EAA — Capítulo 238

0

Capítulo 238: Puedo Tratar esa Enfermedad (2)


La multitud no pudo entender lo que sucedió mientras fijaban sus miradas entre el Mayor Dan y Mu Ru Yue. ¿Podría ser que la Familia Xiao ofendió al Mayor en el pasado, resultando en que él retirara su proposición anterior?

Solo Mu Rong Tian entendió lo que el Mayor Dan quiso decir…

Habría sido una terrible broma. Como la hermana junior Yu’er también era discípula del Mayor Dan, él era mayor que Mu Ru Yue por dos generaciones; ¿Cómo la tomaría como su discípula? Con tal antigüedad, Mu Ru Yue era equivalente a su nieta.

¿Cómo podrían madre e hija estar bajo el mismo maestro?

Además, Mu Rong Tian sabía cuán parcial era el Mayor Dan con su hermana junior Yu’er. Si la misma Yu’er estaba dispuesta, entonces se habría convertido en la jefa de la Secta de Medicina. ¿Cómo, entonces, habría tenido él una oportunidad? Aunque el Mayor Dan aparentemente se había enfadado con Yu’er por abandonar la Secta Medicina, estos últimos años, a menudo había atrapado al anciano en ciertas zonas, mirando la antigua habitación de su hermana junior.

Esta niña frente a él, sin embargo, era nada menos que la hija de su hermana junior, incluso tenía un talento asombroso. ¿Cómo podría la mayor Dan no cuidarla?

«Cierto… Rong’er, ¿qué pasó aquí?» Mayor Dan cambió su mirada hacia Mu Rong Tian.

El corazón de Mu Rong Tian saltó. Sabía que las cosas no podían retrasarse más.

«Maestro, en realidad no estoy muy seguro. Cuando llegué, vi al hombre de la sobrina Yue’er peleando con Ye Qiu. Necesitaré escuchar lo que pasó de ellos.”

Como era el mayor de la hermana junior Yu’er, debería llamar a su hija como sobrina.

Pero todavía le había sorprendido que la hermana junior tuviera una hija tan talentosa, porque Xiao Tian Yu y Yu’er no tenían ningún talento en alquimia.

No obstante, su hija causó un gran impacto con ese talento tan monstruoso.

Al ver al Mayor Dan recorrer el lugar con su mirada, uno de los discípulos de la Secta de Medicina no trató de continuar ocultando lo sucedido y le contó todo. «El asunto comenzó así… El Gran Maestro Ye Qiu y su discípulo Fu Lin vinieron a buscar a la señorita Ru Yue. Él dijo que vino aquí en nombre del Gran Maestro Wu Yu, para que Fu Lin le enseñara. Este hombre, sin embargo, no permitió que el Gran Maestro Ye Qiu entrara en la habitación. El Gran Maestro Ye Qiu se proclamó un Superior de la señorita Ru Yue y dijo que ella debería salir a saludarlo; poco después, empezaron a pelear»

¿Quería que Fu Lin le enseñara a Mu Ru Yue?

Fu Lin era solo un alquimista de rango alto de la Etapa Tierra. ¿Cómo podría él enseñar a alguien en el rango máximo de la Etapa Tierra? ¿Se había convertido el mundo en una retorcida fantasía, o alguien definitivamente se había vuelto loco?

Esto fue como un niño diciéndole a un maestro alquimista ‘Oye, déjame enseñarte una lección de alquimia’.

«¿Superior? ¿Cómo puede ese bastardo ser un Superior de mi discípula? ”Wu Yu estaba enojado mientras lanza dagas imaginarias con la mirada al moribundo Ye Qiu. «Si no he adivinado mal, mi discípula se enfrentaba a un gran avance en la alquimia. Cuando un alquimista está refinando píldoras regulares, generalmente no hay necesidad de preocuparse por interrupciones; pero si se trata de un avance, entonces no deben ser perturbados en lo más mínimo. De lo contrario, su poder mental no podría soportar la interrupción. Si no fuera por ese mocoso Ye Wu Chen intentando bloquearlos, entonces mi discípula se habría convertido en una lisiada. ¿Qué tipo de motivo tenía él para tratar de molestar a mi discípula? ¿Cómo puede un lamentable Earth Stage High Rank tener la capacidad de ser tutor de mi discípula?

Ye Qiu llevaba una armadura suave bañada en oro que había bloqueado una parte del poder del último ataque. En este momento, aunque estaba moribundo y aturdido, aún no había muerto y estaba recuperando lentamente su conciencia.

Cuando escuchó la conversación a su alrededor, realmente quería perder el conocimiento otra vez.

«Esa niña era alguien en el rango máximo de la Etapa Tierra? ¿Cómo fue que Wu Yu tuvo la suerte de reclutar a un discípulo tan destacado? Qué broma tan patética que él en realidad la había tratado como una basura cualquiera.”