tener una durante toda su vida y por toda la eternidad.

«¿¡Dónde está Mu’er!?» El rostro de Ye Wu Chen se volvió sombrío. El patrón del diablo en su rostro lo hacía parecer cada vez más demoníaco con el pasar de los segundos. Sus ojos violetas, llenos de un frío destello centraron su atención en Nangong Zi Feng mientras gritaba con intención asesina, «¡No hagas que este Príncipe pregunte lo mismo otra vez!»

El corazón de Nangong Zi Feng dolía.

El hombre del que estaba tan profundamente enamorada la trataba de esa manera, y todo por otra chica…

«¡Jajaja!»

De repente, ella levantó la cabeza y rió con locura; sin embargo, también había cierta tristeza en su risa. “Ye Wu Chen, ella está muerta. Ella murió bajo mis llamas fantasma. ¡Jajaja! ¿Y qué si estás profundamente enamorado de ella? Murió, y desapareció de este mundo. ¡Nunca podrás volver a estar con ella!”

‘Como él no cree que se fugó con alguien, le haré pensar que ella murió’

Incluso si fuera con odio, este hombre recordaría a Nangong Zi Feng durante toda su vida…*

Ye Wu Chen no dijo nada. Sus ojos morados eran terriblemente sombríos en esta noche oscura. Su cuerpo estalló con un aura dominante, y su intención asesina se extendió, haciendo que Nangong Zi Feng sintiera que su vida no estaba en sus manos.


  • Sip, existen mujeres así (?)