EAA — Capítulo 26

0

Capítulo 26: Empezando a Fabricar Medicina


De noche.

La luz de la luna era como el agua, aumentando tranquilamente.

En una de las habitaciones del oeste de la Mansión Mu, Mu Ru Yue estaba tan agotada que jadeaba continuamente, empapada de sudor. Se secó el sudor de la frente, pero cuando miró la mesa llena de plantas medicinales, sonrió con satisfacción.

En unas pocas horas, finalmente había elevado las edades de todas las plantas medicinales. Pero dado que el método para cultivar medicinas consumía demasiada energía, con su poder actual, a lo sumo sólo podía elevar las plantas medicinales de 50 años a 100 años. Ella no tenía energía de sobra después.

“Venderé 50 de estas plantas medicinales de 100 años y usaré el resto para fabricar píldoras.”

Al decir eso, ya había sacado el horno de píldoras que había comprado en el mercado hoy.

En este momento, ella estaba planeando fabricar la píldora del Retorno de Primavera en Etapa Humana, aunque esta era de bajo grado. Era el tipo más común de píldora.

¡Silbido!

Con un movimiento de su dedo, un fuego se encendió sobre la punta de su dedo. Con una suave ola, el fuego se dirigió hacia el horno de píldoras, activandolo.

Cuando la luz ardiente del fuego brilló en el blanco rostro de Mu Ru Yue, ella tenía una apariencia que podría voltear un país a pesar de su corta edad. Su apariencia definitivamente supera la de Mu Ting Er. De hecho, no era inferior en ningún aspecto.

Esta fue la primera vez que Mu Ru Yue fabricó píldoras, así que después de un corto momento, su llama se atenuó, y la planta medicinal de 100 años de edad dentro del horno de píldoras se desperdició…

“¿Ha fallado? ¡Lo intentaré de nuevo!”

Mu Ru Yue se burló de sus recuerdos, no sabía lo que significaba rendirse.

¡Silbido!

Se encendió el fuego nuevamente, creando una candente atmósfera alrededor del horno de píldoras.

No obstante, al ya haber experimentado el fracaso, su control había mejorado…

Durante la noche, Mu Ru Yue falló numerosas veces. Había un montón de cenizas de plantas medicinales de 100 años a su lado. Cuando Yan Jin fue testigo de eso, sintió un repentino dolor en el corazón.

‘¡Un fracaso! ¡Esta chica es un fracaso!’

‘Esas eran plantas medicinales de 100 años y no eran malas hierbas. ¿No sintió ningún dolor por desperdiciar un montón de ellas? ¿No sería mejor para mí haberlas comido y convertirlos a todas en poder?’

Cuando salió el sol, Mu Ru Yue finalmente fabricó la píldora Retorno de Primavera.

Cuando miró la píldora en su mano, frunció el ceño con insatisfacción. “De hecho, utilicé toda una noche para fabricar una píldora de bajo grado en Etapa Humano. Parece que necesito tener una mejor comprensión de la técnica de fabricación de píldoras.”

Si alguien escuchara esas palabras, realmente querrían estrangular a Mu Ru Yue hasta la muerte.

Usó solo una noche para fabricar una píldora de bajo grado en Etapa Humano sin ningún tipo de tutela. Si este fuera el caso, ¿cómo podría alguien bajo la tutela de un maestro tener algo de cara? Después de todo, tardaban un aproximado de tres días para hacer una píldora.

Incluso el alquimista más destacado de todo el continente necesitaría dos días para su primera fabricación de píldoras.

Por supuesto, la velocidad de fabricación rápida de Mu Ru Yue estaba relacionada con su perversa fuerza mental y las muchas plantas medicinales de 100 años que había desperdiciado. Todos sabían que cuanto más madura era la planta medicinal, más fácil era para los alquimistas fabricar sus píldoras y medicamentos.

“Niña.” Yan Jin bostezo. Abrió los ojos atontado. “¿Ya es de día?”

“Yan Jin, iré a la farmacia.”

Mu Ru Yue agarró con fuerza la píldora Retorno de Primavera en su mano. Con claros destellos en sus ojos, pensó que cuando fuera a la tienda con solo una planta de 100 años, no importaría. Pero esta vez no debe permitir que nadie la reconozca.

Ella había experimentado un proverbio en su vida pasada que era: ‘Los ignorantes no son culpables, pero atesorar un anillo de jade se convierte en un crimen’. Que en esencia, significa que poseer un tesoro era algo en extremo peligroso.

En las bulliciosas calles de la ciudad, los vendedores ambulantes gritaban mientras los caballos galopaban, formando una ruidosa escena.

