EAA — Capítulo 244

0

Capítulo 244: Futuro Impredecible (3)


Mu Ru Yue sonrió levemente y abrió la palma. Había una píldora verde emitiendo una intensa fuerza vital dentro de ella. Ella levantó la cabeza para mirar a Mu Rong Tian. «Que consuma esta píldora.»

Todavía no estaba claro si esta píldora podría salvar la vida de su hijo, ya estaba al final de su ingenio.

Mu Rong Tian tomó la píldora y caminó rápidamente hacia Mu Rong Qing Chu.

Los ojos de todos siguieron sus acciones. No sabían si una niña tan joven realmente podría crear una píldora en el rango máximo de la Etapa Tierra para tratar el cuerpo del Joven Maestro.

Después de todo, incluso los alquimistas de la Región Central no tenían idea de cómo tratarlo.

Mu Rong Qing Chu sonrió y miró con calma la mano de Mu Rong Tian. Tomó la píldora y se la colocó en la boca. En un instante, un líquido frío fluyó desde su garganta hasta su estómago.

Mu Rong Tian estaba nervioso mientras miraba sin pestañear los cambios en el cuerpo de Mu Rong Qing Chu.

Mu Rong Qing Chu levantó poco a poco su mirada. Su rostro, antes pálido, gradualmente se volvió rosado. Como si Mu Rong Tian sintiera estos cambios él mismo, se sintió jubiloso.

«Qing Chu, tu cuerpo…»

Mu Rong Qing Chu sonrió, como de costumbre. “Puedo sentir que mi fuerza vital se fortalece lentamente. Aunque la velocidad es bastante lenta, ya no disminuye como antes.»

El hombre seguía tan tranquilo y sereno como antes, incluso cuando su cuerpo finalmente se recuperó. Ni siquiera hubo cambios en su rostro celestial.

«¡Eso es genial! ¡Eso es genial!” El corazón de Mu Rong Tian se conmovió tanto que lloró mientras repetía esas palabras.

La mirada de Mu Ru Yue estaba en este par de padre e hijo Mu Rong. No se sabía por qué, pero tenía la sensación de que la relación entre estos dos no era solo la de un padre y un hijo. Parecía haber algún secreto detrás de esto…

Cuando esos arrogantes alquimistas vieron tal espectáculo, se quedaron boquiabiertos. ¿Quién hubiera pensado que ella realmente tenía la capacidad de tratar al Joven Maestro? Su condición parecía imposible de tratar incluso para aquellos alquimistas de la Región Central.

«¡Realmente tuvo éxito!» La voz de Ye Qiu temblaba. Inicialmente quería escapar de este lugar, pero decidió quedarse y observar la expresión de Mu Ru Yue cuando fallara. En cambio, fue él quien hizo el ridículo al final.

¿Por qué ese viejo Wu Yu pudo ganar un discípulo tan monstruoso?

Los celos de Ye Qiu abrumaron su ira. Había discutido con ese viejo la mayor parte de su vida. Al final, se quedó con un estado tan lamentable debido a la única discípula de este último.

Se puso triste mientras reflexionaba sobre esto. No sabía cómo tratarían estas personas con él desde ahora. Si supiera que esto iba a suceder, debería haber aprovechado la oportunidad para escaparse de la Secta de Medicina.

Mu Ru Yue, de hecho, no planeaba dejar a Ye Qiu.

Ella no había tratado con él antes porque había estado trabajando en la fabricación de la píldora durante los últimos días. Por lo tanto, para evitar que aproveche la oportunidad de escabullirse, ella ya había hecho que Ye Wu Chen observara cada movimiento de ese viejo.

Si ese viejo solo creaba problemas como de costumbre, ella podría ignorarlo. Sin embargo, eso no significaba que ella pudiera olvidar: si no fuera por él, ¿cómo sería empujado Wu Chen hasta el punto en que casi paralizaría sus propios poderes?

¡Definitivamente no permitiría que tal incidente ocurriera otra vez!

«Señorita Mu». Mu Rong Qing Chu vio que Mu Ru Yue se había dado la vuelta para irse, por lo que se levantó lentamente para seguirla. Una vez que ambos salieron de la habitación, él llamó para detener sus pasos.

Mu Ru Yue se detuvo cuando preguntó sin mirar atrás, «¿Qué pasa?»

«Te prometí hace cinco días que echaría un vistazo a tu futuro». Los labios de Mu Rong Qing Chu se curvaron en una sonrisa. Su hermoso rostro era tan sobresaliente bajo la luz del sol. «Pero lo que vi estaba completamente en blanco.»