Actualmente, en las calles de la ciudad había una niña frágil. Llevaba una capa y entró en una tienda de medicina popular. Ella silenciosamente arrojó una bolsa frente al comerciante.

El comerciante frunció el ceño cuando abrió la bolsa. Al ver el contenido de la bolsa, sin embargo, ya no estaba tranquilo.

“Estas… ¿no son estas plantas medicinales de 100 años de edad? También parece haber un par de tallos aquí.”

A pesar de que las plantas medicinales de 100 años no eran tan raras como las plantas medicinales de 1,000 años de antigüedad, todavía eran caras. Además, había 50 tallos de plantas medicinales de 100 años allí. El comerciante, que tenía mucha experiencia, todavía estaba conmocionado por una transacción comercial a tan gran escala.

“Señora, ¿está segura de que quiere vender todas estas plantas medicinales de 100 años de antigüedad?” El comerciante se tragó violentamente la saliva mientras observa con sorpresa y curiosidad a Mu Ru Yue.

Esto se debió a la prenda que cubría su apariencia. Por su voz, el comerciante podía diferenciar que la persona misteriosa que tenía delante era una niña. Por supuesto, para poder vender tantas plantas medicinales, ella definitivamente no sería una plebeya común.

Pero lo que le dió curiosidad al comerciante fue: ¿cómo había obtenido 50 tallos de plantas medicinales de 100 años de antigüedad?.

“Sí”. Mu Ru Yue asintió. Con una mirada tranquila, continuó, “Excluyendo eso, también quiero vender una píldora de Retorno de Primavera.”

“¿Retorno de Primavera?”

El comerciante estaba aturdido. A pesar de que la píldora Retorno de Primavera era de bajo grado en Etapa Humano, en este continente, los alquimistas eran muy respetados. Incluso si ella fuera a vender tal artículo, él naturalmente no la miraría con desprecio.

“Señora, por los 50 tallos de plantas medicinales, te daré 100 monedas de oro por cada uno de ellos. En cuanto a la píldora Retorno de Primavera, tendré que buscar un Alquimista del Salón Retorno de Primavera para calcular el precio de esa píldora al analizar su calidad. Si la Señorita confía en nuestro Salón Retorno de Primavera, puede colocar temporalmente la píldora de Retorno de Primavera con nosotros y volver mañana para recoger su dinero.”

Mu Ru Yue miró silenciosamente al comerciante. Después de reflexionar durante un largo momento, dijo: “El Salón Retorno de Primavera tiene una buena reputación. Naturalmente, confiaré en eso. Y como ese es el caso, regresaré mañana.”

“Doy gracias a la Señorita.”

El comerciante dejó escapar un suspiro antes de instruir a su subordinado para que trajera las monedas de oro. Él personalmente se los entregó a Mu Ru Yue. Después de recibir las monedas de oro, Mu Ru Yue no se quedó y salió de la tienda…

“Plantas medicinales de 100 años de edad. ¡Jeje! No esperaba obtener tantas plantas medicinales de 100 años de una sola vez.” El comerciante se rió entre dientes y casualmente tomó un tallo de medicina. En ese momento, su sonrisa se puso rígida mientras la miraba. Era como si estuviera mirando a un fantasma mientras el asombro aparecía en su rostro.

No podía creer lo que estaba viendo. Comprobó apresuradamente los otros tallos de plantas medicinales. Aunque no era obvio, en el fondo de cada tallo de estas plantas medicinales había un pequeño símbolo verde con forma de espada.

“Esto… ¿no es esta la medicina de nuestro Salón Retorno de Primavera? Definitivamente conozco todas las plantas medicinales en el Salón Retorno de Primavera. No creo que haya muchas plantas medicinales de 100 años, ni rastros de robo. ¿Cómo pueden aparecer en sus manos? Así es, recuerdo que había una niña que había comprado 100 tallos de plantas medicinales de 50 años. Esas plantas medicinales fueron personalmente seleccionadas por mí mismo, así que lo recuerdo claramente. Pero, ¿cómo esas plantas medicinales de 50 años se convirtieron en plantas medicinales de 100 años?”

‘Así es, estas eran realmente las plantas medicinales que había vendido, pero ¿qué ocurrió?’

“No, esto no servirá. Debo solicitar una reunión con el Gran Maestro Wu Yu, ya que es imposible.”

¿Cómo podría el comerciante no sorprenderse con las plantas medicinales de 50 años que se transforman en plantas medicinales de 100 años después de unos pocos días? Pensó: “Este asunto debe ser informado al Gran Maestro Wu Yu.”